x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

01
Jun
2020
Metro instala carteles en sus andenes prohibiendo bajar a las vías PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMHoy se reanuda la formación de los nuevos maquinistas

La Comunidad de Madrid ha comenzado la instalación de carteles que recuerdan la prohibición de bajar a las vías de las estaciones de Metro. Estas nuevas señales se ubicarán al frente del borde de andén y a lo largo del mismo para poder ser vistas también desde el andén contrario.

Ya cuentan con estas nuevas indicaciones las estaciones de Tetuán, Estrecho, Alvarado, Bambú, Tirso de Molina, Antón Martín, Estación del Arte, Menéndez Pelayo, Puente de Vallecas, Alfonso XIII, Esperanza, Prosperidad y Arturo Soria. En las próximas semanas se irán colocando en el resto de estaciones de la red del suburbano, hasta alcanzar la cifra de 5.000 carteles.

Esta iniciativa pretende velar por la seguridad de los usuarios del suburbano y evitar posibles accidentes en la red. En caso de que se caiga algún objeto a la vía, el usuario debe avisar al personal de la estación, ya que son ellos los encargados de su recuperación, en caso de que esto sea posible.

También se han colocado nuevas señales en trenes y estaciones de Metro para proteger la salud de empleados y usuarios del suburbano. En ellas, se informa a los viajeros de las nuevas condiciones que deben tener en cuenta a la hora de viajar en el suburbano madrileño, como la distancia entre usuarios o la ocupación limitada de asientos, entre otros aspectos.

Estas nuevas indicaciones se suman a los vinilos instalados en el suelo de los andenes para señalar la distancia de seguridad interpersonal entre viajeros. Los nuevos avisos reforzarán este mensaje en diferentes puntos de la red, donde es importante que se mantenga esta distancia.

De este modo, se está colocando señalización orientativa de la distancia interpersonal en el suelo en lugares de tránsito como los pasillos, las puertas de acceso a las estaciones y en los tornos de entrada y salida de las estaciones. Junto a ellas, hay indicaciones en las paredes de los andenes de las estaciones y marcas para evitar el uso de determinados asientos en los trenes y en los bancos de los andenes.

En la misma línea, se están instalando indicativos sobre la necesidad de mantener la distancia de seguridad entre viajeros mientras se usan las escaleras mecánicas. Además, los pasillos de tránsito de las estaciones incorporarán una franja roja en la que se marca esa distancia de seguridad.

También hay ya carteles que recuerdan la necesidad de mantener la higiene de manos y que el uso de mascarillas es obligatorio en el suburbano y en todo el transporte público.

La Comunidad de Madrid reanuda la próxima semana la formación de 45 nuevos maquinistas de Metro, que quedó paralizada con el inicio de la crisis sanitaria y las medidas extraordinarias adoptadas por la declaración del estado de alarma ante la evolución del COVID-19.

En concreto, el próximo martes 2 de junio, retomarán las clases 30 de los futuros maquinistas, y el 23 de junio los 15 restantes. La previsión es que puedan incorporarse al servicio en los próximos meses, de manera progresiva.

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, tras visitar las instalaciones de la clínica de Metro. “Seguimos trabajando por mejorar aún más el servicio que presta Metro de Madrid. Y, para ello, uno de nuestros objetivos sigue siendo reforzar la plantilla de maquinistas”, ha subrayado.

En este sentido, Garrido ha confirmado que el Gobierno regional mantiene su compromiso de contratar más de 300 maquinistas para superar el máximo histórico de estos profesionales en plantilla (2.078 maquinistas en el año 2011).

Las clases que estaban recibiendo los futuros maquinistas se vieron interrumpidas con motivo de la declaración del estado de alarma, aunque los instructores han mantenido contacto telemático con los alumnos durante este tiempo, con la intención de recordar y reforzar los conocimientos adquiridos.

A partir del próximo martes, y mientras dure la fase 1 de la desescalada, las clases se impartirán de forma online. Cuando comience la fase 2, la formación será presencial, eminentemente práctica, y tendrá lugar en diferentes recintos de la compañía, tomando todas las medidas estipuladas por las autoridades sanitarias para garantizar la salud y seguridad de alumnos e instructores. De hecho, se han subdividido los grupos creados con anterioridad, de manera que en las clases no haya más de ocho alumnos, y se ha aumentado el número de profesores que va a impartir formación.

Está previsto que estos 45 aspirantes se incorporen a sus puestos de trabajo de manera progresiva en los próximos meses. Se sumarán así los 100 maquinistas que se incorporaron a la compañía a lo largo del año pasado y a los 360 que ya se contrataron en 2016.

En su visita, Ángel Garrido ha destacado el esfuerzo realizado por el Gobierno regional y los empleados de Metro para adaptarse a la situación provocada por la crisis sanitaria, y ha valorado la gestión realizada desde la clínica del suburbano madrileño a la hora de atender a los trabajadores que presentaban síntomas de coronavirus o habían estado en contacto con posibles casos positivos.

Desde el comienzo de la alerta sanitaria, la clínica ubicada en el recinto de Canillejas ha coordinado y gestionado la situación de los empleados de Metro de Madrid que se han visto afectados por el COVID-19.

En la actualidad, entre sus más de 7.000 empleados, solo hay 35 casos confirmados que han dado positivo a coronavirus. Además, siguiendo los protocolos marcados por las autoridades sanitarias, Metro de Madrid mantiene en observación domiciliaria a todos aquellos trabajadores que presentan síntomas compatibles con la enfermedad o han tenido un posible contacto directo con positivos.

Igualmente, alrededor de 650 empleados especialmente sensibles, por padecer otro tipo de patologías, se encuentran retirados del servicio presencial o con baja laboral de la Seguridad Social. A este número se suman los trabajadores de Metro mayores de 60 años, algo más de 250, retirados del servicio presencial conforme a lo establecido por las autoridades sanitarias.

Metro ha realizado más de 219 test entre los empleados sospechosos de haber contraído el virus, que voluntariamente se han prestado a ello. De ellos, ya se tiene el resultado de 198, que en la mayoría de los casos ha sido negativo (más del 91%), por lo que ya han comenzado a reincorporarse a su trabajo.

La empresa pública regional ha informado puntualmente de estas acciones a los representantes de los trabajadores. En todo momento se ha comunicado a los sindicatos tanto el estado de salud de los empleados como las diferentes medidas tomadas, siguiendo los protocolos de las autoridades sanitarias, para preservar la seguridad de empleados y viajeros. Entre las más recientes está la colocación de una cámara térmica en el acceso al Puesto de Mando de la compañía para detectar si algún trabajador tiene fiebre.

Asimismo, desde el pasado 8 de marzo, Metro está aplicando medidas extraordinarias de limpieza y desinfección, como sucede en el resto del transporte público de la Comunidad de Madrid. En concreto, se procede a la desinfección diaria en trenes y estaciones, actuando con especial atención tanto en los elementos con los que los viajeros puedan entrar en contacto en sus viajes diarios (barras de sujeción, asientos y reposabrazos o mandos de accionamiento de puertas, entre otras superficies), como en las cabinas de conducción de los trenes y en otros recintos de trabajo de la red del suburbano.

La compañía también ha reducido el personal que presta servicio presencial en la red y ha favorecido el teletrabajo entre el personal de oficinas para minimizar el riesgo de contagio de coronavirus. Además, promueve una mayor flexibilidad horaria para facilitar la conciliación laboral y familiar en el caso de los empleados con responsabilidad sobre el cuidado de menores de 12 años, y de personas con discapacidad o de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que, por razón de edad o enfermedad, no puedan valerse por sí mismos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas