x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

13
Ago
2019
Ayuso resucita el Plan de Vivienda Joven en un discurso plagado de guiños a VOX PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMHoy la Asamblea votará si quiere que la popular se convierta en Presidenta de la Comunidad

Aunque no concretó muchas de las medidas anunciadas, el discurso de investidura de Díaz Ayuso sí da una idea de por donde van a ir los tiros en los próximos cuatro años en la Comunidad: más conciertos educativos, colaboración público-privada, menos impuestos, un nuevo PIR y resurrección del Plan de Vivienda Joven que puso en marcha Esperanza Aguirre hace diez años.

Son algunas de las líneas de un discurso corto, aunque muy pesado, que la candidata estructuró en diez líneas de actuación que describían los principales hitos del gobierno que va a encabezar. Y entre ellas, cambios muy importantes en la estructura orgánica, pues el Canal de Isabel II abandona la Consejería de Presidencia para sumarse a Medio Ambiente; Vivienda se desvincula de Transportes para unirse a Urbanismo; Justicia se fusiona con Interior; y Hacienda se desliga de Empleo.

Sin embargo, las medidas más polémicas llegaban al hablar de los caballos de batalla de VOX. La candidata a la Presidencia de la Comunidad asumía las tesis del partido verde en materia de MENAs, en violencia de género (en ningún momento se refirió a ella), y en LGTBI (anunció que los colegios deberán informar de todos los talleres y actividades extraescolares que vayan a realizar, abriendo la puerta al famoso “pin parental” de los verdes).

El discurso también comenzaba con un tono para congraciarse con el partido de Santiago Abascal, aludiendo al valor de los símbolos nacionales, como la bandera, el himno o la monarquía. Precisamente en esta primera parte Ayuso recordaba a sus antecesores, ausentes casi todos ellos del Pleno, aunque olvidándose de Ignacio González y de Ángel Garrido. La candidata tampoco hizo ninguna mención a todo lo que se está publicando de ella, remitiéndose a un genérico “tolerancia cero contra la corrupción” como el anunciado por Cifuentes hace cuatro años.

A pesar de los evidentes guiños VOX no salió precisamente contento del discurso, anunciando que esperarán al debate de hoy para decidir el sentido de su voto. Y es que para el partido verde, el discurso de Ayuso no explicita los acuerdos alcanzados con ellos, algo que exigen si quieren contar con sus votos.

Hoy, segunda sesión del Pleno de Investidura, con el Debate de los portavoces y la votación, que está previsto comience pasadas las seis de la tarde (con la entrada de Ahora Madrid y VOX son seis los grupos parlamentarios de la Asamblea, por lo que el debate se alargará bastante más de lo previsto), y en la que, si no hay sorpresas, Ayuso se convertirá en la primera Presidenta de la XI Legislatura en la Comunidad.

El secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha mostrado la “inquietud” del sindicato ante los temas en los que se ha centrado el acuerdo de Gobierno de la Comunidad de Madrid y que, previsiblemente, convertirá a Isabel Díaz Ayuso en la próxima Presidenta de la Comunidad de Madrid.

Antes de comenzar el debate de investidura, Cedrún ha expuesto la preocupación del sindicato ante los temas que están salpicando a la candidata del Partido Popular: “todo parece indicar que vamos a una legislatura donde el protagonismo lo va a seguir teniendo la corrupción, donde la candidata del Partido Popular aún no ha dado explicaciones”.

Para el secretario general de CCOO de Madrid, el peso de la extrema derecha en el acuerdo de gobierno pone “en serios riesgos las libertades en la región” y, todo parece indicar que “si estos van a ser los debates políticos en esta legislatura, los verdaderos problemas de los trabajadores y trabajadoras van a quedar apartados y olvidados”.

Cedrún ha recordado que la Comunidad de Madrid necesita “avanzar” porque es el momento de “impulsar mucho más el cambio de modelo productivo de esta región y de mejorar nuestro Estado del Bienestar y creemos que, con lo que se está planteando, tenemos serias dudas de que este pueda ser un periodo fructífero para la Comunidad de Madrid”.

CCOO recuerda que los servicios públicos operan como función vital para el sustento de toda sociedad democrática avanzada, son los garantes del progreso social y cultural, de un futuro viable en prosperidad y son un factor clave para la reducción de todas las desigualdades.

Al sindicato le preocupan las voces de la derecha madrileña que coinciden en sostener, frente a todas las evidencias en contra, la compatibilidad de un programa de recorte de los ingresos fiscales con el mantenimiento de unos servicios públicos que, lejos de estar sobredimensionados, se hallan necesitados de nuevas y decididas inversiones. De la lectura de los acuerdos programáticos entre quienes sustentarán la mayoría en la Asamblea, se observa la apuesta por la privatización encubierta de los mismos. Palabras como “racionalización” o “redimensionamiento” suelen ser eufemismos para blanquear lo que son meros recortes de servicios a la ciudadanía y los derechos asociados a éstos.

La degradación de los servicios públicos madrileños ha sido muy notoria y sentida en ámbitos como la Sanidad o en la Educación públicas, también en otros sectores estratégicos del modelo social que necesitamos preservar, como son el tratamiento de la dependencia, las residencias de personas mayores, el amparo de menores, el transporte público, las emergencias y la seguridad ciudadana, la seguridad laboral, el suministro y la calidad del agua, la Administración de Justicia, la Radio Televisión pública, las políticas activas de empleo y vivienda social o la lucha contra la desigualdad y contra la violencia machista.

Ni siquiera existe hoy en día una excusa para recortar servicios e inversiones públicas desde el punto de vista de la austeridad del gasto. Los beneficios empresariales crecen con vigor y en mayor medida que los salarios y las pensiones de la ciudadanía de Madrid.

Para CCOO es imprescindible garantizar el cumplimiento y adecuado desarrollo de los acuerdos alcanzados en la anterior legislatura con las organizaciones sindicales del sector público, tanto en materia de recuperación de salarios y de derechos laborales como en la creación y consolidación del empleo. Lo contrario, situaría a los empleados y empleadas públicas, de nuevo, como las “cabezas de turco”, lo que se deduce de los discursos populistas de partidos e instancias que desconocen, o quieren desconocer, el fuerte deterioro del poder adquisitivo que estos y estas trabajadoras han sufrido en la última década, incluyendo niveles de temporalidad laboral vergonzantes que han merecido el reproche de las instituciones europeas, sin olvidar los miles de puestos de trabajo destruidos mediante despidos brutales como los llevados a cabo en Telemadrid y la falta de reposición de vacantes.

 

DISCURSO DE LA CANDIDATA A LA INVESTIDURA DE LA PRESIDENCIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID, DOÑA ISABEL DÍAZ AYUSO.

Señorías:

Sean mis primeras palabras de felicitación a la Cámara por su elección como miembros de esta Asamblea. Es un honor para todos habernos presentado ante ciudadanos libres e iguales y haber obtenido su confianza en voto secreto.

Somos representantes de un pueblo libre y eso nos enorgullece.

En unos momentos en que la Política sufre considerables críticas, quiero reivindicar el papel de Sus Señorías ⎯nuestro papel⎯ como intermediarios entre las necesidades de la sociedad y las soluciones que se requieren. Estamos obligados a dar ejemplo de eficiencia y de responsabilidad.

Deseo que nuestro paso por esta undécima legislatura deje como poso un trabajo eficaz para Madrid.

Quiero felicitar, especialmente, al presidente en funciones de la Comunidad, Pedro Rollán, y a los consejeros y miembros del gobierno autonómico por su trabajo en estos meses difíciles, en los que han sabido mantenerse al frente de sus responsabilidades con eficacia, combinada con una discreción admirable.

Reciban, presidente y consejeros, mi reconocimiento personal y el de la Cámara.

Señorías: comparezco ante este parlamento a propuesta del presidente para solicitarles el respaldo al programa de gobierno y pedir su voto para mi investidura como presidenta de la Comunidad de Madrid.

Tenemos una elevada responsabilidad para con nuestra Comunidad y para con nuestro país: España.

Desde 1983, los sucesivos gobiernos de la Comunidad, aunque de ideologías distintas, han sabido hacer de Madrid la casa de todos los españoles. Sin regionalismos, sin fronteras, ofreciendo lo mejor de nosotros mismos y de nuestros servicios públicos e infraestructuras.

Comenzamos la andadura como la cuarta comunidad autónoma en términos de riqueza en España y hoy somos los primeros; gozamos de servicios públicos de la más alta calidad de toda Europa; hemos construido la mayor infraestructura de España de comienzos de este Siglo, como es Madrid Río y el soterramiento de la M-30; la libertad de elección de centro educativo, el bilingüismo en nuestras escuelas y la FP dual son señas de identidad de Madrid.

Llevamos dieciséis años bajando impuestos, lo que nos ha granjeado un gran éxito de creación de empleo y oportunidades; somos la Comunidad, por ejemplo, que antes ha creado una Unidad de identidad de género en nuestra Sanidad, que es la única que opera de todos los trasplantes... una Sanidad que también se elige en libertad porque todo ciudadano puede decidir a qué Centro sanitario acude y con qué personal.

Desde 1995, el crecimiento de Madrid ha sido sustancial. Hemos pasado de un PIB per cápita que roza los quince mil euros, a casi treinta y cinco mil, el más alto de España.

La inversión extranjera ha pasado de los tres mil quinientos millones de euros, a casi cuarenta mil millones, recibiendo el 85,3% de la Inversión Extranjera en España en el año 2018.

Somos la Comunidad Autónoma que más crece: al 3,7%. Todos los indicadores muestran el peso económico de Madrid.

Hemos conseguido que los madrileños hagan de nuestra región una comunidad atractiva para invertir, trabajar y vivir.

Podemos presumir de tener un Metro de más de trescientos kilómetros y de ser el más accesible de Europa; una red de carreteras que unen toda la Comunidad, y unas infraestructuras de abastecimiento y cuidado del agua modernizada constantemente desde el Canal de Isabel II: el agua de Madrid, reconocida por todos los madrileños.

Tenemos que sentirnos muy orgullosos de los logros que hemos conquistado, que hoy se han convertido en derechos de los madrileños.

Pero lo más importante es que Madrid es la región de las oportunidades. El lugar donde las cosas suceden. Un pueblo abierto que acoge a todos los que buscan su segunda oportunidad. Una Comunidad que, me gusta repetir, es de los españoles que viven y trabajan en Madrid.

Y somos una región orgullosa de España, de su Constitución y de su Rey. Deseo expresar mi agradecimiento a la labor de la Monarquía, desde los tiempos de la Transición hasta nuestros días, por mantener la unidad de nuestro país y ser garantes de la convivencia en Democracia.

España siempre ha estado presente en el pensamiento de nuestros gobernantes. Cito al primer presidente de la Comunidad, Joaquín Leguina, en su discurso de Investidura de 1983: “Nada de lo que ocurra fuera de Madrid nos será ajeno y, asimismo, queremos que lo que en el transcurso de los días aquí suceda, concierna también al resto de los pueblos de España”.

Querer a España es el mejor modo de gobernar la Comunidad de Madrid. Subrayo mi compromiso con el respeto a los símbolos del Estado: bandera, escudo e himno. En este momento tan convulso políticamente, Madrid es la pieza clave de nuestro país.

La defensa de los propios intereses de las regiones no puede ser utilizada para cuestionar el orden constitucional y menos aún para ir contra la nación más antigua de Europa, patria común e indivisible de todos los españoles, tal y como dice nuestra Constitución en su artículo 2.

Me propongo llegar a acuerdos y firmar convenios con todas las Comunidades autónomas que nos necesitemos. Porque colaborando y rompiendo barreras, se hace más España.

No solo debemos combatir a los nacionalismos haciéndoles frente; también, y muy principalmente, ayudando a construir el tejido empresarial, educativo y de convivencia, asegurando la libre movilidad de las familias y empresas, y que los españoles recibamos servicios equivalentes en todo el país.

Señorías:

Si hay una palabra en la que hemos coincidido los tres partidos que acordamos esta Investidura ⎯porque así nos lo piden nuestros votantes⎯ es la palabra Libertad. Y será este concepto básico en nuestras actuaciones.

Libertad, bajada de impuestos y eficacia en los servicios públicos: así se resume nuestro contrato con la sociedad, pues la solución a los retos que voy a describir a continuación han de considerarse como un contrato.

Recuerdo las palabras que, en 1995, pronunció en esta Cámara el presidente Alberto Ruiz-Gallardón, en su discurso de investidura. “Un programa electoral es un contrato con el ciudadano, y así́ lo entiendo. Es un compromiso claro, diáfano, asumido y proclamado; no es, ni debe, ser papel mojado.”

El cumplimiento de nuestros acuerdos no debe estar reñido con la flexibilidad en la actuación.

Es nuestra obligación buscar consensos en las materias perentorias, en las esenciales, porque la Comunidad de Madrid espera de nosotros la solución de los problemas, no la brillantez de nuestros enfrentamientos.

Les pido que en esta legislatura encontremos lugares para la unanimidad, convirtiendo el auténtico hecho político en la verdad que reine por encima de etiquetas partidistas.

Para conseguirlo, no hay mejor manera que el diálogo sincero.

También hago mías las palabras que, en 2003, pronunció en esta Cámara la presidenta Esperanza Aguirre, en su discurso de investidura. “Para seguir impulsando el crecimiento de Madrid (...) se necesita la colaboración de todos los sectores (...), y expreso mi voluntad de diálogo y colaboración con los representantes de la sociedad: sindicatos, patronales, colegios profesionales, representantes de la vida económica, cultural, deportiva, académica, científica, comercial, industrial, educativa ⎯a todos⎯, para trabajar juntos por Madrid”.

Entiendo que el diálogo, la colaboración leal, la apertura a planteamientos innovadores, el consenso, deben ser la base de la política del Siglo XXI, tan vertiginoso en los cambios políticos y de costumbres.

Y mucho más en nuestro caso, porque soy consciente de la realidad de las urnas.

Por primera vez, va a gobernar un partido que no ha obtenido la mayoría parlamentaria y que, por tanto, ha buscado el acuerdo con otras fuerzas políticas.

El programa que voy a presentar se ha elaborado después de muchas conversaciones; es fruto de negociaciones largas y de acuerdos responsables y transparentes entre grupos parlamentarios que han sabido anteponer el interés general de los madrileños a sus propias posiciones.

No ha sido fácil, pero lo hemos conseguido. En política, los grandes logros nunca fueron fáciles de conquistar.

Agradezco al señor Aguado, como portavoz de Ciudadanos, y también a la señora Monasterio, como portavoz de Vox, su generosidad en el apoyo a este proyecto que hoy comienza. Y agradezco al señor Gabilondo, portavoz del Partido Socialista Obrero Español, su actitud en el proceso de negociación que hemos mantenido durante las últimas semanas.

Espero que las legítimas discrepancias nunca cieguen nuestra capacidad de dialogar lealmente.

Cito a la presidenta Cristina Cifuentes, quien, en su discurso de investidura, en 2015, dijo en esta Cámara: “Los resultados electorales nos han dicho que es imprescindible buscar acuerdos (...) y aunque hubiera alcanzado en las urnas una mayoría suficiente para gobernar en solitario, así́ lo hubiera hecho, porque yo considero que gobernar es pactar”.

Y esta es hoy nuestra realidad: un gobierno que nace del pacto, llamados al diálogo permanente, a la búsqueda de objetivos comunes con soluciones de amplio espectro, donde no quisiera dejar fuera a los votantes de los grupos que no nos apoyan porque un gobernante debe de trabajar para todos, no solo para una parte. Y este es mi compromiso, si ustedes me otorgan su confianza: con el apoyo de los tres grupos parlamentarios, gobernaremos para todos.

Señorías:

Contemplo la acción de gobierno como la solución transversal a diez retos que tenemos que afrontar.

No serán las consejerías casillas estancas, ocupadas únicamente de lo que rece el título de su departamento.

Será el esfuerzo común de todo el gobierno lo que nos provea el éxito.

Estos son los diez retos principales de la Comunidad de Madrid para los próximos años:

1. El pleno empleo y bajada histórica de impuestos.

2. La mejor Educación y en Libertad.

3. La conversión de Madrid en la región mejor digitalizada de Europa.

4. La lucha contra la soledad y la despoblación.

5. La conciliación del trabajo y la natalidad.

6. La Salud universal.

7. La Seguridad para ser libres.

8. El Medio Ambiente y la sostenibilidad.

9. La igualdad de la mujer y la diversidad integradora.

10. La Libertad como base de nuestra acción política.

Comencemos por el reto más importante, lo que más preocupa a los ciudadanos: el reto del empleo ⎯que es la mejor política social. También significa mejorar nuestra competitividad económica.

Nuestra aspiración es conseguir el pleno empleo en Madrid.

Y sabemos que la mejor fórmula para activar la Economía es bajar impuestos.

Por eso, después de dieciséis años haciéndolo, vamos a promover la mayor rebaja de la historia de Madrid. Otra vez.

Madrid es la Comunidad Autónoma con los impuestos más bajos de toda España. Esta política económica ha sido el signo de identidad de los gobiernos del Partido Popular de Madrid, y lo seguirán siendo porque Ciudadanos y Vox también están de acuerdo.

Bajando impuestos ⎯incluso en los momentos de la crisis⎯, se ha conseguido que Madrid esté a la cabeza de todos los índices macroeconómicos, y que se convierta en la locomotora de España.

En este periodo se ha reducido en cuatro ocasiones la tarifa del IRPF, hasta conseguir la más baja de España: y este impuesto es el más importante del sistema fiscal español para favorecer a las rentas más desfavorecidas.

Y añado dos datos importantísimos: se ha implantado una bonificación del 99% del impuesto de sucesiones y donaciones, y se ha eliminado el Impuesto del Patrimonio.

Pero vamos a avanzar más: en los próximos cuatro años, realizaremos la mayor rebaja fiscal de la historia de la Comunidad de Madrid. Bajaremos la tarifa autonómica del IRPF, reduciendo todos los tramos de la tarifa en medio punto, y haciendo que se llegue a pagar hasta un 5,5% menos. También elevaremos el mínimo personal y familiar por descendientes y ahondaremos en las deducciones sobre este impuesto.

Garantizaremos a los nuevos autónomos una tarifa plana de cincuenta euros de cotización a la Seguridad Social durante dos años. El mismo tiempo que van a tener garantizada esa ayuda las mujeres autónomas que se reincorporen a su actividad tras la maternidad.

Demandaremos del Gobierno central que no aumente los impuestos sobre las familias y las empresas. Pero, si finalmente lo hace, la Comunidad de Madrid se compromete a las rebajas de impuestos necesarias para compensar, en lo posible, la voracidad fiscal del gobierno socialista.

También instaremos al Gobierno de España a la puesta en marcha urgente de un nuevo Sistema de Financiación Autonómica que corrija los actuales desequilibrios que perjudican a Madrid.

Señorías: Madrid es una región de emprendedores y autónomos, y lo será aún más con nuestros programas “Startup Madrid”; la transformación digital; la internacionalización de las PYMES; el diseño de una Estrategia de Dinamización del Pequeño Comercio, y modernizando los accesos y conexiones de nuestros polígonos industriales.

Seguiremos potenciando nuestros puentes al mundo, como lo son:

  • • IFEMA ⎯que se ha convertido en referente internacional y parte esencial de la Marca España⎯,

  • • y la Oficina Invest in Madrid, que podrá optimizar algunas oportunidades que surjan a raíz del Brexit.

Y vamos a impulsar las nuevas economías:

  • • la Economía Social,

  • • el emprendimiento colectivo, y

  • • la Economía Circular, vinculada también al octavo reto de mi programa de Gobierno, el Medio Ambiente.

Y puente al mundo es, también, nuestro Transporte: en esta materia, anuncio que ampliaremos la línea 3 de Metro, que permitirá́ una nueva conexión de Madrid con la línea 12 (Metro Sur), y construiremos el intercambiador en Conde de Casal para que conecte con la prolongación de la Línea 11 en Plaza Elíptica.

Si hablo de Economía, no quiero dejar de plantar cara a la asombrosa crítica favorita de cierta izquierda: para ellos, Madrid sería una región de pobreza y amplios sectores de la población estarían en riesgo de exclusión social.

Sin embargo, los datos demuestran que Madrid es una de las regiones de Europa con mayor progreso social. Y esto no hace referencia solamente a indicadores económicos.

Lo que un Gobierno liberal nunca consentirá son aquellos principios políticos de igualar por abajo, como pretenden hacer en el ámbito educativo.

Esa no es la realidad del Madrid que queremos, y los madrileños nos tienen de su lado para que el intervencionismo de izquierdas no llegue a sus vidas. En un momento en que el gobierno socialista nos lleva nuevamente a la recesión y lo niega, Madrid seguirá a la cabeza económica de España.

Subrayo también uno de los pilares de nuestra economía presente y futura: el Turismo.

Elaboraremos un Plan Estratégico de Turismo 2019-2023 y lanzaremos la marca única “MADRID”, reforzando nuestra colaboración con el Ayuntamiento de la capital. Quiero destacar que es mi compromiso colaborar con todos los municipios de la región, pero muy especialmente con el ayuntamiento de Madrid.

Quiero englobar en el Turismo una faceta que va mucho más allá: la de nuestros grandes cocineros, nuestros bares y nuestros lugares de encuentro lúdicos. Es obligado facilitarles el trabajo.

Potenciaremos sectores como la moda, que cuenta con la vitalidad de la Madrid Fashion Week. Y pondremos en marcha un Centro de Alto Rendimiento Artístico para los artistas más prometedores de la escena nacional e internacional.

En la Economía madrileña, no podemos olvidar la industria del Deporte, algo por lo que se nos conoce en el mundo entero. Seguiremos fomentando la celebración de grandes eventos deportivos en nuestra Comunidad que ayuden a difundir la Marca Madrid, colaborando muy estrechamente con todas las entidades deportivas y, especialmente, con el Comité Olímpico Español.

Y tampoco vamos a dejar a un lado la Cultura, que es también fuente de riqueza: nuestros Museos, las oportunidades que nos brindan los próximos centenarios de grandes personajes de Madrid y las oportunidades de abrirnos al mundo hispanoamericano serán parte de nuestro reto por un Madrid avanzado.

Sin olvidarnos nunca de nuestros creadores porque Madrid siempre ha sido espacio para la creación literaria, musical, intelectual, pictórica, de diseñadores: en definitiva, la vanguardia artística.

Y haré un esfuerzo personal para convertir Madrid en la capital del mundo cultural hispanoamericano.

Y cierro el bloque del reto económico con una referencia que debe enorgullecernos especialmente: la aprobación del Plan Madrid Nuevo Norte ha de ser la gran oportunidad para toda la Comunidad y también para todo el país, porque veinte mil millones de euros de inversión y doscientos cincuenta mil empleos en Madrid en los próximos años es la mejor noticia que podemos dar a España y a Europa.

Señorías: citaba en segundo lugar el reto de la Educación: nuestro desafío para formar hoy a los profesionales de mañana, a los adultos que en un futuro cercano conformarán nuestra sociedad.

Madrid es una de las primeras regiones de España en los rankings internacionales (PISA) y debemos trabajar para que lo siga siendo.

Y si queremos dotar de oportunidades a los madrileños para construir su propio futuro, debemos apostar por una Educación de calidad, que dote a los jóvenes de todas las herramientas que necesiten. Ya sea mediante la implantación de la robótica o con la educación bilingüe, en la que Madrid es pionera y ejemplo.

Hace muchos años que nuestra Comunidad Autónoma hizo una apuesta por el cumplimiento íntegro del artículo 27 de la Constitución Española. Así, desde hace años las familias de Madrid pueden elegir la Educación que quieren para sus hijos.

Madrid cuenta con una potente red educativa, compuesta por centros públicos, concertados y privados. Red que permite que los padres madrileños decidan a qué tipo de centro llevar a sus hijos y que decidan qué educación quieren para ellos.

Sin ir más lejos, este año, el 93,7% de las familias madrileñas han obtenido plaza en el centro que han escogido en primera opción. A este punto no se llega de un día para otro, ni este Sistema se mantiene por su propia inercia.

Han sido necesarios grandes esfuerzos de todos ⎯de la Administración, de los docentes y de las familias⎯ para conseguir un sistema de éxito como el nuestro. Y lo seguirán siendo.

Por eso, para mi gobierno la Educación en Libertad seguirá siendo una prioridad.

Desde ese compromiso con la Libertad, las familias madrileñas que tengan hijos con algún tipo de discapacidad seguirán eligiendo libremente en la Comunidad de Madrid entre escolarizarlos en centros de educación especial o en centros ordinarios con apoyo. Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid apostaremos por la permanencia de ambos modelos, porque cada circunstancia es distinta.

Respetaremos la Educación concertada y mantendremos la calidad de la Educación Pública.

Además, extenderemos los conciertos al Bachillerato, porque es necesario que los jóvenes madrileños tengan el mejor nivel educativo posible. Con esto aseguramos que se pase de la secundaria al Bachillerato como nivel mínimo de nuestros jóvenes.

Creemos que el único límite que deben tener las familias es el respeto a la autoridad del docente y la salvaguarda de la calidad educativa. Queremos que estos derechos e intereses puedan coexistir en toda la región.

Entendemos que la autonomía de los centros debe compensarse con el ejercicio de transparencia que muchas familias piden. Por eso, será obligatorio que todos los centros sostenidos con fondos públicos anuncien su programación anual con anterioridad al plazo de inscripción.

Esa programación incluirá su proyecto educativo, así como las temáticas extracurriculares que contengan los principales talleres y charlas que se programen para el año siguiente.

Es un compromiso de transparencia que, en la Educación, como en todo, la sociedad demanda.

Al mismo tiempo, vamos a seguir impulsando el Bachillerato de Excelencia y el Bachillerato Internacional, para los estudiantes con más capacidades.

Seguiremos reforzando la Educación infantil con más plazas públicas y concertadas, extendiendo el Cheque de Educación Infantil e incluyendo el bilingüismo en esta etapa. Aprovecharemos el potencial que tiene de cara a la conciliación y ampliaremos además el horario de los centros escolares.

Y, por supuesto, no quiero dejar de mencionar la obligación de dignificar aún más la Formación Profesional, con especial mención a la Formación Profesional Dual, una apuesta que mi partido realizó en 2012 y que, como se ha comprobado, está dando grandes resultados, mejorando la empleabilidad de los jóvenes y, lo más importante, dándoles la oportunidad de tomar las riendas de su futuro y de elegir qué vida quieren vivir.

En el último curso, Madrid ha tenido más de seis mil alumnos en la FP Dual y cien mil en el conjunto de modalidades de FP.

Elaboraremos un Libro Blanco de la Formación Profesional para actualizar los contenidos.

El programa de Gobierno que hoy les presento, incluye también una Estrategia Integral para la Convivencia en la Comunidad de Madrid. Con ella, aseguraremos la armonía en las aulas, lucharemos contra el acoso escolar y promoveremos el respeto y la autoridad del profesor, cuya figura debemos ensalzar. Debemos combatir el discurso del odio desde todos los frentes y la Educación para ello es esencial.

Por último, en materia universitaria, debemos seguir trabajando para que las universidades madrileñas sean una referencia de calidad y que estén situadas entre las mejores de Europa, subrayando, por supuesto, la defensa absoluta de la Libertad de Cátedra.

A su vez, debemos reconocer el esfuerzo de nuestros estudiantes y promover la igualdad de oportunidades entre los jóvenes. Con ese propósito incrementaremos los fondos destinados a becas universitarias en la Comunidad de Madrid, para que ninguna persona con talento se vea privada de estudiar por falta de recursos económicos; y complementaremos con una cantidad adicional las becas Erasmus, al objeto de garantizar que todos nuestros alumnos puedan estudiar un curso de grado en una universidad europea que perfeccione su formación.

Madrid cuenta con unas universidades excelentes y queremos seguir apoyándolas en su internacionalización, a través de UNInMADRID, un nuevo organismo que proyecte Madrid como destino para estudiar y aprender y que atraiga talento internacional.

Nuestra sociedad es liberal, en la medida en que da más confianza al individuo, a las familias, a los negocios o al vecindario que al Estado. Por eso las administraciones públicas debemos ser muy respetuosas con las decisiones de la gente y no invadir el ámbito personal de cada uno. Algo que se hace esencial en la Educación.

Señorías, tercer reto: la conversión de Madrid en la región mejor digitalizada de Europa.

Me comprometo a hacer de Madrid una autonomía Inteligente. Convertiremos nuestra Comunidad en el referente europeo de región digital.

Nuestra sociedad usa a diario el móvil y sus aplicaciones para infinidad de servicios. Desde hace unos años, asistimos al movimiento de las “Smartcities” en el que España es pionera.

En este contexto, tenemos que dar un paso más y trabajar para que Madrid sea una región totalmente digital, que aproveche el potencial de las nuevas tecnologías para facilitar la vida a los madrileños. Y lo haremos en muchos ámbitos.

Por ejemplo, en el mundo rural, extendiendo internet de Alta Velocidad a todos los núcleos rurales. Mejoraremos la conectividad de nuestra región para dar más libertad a los madrileños, para que vivan y trabajen donde lo deseen. Con ello, estoy segura de que conseguiremos fijar a las familias, a los trabajadores autónomos, a los jóvenes, y evitar la despoblación que empezamos a sufrir en muchos municipios.

Debemos aprovechar las nuevas tecnologías en los ámbitos de la agricultura, silvicultura y ganadería de nuestra Comunidad. Lo haremos, potenciando el papel del IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario), como centro de transferencia de tecnología agropecuaria.

Por otra parte, nuestra administración tiene un amplio margen de mejora y los medios tecnológicos también nos ayudarán a modernizarla y a procurar una transformación organizativa donde sea necesario, en sistemas eficientes que ayuden a los madrileños en sus gestiones diarias.

Es inconcebible que, cuando podemos realizar infinidad de tareas desde el móvil, se obligue a los ciudadanos a desplazarse de despacho en despacho, cargados de papeles, para realizar cualquier gestión. Por ello, por ejemplo, crearemos la Oficina Integral de Atención al Emprendedor y al Empresario, reduciendo tareas burocráticas y facilitando la actividad económica. Una auténtica ventanilla única para PYMES, autónomos y emprendedores.

Las tecnologías nos ayudarán también a mejorar el servicio de teleasistencia, esencial para un sector muy importante de nuestra sociedad. Y mantenernos a la cabeza en Sanidad, avanzando en la telemedicina y utilizando todos los recursos a nuestro alcance para que Madrid siga siendo un referente en innovación y Salud.

Pero esa excelencia, esa innovación necesaria para facilitar la vida de los ciudadanos, pasa también por la ciencia básica: por nuestras universidades, centros de investigación, empresas y tantas otras instituciones volcadas en la I+D+i.

Por eso vamos a impulsar un Pacto por la Ciencia de la Comunidad de Madrid, para dar más importancia a este sector y para conseguir que, al final de la Legislatura, Madrid dedique un 2% del PIB a la I+D.

En este mismo sentido actualizaremos la Ley de Ciencia de la Comunidad, reforzaremos el papel de la transferencia de tecnología, la innovación empresarial y la atracción de talento.

Sabemos que la tecnología del mañana todavía no se ha concebido. Pero debemos trabajar para que exista. Y les aseguro que haremos un gran esfuerzo para conseguirlo.

Al mismo tiempo, hay que aprovechar la tecnología que ya existe para resolver problemas actuales, como, por ejemplo, la competitividad del sector del taxi ⎯tan importante y tan unido a la vida madrileña⎯, que, seguro, podremos mejorar en los próximos años para dar respuesta a tantas familias que dependen de este sector.

Madrid no se puede permitir que la brecha tecnológica deje a nadie atrás. Las nuevas tecnologías deben ser nuestras aliadas, no un problema social. Pero quiero llamar su atención también a las adicciones que están surgiendo a través de las nuevas tecnologías y la solución a estos problemas debemos afrontarlos muy seriamente.

Señorías, el cuarto reto es muy importante: combatir la Soledad y la despoblación.

Permítanme una reflexión: ¿Qué sociedad somos si permitimos que nuestros mayores mueran solos y abandonados?

Yo lo tengo claro: ese no es el Madrid que quiero. No podemos construir un Madrid deshumanizado.

Por eso nos marcamos la lucha contra la soledad como un desafío. Y afrontar la soledad es saber que, en Madrid, si lo necesitas, siempre vas a tener a alguien a tu lado, seas quien seas y tengas la edad que tengas.

No seremos una sociedad responsable si “hacerse mayor” se convierte en sinónimo de soledad y abandono. Por eso, pondremos en marcha un Plan de Atención Integral en Longevidad, Fragilidad y Soledad, junto con programas de lucha contra la soledad no deseada.

Soy consciente de la dificultad de llegar a fin de mes de muchos mayores y los problemas que tienen de desplazamiento. Para solucionar parte de esas barreras, y en señal de agradecimiento, crearemos el Abono Transporte Gratuito para mayores de 65 años. Porque ellos ya nos han dado mucho. Porque, además, han sido el pilar de la sociedad en los peores años de la crisis y merecen nuestro reconocimiento y nuestro apoyo.

Por otro lado, nos preocupan los casos que se han conocido en algunas residencias de mayores en la Comunidad de Madrid. El Sistema tiene mecanismos de control y de calidad, pero esos casos han dejado claro que aún quedan cosas por hacer. Por eso diseñaremos un Plan para la Prevención y Detección de la Violencia contra las Personas Mayores y la seguridad de estos y, también, de los profesionales que trabajan en las residencias de la Comunidad.

Queremos seguir mejorando la Atención a la Dependencia, donde Madrid se encuentra al 99,79% de reconocimientos.

Si existe un extremo al que puede llegar la soledad, es el suicidio: una de las lacras silenciosas de nuestra sociedad, que cada año se cobra el doble de vidas que los accidentes de tráfico. Y que resulta especialmente preocupante entre los jóvenes.

Pero lo más importante es que se puede prevenir. Y nos comprometemos a hacerlo.

Lo haremos mejorando la atención psicológica, principalmente a niños y adolescentes, prevaleciendo la salud mental infanto-juvenil, y mejorando la investigación y diagnóstico.

Estoy segura de que este reto lo lograremos con la iniciativa “Madrid ConectaCuidados”, que garantizará, tanto en el ámbito de la Sanidad como de los Servicios Sociales, una mejor atención y acompañamiento de personas en momentos vulnerables, como pueda ser una enfermedad crónica o una recuperación tras sufrir una grave enfermedad.

Si hay algo que ayuda a afrontar la soledad, es el trabajo en equipo y el esfuerzo. Aquí, entendemos que el Deporte puede ser de gran ayuda. Por eso vamos a apostar por la creación de nuevos espacios deportivos donde practicarlo individualmente o en equipo, con todos los valores que representa.

Hablé anteriormente de la Industria del Deporte, pero quiero centrarme ahora en el deporte-inclusivo: el que fomenta la práctica en los colegios ⎯donde se añadirá una hora semanal adicional, medida extensible a los alumnos de Formación Profesional Básica⎯. Es también el que promueve, por ejemplo, la participación de la mujer en competiciones oficiales. El deporte-inclusivo es una de las mejores fórmulas para combatir la soledad.

Una sociedad avanzada y responsable no se puede permitir ninguna soledad.

En materia de despoblación, somos conscientes de que el invierno demográfico se ha convertido en un desafío de nuestra sociedad que todo el continente europeo debe afrontar. Porque Europa ha dejado de ser “El viejo continente” para convertirse en un continente viejo. Porque las zonas rurales se vacían, las ciudades envejecen, las pensiones se hacen insostenibles y nuestra sociedad pierde la energía, la riqueza y la creatividad de la juventud. Y no nos lo podemos permitir.

Este Gobierno tendrá muy presente al Madrid rural: no podemos olvidar que nuestra región tiene 179 municipios, algunos de ellos en riesgo de despoblación. Sin embargo, el potencial de estos pueblos es enorme y allí viven madrileños que pagan sus impuestos como todos y tienen los mismos derechos que el resto. Debemos facilitar que los madrileños vivan donde quieran y debemos asegurar que el lugar de residencia no marque el acceso a unos servicios u otros.

Porque el Partido Popular es y ha sido el partido del Mundo Rural, el partido del campo español. Desde Loyola de Palacio hasta Isabel García Tejerina, pasando por el comisario Arias Cañete, el Partido Popular siempre se ha preocupado por la realidad por campo, por una Política Agraria Común justa para España. Nos hemos preocupado de tener el mayor retorno posible de la PAC, aunque fuese a costa de muchas horas de sueño. Y Madrid, como tantas otras Regiones de España, se ha beneficiado de ese compromiso del Partido Popular con el mundo rural.

Así que estén seguros los agricultores y los ganaderos madrileños de que seguiremos preocupándonos y trabajando por ellos.

Porque Madrid es ciudad, pero también es campo.

Pondremos en marcha un nuevo Programa Regional de Inversión 2020-2023 en los municipios de la Comunidad de Madrid. Además, apoyaremos y promoveremos las Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas y Marcas de Calidad de la Comunidad de Madrid. Nuestros productos naturales y nuestra gastronomía son “Marca Madrid”, y activos en la generación de empleo y desarrollo económico en toda nuestra región.

Ligado al reto de lucha contra la Soledad y la despoblación está el siguiente: la conciliación del trabajo y la Natalidad.

El Gobierno que quiero presidir pondrá a la persona y a las familias en el centro de la política. Es mi compromiso personal y lo será de todos los miembros de mi gobierno, provengan de nuestro proyecto político o de nuestros socios y apoyos.

Pocas cosas preocupan más a los madrileños, en su día a día, que la conciliación entre la vida personal, laboral y familiar.

Debemos superar esta barrera que aún hoy es una realidad en la carrera profesional de muchas personas, sobre todo, mujeres. Por ello, vamos a desarrollar los incentivos a empresas y autónomos para que estos den valor a la conciliación y faciliten la reinserción laboral después de una baja de maternidad, con un Plan de Apoyo.

Entre otras medidas para la conciliación entre la vida personal, familiar y laboral, promoveremos ayudas a las empresas que desarrollen programas que faciliten la conciliación, con medidas como la flexibilidad horaria o el teletrabajo.

Fomentaremos el coworking y el apoyo a los jóvenes que emprenden negocios, para quienes el trabajo por objetivos más que por horarios es un camino sin retorno.

Igualmente, fomentaremos la conciliación de los autónomos. Extenderemos los incentivos a la contratación, otorgando una ayuda de hasta diez mil euros a los autónomos que contraten a un empleado por tiempo indefinido para facilitar la conciliación, en particular, por el cuidado de hijos o de personas en situación de dependencia.

Desde la Comunidad también contribuiremos a la conciliación ampliando los horarios escolares y de los centros de 0 a 3 años. Sabemos que la Educación Infantil tiene una doble importancia: primero, por el poso que deja en los niños, unas raíces importantes para el resto de su aprendizaje; segundo, porque es colaborador necesario para que padres y madres puedan conciliar mientras llevan adelante sus carreras profesionales.

Señorías: si hablamos de Natalidad y de familias, si hablamos de futuro, debemos pensar en las nuevas generaciones.

Esta va a ser la legislatura de la emancipación de los jóvenes.

Apoyaremos a los jóvenes, mediante un “Plan de Emancipación”, con deducciones en el alquiler o compra de su vivienda.

Contarán con nuevas deducciones las familias, con dos o más hijos y, también, las monoparentales.

Además, instaremos a las Cortes Generales para que se elabore una norma que regule la figura de las familias monoparentales.

Incrementaremos el parque de viviendas sociales para ofrecer una alternativa a quienes no pueden permitirse acceder a una vivienda en alquiler en el mercado libre.

Promoveremos un Plan de Vivienda Joven en suelo público en colaboración público-privada con el objeto de conseguir precios más bajos de alquiler.

Será prioritaria la rehabilitación de viviendas con un programa de ayudas que permitirá actuar en colaboración con los Ayuntamientos, mejorando la habitabilidad, accesibilidad y eficiencia energética a través, también, de la colaboración público-privada.

Al Plan de Apoyo de la Emancipación se suma el incremento de las becas universitarias, la apuesta por la innovación y por la atracción de talento. La apuesta por los sectores tecnológicos que pueden ser nichos de empleo para los jóvenes.

Sin la juventud no hay futuro. Ellos son nuestra auténtica fuerza y debemos cuidarlos como tal.

Señorías:

A lo largo de los últimos veinticuatro años, la Salud ha sido prioritaria para el Partido Popular y lo será también en el próximo gobierno de coalición. Hemos trabajado incansablemente para que nuestra Sanidad sea reconocida por su calidad y buena gestión, por contar con los mejores expertos y los equipos de última generación.

Pero La Salud universal sigue y seguirá siendo un reto.

Porque tener la segunda mejor Sanidad de toda Europa y la mayor esperanza de vida del mundo no es suficiente. Somos muy ambiciosos.

Tan ambiciosos que nos proponemos ⎯y es un reto muy difícil⎯ reducir las listas de espera a la mitad.

Y vamos a seguir humanizando los Servicios Sanitarios, especialmente en las áreas de cuidados intensivos, oncología, neurología, cuidados paliativos y pediatría. Pasando por toda una serie de planes, algunos de ellos ya mencionados, sobre salud mental, drogas y adicciones, cuidados paliativos, o la conciliación del personal sanitario y de pacientes ingresados, con la ampliación del servicio de guarderías.

Modernizaremos y reorientaremos la Atención Primaria para contar con unos servicios más accesibles y orientados a los ciudadanos, para que médico y paciente dispongan de más tiempo de consulta, y con el reconocimiento e implicación de todos los profesionales que la hacen posible. Así, avanzaremos en el proceso de estabilización de plantillas en el Servicio Madrileño de Salud y reduciremos la carga burocrática del personal sanitario.

Mi compromiso es seguir garantizando la libertad de elección de los madrileños del Hospital, Centro y profesional sanitario, pero también que la Sanidad continúe siendo de atención gratuita, universal, que cumpla con criterios de máxima calidad y vanguardia, sin dejar de mantener su cercanía, para que la asistencia sanitaria se adapte cada vez más a las necesidades de los pacientes y sus familias.

Fomentaremos que, con la Tarjeta Sanitaria Única, los madrileños tengan los mismos derechos de asistencia sanitaria en toda España, y viceversa. A su vez, buscaremos la firma de acuerdos u otros protocolos que ayuden a acabar con el turismo sanitario.

A todo esto, se suma el Plan de Inversión en Infraestructuras Hospitalarias para reformar los siete hospitales más importantes de nuestra Comunidad, la creación del Hospital del Norte ⎯en una zona muy importante para evitar la despoblación⎯, las inversiones en mejoras de los Centros de Salud y Servicios de Urgencias y la creación de una Red de Hospitales de Cuidados y Recuperación Funcional.

En el ámbito de la Salud, ya cité antes el riesgo de la adicción a los dispositivos y aplicaciones, sobre todo móviles, lo que está preocupando seriamente, sobre todo a los expertos dedicados a los más jóvenes. Vamos a crear el Centro Integral de Prevención e Investigación en Adicciones a las Nuevas Tecnologías en los hospitales públicos madrileños, iniciativa pionera en España que se convertirá, además, en referencia en los Centros de Salud de la Comunidad.

Señorías: para que Madrid siga siendo una región en libertad, hay otro factor esencial que debemos cuidar: la Seguridad.

Hace apenas unos días veíamos los homenajes a miembros de ETA que, incluso fomentados por administraciones públicas, tenían lugar en el País Vasco y Navarra. Permítanme, Señorías, pero no podemos consentir que, en un Estado de Derecho, el verdugo tenga más reconocimiento que la víctima.

El Partido Popular aprobó en 2015, junto con la casi unanimidad del Congreso de los Diputados, el Estatuto de la Víctima del Delito. Fue un compromiso no solo español, sino también europeo, que ponía el foco en las víctimas del delito y nunca más en los asesinos. Sin embargo, hay algunos que se empeñan en que no sea así. Se empeñan en no cumplir la Ley.

Desde la Comunidad de Madrid defenderemos la memoria y la dignidad de las víctimas de todas las formas de terrorismo. Plantaremos cara a quienes pretenden tergiversar la historia y manchar su recuerdo: les anuncio que la Consejería de Justicia pasará a denominarse Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo.

La seguridad necesita de medios, y, en España, contamos con la élite de Europa. Me refiero a Policía Nacional y Guardia Civil. Los necesitamos. Por eso me propongo incentivar que haya más agentes velando por la seguridad de los madrileños. Vamos a mejorar las condiciones de vida de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado destinados en la Comunidad de Madrid, con ayudas al alquiler, la escolarización de sus hijos y el transporte, y convenios para la mejora de las Casas Cuartel en la región, entre otras medidas.

A su vez, seguiremos mejorando el proyecto de seguridad ciudadana de BESCAM, para la mejora de la cobertura de los policías locales de nuestra región.

También asumo el compromiso de traer a esta Asamblea sendos proyectos de Ley de Protección Civil y la de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas que, en su caso, unifiquen y actualicen la normativa actual en estas materias, que se ha quedado anticuada, con el fin, además, de dotar de más libertad y seguridad a los propietarios de locales de ocio y restauración.

Nuestro compromiso en Seguridad pasa por la salvaguarda de los derechos de los madrileños y por una Justicia más humana y más moderna.

Más humana, contando con más sicólogos y trabajadores sociales y reforzando las Unidades Integrales de Valoración Forense Integral, para agilizar los procedimientos judiciales, especialmente los de familia.

Más moderna, con instalaciones adecuadas a nuestros tiempos y con uso intensivo de las tecnologías de última generación, que nos lleve a cumplir el objetivo de “Papel Cero”. Siempre buscando cómo mejorar las condiciones del Personal de la Administración de Justicia.

Octavo reto, Señorías:

Si en algo estamos obligados a mirar al futuro es en lo referente al cuidado del Medio Ambiente. El planeta de mañana, el mundo que dejemos a las nuevas generaciones, es hoy nuestra responsabilidad. Todos debemos sumar para hacer este planeta más sostenible. Todos debemos estar concienciados de la importancia de cada una de nuestras acciones para luchar contra el cambio climático.

La lucha contra la contaminación es obligación de todos. Nos va la vida en ello, nos va nuestro futuro: hemos diseñado las medidas que les expongo a continuación y que estamos seguros tendrán un impacto positivo en la calidad del aire en nuestra región.

Abundaremos en la Eficiencia Energética y daremos ejemplo desde las instalaciones públicas, buscando que el mayor número posible sean “cero emisiones” al final de la legislatura.

Además, elaboraremos un nuevo Plan Energético con el horizonte en el año 2030, que incluirá planes renove de rehabilitación energética de viviendas, de eficiencia energética en Polígonos Industriales, y líneas de ayudas a particulares y comunidades de vecinos para la instalación de paneles solares destinados al autoconsumo.

También lucharemos contra la contaminación con un Plan estratégico de aparcamientos disuasorios, con incentivos a los vehículos de bajas emisiones y con el impulso con el gobierno de España de la creación de los carriles Bus-Vao en la A2, A3, A5 y A42, fomentando el transporte público y buscando reducir las emisiones nocivas.

Somos una de las primeras regiones del mundo en uso del transporte público. Pero no nos conformamos. Sabemos que se puede mejorar y vamos a hacerlo.

En esta legislatura aprobaremos un Plan de Movilidad Sostenible, que permita una mejor coordinación de la planificación a escala regional y facilite, en colaboración con los Ayuntamientos, la renovación del parque de vehículos y el desarrollo de la movilidad eléctrica en la Comunidad de Madrid. Igualmente servirá de base para armonizar protocolos de actuación en episodios de alta contaminación.

Señorías: en los próximos cuatro años, Madrid va a convertirse en una región más verde. Para ello, repoblaremos con quinientos mil árboles un Arco Verde, conectando los tres Parques Regionales de la Comunidad de Madrid. Continuaremos trabajando con los municipios que forman parte de nuestras Reservas de la Biosfera para potenciar su desarrollo y dinamismo, a la vez que protegemos el medioambiente.

Permítanme hacer aquí una referencia directa a los municipios de Cadalso de los Vidrios, Cenicientos, Miraflores de la Sierra, El Berrueco y Rascafría, que se han visto afectados este verano por terribles incendios. En nombre de todos, nuestro apoyo a los habitantes de estos municipios, y el agradecimiento a los profesionales que han participado en ellos, como los servicios de emergencias 112, Guardia Civil, Protección Civil, el Personal del INFOMA, la Unidad Militar de Emergencias, bomberos de la Comunidad y voluntarios. A todos ellos, gracias.

Madrid ya está trabajando en un ambicioso plan para reforestar las zonas afectadas y para evitar nuevos incendios.

Crearemos instalaciones hidrantes en colaboración con el Canal de Isabel II, que pasará a depender de la Consejería de Medio Ambiente, como verdadero aliado en esta política medioambiental.

Para terminar con este reto, añado otra novedad: me propongo hacer de Madrid una Comunidad amiga de los animales, en la que vamos a desarrollar una Estrategia específica contra el Maltrato, Explotación y Abandono de Animales de Compañía, para lo que crearemos el Comisionado de Bienestar Animal.

Señorías:

Siento especial orgullo al presentarles el noveno reto: La igualdad de la mujer en diversidad.

El concepto de Igualdad siempre ha estado presente en el pensamiento del Partido Popular. Y Madrid, concretamente, ha dado pasos muy importantes. En la última Legislatura, el Gobierno de la Comunidad elaboró la Estrategia de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres, que contaba con ciento cincuenta y siete medidas para mantener el logro de ser uno de los mercados de trabajo más paritarios de España.

Debemos seguir trabajando para asegurar que cada mujer sea líder y protagonista de su vida, libre en sus decisiones: con igualdad de oportunidades para acceder a puestos de responsabilidad y con herramientas contra la exclusión y la violencia.

Me comprometo a trabajar contra una de las mayores lacras que afronta nuestra sociedad: la violencia, que en especial se ceba con la Mujer. Es mi compromiso erradicar la violencia contra las mujeres de nuestra región.

Toda persona puede ser víctima del maltrato; debemos prevenirnos de ello, además de legislar para evitarlo siendo un país avanzado, moderno y democrático.

En nuestra lucha contra la desigualdad y los malos tratos, nos hemos ocupado también en destinar siete millones de euros para combatir la trata con fines de explotación sexual.

En este nuevo período, pondremos al servicio de la Justicia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado todas las herramientas de la Comunidad para luchar contra la trata de seres humanos y la explotación.

Ahora bien: enfrentar a mujeres y hombres es insensato. Yo lucho y lucharé contra el machismo y cualquier abuso o discriminación, no contra los hombres.

El Partido Popular presenta hoy a una mujer como candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Es la tercera vez consecutiva: ninguno de los partidos que enarbolan la bandera del feminismo lo ha hecho nunca. Y cuando digo “nunca” quiero decir “jamás”.

Y ninguna de mis antecesoras ⎯no digo yo misma⎯ han sido candidatas por ser mujer... Nadie nos lo ha puesto más fácil por el hecho de serlo. Tampoco lo queremos. ¿Puede decir lo mismo el resto de los partidos? ¿De qué partido fue la primera mujer presidenta del Congreso? ¿Y la presidenta del Senado?... Respondo: del Partido Popular.

Insisto: hay que combatir el machismo, pero no a los hombres.

Hay mucho que hacer y que luchar, pero sin demagogia. Los problemas de las mujeres en España hoy son prácticamente los mismos que los de los hombres: empleo, futuro, movilidad, soledad, familia, seguridad...

Para eso estamos los políticos: para intentar resolver los problemas de mujeres y hombres no para crearlos y venderlos como la solución única.

Señorías:

Madrid es Diversidad. La Diversidad enriquece.

Debemos sentirnos orgullosos de una diversidad que está vinculada a las distintas raíces de nuestros vecinos, al conocimiento, a la Educación, a la Economía o a la Cultura.

En esa diversidad, Madrid cuenta con personas llegadas de todo el mundo. Somos una región acogedora donde todos encuentran oportunidades.

Nuestros pueblos hermanos de Iberoamérica tienen aquí su segundo hogar.

Ciudadanos de otros países europeos se han integrado en nuestro tejido industrial.

También los asiáticos, africanos, en resumidas cuentas, los cinco continentes.

Y por supuesto, el Pueblo Gitano, que es parte de nosotros desde hace siglos y con el que debemos seguir trabajando para asegurar que tenga las mismas oportunidades que el resto de los madrileños.

Señorías: concluyo el reto de la Diversidad afrontando un problema real para Madrid y para toda Europa. Hablo de los Menores No Acompañados.

En una sociedad avanzada, se debe estimar el interés superior del menor. Esto lo hemos hecho con los programas de convivencia escolar, que llevan años en marcha. Y esto lo hacemos con todos los menores, también con los extranjeros no acompañados. Un colectivo que preocupa aquí y en sus países de origen, donde ven con horror la pérdida de niños y jóvenes que huyen de la miseria.

Es verdad que el sistema de identificación de estos Menores No Acompañados tiene mucho que mejorar.

Es un riesgo real que en un mismo espacio convivan pequeños y mayores de edad. Por eso vamos a trabajar para mejorar los centros de menores y garantizar la seguridad de los que allí se encuentran.

Sin la colaboración del gobierno de España esto es mucho más difícil, pues de los treinta millones de euros destinados a estos chicos, solo mil quinientos euros se han destinado a Madrid. Repito: mil quinientos euros.

Y décimo reto, el más importante, y que une a los tres partidos a los que pido su confianza: la Libertad.

Madrid ha de ser una región sin odio para vivir en libertad.

A lo largo de mi discurso he insistido en la convivencia, en recuperar la serenidad y no dejarnos llevar por la crispación o el insulto. Que Madrid sea la casa libre de todos. Ese es nuestro objetivo.

Dentro de esa Libertad, me importa subrayar la autonomía de personas con discapacidad, ya sea de pequeños ⎯para que sus padres elijan el centro que prefieran, de educación especial u ordinario⎯, o de mayores.

Las elecciones generales del 28 de abril se celebraron con un hecho histórico por una razón: fue la primera vez que las personas con discapacidad pudieron votar. Una reforma impulsada por esta Asamblea permitió que España se sumara a la Convención de Nueva York y que hiciéramos efectivo un derecho que la comunidad internacional ya había reconocido.

Queda mucho por hacer aún en este campo. Para ello, elaboraremos un Plan de Accesibilidad y Diseño Universal de la Comunidad de Madrid, especialmente en el transporte público, porque entendemos que la accesibilidad a los servicios es un derecho fundamental de las personas con discapacidad.

Y anuncio un Plan nunca hecho en España: pondremos en marcha un proyecto por el que se reservarán plazas en residencias de la Comunidad para que puedan estar juntos los mayores que tengan a cargo hijos adultos con discapacidad.

Asimismo, crearemos una Oficina de Atención Preferente para personas con discapacidad, con el fin de facilitar la independencia individual de las personas y su toma de decisiones con autonomía.

No nos detendremos ahí: vamos a combatir la violencia contra niños y mayores, y el discurso del odio, en todas sus formas: como el antisemitismo, contra las personas por su orientación o identidad sexual y la xenofobia.

Hago especial mención a los derechos del colectivo LGTBI, en lo que esta Comunidad fue pionera: promoveremos la plena igualdad social de toda persona, sea cual sea su condición, y lucharemos contra la discriminación y violencia que todavía sufre.

Estos días nos recuerdan desde Naciones Unidas que los mayores horrores de la Humanidad comenzaron con el discurso del odio, ya sea por prejuicios religiosos, políticos, sexuales o raciales. Los que tenemos responsabilidades políticas somos los primeros que debemos dar ejemplo de respeto y de concordia: es lo que los madrileños y todos los españoles nos reclaman.

Señorías:

No hay Libertad sin transparencia. No hay confianza en las instituciones si el ciudadano no las percibe limpias.

El programa de Gobierno que hoy les he presentado es heredero de un gran conjunto de medidas tomadas para seguir avanzando en la regeneración democrática y la transparencia.

En los últimos ocho años, el Partido Popular ha aprobado el paquete de medidas nacionales y regionales más importante que nuestra Democracia haya conocido en materia de transparencia, regeneración democrática y lucha contra la corrupción.

Estas son las directrices aprobadas por mi partido que supusieron ya en su momento la gran renovación en la lucha contra la corrupción: aprobamos que la actuación de los altos cargos debe de estar presidida por los siguientes valores; no incurrir en conflictos con intereses particulares; ser transparentes, ejemplares y austeros, con respeto a los derechos fundamentales y a las libertades publicas; promover la igualdad entre mujeres y hombres y la integración de las personas con discapacidad.

Aprobamos en su momento que la Administración sea eficiente, sin renunciar a prestar los mejores servicios posibles. Y que responda ante los madrileños sobre cada euro que se gaste.

Hace años que auditamos las subvenciones concedidas y que racionalizamos nuestra administración para que cuente con las estructuras necesarias y no con otras que presten escasos servicios a los madrileños.

Tenemos el compromiso de “tolerancia cero” con la corrupción, reforzando los órganos de control de las administraciones y la independencia e imparcialidad de los empleados públicos.

Lo haremos con una política de transparencia y de Gobierno Abierto, eliminando la elección del magistrado autonómico del TSJ de Madrid por esta Cámara, y protegiendo a los denunciantes de corrupción. También con una administración eficiente, que evite duplicidades, que no obligue al ciudadano a volver a presentar el mismo documento en distintas ocasiones, y cuide a sus servidores públicos.

Mi gobierno se volcará en garantizar un Madrid más seguro, en todos los conceptos. Desde la seguridad jurídica a la transparencia y la tolerancia cero ante la corrupción.

Precisamente porque esos principios conforman un todo, es imprescindible advertir, y así lo va a hacer mi gobierno, que lucharemos ante cualquier tentativa de socavar la unidad de España, parta de donde parta.

Quienes quieren secuestrar la soberanía para imponernos la ruptura de España atentan contra la igualdad y la libertad de todos los españoles, y Madrid no va a permanecer callada ante ese proyecto totalitario, por mucho que el actual Gobierno de la Nación prefiera mirar para otro lado.

Somos un pilar vertebrador de España, en lo económico, en lo social, en lo territorial y en lo cultural. Y sobre todo en lo simbólico y emocional.

Madrid rara vez habla por sí misma, sino en defensa de todos.

La voz de Madrid es la voz plural de los españoles, que aquí encuentran un espacio de acogida y de libertad perfectamente compatible con la lealtad a la Nación española.

Tenemos por tanto una especial responsabilidad. La tengo yo también, personalmente, como representante del Estado en esta Comunidad. Y la voy a ejercer, denunciando cualquier concesión, cambalache o maniobra cortoplacista dirigida a obtener algún beneficio político de este grave ataque a la unidad nacional.

Madrid seguirá siendo así baluarte de libertad y de solidaridad en esta Nación de ciudadanos libres e iguales. Decía el presidente Adolfo Suárez que “el futuro no está escrito porque solo el pueblo puede escribirlo”.

Y es así. Pero los poderes públicos podemos acompañar al pueblo a que lo escriba en libertad facilitándole todas las herramientas que estén a nuestro alcance.

Esta es la esencia del programa de Gobierno que les acabo de exponer: propuestas prácticas, viables, austeras y eficaces, que permitirán que Madrid siga siendo una región con altas cotas de libertad y progreso social; y que se sirva de todos los instrumentos que la administración tiene a su alcance para seguir avanzando en libertad y escribiendo su futuro, la realidad del Madrid del siglo XXI.

Señor presidente, Señorías, voy concluyendo.

Quiero expresar unas últimas ideas generales para finalizar:

No quiero un gobierno dirigista, sino que ayude en el camino a los seis millones y medio de españoles que hay en Madrid. Una Administración que acompañe, entre otras cosas gracias a unos funcionarios y empleados públicos que realizan su trabajo con eficacia, sea cual sea el partido político que gobierne. Los buenos funcionarios son garantía de una Administración eficaz.

Apuesto por una Administración que esté allí cuando haga falta, no cuando los políticos creamos conveniente interferir en la vida de nadie.

No pretendo un gobierno instalado en la reivindicación, pero tampoco esperen en el gobierno central que Madrid sea tratada injustamente sin contestación. No podemos mantener la solidaridad con la Administración General del Estado y otras regiones sin herramientas: desde la Financiación autonómica, hasta la inversión en infraestructuras.

El Gobierno central debe comprometerse a colaborar con la Comunidad de Madrid.

Dije al comienzo que somos pieza fundamental de nuestro país: deseo que el gobierno central asuma esta realidad incontestable porque, en estos momentos, si Madrid se para, se para España.

Abogo por un gobierno estable que resuelva el mayor número de problemas. La inestabilidad política repercute directamente en la gestión de los servicios públicos, en las inversiones y en la imagen de nuestra región.

Y nos debemos a los ciudadanos de Madrid, no a intereses políticos. Por eso haré del diálogo y el consenso la política permanente, base fundamental del pensamiento liberal.

Y me gustaría ofrecer cada día a los ciudadanos un gobierno comprometido, decidido, moderno y cercano.

El gobierno de Madrid late con las aspiraciones de seis millones y medio de almas, sufre con sus problemas y celebra sus éxitos. Porque nuestros triunfos no se encuentran en nuestros discursos, sino en el trabajo, en el tesón, en el esfuerzo y en los logros de los madrileños, a quienes nos debemos.

¿Se imaginan un lugar donde vivir en Libertad, con Seguridad, con conciliación de familia y trabajo, con los impuestos más bajos, y con los mejores servicios públicos? Ese lugar existe: se llama Comunidad de Madrid.

Muchas gracias.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas