x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Ene
2021
El confinamiento hace caer el abandono escolar según la EPA PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMMadrid marca el mejor dato histórico

El porcentaje de personas de 18 a 24 años que no había completado la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio, Básica o Bachillerato) y no seguía ningún tipo de formación se sitúa en el 16%, 1,24 puntos menos que el año anterior, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) analizados por el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Es decir, alrededor de 530.000 personas, 343.000 hombres y 186.500 mujeres, habían abandonado los estudios en 2020.

La reducción está asociada al incremento en 1,5 puntos en la proporción de población que ha alcanzado el nivel de formación CINE 3 o segunda etapa de Secundaria. La estrategia Europea 2020 estableció en 2010 entre sus objetivos reducir el abandono escolar temprano por debajo del 10% en la UE y del 15% en España, debido a las altas tasas de nuestro país.

Precisamente, uno de los objetivos principales de la LOMLOE, la ley educativa que acaba de entrar en vigor, es reducir las tasas de abandono escolar temprano en línea con los países europeos más avanzados.

Desde 2010, la tasa de abandono temprano en España ha disminuido 12,1 puntos, pasando del 28,2% en 2010 al 16% en 2020, lo que supone un 43% menos. Este descenso ha sido mayor entre los hombres (13,3 puntos) que entre las mujeres (11 puntos), aunque la tasa sigue siendo en 2020 muy superior entre los varones: un 20,2% frente al 11,6%, es decir, un 74% más.

Por Comunidades Autónomas, hay cuatro que en 2020 han logrado situarse por debajo del objetivo del 10% y por debajo también de la tasa media de la UE (10,2%). Se trata de País Vasco (6,5%), Asturias (8,9%), Cantabria (9,1%) y Madrid (10%). Otras cuatro CCAA tuvieron tasas entre el 10% y el 15% (Navarra, Galicia, Aragón y La Rioja), mientras en el extremo opuesto, con tasas superiores al 20%, están Illes Balears (21,3%), Andalucía (21,8%), Ceuta (22,8%) y Melilla (25,5%). Castilla y León, la Comunitat Valenciana, Cataluña, Canarias, Extremadura, Murcia y Castilla-La Mancha obtienen tasas entre el 15% y el 20%.

La EPA también ofrece información acerca del porcentaje de población de 30 a 34 años que ha alcanzado la educación superior. El año pasado, esta tasa ascendió al 44,8%, superando en casi cinco puntos a la media europea (40,3%). Las mujeres, con una tasa del 50,9%, superan a los hombres (38,7%) en más de 12 puntos.

En cuanto a la formación permanente, los resultados de 2020 muestran también una mejoría. Así, el 11% de la población de 25-64 años ha seguido algún tipo de formación en las cuatro últimas semanas, 0,4 puntos más que el año anterior. Las mujeres presentan un porcentaje más alto de participación (12%) que los hombres (9,9%).

La Comunidad de Madrid ha registrado el dato histórico más bajo en la tasa de abandono escolar desde que se contabiliza este índice educativo al recortarlo hasta el 10%, según la Encuesta de Población Activa que ha dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por sexos, en 2020 la tasa de abandono escolar de los hombres en la región se situó en el 12,6%, mientras que en las mujeres ese descenso alcanza el 7,2%, con una diferencia 7,6 y 4,4 puntos respecto a la media nacional.

Madrid mejora en 1,9 puntos el dato registrado durante 2019 y en 6 la media registrada en España en 2020, que se sitúa en el 16%. Además,  la Comunidad de Madrid está entre los puestos más destacados del ranking de este índice en España. De esta manera, por comunidades autónomas, Madrid ocupa el cuarto lugar, mejorando en 7,4 puntos a los recogidos en Cataluña (17,4%), en 5,5 a los de la Comunidad Valenciana (15,5%), en 8,7 a los de Castilla-La Mancha (18,7%), en 8,4 a los de Extremadura (18,4%) y en 11,3 puntos a los de las Islas Baleares (21,3%).

La reducción en el número alumnos madrileños que abandonan los estudios se hace más visible si se compara con los datos de los últimos 5 años. En concreto, en el último lustro se ha reducido el porcentaje de estos alumnos en 5,6 puntos, ya que en 2015 la tasa se situaba en 15,6 puntos. Esta diferencia es aún mayor comparada con los datos de 2014 en que Madrid partía de una tasa de 18,3 puntos. Asimismo en el indicador de formación permanente señala que un 12,4% de la población entre 25 y 64 años de Madrid ha seguido algún tipo de formación en el último mes, lo que supone un 0,6% más respecto al 2019.

La tasa de abandono educativo temprano es un indicador de la Unión Europea y se define como el porcentaje de la población, comprendida entre los 18 y los 24 años, que ha abandonado su formación sin haber obtenido el título de Bachillerato o Formación Profesional de Grado Medio. Este es el nivel educativo mínimo que la Unión Europea y la OCDE consideran necesario para afrontar con garantías la inserción en el mercado laboral, reflejando, entre otros indicadores, las mejoras de los sistemas educativos.

Los datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística ponen de manifiesto una mejoría del sistema educativo de la Comunidad. La igualdad de oportunidades para todos los alumnos es una apuesta clara del Gobierno regional, un aspecto que se refleja en la partida presupuestaria destinada a las becas y ayudas a las familias. El Ejecutivo autonómico destina este curso para becas un total de 156 millones de euros, para llegar a cerca de 575.000 beneficiarios. Entre las ayudas que ofrece la Comunidad de Madrid destaca el programa de préstamo de libros gratuito ACCEDE, con una previsión de llegar a alcanzar cerca de 420.000 beneficiarios y que ya se ha implantado en todos los centros públicos y en más del 50% de los centros concertados en la región.

Además, las Becas de Bachillerato doblan tanto la cuantía como el número de beneficiarios, ya que en este segundo año de aplicación se hacen extensible al segundo curso. Se destinan 9 millones de euros, por los 4,5 del curso anterior, para alcanzar la cifra de 3.000 beneficiarios, frente a los 1.500 del curso 2019/20. De esta manera, la Comunidad de Madrid garantiza la igualdad de oportunidades y la libertad de elección de centro educativo para aquellas familias con dificultades económicas puedan seguir eligiendo centro educativo, sin tener que abandonarlo en la etapa no concertadas.

Asimismo, las becas de Educación Infantil también han incrementado su presupuesto para este curso escolar, 500.000 euros más, y el de familias que se benefician, en cerca de un millar. Lo mismo sucede con las ayudas dirigidas a los alumnos que cursan estudios de Formación Profesional en centros privados autorizados de la región. El Gobierno regional ha invertido 18,5 millones de euros para este sistema de becas que favorece un modelo más flexible y con más capacidad para adaptarse a la FP Dual, donde la Comunidad de Madrid es pionera en España. De estas becas se benefician hasta 8.500 estudiantes, por un importe variable, de hasta 3.200 euros, en función de las condiciones socioeconómicas del alumno.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color
































Noticias Relacionadas