x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

06
Jul
2020
Inquisición PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

Echenique Robba y Podemos esgrimen en la actualidad una agresividad punzante con la prensa que se le resiste, que no atiende los mandobles hirientes de sus puntiagudas espadas. Ellos pretenden que la información en la actualidad en España se canalice con mascarilla, con esa aturdida, somnolienta y dopante fuente de expresión que adormece al tendido, a la generalidad de españoles que despiertan del trance cansino y viral en el cual hemos sido adormecidos por un Gobierno incapaz de atender debidamente a sus ciudadanos.

Echenique Robba despertó tempranamente del hechizo narcotizante de Sanchez e, impregnado todavía por esa atmósfera densa, quiso ver como D.Quijote, a la ultraderecha gesticular, en lugar de los molinos de viento, que maquinaban su deriva en torno al viento que agilizaba sus aspas. Son los delirios de un tramposo que basa sus críticas en sentimientos retorcidos, ácidas conclusiones y llamaradas fétidas que tratan de desmembrar a quien ose criticar a Podemos o cualquiera de sus figurones caudillos.

El ritmo frenético que pretende amordazar razones se quiere imponer ante la coherencia de periodistas que se dejan llevar por su análisis mesurado y por los acontecimientos racionales que fluyen en nuestro día a día. De esta manera se intenta desactivar la auténtica libertad de expresión, la que debe prevalecer ante la insensatez de quienes tienen intención de esconder la verdad; es un duelo en el que se cruzan espadas de muy diferente origen, unas apoyadas en el brillo de la verdad y otras en la penumbra del ocultamiento y la mentira.

Vicente Vallés ha sido la última víctima de la puntiaguda lengua de víbora de Echenique Robba, un político que se escuda en su frágil silueta de persona enfermiza para envalentonarse contra todo aquel que levante su espada en favor de la verdad, que se bata en noble acero de su arma intelectual y que ponga en un brete al podemizado Gobierno que discurre por derivas caribeñas de extremistas ideologías. Anteriormente han sido otros los que fueron retados por esa misma arma, gentes del calibre de Carlos Herrera, Perez Reverte, Antonio Maestre o Alejandro Entrambasaguas.

Echenique Robba es maestro en la utilización de la navaja, es su arma de filo favorita, la maneja con destreza en arte en la traición al pueblo español. Se trata del “policía malo” del Gobierno, en quien se escuda el Vicepresidente Pablo Iglesias y su Presidente Pedro Sanchez para desenvainar e ir a degüello contra quien se tercie, es igual, porque él es el acomplejado ganador del duelo siempre en los salones gubernamentales.

Los políticos de extrema izquierda dominan los platós y debates del periodismo, dictan guiones y manipulan el devenir de la mayoría de los canales informativos de televisión y prensa en general. Tan solo los que están ajenos de esa censura son los que consiguen expresar ideas limpias del mangoneo podemita, los que son capaces de matizar las informaciones con un análisis lógico y coherente. Pero eso es lo que descoloca y desquicia al dictatorial Echenique Robba, que, amparado en el poder que le otorga su estatus político, suelta su veneno una y otra vez tratando de capar e inutilizar al periodista autor de la información. ¿Qué es inquisición? la inquisición eres tu Echenique Robba con tu guadaña.

 

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas