x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

03
Ago
2021
El paro baja en casi doscientas mil personas durante el mes de julio PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSegún el Gobierno, sólo quedan algo más de 300.000 personas en ERTE

El paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 197.841 personas durante el mes de julio respecto al mes anterior, un -5,47% en términos relativos. Es la mayor caída en cualquier mes de la serie histórica y supera las de los meses de mayo y junio que también cerraron con caídas récord. En términos desestacionalizados, el paro registrado baja en 191.756 personas. En los últimos cinco meses, el paro registrado ha disminuido en 592.291personas. En términos interanuales el paro ha descendido en 356.536 personas (-9,45%).

La bajada es generalizada en todos los sectores económicos. El paro registrado en Servicios desciende en 133.658 personas (-5,29%); en el colectivo Sin Empleo Anterior cae en 31.991 personas (-9,46%); en Industria baja en 13.158 personas (-4,60%); en Construcción registra en 10.154 personas menos (-3,62%) y en Agricultura se reduce en -8.880 personas (-4,82%). El nivel de paro registrado en la Industria es inferior al del inicio de la pandemia.

En términos absolutos, el paro registrado en el mes de julio desciende más entre las mujeres, con 104.891 desempleadas menos (-4,94%) respecto al mes anterior. El total de mujeres en desempleo es de 2.017.719. El desempleo masculino se sitúa en 1.398.779 al bajar en 92.950 hombres (-6,23%). El desempleo entre los jóvenes menores de 25 años desciende en julio en 36.926 personas (-12,34%) respecto al mes anterior. También se reduce el paro en el colectivo de 25 y más años, en 160.915 personas (-4,85%). En los últimos cinco meses, el paro registrado entre los menores de 25 años se ha reducido en 103.992 personas.

El paro registrado baja en todas las Comunidades Autónomas. En términos absolutos, las mayores caídas corresponden a Andalucía (-69.159 personas), Cataluña (-37.548 personas) y Canarias (-20.374). Seis comunidades autónomas y la ciudad autónoma de Melilla cuentan con menos paro registrado que al inicio de la crisis sanitaria.

El número de contratos registrados durante el mes de julio ha sido de 1.838.250. De este total, 165.500 contratos son de carácter indefinido, lo que supone el 9% de todos los contratos. Los contratos indefinidos del mes de julio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 101.178 a tiempo completo, que se han incrementado un 21,77% respecto a julio de 2020, y 64.322 a tiempo parcial, que se han incrementado en un 10, 87% respecto al año anterior.

En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzan entre enero y julio de 2021, un total de 699.481 un 28,17% más que en igual periodo del año 2020. El resto de contratos, hasta completar el total de 1.838.250, son 13.880 de carácter formativo y 1.658.870 otro tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo destacan los Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) con el 28,96% seguidos por los de Obra o Servicio Determinado (de jornada a tiempo completo) con el 23,33% del total de todos los contratos.

Las personas beneficiarias existentes a final del mes fueron 1.957.244 con una disminución respecto al mismo mes del año anterior del 50,8%. Los gastos totales de junio de 2021 ascendieron a 2.064,9 millones de euros, lo que supone un 50,7% menos que el mismo mes del año anterior. El gasto medio mensual por persona beneficiaria, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de junio de 2021 ha sido de 1.082,1€, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 16 € (1,5%). El gasto total en prestaciones ERTE en el mes de junio ascienden a 427 millones de euros.

El número de afiliados a la Seguridad Social en términos desestacionalizados se situó en 19.400.964 personas en julio, la cifra más alta de ocupados desde febrero de 2020, mes previo al inicio de la crisis sanitaria por la COVID 19. En julio, la afiliación se incrementó en 133.049 respecto al mes anterior (un 0,69% más).

Descontando la estacionalidad y el efecto calendario, se han registrado aumentos en casi todas las ramas de actividad, con especial intensidad en Servicios (130.096). Industria sumó 5.081 personas ocupadas y Construcción, 4.520. La rama de la Industria no ha parado de crecer desde junio de 2020, mientras que la Construcción, lo hace desde febrero y Servicios, desde abril. La única que pierde afiliados es Agricultura, con 4.264 trabajadores menos. Por su parte, el número de asalariados aumentó en 126.178 trabajadores y en 10.560, los no asalariados, colectivo que crece por décimo mes consecutivo.

En términos medios y sin ajuste estacional, la Seguridad Social rozó los 19,6 millones de afiliados de media en julio (19.591.728), el nivel de afiliación más alto de la serie. Julio cierra con 91.451 cotizantes más respecto a la media de junio, un 0,47% más. Respecto al Régimen General, la afiliación media aumentó en 87.124 trabajadores (0,54%) intermensual y superó los 16,2 millones de ocupados (16.201.226). Este régimen, sin los sistemas especiales, sumó 141.401 afiliados mientras que el Sistema Especial Agrario restó 52.280, y el del Hogar, 1.998.

Por sectores, entre los que sumaron más personas ocupadas, destacan Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (6,08%), Hostelería (5,69%), Actividades de los Hogares como Empleadores de Personal Doméstico (5,25%) y Suministro de Agua, Actividades de Saneamiento, Gestión de Residuos y Descontaminación (4,02%). Desciende la afiliación en Educación (-10,96%) por el fin del curso académico.

El Régimen de Autónomos, por su parte, alcanzó los 3.322.961 afiliados medios en julio, 1.978 más que el mes anterior (un 0,06% más). El Régimen del Mar contabilizó 66.467 ocupados, 2.348 más (3,66%) y el del Carbón se situó en 1.074 afiliados medios, 1 más que en junio.

Por su parte, en julio sumaron afiliados más de la mitad de las comunidades autónomas. Destacan los incrementos en: Islas Baleares (4,40%), Cantabria (2,74%), Castilla y León (1,43%), Galicia (1,42%) y Asturias (1,29%). En sentido contrario, desciende en seis comunidades y en las dos ciudades autónomas, los mayores descensos corresponden a Ceuta (2,70%), Melilla (2,02%) y Canarias (0,78%).

En el último año, se han recuperado 806.174 afiliados medios, un incremento del 4,29%, tras el impacto de la pandemia. En el Régimen General, en el último año, se han registrado 745.307 afiliados más, mientras que en Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, 60.203. Los sectores que más han crecido con respecto al año anterior han sido Educación (9,90%); Información y Comunicaciones (8,22%); Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (7,96%) y Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (7,81%).

En cuanto a los territorios, en los últimos doce meses han incorporado ocupados todas las comunidades y las dos ciudades autónomas. Destaca el aumento de afiliados a la Seguridad Social en Islas Baleares, un 7,51%; Región de Murcia, el 5,76%; Comunidad Valenciana que crece un 5,27% y Andalucía, el 5,22%.

La Seguridad Social registró 331.486 personas protegidas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a 31 de julio, según los datos provisionales recogidos por el organismo. El número de trabajadores en ERTE asociado a la COVID-19 se sitúa de esta forma en el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia. Estos instrumentos, diseñados para ayudar a las empresas y proteger el empleo, llegaron a proteger a más de 3,6 millones de trabajadores en mayo de 2020, lo que significa que ya han salido de esta situación más del 90%.

Respecto al último día de junio, se ha producido un descenso de 116.439 personas en ERTE si tenemos en cuenta la fecha de notificación, mientras que por fecha de alta, el descenso es de 56.719 personas (*ver nota al final de este documento). En ambos casos supone una aceleración de las salidas de ERTE respecto a los datos registrados en el mes de junio. De las 331.486 personas en ERTE al cierre del mes, 97.586 estaban suspendidas a tiempo parcial. De media en julio, ha habido 339.034 personas en ERTE, de los que 221.402 eran de los RDL 30/2020, 35/2020 y su prórroga en el RDL 2/2021, por tanto, con exoneraciones en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Del total de trabajadores en ERTE registrados el último día de julio, cerca de dos tercios (216.695) estaban en alguna de las modalidades de ERTE que se pusieron en marcha a partir del 1 de octubre, prorrogadas hasta el 30 de septiembre, y que conllevan exoneraciones a la Seguridad Social. Dentro de ellas, 147.376 personas están incluidas en ERTE de sectores ultraprotegidos y su cadena de valor, otras 62.823 personas en ERTE de limitación y 6.496 en ERTE de impedimento. Todas las modalidades han terminado el mes de julio con la cifra más baja desde que comenzó la pandemia. Fuera de estas modalidades, ya sin exoneraciones, hay otras 114.791 personas que siguen en ERTE de Fuerza Mayor o ETOP.

De las 100 actividades económicas, dos, Servicios de Comidas y Bebidas (78.015 trabajadores en ERTE) y Servicios de Alojamiento (55.443) concentran el 40,26% de los trabajadores protegidos por un ERTE. El número de trabajadores en ERTE supone el 2,20% de los afiliados del Régimen General (sin sistemas especiales) con una gran concentración sectorial. En concreto, el sector de Agencias de Viajes y Operadores Turísticos es el que más trabajadores mantiene bajo este instrumento de protección, con un 39,77% de los afiliados del sector; seguido de Transporte Aéreo, con un 22,40%, y Servicios de Alojamiento, con un 16,30%.

Geográficamente, se observa que varias provincias bajan ya del 1% de sus afiliados en ERTE. Es el caso de Castellón (0,85%), Huelva (0,87%), Cuenca (0,88%), Murcia (0,95%), Lleida (0,98%) y Guadalajara (0,99%). Las provincias de Canarias y Baleares han registrado la mayor reducción de personas en ERTE en julio, aunque siguen siendo las que más trabajadores protegidos concentran. En concreto, Las Palmas es la provincia con más trabajadores en ERTE (8,58% de sus afiliados), seguida de Santa Cruz de Tenerife, con un 7,23%, y Baleares, con un 5,39%.

La Comunidad de Madrid ha registrado 4.560 parados menos que hace un mes, lo que supone un descenso del 1,1%. De esta manera, el número total de parados se sitúa en 415.389 personas. Esta bajada ha sido más acentuada respecto a hace un año, con una caída interanual del 1,9%, lo que se traduce en 8.149 trabajadores menos en situación de desempleo. Así lo reflejan los últimos datos sobre paro y afiliación referidos al mes de julio, facilitados hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, de los que se ha hecho eco el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno regional, Javier Fernández-Lasquetty, durante su visita a la Real Fábrica de Tapices.

La bajada del paro en la región se sitúa por encima del promedio de la serie histórica para un mes de julio, donde la caída media del desempleo es de 928 personas. En el conjunto de España, el paro desciende en 197.841 personas en el último mes (-5,5%), hasta situarse en 3.416.498 personas.

Por sectores, en la Comunidad de Madrid se ha producido un descenso del paro en todos los sectores productivos durante el último mes, especialmente en el sector servicios con 3.120 parados menos (-0,9%). El sector de la construcción ha experimentado una caída del 1,1 % (342 parados menos); el de industria, del 2,1% (477 desempleados  menos); y el de agricultura, una bajada del desempleo del  2,2% (72 parados menos).

Por grupos de edad, el descenso más significativo ha sido entre las personas menores de 30 años, con un 2,1%, o lo que es lo mismo 1.455 parados menos que hace un mes. El paro también ha caído en ambos sexos, a pesar de tratarse de un mes en el que tiende a subir el paro entre las mujeres, registrándose 1.110 desempleadas menos.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social hay que destacar que pese a tratarse de una leve bajada, del 0,29 %, se trata de la cifra más alta de la serie histórica para un mes de julio. Conviene recordar que desde 2008, y con la excepcionalidad de 2020, el paro siempre ha subido en la región en este mes. Comparando las cifras con el año anterior, el empleo se ha incrementado en la Comunidad de Madrid en 133.355 puestos de trabajo, un 4,3%. Un porcentaje similar al registrado en el resto de España, cuya subida ha sido de 806.174 personas.

En julio se han firmado 215.593 contratos en la Comunidad de Madrid, de los que el 15,3% son contrataciones indefinidas (32.935). En los siete primeros meses del años la tasa del estabilidad es del 18,67%, casi uno de cada cinco contratos es indefinido, siendo el porcentaje más alto de toda España, que ha registrado de media un 10,7%. En cuanto a la afiliación de los autónomos en la región, hay que destacar que se ha incrementado un 2,6% en julio (10.285 personas más) respecto a 2020.  Así, el número de autónomos en la región se sitúa en 412.430.

Durante su visita a la Real Fábrica de Tapices, el Fernández-Lasquetty también ha puesto sobre la mesa algunas de las iniciativas del Gobierno regional para favorecer al sector artesano. Una de ellas es el programa Artesanía es Más, con el que se pretende dar difusión y conocimiento de estos oficios y, por otro lado, conceder ayudas a la modernización, la promoción comercial y la formación.

Además, el consejero ha recordado que el Ejecutivo madrileño destinó  a lo largo de 2020 más de 200.000 euros en ayudas a autónomos y empresas artesanas y aprobó una línea de ayudas para favorecer la digitalización de pymes comerciales y artesanas. En 2021, el Gobierno regional ha lanzado una nueva convocatoria de fondos destinados a la formación y promoción del sector. A todo esto se suma la organización de diversos eventos, como la Feria Mercado de Artesanía (la principal feria de artesanía a nivel nacional) o los Días Europeos de la Artesanía.

El número de parados registrados en la ciudad de Madrid ha descendido en términos interanuales un 3,3 % (6.724 parados menos), lo que supone una reducción del 1,5 % entre junio y julio de este año, según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En concreto, el paro se redujo respecto al mes anterior en 3.041 personas. Al cierre de julio, los parados registrados residentes en la ciudad ascendían a 199.825, situándose por primera vez desde el inicio de la pandemia por debajo de los 200.000.

Los trabajadores en ERE, de los cuales los incluidos en ERTE suponen la casi totalidad, eran 11.710 en julio, lo que equivale a 970 menos que en junio y 162.131 menos que en julio del pasado año. La cifra de julio supone una reducción interanual del 93,5 %. Respecto al máximo anual, alcanzado en mayo de 2020 (239.559), los trabajadores en ERTE han disminuido en 227.849, el 95,1 %.

El paro masculino ha disminuido en julio un 2,5 % (2.163 parados menos) y el femenino un 0,8 % (878 menos). En comparación interanual el paro masculino disminuye un 4,8 % (4.342 parados menos), y el femenino disminuye un 2,1 % (3.382 paradas menos). Porcentualmente, el paro se distribuye en un 43,1 % de hombres y un 56,9 % de mujeres, situándose en 86.085 y 113.740, respectivamente. La participación de las mujeres en el total se eleva en 0,7 puntos respecto de julio del pasado año.

Por sectores, el número de parados ha descendido en el último mes un 2,7 % en la industria, un 2,1 % en la construcción y un 1,3 % en los servicios. En términos interanuales ha disminuido un 5,3 % en la industria, un 2,8 % en la construcción, un 4,6 % en los servicios y un 7,0 % en agricultura.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas