x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
May
2019
Los Ojos del Águila PDF Imprimir E-mail
Punto D Vista - Otra mirada
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Jesús Hernández Gallardo

Para la política ya no busco el encanto, el impacto que satisfaga por completo mis deseos, porque la vida evoluciona y ha dado un golpe de timón que no es el más cercano a mi realidad favorita. Ahora busco tan solo el agrado, encontrar ese toque de piedra que aleje lo más posible todo ese progresismo abrumador que me distorsiona la mente y me desengaña. Hemos pasado en poco tiempo a vivir, bajo mi punto de vista, en una locura mundana poco deseable para que satisfaga mis apetencias. La vida no es cuestión de apetencias, sino de consenso y adaptación a las inquietudes colectivas, por ello me doblego a las mayorías. En estas Elecciones Generales ganó el progresismo, que es ajeno a mis interpretaciones, pero asumo sin discusión, aunque apelo al partido que ganó mi voto a que me agrade, a que varíe su estrategia, su manera de proceder en este campo minado en que se ha convertido mi sociedad, con la que me ha tocado inmiscuirme. Para ello busco seguridad, reacción a todo este galimatías en que se ha convertido el ámbito de la derecha, toda esa derivación mal avenida que responde una a otra con mala cara, detestándose y buscando las hemorragias de voluntades de sus miembros.

Yo no entiendo mucho de sociologías ni de tendencias, de trasiegos de voluntades ni de crestas de votantes; tan solo busco mi estabilidad, un partido que se adapte a mis apetencias de vida, donde prime la legalidad sin vericuetos ni estrategias manchadas. Hablo de un mundo sin okupas a la fuerza y con la aquiescencia de los políticos, sin delincuencia que me aniquile mis intereses, sin robos que me hagan temer por el día a día, sin estafas en el mundo económico que me hagan palidecer a la hora de alojar en lugar seguro mis ahorros. Creo que no es mucho pedir, tan solo lo justo, lo que buscamos una mayoría de españoles que vemos tambalear nuestro horizonte, que intuimos agresiones inminentes, que nos hagan agazapar nuestra existencia.

Puede que exprese un panorama poco halagüeño, ajeno a muchas voluntades, pero me remito a las realidades que ven e intuyen mis sentidos. El mundo ha de ser libre, ha de permitir que la persona tenga un margen de actuación y que la frontera esté justo donde comienza la privacidad del vecino, que tiene los mismos derechos y exige que así sea igualmente. Por lo tanto que los políticos asuman su parte de responsabilidad en este mundo, que tomen al toro por los cuernos y reinventen otra sociedad ajustándola a solventar el clima de desasosiego que percibimos muchos ciudadanos, los que nos entendemos mejor con partidos más pragmáticos y sólidos en la interpretación de los tiempos.

Como ciudadano, a la hora de alojar mi voto, he dudado con la papeleta, pero me he mantenido fiel a mis siglas, las que se han apropiado de mi voluntad; ahora ya quito el freno y amplío mi panorama elegible, tengo toda una eternidad, una legislatura para aterrizar como el águila, donde mi razón me aloje y mi sensibilidad estime. Allí estaré.

 

Jesús Hernández Gallardo

Funcionario del Estado

Torrejón de Ardoz

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

ChoniEncuesta

A Todo Color



































Noticias Relacionadas