x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

14
Jun
2020
El Pleno de Alcalá aprueba la ampliación de Espartales Sur PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Política Alcalá
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de AlcaláPSOE y Cs se quedaron solos en su aprobación del Plan RE-INICIA

Con mascarillas, sin público, con mayor separación entre las mesas y con menos concejales, pero el Ayuntamiento de Alcalá recuperaba sus Plenos hace un par de semanas. Y lo hacían para celebrar una sesión ordinaria mucho más larga de lo habitual, ya que los concejales alargaron el debate durante casi siete horas en las que se habló, y mucho, sobre el coronavirus y sus consecuencias, y eso que varios puntos se fusionaron al tratar los mismos temas.

Sin embargo, la noticia la daba la nueva configuración del Pleno tras la aprobación de los Presupuestos, en la que, en la mayoría de votaciones, se rompió el bloque de derechas, con un Cs haciendo piña con PSOE y UP. Eso sí, no en todas, pues en alguna de las propuestas se vio una sorprendente alianza entre UP y VOX.

Así el Pleno veía como las propuestas de socialistas y naranjas salían adelante, tanto las planteadas en solitario como las presentadas de forma conjunta, mientras que las de los demás se quedaban por el camino. Y como ejemplo de ello, lo ocurrido con las propuestas económicas para hacer frente a la crisis, propuestas rechazadas todas ellas a excepción de la presentada por la alianza rojo-naranja, que salía adelante con sus votos, y que no es otra que el Plan Reinicia Alcalá.

La sesión comenzaba a las cinco de la tarde de una forma especial, pues los pocos concejales presentes guardaron un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus justo antes de comenzar un largo Orden del Día en el que el virus también fue el gran protagonista.

Pero además de la pandemia, también se trataron asuntos que habían quedado pendientes del Pleno de marzo, que no llegó a celebrarse por la declaración del Estado de Alarma. Así el Pleno aprobaba, por unanimidad, una nueva Ordenanza de limitadores acústicos que regulará la potencia de los equipos de sonido instalados en los bares y restaurantes.

El Pleno también daba luz verde a la ampliación de Espartales Sur, un nuevo desarrollo urbanístico que está planteado desde hace catorce años y al que, parece, esta vez sí se le va a dar el impulso definitivo. En concreto, los concejales aprobaban por unanimidad el Plan Parcial y el Convenio Urbanístico que permitirá la construcción de las viviendas. Por unanimidad también salía adelante la Declaración Institucional de apoyo a los policías agredidos durante un desahucio en el pasado mes de marzo.

Al margen del COVID, UP pedía apoyo a los trabajadores de Licuas, que no están de acuerdo con las condiciones del nuevo contrato firmado con el Consistorio. En concreto, el partido pedía que se garantizasen, por pliego de condiciones, las condiciones laborales para los trabajadores del servicio de mantenimiento de zonas verdes. La propuesta era tumbada por el voto de todos los partidos menos UP, que votó a favor.

La coalición de izquierdas también llevaba una moción de apoyo al comercio local, que sólo contaba con el voto favorable del PP. VOX optó por la abstención mientras que PSOE y Cs votaron en contra. Apoyada únicamente por Unidas Podemos IU y Partido Popular. La abstención de VOX y los votos en contra de PSOE y C’s provocaron que no salieran adelante las propuestas planteadas por el grupo municipal Unidas Podemos Izquierda Unida.

La importancia del comercio de proximidad reside en la dinamización del empleo y la economía en el municipio. Son muchas las ventajas que repercuten en el entorno cercano y global como son la reducción de los desplazamientos diario, la reinversión de las ganancias, la propiciación de un consumo más responsable y el fomento de la cohesión social. Aparentemente todos los grupos parecían estar en teoría de acuerdo en estas cuestiones, sin embargo no apoyaron las propuestas que ponían en práctica todo ello. Desde Unidas Podemos Izquierda Unidas se planteó la creación de una mesa de trabajo con presencia de todos los grupos políticos y de representantes del comercio en la ciudad, esta participación de todas las fuerzas políticas parece que influyó en la negativa del Partido Socialista.

La moción planteaba además poner a disposición de los comercios de la ciudad información útil para optimizar la oferta en sus negocios, potenciar los estudios de mercado que se pretendan realizar desde Alcalá Desarrollo, enfocarlos en la oferta y la demanda y en general en el comportamiento y las características del comercio local en Alcalá de Henares, ya que supone una herramienta de gran utilidad para aquellas personas al frente de un negocio o para quienes estén pensando en levantarlo.

Otra propuesta en relación a las necesidades que se han acentuado durante el estado de alarma, es la formación en nuevas tecnología que se ha manifestado como un mecanismo útil para hacer llegar los bienes y servicios a los clientes. Es por ello que el grupo municipal Unidas Podemos Izquierda Unidas considera importante que el ayuntamiento facilite formación a quienes lo necesiten para implementarla en sus negocios y adaptarse a las nuevas circunstancias. Desde el grupo proponente lamentan que desde el gobierno no apoyen estas propuestas y se excusen en que algunas de ellas ya se están realizando, cuando no obstante en la calle no se refleja y siguen existiendo estas necesidades.

La educación se colaba a través de dos mociones: una de VOX en la que pedía apoyo para las escuelas infantiles, que sólo contaba con el apoyo de Cs, mientras que PSOE y UP votaban en contra y el PP se abstenía; otra de PP solicitando apoyo para los colegios de Educación Especial, que contaba con el voto a favor de las derechas y el rechazo de las izquierdas; y una tercera presentada por el PSOE, también sobre escuelas infantiles que sumaba los apoyos de PSOE, UP y Cs, el voto en contra de VOX y la abstención de PP.

La educación pública fue objeto de debate en el Salón de Plenos gracias a la moción presentada por los socialistas para abordar el Convenio de Educación Infantil suscrito entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, y que el Gobierno Regional ha incumplido de forma unilateral. En este punto la concejala socialista de Educación, Diana Díaz del Pozo, lamentó la actitud del Gobierno Regional y recordó que el incumplimiento del Convenio suscrito implica “dejar de ingresar el 60% de la financiación de las Escuelas Infantiles y las Casas de Niños de titularidad municipal, poniendo en riesgo los compromisos económicos de este Ayuntamiento”.

Por ello, los socialistas defendieron en su moción el cumplimiento del convenio, ya que la medida del Gobierno Regional “supone un agravio comparativo y una falta de reconocimiento a los profesionales que, como el resto de docentes, no han dejado de trabajar en ningún momento”.  La moción fue aprobada con el voto a favor de PSOE, Ciudadanos e Izquierda Unida-Unidas Podemos.

La sanidad llegaba en una moción de VOX que pedía un nueva ambulancia para Protección Civil, moción que sólo conseguía el apoyo de los proponentes. PSOE y UP la rechazaron mientras que PP y Cs optaron por la abstención.

Sobre transporte se presentaban dos mociones; una de VOX pidiendo la adecuación del transporte público a la situación de crisis que sólo era apoyada por el PP; y otra de Cs solicitando que la R-2 pasase a ser gratuita durante las obras de construcción del Bus-VAO, que contaba con el apoyo de todos los partidos menos VOX, que votó en contra.

Cs llevaba a la sesión la situación de la fábrica ROCA, pidiendo la protección de la parte de la fábrica que no está en uso y la musealización de sus fondos en una propuesta que sólo contaba con el apoyo de PSOE y los proponentes. La última moción sin relación directa con la crisis sanitaria llegaba también de Cs, que pedía que se convirtiese la finca de El Encín en Parque Natural. La propuesta contaba con el apoyo de PSOE, Cs y PP, mientras que VOX y UP se abstenían.

Los socialistas, conjuntamente con Ciudadanos, abordaron en el Pleno la situación de la antigua fábrica ROCA. En la moción, ambas formaciones propusieron que, dentro de la Oficina Municipal Alcalá Horizonte 2030, se estudien las posibilidades del espacio de la antigua Fábrica ROCA para su integración como espacio recuperado para los vecinos y vecinas, manteniendo, a su vez, los empleos actuales y garantizando que cualquier intervención “no afecte a la actividad que se desarrolla en la sección de bañeras de hierro fundido”.

En este punto, la concejala de Patrimonio, Diana Díaz del Pozo, señaló durante su intervención que la iniciativa “es una oportunidad de futuro y motivadora en los tiempos actuales” para repensar la ciudad con un espacio emblemático para la misma. Díaz del Pozo afirmó que la propuesta “es una oportunidad de recuperación para la ciudad de una zona de gran extensión, con una propuesta sostenible y promoviendo la catalogación de la Fábrica de Porcelana con el objetivo de generar una oportunidad de empleo para la ciudad”. La moción fue aprobada con el voto a favor de PSOE y Ciudadanos, el voto en contra el PP, VOX e IU-Unidas Podemos.

Sin embargo, el protagonismo de la sesión se lo llevó el coronavirus, y no es para menos. El Pleno se celebró en medio del Estado de Alarma (la Comunidad se encontraba aún en Fase 0), con la situación sanitaria en vías de contención, pero con el estallido económico y social en plena ebullición. No en vano tan sólo tres días antes de la sesión habían comenzado las caceroladas en Plaza de Cervantes.

En este clima no es de extrañar que cada partido presentase sus propias propuestas de reconstrucción, pero sólo salieron adelante las presentadas de forma conjunta por Cs y PSOE. En concreto, la propuesta de UP sólo contaba con su voto a favor; la de VOX lograba el apoyo de PP; y la del PP conseguía los votos de VOX.

El Plan Re-Inicia Alcalá da un paso más para avanzar en la reconstrucción de nuestra ciudad, después de que en la sesión plenaria fuera aprobada la moción presentada por el Grupo Socialista, conjuntamente con el Grupo Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, para la dotación de los recursos municipales necesarios para su puesta en marcha.

El portavoz de los socialistas complutenses, Alberto Blázquez, destacó durante su intervención la necesidad de que “los poderes públicos nos impliquemos más que nunca para poner juntos las bases necesarias para la reconstrucción que nuestra Ciudad va a necesitar de una manera global, conjunta”. Blázquez agradeció la posición del Grupo de Ciudadanos que “ha buscado el diálogo y el consenso, algo que en la actualidad no es fácil, pero que al mismo tiempo la ciudad demanda”. En este sentido, el portavoz socialista destacó que “lo que hoy traemos al Pleno Municipal es algo inédito en la política de Alcalá; que las dos formaciones más votadas se pongan de acuerdo y trabajen conjuntamente por la ciudad es algo digno de reseñar, y creemos que es lo que quiere la mayoría de la ciudadanía, a excepción de los extremos que representan otras formaciones”. Blázquez abogó por trabajar con este Plan Re-Inicia en torno a “cuatro líneas estratégicas que buscan ayudar a las personas y a las empresas, para que nadie se queda atrás en esta crisis y se refuercen los servicios sociales”, para lo que resulta fundamental “solvencia económica que dé respuesta a las demandas y necesidades de PYMES y autónomos, así como inversión y obra pública que genere empleo, algo tan necesario para los próximos meses”.

Los socialistas recordaron que para garantizar el avance industrial de la ciudad “es prioritario garantizar la inversión pública y proyectar una ciudad sostenible, con un PGOU y una nueva ordenación territorial que favorezca la llegada de nuevas empresas en la ciudad”. La moción aprobó además la exigencia a la Comunidad de Madrid de creación de un Fondo de Contingencia para la reconstrucción social y económica de los municipios, así como al Gobierno de España medidas de endeudamiento blando que garanticen la disposición de recursos para los municipios más golpeados por la COVID-19. La moción fue aprobada con los votos a favor de PSOE y Ciudadanos, los votos en contra de VOX e Izquierda Unida-Unidas Podemos y la abstención del Partido Popular.

"El pasado 19 de mayo, el Grupo Municipal Unidas Podemos Izquierda Unida Alcalá de Henares, propuso en el Pleno del Ayuntamiento una moción para implantar en la ciudad un Plan de Choque Social de cara a abordar las consecuencias más nocivas de la crisis social y económica provocada por el COVID-19 y la paralización de la economía. Este Plan de Choque recogía propuestas como la de la creación de una ayuda municipal para para familias vulnerables; garantizar la alimentación a toda la población mediante cheques o comedores sociales y garantizar los suministros básicos de agua, luz y gas mediante el pago de la totalidad o parte de los recibos", tal y como desvelaba UP en un comunicadp.

Unidas Podemos IU afirmó que parte de estas propuestas provienen del sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.) y defendió la moción como de “extrema necesidad ante la situación actual” demostrado con la labor que varias asociaciones de la ciudad están realizando atendiendo las necesidades más básicas de decenas de familias alcalaínas. Pese a todo, la moción fue rechazada con el voto contrario del equipo de gobierno del PSOE junto con Cs, PP y VOX. El Grupo Municipal Unidas Podemos Izquierda Unida lo considera como un “grave error”, que va en la línea contraria de la posición política que se está teniendo en el Gobierno del Estado y que las familias alcalaínas no deben pagar las consecuencias del pacto entre el PSOE y Ciudadanos apoyados por el PP y VOX.

Además, UP pidió un programa cultural para la postcrisis, una petición que sólo contaba con el apoyo de la coalición. El resto votaron en contra, menos VOX que se abstuvo. El grupo municipal Unidas Podemos Izquierda Unida Alcalá de Henares presentó en el pleno de mayo, una moción para el apoyo a la cultura en Alcalá de Henares. Las propuestas concretas que contiene esta moción son: el mantenimiento de las partidas destinadas a cultura, el acuerdo con los agentes culturales del municipio para encontrar la mejor manera de hacer llegar su trabajo, ahora que estamos en una situación de restricciones sanitarias, y como tercer propuesta, se planteó destinar parte del dinero no gastado al apoyo de artistas locales y compañías enraizadas en el municipio.

Unidas Podemos IU cree necesario que estas medidas de apoyo a la cultura formen parte del escudo social que tan necesario es desplegar en Alcalá de Henares. Sin embargo el resto de fuerzas políticas no consideró relevante la moción y el grupo municipal proponente se quedó solo en la votación. Desde la coalición que conforma este grupo municipal apuestan por seguir apoyando al sector cultural, un sector al que la crisis del COVID y sus consecuencias afectan con dureza. Ya que la cultura además de ser un derecho fundamental, ha supuesto un gran apoyo para sobrellevar los momentos más duros de esta cuarentena y afrontarlos de una manera más positiva.

El PP solicitó una comisión de reconstrucción con todos los partidos, pero la petición fue tumbada por PSOE y Cs a pesar de tener el apoyo de todos los demás. Los populares también solicitaron que el Gobierno permitiese a la localidad gastar el superávit presupuestario en medidas contra la crisis, pero sólo consiguieron el apoyo de VOX, mientras que Cs se abstuvo y el resto votó en contra. Por último el PSOE solicitaba a la Comunidad la medicalización de residencias, y la propuesta salía adelante con el voto de PSOE, UP y Cs, mientras que el PP votaba en contra y VOX se abstenía.

El Grupo Socialista abordó en la sesión plenaria la situación de las Residencias de Mayores y los Centros de Salud de nuestra ciudad. En este sentido, la concejala responsable del área de Salud y Servicios Sociales, Blanca Ibarra, recordó durante su intervención que “Alcalá es una de las ciudades más golpeadas por el COVID-19, y muy especialmente nuestras Residencias de Mayores. En nuestra ciudad siguen faltando recursos y por eso traemos esta moción de carácter socio-sanitario para dar respuesta a esta realidad”.

Ibarra recordó en este sentido que “la ciudad debe anticiparse a un posible rebrote y debe hacerlo reforzando la Atención Primaria, para lo que es fundamental dotarla de medios. Por ello –prosiguió- pedimos el apoyo del Pleno para exigir al Gobierno de la Comunidad de Madrid que, en primer lugar, aporte todos los medios necesarios, humanos y materiales, para la correcta medicalización de las residencias de mayores de nuestra ciudad y que, en segundo lugar, se refuercen las plantillas de los Centros de Salud, implementando, además, políticas y actuaciones que garanticen la alimentación saludable de los niños y las niñas de Alcalá de Henares”. La moción fue aprobada con los votos a favor de los socialistas, Ciudadanos e IU-Unidas Podemos y el voto en contra del Partido Popular.

El Grupo de Concejales del Partido Popular en Alcalá de Henares ha lamentado que PSOE y Ciudadanos hayan rechazado las propuestas de los grupos de la oposición para buscar grandes acuerdos en temas de ciudad como una comisión de seguimiento de las medidas a adoptar en la ciudad para combatir el Covid-19. “Pese a pedir unidad, lealtad y altura de miras, ambas formaciones han hecho piña para echar atrás todas nuestras propuestas. Es un pésimo mensaje para la ciudadanía que choca con lo que ambos partidos trasladan, a todos los niveles, a los medios de comunicación, en los que piden consenso y tender puentes”, apuntan los populares. “Esperábamos otra predisposición por parte de PSOE y Ciudadanos en un momento en el que los vecinos nos piden unidad y dejar a un lado las siglas”, indican.

En concreto y en lo que respecta a las propuestas o enmiendas presentadas por el PP, tanto PSOE como Ciudadanos, han votado en contra de la propuesta de crear una comisión de seguimiento para que todas las fuerzas políticas participen a la hora de tomar medidas de ayuda para familias, empresas y comerciantes, una comisión en la que también tuvieran voz los agentes sociales, técnicos municipales y organizaciones sociales. “Hasta grupos tan antagónicos como Unidas Podemos y Vox votaron a favor de esta propuesta que ya se ha puesto en marcha en otros ayuntamientos, así que no entendemos ese voto en contra”, declaran los populares.

También lo han hecho de las medidas económicas propuestas por este grupo, entre las que  se incluían la exención de la tasa de veladores para este año, la suspensión de la tasa de basura durante el estado de alarma mientras los locales permanezcan cerrados o una línea de ayudas para que el comercio se adapte a las medidas recomendadas. “Nos sorprende que algunos partidos que dicen que la ciudad es lo primero para ellos voten en contra de medidas que consideramos buenas para nuestras pymes y comercios”, afirman desde el PP.

Pero PSOE y Ciudadanos no solo no han votado a favor de estas propuestas sino que también han rechazado que el resto de formaciones políticas puedan participar para reactivar la economía de la ciudad en las negociaciones del que han llamado Plan ReInicia y en cuya moción presentada no incluye todavía medidas concretas para las familias, el comercio y las pymes.

Tampoco quieren a la oposición en el debate sobre el futuro de los terrenos donde está instalada la compañía Roca, un tema que siempre habría contado con el consenso de toda la Corporación. “Han rechazado crear una comisión específica en la que participen tanto un equipo técnico como todos los grupos políticos y agentes sociales, para proponer, valorar y decidir cualquier posible actuación en los espacios urbanísticos y construcciones donde se ubica la fábrica Roca. Lamentamos que quieren decidir un asunto tan importante solo entre PSOE y Ciudadanos”, afirman los populares.

Esta poca ambición para llegar a grandes acuerdos sorprende en el PSOE, que pide unidad a nivel nacional y ofrece pactos de reconstrucción a nivel regional, y sorprende en Ciudadanos, que en la Comunidad de Madrid tiende la mano al PSOE para llegar a acuerdos, pero rechaza la mano del PP y el resto de grupos en Alcalá. “Sabemos que el PSOE nos ataca porque quiere una oposición callada y dócil, que no discuta sus decisiones cuando estas no sean correctas. Nosotros seguiremos manteniendo la lealtad institucional, pero alzaremos la voz cuando veamos que las cosas no están bien hechas. Es nuestra misión como partido de oposición. La lealtad no es sumisión”, indican los populares.

No obstante, este rechazo a los acuerdos no es la primera vez que sucede en estas semanas. De hecho, no aceptaron ni una sola de las múltiples enmiendas presentadas por PP, Vox y Unidas Podemos a los presupuestos de 2020, que según recuerdan los populares no incluían ninguna medida para combatir las consecuencias del Covid-19, entre otros motivos, porque se confeccionó antes de que estallara la pandemia. “Sin embargo, el PP de Alcalá sí votó a favor de la modificación presupuestaria de 1,3 millones de euros, de los que 400.000 se destinarán para ayudar a pymes y autónomos, de las que aún por cierto no conocemos las bases”, señalan desde el Partido Popular.

El portavoz de Ciudadanos (Cs) Miguel Ángel Lezcano, ha celebrado la aprobación en pleno del plan de la formación naranja, ‘Reinicia Alcalá’, que asegurará para la ciudad una inversión de 18 millones euros, y está dirigido prioritariamente a paliar los efectos económicos y sociales de la crisis sanitaria.

“Este plan se aplicará en cuatro ejes prioritarios, ayudas a pequeñas empresas y autónomos, programas sociales para familias y personas mayores, al territorio y la sostenibilidad y a la inversión en obra pública”, ha explicado el concejal de Cs, adelantando que este plan dependerá directamente de la Oficina Municipal ‘Alcalá Horizonte 2030’ que “se ha reorientado en estos momentos a dar respuestas inmediatas a las enormes necesidades sociales y económicas que ha provocado la crisis sanitaria del Covid-19”.

“Esto es lo que nos define como partido y como grupo municipal, hacer política útil para la gente y para la ciudad, en un momento de mucha incertidumbre y sufrimiento”, ha defendido Lezcano, mostrando su orgullo por poder sacar adelante muchas de las iniciativas que Ciudadanos presentó en el programa electoral y que “gracias al apoyo del pleno empiezan a tener forma y se empiezan a llevar a la práctica”.

El pleno también ha dado luz verde al resto de iniciativas de Cs, la declaración de ‘El Encín’ como Parque Natural, que permitirá impulsar la creación de un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la zona, la gratuidad de la autopista de peaje R-2, por la que se negociará con las administraciones implicadas medidas económicas de bonificación, descuento o gratuidad total por el uso de esta mientras duren las obras de construcción del Bus VAO, y la protección del edificio de la Fábrica de Porcelana de Roca, el primer paso para resolver el futuro de uno de los espacios urbanos con mayor potencial y que en el futuro albergará un recinto para Ferias Nacionales e Internacionales y un Palacio de Congresos.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas