x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

06
Ago
2020
El 60% de los mayores de residencias tienen anticuerpos PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMAdemás del 30% de los trabajadores

Según desvelaba hace unos días la Comunidad, ya ha terminado la primera fase de la toma de muestras en residencias para realizar un estudio de seroprevalencia, y los primeros datos son contundentes: el 60% de los mayores ingresados ha pasado el coronavirus, además de un 30% de sus cuidadores. Estos datos encajan con los recogidos en los estudios del Gobierno central y de Torrejón, que desvelaban que el comportamiento del virus en los ancianos es muy diferente al resto de la población. Así, tal y como contaban, los mayores mantienen un nivel alto de IgM durante mucho más tiempo que el resto de la población, mientras que casi no desarrollan IgG, lo que hace que permanezcan activos por un periodo mayor.

La Comunidad de Madrid ha tomado más de 18.500 muestras en los centros socio-sanitarios de la región, en el marco del estudio de seroprevalencia que está desarrollando para conocer el estado serológico e inmunológico frente a COVID-19 de residentes y profesionales. Se trata de un análisis pionero en Europa, que incluye un total de 70.000 muestras, y cuyo objetivo es identificar los cambios en la prevalencia de la infección, de manera que se puedan adoptar las medidas ante nuevos brotes de coronavirus.

El consejero de Sanidad del Gobierno regional, Enrique Ruiz-Escudero, acompañado por el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, han visitado las instalaciones de del Laboratorio Regional de Salud Pública, donde se realizan los análisis de los Estudios de Seroprevalencia de la Comunidad de Madrid. En la visita han estado acompañados por la directora del Laboratorio, Mar Carretero; el responsable de Microbiología, Juan Carlos Sanz, y los investigadores del proyecto, Francisco Javier Candel, Pablo Barreiro y Jesús San Román.

El Laboratorio ha recibido y analizado más de 18.500 muestras para serología y ha comenzado los análisis de diagnóstico molecular. En el estudio, a día de hoy, van a participar 425 residencias. Estos estudios consisten en el análisis de anticuerpos frente al COVID-19 y el diagnóstico molecular, en caso de resultados positivos al anterior.

En cuanto al diagnóstico molecular, el centro ha sido dotado con uno de los robots de última generación que aumenta la capacidad de realización de pruebas a la presencia de SARS Cov2 mediante Ampliación Mediada por Transcripción (TMA) PCR, técnica con una mayor sensibilidad que la RT-PCR convencional y con una elevada capacidad máxima de procesar más de 1.000 muestras diarias. El Servicio Madrileño de Salud no solo dispone de este equipo, sino que la Comunidad de Madrid ha adquirido un total de 7 robots Panther.

Con esta finalidad, el Laboratorio ha adaptado también sus instalaciones, modificado sus sistemas informáticos, contratado personal (6 técnicos de laboratorio, además de los 6 asignados al estudio) y ampliado su horario de trabajo con un turno de tarde para abordar el elevado número de muestras previsto.

Se han instalado equipos y se ha realizado la puesta a punto, por un lado, de técnicas de serología para la detección de anticuerpos en suero o plasma; y, por otro, de técnicas de diagnóstico molecular frente al COVID-19.

Para la serología se han instalado dos analizadores que automatizan las reacciones que determinan con una alta sensibilidad la presencia de anticuerpos como consecuencia de una infección, previa mediante la técnica de inmunoanálisis quimioluminicente (CMIA). Su alta capacidad de procesamiento de ensayos permitirá alrededor de 800 determinaciones al día.

El Laboratorio Regional de Salud Pública ha sido propuesto como laboratorio de referencia para los estudios de Seroprevalencia, ya que tiene como función dar el apoyo analítico y técnico a las competencias de la Dirección General Salud Pública. Entre otras competencias están la vigilancia, el análisis y el control epidemiológico de la salud y sus determinantes; el control de las enfermedades y riesgos para la salud en situaciones de emergencia sanitaria; y la organización de la respuesta ante situaciones de alertas y crisis sanitarias.

Por último, la Consejería de Sanidad la Comunidad de Madrid ha estado presente en las residencias antes, durante y después del COVID-19, tanto con los profesionales de Atención Primaria, por tratarse de los domicilios de nuestros mayores, como a través de los Servicios de Geriatría de los hospitales de referencia y de los profesionales de Salud Pública.

Pero no es la única noticia relacionada con las residencias de los últimos días. CCOO emitía un comunicado en el que desvelaba que, en plena crisis sanitaria, la Comunidad había sacado a concurso la residencia de Mirasierra: "En el pliego de condiciones la Comunidad de Madrid propone 11,85 profesionales menos que en 2010 para atender a 220 residentes y 45 usuarios del centro de día en la Residencia de Mirasierra. El presupuesto de salida del pliego de licitación para la empresa adjudicataria desciende un 10 por ciento, lo que supera el millón y medio menos", contaba el sindicato.

La Comunidad de Madrid empieza a publicar los nuevos pliegos de condiciones para la adjudicación de la gestión de residencias de mayores a empresas privadas, cuya titularidad es pública. El sector de Dependencia de CCOO Sanidad Madrid denuncia que los pliegos de condiciones, como el de la Residencia Mirasierra, con 220 residentes y 45 plazas en el centro de día, recortan considerablemente el personal para atender a los mayores y el dinero público presupuestado en los pliegos, por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, es un 10 por ciento menor que hace diez años.

En los requisitos del pliego de licitación de la Residencia Mirasierra el número de profesionales contratados por residente se reduce considerablemente, salvo en dos categorías, trabajadores y trabajadoras sociales y fisioterapeutas. En las categorías de atención directa al usuario hay una pérdida de 11,85 profesionales, con respecto a los que se exigían hace una década y los que están en vigor en la actualidad.

Así, a juicio de CCOO Sanidad Madrid uno de los colectivos fundamentales en los centros de este sector es el colectivo de gerocultoras así como el de limpieza. Este último ha adquirido mayor importancia, si cabe, con la pandemia ya que la higiene y la desinfección en estos centros son la primera barrera en la lucha contra el COVID-19. Para CCOO, después de lo ocurrido en la región con la virulencia que ha actuado el virus en las residencias de mayores es “preocupante que no aparezca como exigencia en los pliegos de licitación de la Administración la exigencia de ratios a cumplir en cada categoría”.

“Consideramos que es una irresponsabilidad pues invita a prácticas nada saludables y con riesgo entre la población más vulnerable”, subraya el sindicato. Además, CCOO muestra su sorpresa ante esta nueva contradicción del Gobierno regional tras la comparecencia en sede parlamentaria del consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, el pasado 16 de julio, que adelantó que el nuevo Acuerdo Marco que su Gobierno prepara para el sector de la Dependencia -el actual expira el próximo junio del 2021- pretendía dotar a las residencias con una subida de la ratio asistencial del 0´42 a 0´55 en el personal de atención directa (médicos, enfermeras, gerocultoras, etc.) a los residentes.

“Lejos de haber mejorado la situación, la realidad es que nos estamos encontrando con una nueva licitación, que está muy por debajo de esos ratios y a la baja en el capítulo económico. Esta situación incentiva los recortes de plantilla y minora sus condiciones laborales”, señala CCOO.

Desde los pliegos del año 2010, el capítulo económico de las licitaciones ha sufrido una constante descenso, tal y como se puede observar en el cuadro comparativo adjunto*. Hace diez años la Comunidad de Madrid publicó un pliego de licitación para la gestión de la Residencia Mirasierra por 17.285.240 €, finalmente se adjudicó por 15.902.421 €. En 2013, la Administración regional volvió a publicitar el pliego de condiciones por 14.750.514 € y se adjudicó por 12.356.811 €. El pliego 2020, pendiente de licitación, sale por 15.683.079 €.

Para CCOO, si la Comunidad de Madrid “continúa con la política de recortes, con más de lo mismo, no se puede asegurar la prevención ante una futura pandemia. Si las residencias sufren recortes, la aplicación de las políticas de austeridad inciden directamente en la atención a los residentes. Porque son usuarios que precisan cuidados y atenciones más exigentes y que con la falta de personal actual ya no se llega a los estándares mínimos exigibles”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas