x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

24
May
2020
Metro instala máquinas de venta de mascarillas en sus estaciones PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMAdemás estrena sistema de medición de la temperatura para sus trabajadores

La Comunidad de Madrid va a instalar máquinas de vending con mascarillas e hidrogel en algunas de las estaciones con más afluencia de viajeros de Metro. El objetivo es facilitar la disponibilidad de estos elementos de protección, sabiendo que la mascarilla es de uso obligatorio en el transporte público. El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, han presentado hoy la primera de estas máquinas expendedoras en la estación de Moncloa.

Está previsto que en los próximos días se instalen también en las estaciones de Nuevos Ministerios, Príncipe Pío, Plaza de España, Argüelles, Diego de León, Atocha-Renfe, Chamartín, Sainz de Baranda, Colombia. En un principio, las máquinas permanecerán activas durante un periodo de 6 meses.

“Desde la Comunidad de Madrid queremos seguir reforzando la seguridad de los ciudadanos, de los usuarios de Metro y de los trabajadores del suburbano”, ha señalado el vicepresidente regional. Aguado, además, ha felicitado a la empresa pública Metro de Madrid “por estar a la altura de una situación tan anómala como la generada por el coronavirus” y por esta iniciativa, que “garantiza la posibilidad de adquirir material de protección a todas las personas que acceden al transporte público”.

En este sentido, Aguado ha asegurado que la autoprotección es una de las claves para seguir avanzando en la desescalada de la región, con el uso de mascarillas, manteniendo la distancia de seguridad y mediante el lavado frecuente de manos. Además, ha destacado que “la Comunidad de Madrid retoma, a partir de mañana, el pulso de la normalidad, y eso implica una mayor responsabilidad y prudencia” por parte de los ciudadanos para superar la crisis del COVID-19.

“Esta nueva medida pretende facilitar también la movilidad de muchos madrileños que necesitan acudir a sus puestos de trabajo de forma segura. Pueden tener la confianza de que en Metro cuentan con todas las medidas de protección para viajar con seguridad”, ha señalado Garrido, por su parte.

Las mascarillas se venderán envasadas de forma individual por un precio de 3 euros. Se trata de mascarillas reutilizables y lavables hasta un máximo de diez veces. Por su parte, el envase del hidrogel, de 100 mililitros, tendrá un precio de 2 euros. Cada máquina tiene capacidad para vender 192 mascarillas y 96 hidrogeles. Por ahora solo venderán estos dos productos, pero, en un futuro, también se podrían añadir otros productos de parafarmacia.

Esta medida se suma a las que han puesto en marcha para afrontar la desescalada y proteger a viajeros y empleados de Metro de Madrid. Así, desde mañana se van a realizar controles de aforo en estaciones clave de la red y se va a desplegar un dispositivo de supervisión de afluencia de viajeros en los puntos más concurridos.

El objetivo de este control es gestionar la afluencia dentro de la red de Metro de la mejor manera posible, garantizando la distancia de seguridad entre los pasajeros. Casi un centenar de vigilantes realizarán estas tareas de supervisión en al menos, 14 estaciones de las más concurridas de la red, como Atocha Renfe, Ópera, Príncipe Pío, Sol, Moncloa, Méndez Álvaro, Pacífico, Conde de Casal, Avenida de América, Puerta de Arganda, Gregorio Marañón, Tres Olivos, Nuevos Ministerios y Plaza Elíptica, entre otras.

Igualmente, desde la semana pasada ha comenzado a instalarse una nueva señalización en trenes y estaciones que informa a los viajeros de Metro de las nuevas condiciones que deben tener en cuenta a la hora de viajar en el suburbano madrileño, como la distancia entre usuarios o la ocupación de asientos.

De este modo, se recuerda la necesidad de mantener las manos limpias y que el uso de mascarillas es obligatorio en el suburbano y en todo el transporte público. También se han instalado marcas orientativas para mantener la distancia interpersonal en lugares de tránsito como los pasillos y las puertas de acceso a las estaciones, así como en el suelo, paredes y bancos de los andenes y en los asientos de los trenes.

La Comunidad de Madrid ha instalado un sistema de medición de la temperatura corporal para empleados de Metro en el acceso al Puesto de Mando, uno de los centros estratégicos del suburbano madrileño. El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras y presidente de Metro, Ángel Garrido, han presentado este nuevo sistema para hacer frente al coronavirus (COVID-19).

El sistema cuenta con una cámara dual termográfica y visible, capaz de realizar una medición en tiempo real la temperatura de varias personas de forma simultánea. De este modo, se puede medir la temperatura de hasta 30 objetivos, a una distancia de entre 3 y 5 metros y con una precisión de +/- 0,3ºC. Cuando se detecte algún caso de alta temperatura, entrará en acción el protocolo interno de Metro de Madrid para revisar el estado de salud del trabajador. En caso de existir sospecha de que pueda tener COVID-19, el trabajador pasará a observación domiciliaria.

El vicepresidente regional ha señalado que “recuperar la normalidad y la actividad económica es un reto al que hay que añadir la seguridad sanitaria en nuestro día a día”. Por este motivo, desde la Comunidad de Madrid se garantiza que la red de transporte público “está adoptando los protocolos pertinentes para hacer frente al escenario postCOVID y para facilitar la vida a los madrileños”.

Por su parte, Garrido ha subrayado que “proteger la salud de los trabajadores del transporte público es uno de objetivos fundamentales del Gobierno regional desde el inicio de esta crisis, en la que estamos trabajando para facilitar la movilidad necesaria y para garantizar la seguridad de los viajeros y trabajadores, minimizando el riesgo de contagios”. “Por eso vamos a seguir incorporando medidas que cumplan con las nuevas exigencias de seguridad, con el objetivo de que el transporte público siga siendo una excelente opción de desplazamiento”, ha añadido.

El sistema de medición de temperatura se ha instalado en el Puesto de Control Central de Metro, que es un centro estratégico desde donde se controla en tiempo real el tráfico de trenes y se realiza la supervisión y el telemando de las instalaciones tanto de todas las estaciones de la red como de las subestaciones eléctricas. En este centro trabajan habitualmente 28 personas en tres turnos, que dan servicio las 24 horas, los 365 días del año.

También se monitorizan las estaciones que puedan registrar más viajeros para poder tomar medidas rápidamente y se lleva a cabo un seguimiento de la evolución de la demanda de viajeros en tiempo real y en comparación con períodos anteriores.

El sistema presentado se une a las medidas de prevención que Metro ya ha puesto en marcha en este centro, como la reducción del personal o la reorganización para minimizar la coincidencia de los trabajadores en los relevos, en las zonas comunes o de descanso, en la entrada y la salida de la instalación. También se han colocado mamparas de metacrilato entre aquellos puestos en los que no es posible garantizar una distancia mínima de dos metros.

Desde el inicio de la alerta sanitaria, Metro de Madrid ha reducido el personal que trabaja en toda la red y está favoreciendo el teletrabajo. Asimismo, se está promoviendo una mayor flexibilidad horaria para la conciliación laboral y familiar en el caso de los empleados con responsabilidad sobre el cuidado de menores de 12 años, de personas con discapacidad o de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que, por razón de edad o enfermedad, no puedan valerse por sí mismos. Además, Metro está realizando test de detección del coronavirus entre sus empleados.

Para la protección de los usuarios, Metro de Madrid está desarrollando diferentes iniciativas. Hace apenas unos días se están instalando carteles en todas sus estaciones para recordar a los viajeros la obligatoriedad del uso de mascarillas. De la misma forma, se están colocando señales en vestíbulos y andenes de las estaciones para marcar la distancia de seguridad entre los usuarios y se han marcado asientos en trenes y estaciones para bloquear su uso.

Desde el pasado 8 de marzo, la compañía está aplicando medidas extraordinarias de limpieza y desinfección, como sucede en el resto del transporte público de la Comunidad de Madrid. Además, se ha puesto en marcha el sistema de apertura automática de puertas en todos los modelos de trenes en los que es posible y en todas las estaciones de Metro se está manteniendo siempre una puerta abierta para el acceso y otra para la salida.

Igualmente, Metro ha clausurado un total de 44 vestíbulos y 177 accesos de su red para minimizar riesgos entre sus empleados frente al coronavirus, que ya no tendrán que trabajar en estos espacios. Esta medida permite, también, optimizar recursos y adaptarlos a la nueva situación en tareas de limpieza, vigilancia o mantenimiento, entre otras. También ha adelantado el horario de cierre de su red, de forma que el último servicio sale a las 24.00 horas frente a la 1.30 horas como es habitual.

La Asociación de Voluntarios de la EMT ha colaborado con el Centro de Transfusión para difundir la necesidad de la donación de sangre en este colectivo. El resultado de momento ha sido la donación de más de 70 trabajadores que con su gesto solidario están contribuyendo a reforzar las reservas.

La sangre siempre es necesaria pero en estos momentos más. Los hospitales comienzan a recuperar su actividad habitual tras dos meses centrados en hacer frente a la pandemia de la Covid-19. Es muy importante que las reservas de sangre se preparen y refuercen para una mayor demanda de sangre. En este contexto, la Asociación de Voluntarios de la EMT se ofreció al Centro de Transfusión para contribuir a difundir este necesidad entre los trabajadores de la empresa de autobuses públicos.

El resultado de momento ha sido que más de 70 trabajadores han acudido a donar. El Centro de Transfusión les da las gracias por su gesto solidario y anima a otros colectivos a que sigan su ejemplo. Entre todos lo conseguiremos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas