x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Nov
2020
Ayuso bajará un 25% el abono transporte a mayores de 65 años PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa Presidenta insiste en que quiere que sea gratuito al final de la legislatura

La Comunidad de Madrid aplicará en 2021 una nueva rebaja del precio del abono transporte para mayores de 65 años. Se trata de un compromiso adquirido por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de reducir gradualmente su precio hasta hacerlo totalmente gratuito al final de la presente legislatura. Desde el próximo 1 de enero, el coste del abono mensual será de 6,30 euros y el anual de 63 euros, un 25% menos que en la actualidad y la mitad que al inicio de la legislatura.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha informado de esta medida en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Executive Forum. “Es una iniciativa social y de reconocimiento con la que tratamos de facilitar que los mayores mantengan su actividad y contacto con familia y amigos”, ha destacado el consejero en el transcurso de su intervención.

En la actualidad, según datos del Consorcio, el número de mayores que tienen el abono transporte Tercera Edad ronda los 935.000. La previsión es que, cuando se alcance la gratuidad total en 2023, se puedan beneficiar de esta medida más de 1,02 millones de personas mayores de 65 años.

Los usuarios del abono mensual podrán cargar su abono con la nueva tarifa reducida a partir del 1 de enero, como hacen habitualmente. Por su parte, los usuarios del abono anual (unas 40.100 personas) recibirán una carta de pago con la nueva tarifa para abonar su título para el año 2021.

La nueva tarifa básica del abono para mayores de 65 años es compatible, también, con los descuentos adicionales previstos por familia numerosa o por discapacidad igual o mayor al 65%. Esto supone que, con esta nueva rebaja, hay usuarios que sólo tendrán que pagar 1,80 euros por el abono mensual (nueva tarifa Tercera Edad + descuento por familia numerosa especial + descuento por discapacidad igual o mayor al 65%).

“Estamos impulsando múltiples iniciativas para mejorar el servicio de transporte público para que acompañe a las necesidades de los ciudadanos, en una sociedad en permanente cambio”, ha señalado Garrido. En esta línea, ha avanzado que el Consorcio Regional de Transportes de Madrid va a revisar las zonas tarifarias, que no han cambiado desde 1986, para simplificar y reducir su número.

Asimismo, el consejero ha reivindicado la labor del Consorcio como modelo de integración coordinada por su autoridad única en materia de transportes, que es un referente tanto nacional como internacional. Sin embargo, ha apuntado a las limitaciones con las que cuenta en su papel de coordinador. “Queremos que tenga capacidad ejecutiva en todas las infraestructuras y los medios de transporte, también en Cercanías”, ha apuntado.

En el transcurso del coloquio, Garrido ha repasado la situación del transporte público durante la pandemia por el COVID-19, así como los retos de futuro y proyectos de movilidad de la Consejería de Transportes para esta legislatura. “La Comunidad de Madrid será capaz de soportar las enormes tensiones provocadas por el virus y va a seguir siendo la locomotora de la economía española”, ha apuntado.

Para ello, en materia de Transportes, la propuesta para esta legislatura comprende la mayor ampliación de la red de Metro de los últimos trece años y la introducción de múltiples innovaciones técnicas y metodológicas. El objetivo, ha señalado, es “hacer el transporte público más flexible, cómodo, seguro y ágil” para atender las necesidades reales de una sociedad en constante evolución.

Garrido ha recordado los grandes proyectos de su departamento para esta legislatura, entre los que se destaca la mayor ampliación de la red de Metro de los últimos trece años. “Mantener la oferta de transporte público tal y como está la iría alejando, día a día, de las necesidades que tienen los ciudadanos, por eso nuestro empeño en poner en marcha la construcción de 15 nuevos kilómetros de Metro, el mayor incremento desde el periodo 2003-2007, y en impulsar el fomento de la innovación”, ha indicado.

En concreto, está prevista la prolongación de tres líneas de Metro, con una inversión de unos 650 millones de euros. Es el caso de la línea 3 que unirá Villaverde Alto con Metrosur; la línea 11, que conectará Plaza Elíptica con Atocha y Conde de Casal, y la línea 5 que llegará hasta la nueva terminal del Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suarez.

A estas prolongaciones se suma la creación de un nuevo ramal en la línea 8 de Metro que prestará servicio al barrio de Valdebebas, donde también se va a implantar un novedoso sistema de autobús eléctrico, con carril de alta velocidad reservado, denominado BRT.

El consejero ha destacado el trabajo que se está realizando en innovaciones técnicas y metodológicas en el transporte público. “El objetivo integral es mejorar las infraestructuras de la movilidad con la integración de todos los modos de transportes para que cada ciudadano pueda diseñar su propio viaje aprovechando la intermodalidad, digitalizando el acceso al transporte público, fomentando la electrificación y la conducción autónoma”, ha señalado.

“El futuro de la movilidad pasa, además de por la electrificación, por la conectividad y la automatización”, ha explicado Garrido, que ha puesto como ejemplo el proyecto piloto de bus sin conductor que circula por la Universidad Autónoma. Además, ha avanzado que “la automatización en Metro es imparable” y ya se están estudiando los tramos en los que podrían circular los trenes sin conductor.

Igualmente, está previsto que la app para la recarga del abono transporte a través del teléfono móvil esté disponible para todos los usuarios antes de final de año. Este será un primer paso para que los madrileños puedan utilizar su dispositivo móvil como tarjeta de transporte virtual.

También antes de fin de año, los vecinos de la Sierra Norte van a poder contar con un servicio de taxis a demanda que complementará el transporte público y que se unirá al proyecto de autobuses a demanda del Consorcio que ya está en marcha. El objetivo es facilitar la movilidad de los vecinos y la conexión con los municipios más grandes donde están los servicios básicos.

Otro de los avances que ha puesto en marcha el Gobierno madrileño tiene que ver con la seguridad de mujeres y menores de edad, que desde este mes pueden solicitar que los autobuses nocturnos les paren, dentro de su itinerario, lo más cerca posible de sus casas.

Además, el consejero ha defendido la seguridad frente al COVID-19 del transporte público en la Comunidad de Madrid, tal y como respaldan numerosos estudios científicos. “La seguridad en el transporte público deriva del esfuerzo de autoridades, operadores y empresas, así como de la responsabilidad de los viajeros que llevan su mascarilla durante todo el trayecto”, ha enfatizado.

Por otro lado, Garrido ha hecho hoy un llamamiento a terminar con la política de enfrentamiento y a trabajar para mejorar la vida de los ciudadanos. “La política contra el otro, sea quien sea, es un recurso lamentable que sólo sirve para dividir la sociedad, generar crispación y miedo. Es el mayor enemigo del progreso y el desarrollo”, ha subrayado.

Para Garrido, los representantes de los ciudadanos tienen la obligación de hacer “que la palabra sea compromiso y también herramienta para el diálogo y el acuerdo”. Por ello, ha hecho un llamamiento a hacer de la política “un ejercicio de reflexión y negociación porque la gestión debe tener la finalidad de mejorar la vida de los ciudadanos, resolver problemas y no generar otros nuevos”.

“Si no se gobierna para todos, se gobierna contra todos. La apuesta por el centro como modelo de convivencia, crecimiento y reequilibrio no es idealismo ni utopía, aunque viendo la situación política actual pudiera parecerlo, es necesidad”, ha afirmado.

La Comunidad de Madrid ha iniciado nuevas actividades de ocio, lúdicas y de reflexión participativa para mejorar la convivencia social entre las familias adjudicatarias de viviendas públicas que se atienden desde el Servicio de Asistencia Vecinal (ASIVECAM), órgano dependiente de la Agencia de Vivienda Social.

ASIVECAM tiene entre sus cometidos favorecer y activar procesos de convivencia entre los adjudicatarios de vivienda pública, a través de un acompañamiento social. Por ello, desde el inicio del proyecto y para la consecución de sus objetivos, se ha fomentado el ocio compartido, inclusivo y saludable, a través de un amplio programa de actividades dirigidas a niños, jóvenes y familias.

La pandemia derivada del COVID-19 ha imposibilitado la realización de muchas de las iniciativas programadas en esta materia. Sin embargo, la Agencia de Vivienda Social no ha dejado de generar y ofrecer actividades lúdicas y de reflexión participativa a la población con la que trabaja.

Entre estas nuevas actividades se encuentra el proyecto Una imagen y algunas palabras, que incluye varias actividades. En primer lugar, se enviará a todos los participantes el vídeo creado con los trabajos que prepararon los menores durante el Estado de alarma, con el objetivo entretener y concienciar a la infancia de la situación creada por la crisis sanitaria. El audiovisual incluye algunas de las cartas solidarias que estos menores enviaron a los pacientes hospitalizados que se encontraban solos, así como a todos aquellos grupos de profesionales que estuvieron trabajando en primera línea contra el coronavirus.

Por su parte, en la actividad La infancia participa se muestran algunos de los vídeos realizados por los más pequeños de la familia donde explican por qué es tan importante cumplir las medidas sanitarias o qué es lo que les gustaría hacer una vez concluido el Estado de alarma.

Otras actividades propuestas están relacionadas con la fotografía y poesía, para fortalecer la imagen de comunidad vecinal mediante trabajos artísticos que utilicen detalles de algo que les llame la atención o les guste, como balcones adornados, vistas desde la ventana, pájaros sobre barandillas, parterres con flores, dibujos de niños en las ventanas, etc.

Una vez que se reciban las fotos y las frases se hará una selección de material, y se realizará un videomontaje con las imágenes, las frases, el nombre de las mancomunidades y el nombre de la persona participante. Este audiovisual se difundirá entre los vecinos de las mancomunidades y entre entidades y agentes sociales que trabajen o colaboren en las zonas de intervención, para que llegue al mayor número de personas posibles.

En muchas ocasiones las comunidades o mancomunidades en las que interviene ASIVECAM tienen un estigma social para el resto de vecinos del distrito o municipio, o simplemente por el hecho de ser promociones de viviendas sociales. Desmontar estos prejuicios es uno de los principales objetivos de los equipos de Asistencia Vecinal, que pretenden la integración plena de los vecinos de la comunidad en el barrio, distrito o municipio en el que se encuentren, además de fomentar el sentimiento de identidad y orgullo de todos sus usuarios.

La Comunidad de Madrid está realizando un gran esfuerzo presupuestario en la lucha contra el COVID-19 en las sedes judiciales de la región, con una inversión, hasta ahora, de 2,2 millones de euros en equipos de protección individual, mamparas, gel hidroalcohólico y cartelería informativa. Esta cantidad se elevará hasta 2,8 millones antes de que acabe el año.

El consejero de Justicia, Interior y Victimas, Enrique López, ha señalado durante una visita a los juzgados de Alcorcón, que este gasto en medidas de protección colectivas e individuales es el “compromiso” del Ejecutivo regional con la seguridad laboral del personal de la Administración de Justicia, “un esfuerzo que ha permitido mantener la actividad en los juzgados madrileños en una situación excepcional como la que vivimos debido a la pandemia”.

Los destinatarios de este material de protección no sólo han sido los funcionarios que dependen de la Comunidad de Madrid, sino también los magistrados, jueces, fiscales y letrados de la Administración de Justicia.

En total, el Gobierno madrileño ha adquirido para los juzgados de la Comunidad de Madrid a lo largo de 2020 un total de 432.500 mascarillas de diferente tipología (quirúrgicas, FFP2/KN95 y reutilizables); 10.000 pantallas faciales de láminas de PET; 5.004 unidades de cajas de 100 guantes de nitrilo; 5.267 mamparas de protección, y 15.816 unidades de cartelería informativa sobre el COVID-19.

También se han comprado e instalado 571 unidades de postes separadores de distancia; 2.800 garrafas de 5 litros de gel hidroalcohólico; 5.760 botes de medio litro y 4.200 botes de 100 ml; 700 unidades de papelera con tapa y pedal para el desecho de las mascarillas y guantes; 850 unidades de dispensadores de jabón, y 1.200 rollos de 1.000 bolsas cada uno para los micrófonos de las salas de vistas.

Por otra parte, antes de que acabe el año, la Comunidad de Madrid cerrará nuevas adquisiciones de productos de protección: 125.000 unidades de mascarillas quirúrgicas; 42.500 mascarillas FFP2; 35.000 mascarillas reutilizables; 4.000 garrafas de 5 litros de gel hidroalcohólico y 1.000 dispensadores; 3.500 cajas de 100 guantes y 1.500 rollos de 1.000 bolsas.

Esta ingente compra de materiales de protección frente al coronavirus ha ido acompañada de la realización de 669 desinfecciones de sedes judiciales. Además, se ha reforzado el servicio de limpieza en todas ellas con la inclusión de bactericidas específicos contra el COVID-19 en sus productos.

El Gobierno regional también ha acometido otras medidas anti COVID-19 en los juzgados, como el estudio de los aforos y su control por parte de los servicios de seguridad. Además, debido a la pandemia, se ha hecho un esfuerzo para que los profesionales de la Administración de Justicia susceptibles de realizar su labor mediante la modalidad de teletrabajo puedan hacerlo. Casi un 30% de este personal se ha acogido a ello, gracias a que la Comunidad de Madrid les ha facilitado las herramientas informáticas necesarias.

La presencia de Enrique López hoy en los juzgados de Alcorcón se encuadra dentro de la ronda de visitas a todos los partidos judiciales de la región que viene realizando el consejero de Justicia, Interior y Victimas desde su nombramiento.

Respecto a Alcorcón, el consejero ha puesto en valor los 492.000 euros que la Comunidad de Madrid ha invertido en esta infraestructura judicial para el mantenimiento y la implementación de mejoras en el inmueble, lo cual redunda positivamente “en las condiciones de trabajo” de todo su personal, que atiende a una población de 170.000 personas.

Entre las últimas actuaciones realizadas en la sede judicial de Alcorcón, destacan la renovación del mobiliario y la mejora de la climatización de una de sus plantas. Además, de cara a la prevención contra el COVID-19, también se ha procedido recientemente a una desinfección específica de sus instalaciones, la cuarta a lo largo de este año.

La Comunidad de Madrid ha aprobado la prórroga del contrato de mantenimiento de las viviendas de la Agencia de Vivienda Social (AVS) para los próximos 22 meses, con el fin de asegurar las reparaciones de emergencia necesarias que resulten de la administración y gestión del parque de viviendas públicas que se encuentran ubicadas en distintos municipios de la región. El contrato asciende a 294.594 euros.

La prórroga por otros dos años de este contrato, que se firmó con fecha 6 de julio de 2018, contaba con duración de 24 meses. La inversión llevada a cabo pretende asegurar el mantenimiento de la operatividad de todas las instalaciones comunes con celeridad. Se asegura así la prestación de servicios básicos comunitarios, y la sustitución o renovación de materiales, elementos, equipos o partes de la instalación cuya reparación no sea posible por razones de obsolescencia o por haber finalizado su vida útil estimada.

La Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid cuenta con un parque de más de 23.300 viviendas en toda la región, por lo que la atención para las reparaciones de emergencia durante las 24 horas se hace del todo necesaria para un correcto mantenimiento de las instalaciones.

Uno de los aspectos más importantes de este servicio, y que requiere en muchos casos actuaciones o asistencias inmediatas, son la protección del acceso a las viviendas, bien sea con la instalación de puertas antivadálicas o tabicando ventanas que eviten las ocupaciones ilegales.

Estas actuaciones, denominadas bunkerizaciones, tratan de impedir el acceso a personas que de manera ilegal las ocupan y entorpecen la adjudicación ordenada y legal de las viviendas sociales a aquellas familias desfavorecidas que las necesitan.

La Comunidad de Madrid amplía el plazo de solicitud de las ayudas para fomentar la compra de vehículos eléctricos cero emisiones que finalizaban hoy. Con esta prórroga, los madrileños podrán solicitar las subvenciones, que se concederán de forma directa y por orden de solicitud, hasta el próximo 24 de noviembre. Hasta la fecha se han registrado un total de 1778 peticiones para acceder a los incentivos aprobados el pasado mes de octubre por el Ejecutivo regional.

Debido a la alta demanda, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad ha ampliado nueve días más el plazo de solicitud para que los ciudadanos que hayan adquirido a lo largo de este año un vehículo de movilidad eléctrica cero emisiones (patinete, bicicleta, o ciclomotor), así como quienes decidan achatarrar su vehículo de más de 10 años o que carezca de distintivo ambiental, puedan beneficiarse de estas ayudas, siempre y cuando cumplan con los requisitos.

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha señalado que con esta ampliación de plazo “queremos facilitar que los madrileños que apuesten por la movilidad personal sostenible, tengan más tiempo para tramitar la documentación necesaria y cumplimentar los requisitos que exige la normativa, de modo que puedan acceder a estas ayudas a las que hemos destinado un presupuesto total de tres millones de euros”.

Además, ha añadido que para el Ejecutivo regional “es prioritario apostar por las nuevas formas de movilidad que tienen como objetivo fundamental aumentar la calidad del aire, rebajar las emisiones de efecto invernadero y dinamizar la economía tras el parón por el Estado de alarma generado por el COVID-19”.

En este sentido, ha recalcado que “la apuesta del Gobierno regional por la movilidad sostenible es clara”, por lo que “hemos destinado 18,5 millones de euros a fomentar la movilidad baja en emisiones no solo con las líneas de ayudas a los ciudadanos para la compra de patinetes, bicicletas, y motocicletas, sino también gestionando el Plan MOVES, que pone a disposición de los madrileños cinco millones y medio de euros para la adquisición de vehículos eléctricos, furgonetas y camiones de transporte”.

Además, ha subrayado que desde la Comunidad de Madrid “damos ejemplo destinando 10 millones de euros a la flota institucional”, y ha puesto como ejemplo que “el 100% de la flota de Canal de Isabel II va a ser de cero emisiones gracias a una inversión por parte de la empresa pública de 2,6 millones de euros y una aportación de 6,5 millones de la Administración regional”, así como “la renovación del 50% de la flota de vehículos de la Administración autonómica con un presupuesto de 5 millones de euros”.

Las ayudas de la Comunidad de Madrid se desglosan de la siguiente manera. En primer lugar, se destinarán 250.000 euros para subvencionar la compra de patinetes eléctricos; 1.225.000 para la de bicicletas; 575.000 euros a la compra de ciclomotores de dos ruedas, y 950.000 euros para el bono ambiental de movilidad, hasta completar los 3 millones de euros que el Gobierno regional incluidos en el Plan de Reactivación de la economía madrileña.

Estos incentivos, además de las ayudas directas de hasta 700 euros para la adquisición de vehículos eléctricos no contaminantes de movilidad personal, incluyen un bono ambiental de movilidad cero emisiones por valor de 1.250 euros para el uso de car o motosharing, que requiere de la participación de las empresas del sector que operan en la región.

Las ayudas alcanzan un máximo de 150 euros para patinetes, 600 en bicicletas con sistema de asistencia al pedaleo y una potencia inferior o igual a 250W y 700 euros para los ciclomotores eléctricos de dos ruedas, siempre que que tengan una potencia igual o inferior a 50 cc. y no superen los 45km/h. En este caso, tampoco se podrán incluir en el importe de la ayuda los accesorios ni los impuestos.

A las ayudas directas podrán acceder todos los madrileños mayores de edad que acrediten su residencia en cualquier municipio de la región y cumplan los requisitos establecidos en la norma, que pueden ser consultados en la siguiente web: https://www.comunidad.madrid/servicios/urbanismo-medio-ambiente/ayudas-fomento-movilidad-cero-emisiones-comunidad-madrid

La Comunidad de Madrid sigue reforzando la seguridad ciudadana en la región, formando, en la actualidad, a una nueva promoción de voluntarios de Protección Civil, un cuerpo que cuenta con 2.600 miembros.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha visitado el Instituto de Formación Integral en Seguridad y Emergencias (IFISE), una entidad que imparte los cursos para aspirantes a voluntarios de Protección Civil. A lo largo del año, el Gobierno regional invierte 700.000 euros en la formación de policías locales y profesionales de las emergencias, así como a estos voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil.

Como ha destacado López, “la formación, en todos los ámbitos de la vida es fundamental, más si cabe en aquellas profesiones en las que está en juego la seguridad y la integridad de los ciudadanos”. El consejero ha agradecido el “compromiso” de los voluntarios de Protección Civil y ha recordado el “enorme papel” que han jugado desde el inicio de la crisis sanitaria.

El curso, en el que participan 400 aspirantes procedentes de las agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil, se inició el pasado 5 de septiembre y se prolongará hasta el próximo 29 de noviembre. Esta formación, de 100 horas de duración, consta de una fase online, que se desarrolló desde el 7 de septiembre al 2 de octubre, y una presencial, que se inició el 3 de octubre y se lleva a cabo durante fines de semana alternos. Debido al fuerte incremento del número de alumnos –que en 2019 ascendió a 285- el IFISE ha tenido que organizar dos turnos de prácticas durante la fase presencial.

El objetivo del curso es que los alumnos obtengan y demuestren los conocimientos y habilidades imprescindibles para su desempeño eficaz como voluntarios en el ámbito de la Protección Civil municipal. Así, los aspirantes están recibiendo formación teórica y práctica en las siguientes materias: transmisiones; primeros auxilios; regulación del tráfico; conducción de vehículos de emergencias; apoyo en incendios; autoprotección e intervención; incidentes con múltiples víctimas; legislación, y apoyo psicosocial.

Los alumnos que, al término del curso, hayan cumplido los requisitos para obtener el correspondiente certificado de voluntario de Protección Civil, tendrán la posibilidad de formar parte del Equipo de Respuesta Logística Inmediata de Voluntarios de Protección Civil ante Emergencias (ERIVE). Este cuerpo, formado por 92 miembros, fue constituido el pasado 31 de octubre.

La coordinación del ERIVE depende de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM112), y sus miembros tienen como principales funciones el apoyo logístico a los equipos de intervención; la colaboración en la organización de albergues y evacuaciones; el apoyo sanitario de primeros auxilios; la gestión del almacén en materia de Protección Civil; la colaboración en dispositivos de búsqueda de personas desaparecidas, y la colaboración ante inclemencias meteorológicas. Además, su labor preventiva será fundamental en la celebración de grandes eventos culturales y deportivos, así como fiestas patronales.

La decisión de crear el ERIVE llegó tras la entrega ejemplar que desempeñaron las 96 agrupaciones municipales de voluntarios de Protección Civil durante la crisis sanitaria provocada por la evolución del coronavirus.

Dentro de las actuaciones del Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid a partir del pasado 14 de marzo, estos voluntarios participaron en la logística de donaciones y del reparto de material sanitario (mascarillas, equipos de protección individual) a hospitales y residencias de mayores.

La Comunidad de Madrid ha aprobado –en su reunión del Consejo de Gobierno celebrada esta semana- una inversión de 844.398 euros destinada al acogimiento residencial de menores en la Residencia Territorial y Hogar. De esta manera, se garantiza la prórroga del contrato de gestión de servicio público con la Entidad Educadores Antaviana, Sociedad Cooperativa Limitada, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2021.

La Residencia Territorial y Hogar cuenta con un total de 34 plazas de las cuales 20 son en residencia y 14 en Hogar. Además, cuatro de las plazas están destinadas a menores con discapacidad. Todos los usuarios son menores con alguna medida de protección de guarda o tutela a cargo de la Comunidad de Madrid, con edades comprendidas entre los 0 y los 18 años. Los más pequeños son atendidos en la Residencia y a partir de los 4 años en el Hogar.

Entidad Educadores Antaviana se encarga de la gestión del centro desde el año 2002 y con esta nueva prórroga se persigue asegurar que los usuarios del centro sigan recibiendo un servicio público de calidad, como se ha estado prestando desde el inicio de la ejecución del contrato. De hecho, el servicio ha sido valorado positivamente por los usuarios y se ha prestado con estricto cumplimiento de las condiciones pactadas.

La Dirección General de Infancia, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid es la responsable del acogimiento residencial que surge cuando fracasan o resultan inviables los diferentes apoyos para mantener al menor en su entorno familiar, por lo que se les traslada a hogares de reducido tamaño y con ambiente familiar, apropiados cuando se espera una estancia larga. Mientras tanto, se intenta el regreso a su familia biológica o si no fuera posible, el acogimiento en familia o la adopción.

La Comunidad de Madrid ha aprobado destinar 11,6 millones de euros a la financiación de la dotación de medios personales de las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (BESCAM) para los meses de noviembre y diciembre.

Con esta decisión, adoptada en la última reunión del Consejo de Gobierno, se beneficia a los 111 municipios de la región que en los años 2017 y 2018 suscribieron nuevos convenios con la Comunidad para el mantenimiento del proyecto BESCAM. Se trata de una apuesta del Ejecutivo regional por la seguridad ciudadana, a través del apoyo financiero de los profesionales que dan servicio como policías en los municipios.

Las BESCAM, cuyo proyecto está en fase de rediseño y renovación por parte de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, están integradas por efectivos de los Cuerpos de Policía Local, que se dedican a tareas de seguridad ciudadana y de prevención de la delincuencia. En la actualidad, el Gobierno autonómico financia las nóminas de 2.094 agentes de policía de los 111 municipios que forman parte de las BESCAM.

La Comunidad de Madrid ha aprobado la contratación para llevar a cabo la ejecución de un edificio de viviendas sostenible destinado al alquiler de la Agencia de Vivienda Social en el municipio de Móstoles. Será por procedimiento abierto con pluralidad de criterios y con una inversión de 1,4 millones de euros distribuidos en seis ejercicios.

El Gobierno regional tiene entre sus prioridades en materia de vivienda el fomento de edificaciones sostenibles que combinen un elevado confort interior con un consumo de energía prácticamente nulo, a un precio asequible y que a su vez permita amortizar la diferencia de inversión con respecto a un edificio normal en un corto espacio de tiempo.

El contrato aprobado en la reunión del Consejo de Gobierno celebrado esta semana tendrá un plazo de ejecución de 55 meses, e incluye tanto el proyecto básico como el proyecto de ejecución y los trabajos complementarios. También comprende la dirección facultativa de las obras, abarcando tanto la dirección de las mismas como la dirección de su ejecución.

A esto se añade las obras de instalaciones de telecomunicaciones y el control y seguimiento de los servicios o actuaciones vinculadas al periodo de garantía posterior a la entrega de las viviendas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado en la Real Casa de Correos una ambiciosa campaña informativa bajo el lema No te saltes la vida, que el Gobierno regional pondrá en marcha para concienciar a la población en general, y en particular, a los jóvenes, sobre las medidas preventivas que hay que guardar frente al COVID-19 para evitar tanto contagios como nuevas víctimas mortales.

“Todo el esfuerzo que hemos realizado en la Comunidad de Madrid tiene sus frutos, pero hay que ir mucho más allá. No vale de nada si los ciudadanos no nos ayudan y todos en el ámbito privado echamos una mano, en aquellos rincones donde las administraciones no podemos estar”, ha señalado la presidenta, que ha recalcado el mensaje de que “nos necesitamos todos a todos”.

Por eso, ha advertido de que a partir de mañana “vienen unos anuncios muy duros que son absolutamente necesarios, para el público general, recordando las medidas porque todas por separado funcionan, pero todas juntas son implacables”. “Si somos capaces de poner todas las medidas juntas, se demuestra que en Madrid se puede convivir con el virus, no hace falta enfrentar la salud con la economía, se puede convivir si todos somos responsables”, ha remarcado en compañía del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Pero también ha explicado que esta campaña, sobre todo, va dirigida a los jóvenes, por las estadísticas, ya que actualmente el mayor grupo de contagiados es el que va de los 15 a los 29 años. “Han de entenderlo por sus seres queridos a los que pueden contagiar y por culpa de la confianza no creer que esto es posible; por los sanitarios y también lo tienen que hacer por su futuro, y sus propios intereses”, ha indicado la presidenta, recordando que ahora mismo hay proyectos de becas Erasmus, de empleo o de formación paralizados, precisamente, por la pandemia.

Esta campaña, que surge a iniciativa de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se extenderá hasta mediados del mes de diciembre y cuenta con un presupuesto de más de 3 millones de euros. Es la iniciativa informativa más potente que lanza el Gobierno regional en los últimos cinco años.

La campaña se centra principalmente en concienciar sobre tres temáticas: el número limitado de personas en reuniones sociales, el cumplimiento de las cuarentenas que deben guardar tanto los casos positivos de infección de COVID-19 como sus contactos, así como la ventilación adecuada en espacios cerrados para minimizar el riesgo de transmisión de la enfermedad debido a aerosoles o pequeñas gotitas que quedan suspendidas en la atmósfera, y pueden contener el virus.

La acción informativa se orienta en sensibilizar sobre las consecuencias del incumplimiento de estas medidas y viene a complementar a todas las que se han venido realizando, desde el inicio de la pandemia, para que los ciudadanos interioricen las principales medidas preventivas: uso de mascarilla, lavado de mano y distancia social. Los materiales informativos de esta campaña de publicidad así como el resto de las recomendaciones básicas y según actividades, están disponibles en la página web oficial de la Comunidad de Madrid:  www.comunidad.madrid/coronavirus. También se difundirán en las redes sociales del Gobierno regional, Twitter, Youtube, Facebook e Instagram.

Precisamente, la mayor parte de la cartelería cuenta con un código QR que los ciudadanos podrán escanear y tener acceso a toda la información específica del coronavirus que se cuelga en la web corporativa de la Comunidad de Madrid, con mapas, estadísticas, datos de servicio público y medidas puestas en marcha, con el fin de facilitar una mejor comunicación.

Por otro lado, la campaña consta de dos bloques de acción diferenciados según los considerados públicos diana. Por una parte, se han elaborado unos materiales creativos específicos para la población general, con el empleo de un lenguaje directo, y en el que se muestra las escenas del antes y después. Se apuesta por usar imágenes duras como complemento visual a titulares directos que muestran la crudeza de esta pandemia.

Esta iniciativa estará presente en las principales cadenas de televisión de ámbito regional, prensa generalista, deportiva, económica, prensa local, radio, cine, internet y exterior.

En un segundo bloque, se ha diseñado un conjunto de acciones específicas para sensibilizar a la población juvenil de la región, y con el objetivo de generar impacto y propiciar a la reflexión sobre posibles conductas de riesgo. Con la idea de que se conciencien sobre la importancia de respetar las medidas, los mensajes se han adaptado a la jerga juvenil, y se lanzarán principalmente a través de sus canales de comunicación más usados, como son las redes sociales, así como zonas universitarias.

Entre la batería de acciones para la población juvenil se encuentra el empleo de marketing espectacular o de grandes dimensiones, en torno a las estaciones de Metro de Ciudad Universitaria, Moncloa y Cantoblanco, con el vinilado de las zonas donde se concentran las grandes universidades y zonas de estudio de los jóvenes.

Otras acciones se centran en lo que se conoce como marketing de guerrilla y cuentan con la distribución de carteles adaptados al mundo universitario, en los campus y colegios mayores. También se empleará el servicio de música digital Spotify, con cuñas basadas en las canciones de moda entre los jóvenes y mensajes sorpresas para concienciarles sobre sus actitudes preventivas. Finalmente, se han elaborado mensajes específicos en el servidor audiovisual Youtube y plataformas de vídeo con creatividad para despertar el interés de los más jóvenes

La Comunidad de Madrid recuerda que los incumplimientos de las medidas de prevención establecidas por las autoridades sanitarias frente al COVID-19 pueden acarrear sanciones que oscilan entre los 600 y los 600.000 euros, según la gravedad de los casos. Esta advertencia se realiza una vez se ha conocido que la Policía Municipal de Madrid ha intervenido el pasado fin de semana 264 fiestas ilegales y 497 botellones, se han tramitado 781 denuncias por incumplimiento de la restricción de permanecer fuera del domicilio en el horario comprendido de 00.00 a 06.00 horas, y se ha multado a 32 establecimientos por saltarse la normativa vigente.

Este recordatorio se produce tras el balance del Ayuntamiento de la capital de las denuncias realizadas durante el pasado fin de semana, desde el viernes 13 hasta este domingo 15 de noviembre, por consumo de alcohol en la vía pública y por la celebración de fiestas privadas y de locales que superaban la hora del cierre. Además, en estos encuentros, muchos de los asistentes no llevaban mascarilla ni cumplían otras medidas preventivas frente al coronavirus.

Así, el incumplimiento de las medidas de prevención y control adoptadas por las autoridades sanitarias, la inobservancia de requerimientos específicos y los comportamientos que ocasionen riesgo sanitario, aunque sean de escasa entidad, constituyen infracciones tipificadas en la legislación vigente, la Ley 33/2011, de 4 de Octubre, General de Salud Pública y al Ley 12/2001, de 21 de Diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

En base a esta normativa, son constitutivos de infracción los hechos, acciones u omisiones tipificadas como tales que hayan sido realizados en el territorio de la Comunidad Autónoma por cualquier persona física o jurídica, que supongan incumplimiento o resistencia a la aplicación de las medidas acordadas, ya sean generales o específicas.

Las infracciones se tipificarán como leves, graves y muy graves atendiendo al riesgo para la salud que las conductas hayan generado, la alteración causada con el incumplimiento y las demás circunstancias concurrentes, todo ello de conformidad con lo dispuesto en el artículo 144 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de  Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, y en función de dicha tipificación serán sancionadas con las multas previstas en el artículo 145 del mismo texto legal, que serán graduadas de conformidad con los criterios recogidos en el precitado artículo.

En primer lugar, se atenderá a la entidad del riesgo creado con la conducta infractora calificándose como leve, cuando la alteración o el riesgo sanitario sea de escasa incidencia (considerándose como criterio cuando el número de eventuales contagios derivados del incumplimiento no supere las 15 personas).

Algunos ejemplos de infracciones leves son: el incumplimiento de los límites de aforo o del número máximo de personas permitido, en los establecimientos o en las actividades, cuando no suponga riesgo de contagio

También las celebraciones de reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de actividad permanente o esporádica, sea de carácter privado o abierto al público, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención que puedan suponer un riesgo o daño leve para la salud de la población. Y el incumplimiento del horario especial de apertura y cierre para establecimientos y actividades distinto del habitual, impuesto en las medidas contra el COVID-19.

Las cuantías económicas de las infracciones leves son: en el grado mínimo de hasta 601 euros; en grado medio, de 601 hasta 1.803 euros, y en grado máximo de 1.803 euros hasta 3.005 euros.

Asimismo, se atenderá a la entidad del riesgo creado con la conducta infractora calificándose como grave cuando el riesgo se haya producido por imprudencia grave o genere una alteración sanitaria grave (cuando los eventuales contagios pudieran ser entre 16 y 150 personas) o cuando exista concurrencia de infracciones leves.

Algunos ejemplos de infracciones graves son: el incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, del confinamiento decretado, realizado por personas que hayan dado positivo en COVID-19

También se incluyen en este apartado de infracciones graves la apertura de locales, celebración de actos o realización de actividades que hayan sido expresamente prohibidas o suspendidas por la normativa aplicable o mediante indicación de la autoridad competente.

Las cuantías económicas de las infracciones graves son las siguientes: en el grado mínimo de 3.005 euros a 6.010 euros; en grado medio, de 6.010 euros a 10.517 euros, y en grado máximo de 10.517 euros a 15.025 euros.

Por último, se atenderá a la entidad del riesgo creado con la conducta infractora calificándose como muy grave cuando se produzca un incumplimiento consciente y deliberado de los requisitos, obligaciones o prohibiciones establecidas en la normativa sanitaria, así como cualquier comportamiento doloso, siempre que ocasionen alteración, daño o riesgo sanitario grave (cuando los eventuales contagios pudieran ser más de 150 personas), o cuando el incumplimiento se produzca de modo reiterado.

Algunos ejemplos de infracciones muy graves son: el incumplimiento, de forma reiterada, de las instituciones recibidas de la autoridad competente, o el incumplimiento de un requerimiento de la misma, si éste puede comportar daños muy graves para la salud.

Además, se tipificarán como infracciones muy graves la celebración de reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de actividad o acto permanente o esporádico, sea en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención, si pueden, directa o indirectamente, suponer un riesgo o daño muy grave para la salud de la población.

Las cuantías económicas de las infracciones muy graves son: en grado mínimo pueden ser de 15.025 euros a 120.202 euros; en grado medio, de 120.202 euros a 360.607 euros, y en grado máximo de 360.607 euros a 601.012 euros.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha inaugurado el nuevo Parque de Bravo Murillo en el distrito de Chamberí de la capital, en cuya ejecución se ha invertido un total de 1.183.296,30 euros, para el uso y disfrute de los madrileños. El nuevo espacio cuenta con una superficie de 3.745 metros cuadrados y está dotado de zonas verdes, espacios infantiles y áreas deportivas.

“Es un nuevo espacio verde para todos los vecinos de Chamberí y del resto de la ciudad”, ha celebrado la presidenta madrileña, que ha explicado que, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, “lo que hacemos es unir el reto del agua con el Medio Ambiente y buscar que Madrid sea cada vez una comunidad con un aire más limpio, donde se cuide nuestro patrimonio natural y a los ciudadanos”.

El parque discurre de manera paralela a la calle Bravo Murillo y a la fachada oeste del Segundo Depósito de Canal de Isabel II, el más antiguo de los que opera la empresa que fue construido en 1879, con una capacidad total de más de 188.000 metros cúbicos, que aún continúa prestando servicio. Precisamente, sobre parte del muro de este depósito se ha instalado un jardín vertical de 240 metros cuadrados, compuesto por 15 especies diferentes, que dispone de un sistema de riego eficiente. El parque incluye, además, un espacio de paseo con pavimento sostenible, 50 árboles, más de 1.000 arbustos y zonas ajardinadas no solo con césped, sino también con especies de bajo consumo hídrico.

El nuevo espacio, cuyas obras comenzaron en 2019, se completa con un área de juego infantil, adaptada para niños con distintas capacidades, y otra para la actividad física, también adaptada a personas con movilidad reducida y con máquinas de ejercicio. Cuenta, además, con mobiliario urbano (bancos, y papeleras) y tres fuentes adaptadas.

Este nuevo espacio verde lleva el nombre de Parque Bravo Murillo no solo por su ubicación física, sino también como homenaje a Juan Bravo Murillo, presidente del Consejo de Ministros durante el reinado de Isabel II e impulsor de la creación de Canal de Isabel II, y de las obras que dieron lugar a la traída de aguas a Madrid, hace ya casi 170 años.

Se trata de la cuarta zona verde que ha ejecutado la empresa pública, tras el Parque Tercer Depósito y el Parque Ríos Rosas en Chamberí y el Parque IV Depósito en Chamartín, poniendo así a disposición de los madrileños un total de 168.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas y deportivas.

En la presentación del Parque Bravo Murillo, Díaz Ayuso ha estado acompañada por la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, y presidenta del Canal de Isabel II, Paloma Martín, y el delegado de la empresa pública, Pascual Fernández.

Esta no es la única actuación que Canal de Isabel II ha realizado para poner a disposición de los madrileños parte de sus terrenos. Así, en noviembre de 2018 la empresa inauguró el parque de Ríos Rosas, un espacio de 2.500 metros cuadrados en la calle de Santa Engracia, junto al Primer Depósito Elevado de la empresa.

A ellos se sumará la remodelación y acondicionamiento de la superficie que ocupaban las instalaciones de golf en el Centro de Ocio y Deporte del Tercer Depósito en la madrileña avenida Filipinas, cuyas obras comenzarán próximamente, una vez que se haya adjudicado el contrato, que contará con un importe máximo de licitación de más de 15 millones de euros.

Estas tres instalaciones supondrán la puesta a disposición de más de 123.000 metros cuadrados de espacios de Canal de Isabel II para uso y disfrute de los ciudadanos. A ellos se suma el Parque IV Depósito, inaugurado en 2004, que dispone con una superficie de más de 45.000 metros cuadrados.

La apertura de espacios verdes está enmarcada en una de líneas del Plan Estratégico 2018/30 de Canal de Isabel II para potenciar la transparencia, el buen gobierno y el compromiso con la sociedad.

La Comunidad de Madrid ha invertido 5.830.000 millones de euros en subvenciones para el sector cultural durante 2020. Una vez resueltas todas las convocatorias, han resultado beneficiarios 594 proyectos de artes escénicas, artes plásticas, música, audiovisual y los videojuegos, entre otros sectores.

La consejera de Cultura y Turismo del Gobierno regional, Marta Rivera de la Cruz, ha destacado “el aliciente que suponen estas subvenciones en un año de dificultades para el tejido creativo, empresarial y asociativo de la cultura madrileña”. Asimismo, ha agradecido “el esfuerzo conjunto realizado por solicitantes y gestores de los expedientes de ayuda para poder resolver en tiempo y forma estas convocatorias, a pesar de la situación extraordinaria que hemos vivido estos meses”.

En el mes de julio se adjudicaron 4,5 millones de euros en subvenciones dirigidas a la industria cultural. Dentro de estas líneas de ayuda se contemplaron, además, 92 proyectos a municipios de menos de 10.000 habitantes para la realización de actividades relacionadas con el teatro, la danza, la música y la cinematografía, a los que se destinaron 300.000 euros. El objetivo perseguido con estas ayudas a entidades locales es extender la oferta cultural en artes escénicas, musicales y audiovisuales a todos los municipios de la Comunidad de Madrid.

En octubre se han resuelto ayudas a productoras audiovisuales para el desarrollo de largometrajes y series de ficción, animación y documental por un importe total de 750.000 euros, de las que se han beneficiado 29 empresas para 17 largometrajes de ficción, tres largometrajes documentales, un largometraje de animación, seis series de ficción y dos series de animación. Este año es la primera vez que se abren las ayudas a las series. Además, cinco largometrajes y 29 cortos han recibido ayudas a la promoción y producción por valor de 562.416 euros.

Otros 200.000 euros se han destinado a 40 autores dentro de la línea de ayudas a personas físicas para la creación y desarrollo de artes escénicas, musicales y cinematográficas.

El ámbito de las artes plásticas ha contado con diversas ayudas y convocatorias, como las becas a jóvenes artistas y comisarios para residir en el extranjero, con una dotación de 30.000 euros distribuidos entre 12 ayudas. En el caso de la XXXI edición del Circuito de Artes Plásticas, se han otorgado diez ayudas por importe total de 20.000 euros mientras que, para la creación de artes visuales, se han destinado 34 ayudas más que ascienden a 310.000 euros.

En este sector de artes plásticas también se han concedido ayudas dirigidas a entidades culturales privadas sin ánimo de lucro, con un total de 100.000 euros, repartidos entre 22 proyectos, así como 20.000 euros en cuatro becas para creación de diseño y moda.

La Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de los alumnos madrileños, durante este curso escolar, más de 20.000 libros y contenidos digitales (libros, audiolibros, podcast, vídeos, películas y mucho más). A través de MadREAD sin límites, 640.000 alumnos desde 4º de Educación Primaria y hasta 2º de Bachillerato, y docentes de la región se benefician de esta iniciativa del Gobierno regional para fomentar el hábito lector y el aprendizaje interactivo, potenciar la educación a distancia, el acceso igualitario a contenidos educativos y dotar a los alumnos de nuevos recursos digitales.

Esta herramienta ayudará a los docentes a cumplir con los Planes Lectores diseñados por la Comunidad de Madrid para las diferentes edades y crear los suyos propios. Asimismo, los profesores pueden solicitar una obra que no esté dentro del catálogo para incluirla y, de esa manera, trabajar conjuntamente con los alumnos.

El consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, ha participado en una actividad con alumnos de 3º de la ESO del Instituto de Educación Secundaria San Isidro de Madrid, en la que han trabajado sobre el libro La Sonrisa de los Peces de Piedra, de Rosa Huertas, quien ha estado presente en el acto. Ossorio se ha interesado por el uso que hacen los alumnos de esta plataforma y de su interacción con las nuevas tecnologías en el ámbito educativo.

Los contenidos de MadREAD sin límites (https://madread.educa.madrid.org/), están disponibles en varios idiomas, y se presentan estructurados por etapas y niveles educativos para facilitar el acceso de los alumnos a las obras más adecuadas e interesantes para su edad. Además, gracias a la tecnología de la plataforma, los estudiantes pueden obtener informes de seguimiento sobre su mejora en lectura, escritura y aprendizaje, e interactuar al mismo tiempo con sus profesores y otros estudiantes. Los materiales también son accesibles a través de una App que se puede descargar e instalar en tablets y móviles.

MadREAD sin límites también ofrece muchas ventajas para los docentes, puesto que pueden crear sus propios planes de lectura y aprendizaje adaptándolos a las materias y su contenido. También tienen la posibilidad de enriquecer sus lecciones con elementos multimedia, recomendaciones, ampliaciones o aclaraciones de contenido, e incluso la creación de actividades específicas para sus estudiantes. Además, la tecnología permite adaptar las experiencias de aprendizaje a las diferentes necesidades especiales de los alumnos como dislexia y dificultades visuales, entre otras.

La plataforma MadREAD sin límites forma parte de un plan integral de aprendizaje de la Comunidad de Madrid que cuenta con contenido en español, inglés, francés y alemán que cada centro educativo puede personalizar acorde a sus necesidades. Esta herramienta funciona multidispositivo y multiplataforma, con o sin cobertura de Internet y permite realizar multitud de actividades que fomentan el aprendizaje colaborativo, la creación y publicación de contenidos y la participación en clubes de lectura o debates con autores.

Además, la biblioteca ofrece miles de opciones diferentes para el estudio de todas las materias como lengua, áreas STEAM o materiales didácticos para el aprendizaje de idiomas. También incluye una sección de salud y nutrición para fomentar los buenos hábitos entre los jóvenes, y se prestarán películas, audiolibros, revistas de historia, geografía y tecnología, así como lecturas especialmente seleccionadas.

Por otro lado, con el objetivo de que la comunidad educativa saque el máximo partido a la plataforma MadREAD sin límites, se ha diseñado un exhaustivo plan de formación para los docentes. Este plan está compuesto por formaciones online (webinars), contenido adaptado y un plan de asistencia constante para cada centro, entre otras actividades que se irán sucediendo a lo largo del tiempo.

La consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Eugenia Carballedo, ha abogado por “asentar un modelo de agenda laboral” basado en la racionalización de los horarios y “que haga de nuestra vida cotidiana un entorno propicio para la conciliación, para la formación y para la realización personal”.

Así lo ha indicado durante su participación en la inauguración del XV Congreso de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), un acto en el que Carballedo ha apuntado que “hay que aprovechar algunas de las pautas que se han instaurado con la crisis del COVID-19 para contribuir a reformular nuestras prioridades y favorecer una mayor racionalización horaria”.

En este sentido, la consejera ha asegurado que “la Comunidad de Madrid seguirá trabajando por una jornada laboral más sostenible, más saludable y más productiva”. “Se trata de utilizar la excepcionalidad en nuestro beneficio para favorecer un cambio de paradigma en la gestión del tiempo. No es un imposible metafísico, como no lo fue, pese a que lo pareciera, la prohibición de fumar en bares y restaurantes”, ha recalcado.

La Comunidad de Madrid ha realizado un importante esfuerzo inversor para impulsar el teletrabajo y la digitalización de la educación. Por un lado, se ha puesto a disposición de los trabajadores públicos más de 42.000 dispositivos portátiles, cantidad que se se ha reforzado recientemente con la compra de cerca de 14.000 ordenadores más.

El Consejo de Gobierno aprobó recientemente más de 13,75 millones de euros para 25.456 ordenadores de uso educativo. La Comunidad de Madrid ya ha adquirido más de 70.000 equipos, y distribuirá 100.000 dispositivos para renovar el parque informático de los centros de enseñanza de la región.

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad, ha firmado un convenio con la Escuela de Organización Industrial (EOI) para poner en marcha una nueva edición de la estrategia Industria Conectada 4.0, que pretende impulsar la digitalización de la industria madrileña, desarrollar su competitividad y promover las exportaciones. El consejero de Economía, Empleo y Competitividad, Manuel Giménez, y el presidente de la Fundación EOI, Raúl Blanco, han rubricado, en la sede del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, este convenio de colaboración.

El programa Industria Conectada 4.0 se presenta como una convocatoria abierta a todas las empresas industriales con domicilio social o centro de trabajo en la Comunidad de Madrid, mediante dos líneas. En la primera, denominada Hada, podrán participar todas las empresas industriales que deseen conocer su grado de madurez digital con el objetivo de avanzar en su transformación digital. Con la segunda línea, Activa Industria 4.0, las empresas recibirán un asesoramiento especializado e individualizado del que obtendrán un Informe de Diagnóstico sobre su situación actual en materia de digitalización y la propuesta de un Plan de Transformación. El programa se complementará con talleres demostrativos para presentar a las empresas beneficiarias una oferta de los habilitadores digitales adaptados a su plan de transformación.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas