x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

26
Sep
2020
Como unos zorros PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

De esa manera están dejando estos gobernantes del PSOE y Podemos a la Justicia española. Es una muestra de la manipulación a la que se le está sometiendo por parte de esta cúpula de personalidades desleales con el fiel de la balanza y con nuestra Monarquía.

Ha dado muestras de manera muy continuada el Vicepresidente Pablo Iglesias que su tendencia como representante de Podemos es tender hacia una nueva República, allá cuando se pueda, es una cuestión de tiempo. Sus críticas a la figura del Rey de España no las ha escondido nunca, ha dejado de manifiesto que se trata de reminiscencias de épocas franquistas que hay que ir dejando al margen de la nueva política.

El Presidente Pedro Sánchez ha puesto al mando de la Fiscalía General de Estado a Dolores Delgado, una exministra de su anterior gabinete, con la intención de controlar cualquier ataque que se pueda producir en la actualidad y durante su mandato en esta legislatura contra el Gobierno. Sin ir más lejos se ha encargado de paralizar cualquier recurso contrario al Gobierno sobre la mala gestión realizada en este periodo del COVID-19, dejando claro, por su parte, que no encontraba motivo para levantar investigación alguna.

Con motivo de la entrega de despachos de la nueva promoción de nuevos jueces que se ha celebrado en Barcelona, se ha sabido que ha sido el propio Gobierno quien le ha negado al Rey su presencia, alegando razones de seguridad. En círculos cercanos a la oposición se ha dicho de manera clara que las verdaderas razones están en contentar a sus socios nacionalistas catalanes que no querían ver a D. Felipe en dicho acto. No obstante el Presidente del Consejo General del Poder Judicial ha expresado su malestar por la no presencia del Rey en el acto solemne. Por otra parte Juan José González Rivas, Presidente del Tribunal Constitucional, se ha ausentado alegando razones de agenda, excusa muy corriente hoy en día cuando se quiere desacreditar determinado evento de carácter profesional.

Pero al hilo de todo esto y, amparado en su puesto de gobernante, el comunista Alberto Garzón, un desacreditado Ministro de Consumo ha acusado gravemente al Rey por hacer éste públicas unas manifestaciones, en las cuales ha dicho que le hubiera gustado asistir a la entrega de despachos. La acusación ha sido textualmente llamarle “marioneta contra el Gobierno”.

Se intuye una marejada de fondo dentro de las entrañas de la carrera judicial, contraria, sin duda alguna, a estas maniobras de desprestigio contra la figura del Rey; también por tratar de amordazar la libertad de expresión a todos los principales representantes de los distintos estamentos que conforman las instituciones de la Justicia española.

Por otra parte este aspecto de devaluación de la Justicia se viene apreciando también en otras estancias de primer orden del organigrama político y social del Estado. La aparición de una política de escasa calidad resolutiva a todos los niveles está conmocionando a la sociedad española, harta ya de ese progresismo dedicado a destruir los cimientos conseguidos en la Constitución Española de 1978.

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas