x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

12
Jun
2012
Pedro Rollán lanza un órdago a Mariano Rajoy PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Análisis
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La propuesta de reducir concejales obligará al Presidente a tomar partido

La propuesta que revolucionaba la vida política torrejonera el pasado viernes continúa suscitando comentarios y análisis. El último es el referente a las repercusiones nacionales que puede tener la medida, y es que Pedro Rollán, si finalmente aprueba la propuesta, obligará a su partido a “mojarse” en un tema en el que siempre han esquivado entrar.

La medida de reducción a la mitad del número de concejales no es una propuesta que pueda decidir, de forma voluntaria, un Ayuntamiento, ya que todos se rigen por los criterios fijados en la Ley Electoral, y que establecen el número de concejales en función del número de habitantes de la localidad, argumentando, por cierto, que una localidad más grande exige mayor número de gestores al obligar a la especialización del trabajo municipal en distintas concejalías.

Esto significa que el Pleno torrejonero lo único que puede hacer es proponer al Congreso de los Diputados que legisle en la dirección de la moción, pero nada más. Es decir, Rollán lanza la pelota directamente al tejado de Rajoy, que deberá ser el que decida qué hace con la proposición, y asumir las consecuencias que se deriven.

Y es que, haga lo que haga, Rajoy está vendido: si dice que no a la propuesta se echará encima a los ciudadanos, que no van a entender por qué les suben los impuestos mientras se niegan a recortar otras partidas; pero si dice sí, quienes se le echarán encima serán los concejales de su propio partido, que verán eliminado de un plumazo un puesto que, en ocasiones, les ha costado mucho tiempo conseguir.

Así, la estrategia de Rollán es simplemente brillante, pues, a diferencia de Rajoy, pase lo que pase quedará bien: si el PP nacional decide tumbar la moción el alcalde de Torrejón podrá sacar pecho convirtiéndose, a nivel interno, en la voz de los descontentos; y si la propuesta sale adelante, se convertirá en el líder de una iniciativa con serias repercusiones en toda España.

Sin embargo, existe un tercer escenario en el que Rajoy ganaría y Rollán estaría en una posición muy difícil: si la moción, finalmente, no se presentara en el Pleno, algo para lo que, sin duda, habrá negociaciones a nivel interno.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas