Juego de Tronos, el debate sobre el Estado de la Ciudad y Trini en el país de las maravillas | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Sep
2012
Juego de Tronos, el debate sobre el Estado de la Ciudad y Trini en el país de las maravillas PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Crónicas de un Pleno
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Después del descanso estival los políticos torrejoneros volvían a saltar a la arena, y lo hacían en un Pleno en el que hubo de todo: mucha bronca, bromas entre los partidos y hasta reivindicaciones en forma de camiseta se dieron cita en la apertura del año político en la localidad.

 

La mañana, fría y lluviosa, como corresponde al recién nacido otoño, comenzaba con ausencias, y es que tanto el Secretario Municipal como el alcalde no estuvieron presentes en el Pleno. El primero, porque está de vacaciones, y el segundo, porque tenía una agenda muy completa: asistió al Pleno de Investidura de Ignacio González y a la despedida del teniente Roldán. Así las cosas, y con un voto menos en el PP, el vicealcalde tomaba las riendas del Pleno presidiendo la sesión.

Precisamente esa decisión de que fuera el Presidente el portavoz de uno de los grupos generó una cuestión de orden por parte del PSOE, y la primera trifulca de la mañana. Todo comenzaba en el debate sobre la renuncia a cobrar la paga extra, una propuesta de alcaldía que firmaba el vicealcalde. Ante esto, Fouce preguntó si lo había firmado “el verdadero alcalde de Torrejón”. La respuesta de Navarro se hacía esperar un par de turnos, y se producía tras pedir la cuestión de orden: “esa pregunta demuestra su absoluto desconocimiento de la vida pública”, espetaba el vicealcalde al socialista.

Cuando parecía que todo se iba a quedar así, Fouce contraatacó: “gobierne, y no haga oposición de la oposición”, a lo que Navarro, con cierta sorna, le replicó: “En cambio, a nosotros nos encanta oírle”, provocando una fuerte bronca entre ambos concejales. Comenzaron acusándose de mentir, como casi siempre, y continuaron retándose mutuamente a comparar gestiones, lo que llevaba a Fouce a pedir la celebración de un debate sobre el Estado de la Ciudad, que era contestado con otro reto por parte de Navarro: “presenten una moción pidiendo el cierre de Parque Europa”, pedía el popular.

La guerra continuó dejando una víctima colateral. Helvia Rosendo intentó replicar siendo acallada por Navarro: “usted quería ser alcaldesa y no la han dejado”, y degeneraba en una curiosa pelea dialéctica a costa del Plaza Mayor: “usted, con sus votos, ha recortado la participación y puesto los Plenos por la mañana”, comenzaba Navarro; “usted, con sus votos, ha convertido el Plaza Mayor en un panfleto”, respondía Fouce; “usted, con sus votos, ha permitido que IU y PSOE desapareciesen del Plaza Mayor”, concluía Navarro.

Sin embargo, la política no fue el único argumento de una sesión algo más larga de lo habitual. También se habló, y mucho, sobre economía. “que se publiquen los sueldos de los concejales”, pedía Fouce nada más comenzar el Pleno. “mucho hablan, pero a la hora de la ver dad somos nosotros los que pedimos la renuncia a la paga extra navideña”, respondía Navarro, para continuar: “ustedes no dedicaron ni un duro a becas en 27 años”. Fouce respondió recurriendo al pasado: ”nosotros dejamos un Ayuntamiento saneado”, afirmación que provocó risas, estupor e indignación a partes iguales entre el público.

La situación económica fue también la protagonista de las primeras intervenciones de José Fernández, que hacía un balance de las cuentas similar al presentado hace unos meses por el Gobierno, y muy alejado del que afirmaba el PSOE. Las cuentas de los últimos tres ejercicios estuvieron presentes, con el recuerdo de Navarro de que en 2006 se presentaron las cuentas de cinco años, a lo que José Fernández explicaba que se aprobaron entonces, porque el inestable gobierno de aquellos años no consiguió sacarlas a delante antes.

Las insinuaciones de Fouce de que existen contratos fraccionados en las cuentas provocaban otra reacción airada del portavoz popular, que afirmaba: “es falso que haya irregularidades, pero si las hubiera, deberían denunciarlo en la Comisión de Seguimiento de la Contratación, presidida por un miembro del PSOE”.

Así, entre acusaciones y broncas, el Pleno llegó a la parte de las mociones, que comenzaba con un importante cambio de guión: el PSOE comenzaba su moción sobre El Gato con Botas exhibiendo tres camisetas contra los recortes, entre las que se encontraba la polémica camiseta de la marea verde. No fue la única novación que incorporó el PSOE en este Pleno, ya que en la moción sobre Soto del Henares, las dos concejalas del grupo estuvieron mostrando fotografías durante el turno de su portavoz. Y es que parece que los socialistas han aprovechado el verano para mejorar su puesta en escena durante los Plenos, haciendo sus intervenciones más ágiles e inesperadas.

Dejando a un lado el show business, la moción sobre El Gato con Botas dejó grandes momentos: Fouce comenzaba su intervención mostrando unas fotos de la situación de la Escuela Infantil, o eso afirmaba él, pues Navarro insistía en que ese no era el estado actual de las instalaciones. Fouce, pillado, no tuvo más remedio que admitir que las fotos tenían varios días, y que ya podría estar arreglado. Navarro, viendo donde morder, volvió a desenterrar el pasado: “traiga fotos de cómo estaba en tiempos del PSOE”.

El retorno al pasado fue también el principal argumento del debate sobre recortes deportivos: Fouce comenzaba acusando a Martín Criado de ser el concejal que destruyó el deporte en Torrejón, y Navarro le recordaba las instalaciones deportivas de la época de Trini, “el país de las maravillas deportivas”: “ustedes convirtieron el campo de San Isidro en un agujero enorme, y construyeron tres veces el velódromo porque se cayó dos veces”.

La moviola continuó en la moción sobre Soto, en la que Navarro hizo una sorprendente revelación: “Trinidad Rollán anunció en la campaña de 2007 que la estación de Soto ya estaba aprobada por el Ministerio de Fomento, pero cuando llegamos nosotros descubrimos que no era cierto, al igual que el traslado del cuartel de la Calle del Río”.

Sin embargo, no todo fueron malos rollos. La moción de IU sobre la Cañada daba lugar a un debate surrealista: José Fernández afirmaba que en la zona había un parque, pero que no sabía el nombre, “porque no lo ponía en Google”, ante lo que Navarro comenzó a hablar del parque como el parque fantasma de la Cañada. Fouce, que no quiso quedar al margen, afirmaba que echaba de menos los momentos de humor del vicealcalde, que presentó una enmienda “muy trabajada” de un solo párrafo.

Y si hay algo que no puede faltar en ningún Pleno son las clases de lengua del profesor Fouce. En esta ocasión tuvimos metáforas (“solo saben gobernar cuando tienen un colchón económico”, “el sistema de dependencia está siendo descuartizado por el Gobierno”), epítetos (“dinero paupérrimo”, “medida desalmada y cruel”), hipérboles (“padres abandonados durante más de un mes”), lapsus (“el nudo de comunicaciones de la M-301”, cuando es la M-300; “el Gobierno del Señor Roldán”), neologismos (“desahorro”, “poner el grito en el celo”), y cosas incalificables (“los gastos están presupuestados, pero no recogidos en la presupuestación”).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas