x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

31
Dic
2020
Ayuso da luz verde a la ampliación de la Línea 5 de Metro hasta Barajas PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMConvertirá la estación del Aeropuerto en un gran intercambiador

La Comunidad de Madrid pone en marcha la prolongación de la línea 5 de Metro desde Alameda de Osuna hasta la nueva terminal del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que va a unificar las actuales T1, T2 y T3. El Consejo de Gobierno ha autorizado la contratación de la redacción del proyecto constructivo y trámites ambientales que conlleva. Este cuenta con una inversión de 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 14 meses.

En concreto, se incluyen todos los trabajos previos de diagnóstico de la situación actual necesarios para la selección y definición del método constructivo que se empleará. Asimismo, comprende la elaboración de la documentación necesaria para la evaluación de impacto ambiental.

La línea 5 de Metro se va a prolongar desde la estación de Alameda de Osuna hasta una nueva estación que se construirá en la nueva terminal del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Está previsto que esta terminal unifique las actuales T1, T2 y T3. De este modo, la nueva estación de Metro actuará como intercambiador, puesto que también estará conectada con la actual estación Aeropuerto T1-T2-T-3 de la línea 8, que continúa hasta la T4.

El proyecto de la prolongación de la línea 5 hasta el aeropuerto es uno de los que ha presentado la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras  para obtener financiación del Fondo de Recuperación Europeo. La Comunidad de Madrid aspira a lograr apoyo financiero de este fondo para proyectos que suman más de 5.000 millones de euros de inversión, con el objetivo de transformar la movilidad de la región y agilizar su digitalización y para que actúen como palanca para la recuperación económica.

La nueva estación de la línea 5 en el aeropuerto se diseñará con los mismos parámetros que los aplicados en las ampliaciones más recientes de la red de Metro de Madrid: será completamente accesible, con escaleras mecánicas y ascensores para garantizar la movilidad entre los andenes, la calle y los distintos niveles de las terminales del aeropuerto.

El proyecto, que implica prolongar la línea en alrededor de 1,5 kilómetros, supondrá una inversión que se estima que rondará los 75 millones de euros. Los trabajos deben compatibilizarse con la nueva terminal planificada por AENA. Un nuevo nodo de acceso para las terminales 1, 2 y 3 para la distribución de pasajeros, facturación y recogida de equipajes y controles de seguridad.

El Gobierno regional está ya en contacto con AENA para coordinar los trabajos y acordar fórmulas de colaboración para la nueva infraestructura, tanto la prolongación de la línea como la estación). Una vez que comiencen las obras, se prevé un plazo estimado de ejecución de 24 meses.

La prolongación de la línea 5 permitirá un nuevo acceso directo entre la ciudad de Madrid y el aeropuerto, a través de una de las líneas más demandas de Metro. Es la cuarta más utilizada de la red (en 2019 captó el 10,6% del total de viajeros) y mueve 72,2 millones de viajeros al año.

Se trata de una línea que cruza todo Madrid en el eje nordeste-suroeste (hasta Casa de Campo), con 32 estaciones, incluidas algunas en pleno centro de la ciudad (como Gran Vía, Callao y Ópera) y con conexiones con la red de Cercanías (como Acacias, Pirámides o Aluche).

El proyecto beneficiará a los cerca de 62 millones de personas que ya utilizan el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas cada año y, sobre todo, a las más de 40.000 personas que trabajan en el aeródromo, ya que un alto porcentaje de ellas vive en las inmediaciones de la línea 5.

Las primeras estimaciones realizadas por la Consejería de Transportes apuntan a que, con la prolongación de la línea 5, el número de viajes en las estaciones de Metro de Aeropuerto T1-T2-T3 y Aeropuerto T4 podría crecer un 50%. Estas dos estaciones suman 9,45 millones de viajes al año.

La Comunidad de Madrid da el primer paso para la creación del nuevo intercambiador de transporte de Conde de Casal. El Consejo de Gobierno ha autorizado al Consorcio Regional de Transportes de Madrid la contratación de la redacción del proyecto básico y de ejecución de la infraestructura, con una inversión de más de medio millón de euros hasta 2022.

En este intercambiador se van a ordenar 24 líneas de autobuses, 8 de urbanos y 16 de interurbanos, mejorando la seguridad y accesibilidad de los usuarios del transporte público y beneficiando notablemente la circulación en la plaza de Conde de Casal.

Además, con la construcción de esta infraestructura intermodal para el corredor de la A-3, todas las entradas y salidas de Madrid por las carreteras nacionales van a contar con un gran intercambiador. Será el sexto gran intercambiador de la ciudad, junto a Príncipe Pío, Moncloa, Plaza de Castilla, Avenida de América y Plaza Elíptica.
Este contrato es el paso previo para la licitación y adjudicación de las obras del nuevo intercambiador, que va a contar con una terminal de autobuses en superficie y la estación de Metro de Conde de Casal de la línea 6, que se ampliará con la llegada también de la línea 11 a este punto.

Precisamente, en el contrato aprobado hoy se precisa que la nueva infraestructura intermodal debe tener en cuenta las condiciones definidas en el proyecto de la Línea Diagonal de Madrid, que supone la prolongación de la línea 11 de Metro de Madrid para unir Cuatro Vientos con los nuevos desarrollos de Valdebebas. 
El nuevo intercambiador forma parte de la ampliación de la línea 11 en el tramo comprendido entre Plaza Elíptica y Conde de Casal, que ya cuenta con declaración favorable de impacto ambiental y cuyas obras está previsto iniciar en 2022. Posteriormente, la línea se extenderá desde esta estación hacia Mar de Cristal y hacia Valdebebas.

La Línea Diagonal de Madrid es uno de los proyectos que la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras presenta para obtener financiación del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea dentro de su estrategia de transformación de la movilidad hacia un modelo más sostenible, innovador y de vertebración social y territorial.

Así, la línea 11 será un nuevo eje, de 33,5 kilómetros, que atravesará la ciudad de suroeste a nordeste y favorecerá la descentralización de la movilidad en Madrid, configurando una alternativa de transporte público que evita el paso obligado por las áreas centrales de la ciudad y que mejora la conexión de barrios, como el PAU de Carabanchel o los nuevos desarrollos de Valdebebas, con una alternativa más directa y con menor número de transbordos.

El proyecto servirá también para descargar las líneas 6 y 10, al facilitar intercambios con el mayor número posible de líneas de Metro y generar rutas alternativas y más directas para los viajeros. E impulsará la intermodalidad, al conectar siete de los principales intercambiadores y áreas de intercambio modal con los que contará la ciudad: Cuatro Vientos, Plaza Elíptica, Atocha, Conde de Casal, Mar de Cristal, Valdebebas-Ciudad de la Justicia y Aeropuerto T-4.

La Comunidad de Madrid ha incorporado 40 nuevos maquinistas a la plantilla de Metro de Madrid que, desde hoy, comienzan en sus nuevos puestos de trabajo. Este grupo, junto a los 60 nuevos profesionales que se sumaron en noviembre, conforman los primeros 100 maquinistas de los 300 comprometidos por el Gobierno regional.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, ha dado la bienvenida a una representación de los nuevos profesionales en el aula de formación y simulador del Recinto de Canillejas de Metro de Madrid. “Continuamos con nuestra apuesta por mejorar la calidad de un servicio público esencial para la movilidad de los madrileños como es el de Metro. Una de las medidas que estamos realizando para conseguirlo es el refuerzo de la plantilla con nuevos maquinistas”, ha apuntado el consejero.

Los nuevos maquinistas han recibido formación teórica y práctica específica de las funciones que van a llevar a cabo durante 330 horas, repartidas en 44 jornadas en diferentes recintos de la compañía, como las aulas, el simulador y los depósitos. Los nuevos profesionales de Metro se distribuirán por las distintas líneas del suburbano, tanto las de gálibo ancho como galibo estrecho, para lo que cada uno de ellos ha recibido una formación específica.

Durante estos meses, Metro ha tenido que aplicar las medidas establecidas por las autoridades sanitarias en relación con la crisis sanitaria por el coronavirus, para garantizar la salud y seguridad de los alumnos e instructores.

Durante este año, la compañía ha contratado 145 maquinistas. En concreto, en noviembre y diciembre ha completado su formación el primer centenar de los 300 conductores comprometidos por el Gobierno regional. A ellos hay que añadir otros 45 maquinistas adicionales que ya empezaron a trabajar este verano.

Está previsto que el próximo año se incorporen los restantes 200 nuevos maquinistas, lo que permitirá a Metro de Madrid superar el máximo histórico de profesionales de este colectivo que han trabajado en el suburbano madrileño y que alcanzó 2.078 conductores en el año 2011.

Garrido ha recordado que, en los últimos cinco años, Metro ha contratado más de 500 maquinistas para reforzar su plantilla, algo fundamental para hacer posible que el suburbano pueda adecuar de forma óptima su oferta a la demanda de viajeros, que es variable según las circunstancias y la época del año. Así, en 2019 se incorporaron 100 nuevos maquinistas y a lo largo de 2020 lo han hecho 145.

La Comunidad de Madrid va a donar cerca de 7.600 prendas del antiguo uniforme de los empleados de Metro a la ONG Mensajeros de la Paz y a Cáritas Madrid. El suburbano hará entrega de toda esta ropa a las dos entidades sociales en las próximas semanas con el fin de que lleguen a las personas sin recursos o en situación de vulnerabilidad a las que atienden estas organizaciones.

“Metro es más que un medio de transporte. Es también una empresa y una plantilla de más 7.000 trabajadores solidarios, que quieren aportar su ayuda a quienes más lo necesitan, en especial en un momento de crisis como el actual y en una fechas como éstas”, ha subrayado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

Garrido ha participado hoy en la entrega de parte de esta donación a las entidades en la estación de Arganzuela-Planetario, donde ha estado acompañado por el presidente de Mensajeros de la Paz, el Padre Ángel, y por el director del Servicio Diocesano de Empleo de Cáritas Madrid, Salvador García de Pruneda.

La donación incluye ropa que Metro tiene en sus almacenes sin uso tras la renovación del uniforme de la compañía, así como prendas que han ido aportando los propios trabajadores de la empresa a lo largo de los últimos meses. La ropa está sin estrenar o en muy buen estado y, por eso, la compañía quería que tuviera una utilidad. En su mayoría se trata de camisas de manga larga y corta, de faldas y de pantalones tanto para hombre como para mujer.

Mensajeros de la Paz destinará los uniformes que no han llegado a ser usados por los empleados de Metro a proyectos sociales que desarrolla en lugares como Madrid, Valencia, Argentina y Paraguay, donde la organización también trabaja ayudando a los más desfavorecidos.

Por su parte, Cáritas Madrid, que ofrece trabajo remunerado a personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social, recibirá camisas y blusas almacenadas por Metro, así como las prendas entregadas por los empleados que serán seleccionadas y tratadas por Textil Empleo, una de las empresas de inserción de la entidad. La ropa se entregará, posteriormente, a personas sin recursos derivadas por Cáritas Diocesana de Madrid.

Estas donaciones forman parte de las acciones impulsadas por Metro de Madrid para contribuir a paliar las consecuencias derivadas de la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus. El pasado mes de abril, el suburbano ya entregó más de 800 prendas de abrigo de anteriores uniformes de sus empleados al Samur Social. En concreto, para el albergue de emergencia que se habilitó en el pabellón 14 del IFEMA para personas sin hogar en los momentos más complicados de la pandemia.

Para Metro de Madrid la acción social es una prioridad. Por eso, desde 2012 tiene en marcha su Línea Social, un programa para colaborar con entidades sociales y distintos colectivos en riesgo de exclusión social, poniendo a su disposición recursos clave de la compañía y aprovechando el gran potencial de la red de Metro como canal de comunicación. Todo ello, en el marco de la estrategia corporativa de la compañía.

La última iniciativa social se puso este mismo mes de diciembre, con la campaña El Árbol de los Deseos, con la que Metro de Madrid se une a 12 entidades sociales para dar difusión a sus campañas de recaudación de fondos. Gracias a esta iniciativa, una estación de cada línea de Metro cuenta con su propio árbol navideño, en el que se muestra la información necesaria para que los usuarios puedan colaborar con la ONG a la que esté asociado.

La Comunidad de Madrid va a destinar nueve millones de euros para el servicio de limpieza en las líneas 2, 4, 5 y Ramal de Metro y la ML1 de Metro Ligero. El Consejo de Gobierno ha aprobado, en la reunión celebrada este martes, la adjudicación de este contrato, que se suma al resto de lotes ya adjudicados para las diferentes líneas de la red del suburbano por un valor conjunto de más de 200 millones de euros, cuyo objetivo es mantener en buen estado las instalaciones de Metro y prestar un servicio de calidad a los usuarios.

El contrato, que tiene una duración aproximada de un año, contempla diferentes tipos de limpieza, desde ordinarias y generales a selectivas. También se han aumentado las denominadas limpiezas técnicas, con maquinaria específica para zonas como suelos o escaleras mecánicas.

Además, incluye todas aquellas instalaciones que están en el interior de las estaciones, como las oficinas de gestión de la tarjeta de transporte público del Consorcio Regional de Transportes, atención al cliente o las diferentes dependencias utilizadas por el personal de Metro.

También se llevarán a cabo las limpiezas dirigidas y programadas a elementos concretos, como ascensores, pórticos de entrada o pavimento tactovisual. Asimismo, comprende la adquisición, almacenaje, reparto y reposición de las dotaciones y contenedores higiénicos. Por último, añade la limpieza puntual de trenes en casos de atención inmediata en estaciones durante todo el día.

La limpieza de las instalaciones de Metro es una de las prioridades de la Comunidad de Madrid para asegurar un servicio de calidad, seguro y fiable. Los equipos de limpieza están organizados de manera que haya cobertura las 24 horas del día en toda la red, estableciendo turnos de mañana, tarde y noche, con el objetivo de garantizar el buen estado de las estaciones en todo momento

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas