x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Abr
2021
VOLT inicia su campaña bajo la primera bandera europea que ondeó en una capital PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por VOLTEstá situada en la Glorieta de San Vicente, en Príncipe Pío

Volt arrancaba este domingo 18 de abril la campaña electoral con la pegada de carteles. El lugar escogido es la Glorieta de San Vicente, en Príncipe Pío, bajo la bandera europea, la primera bandera que izó en toda la UE en una capital de un país miembro. Todo un icono para el europeísmo madrileño. El acto contaba con la presencia de los candidatos y candidatas que se presentan en la lista electoral y de afiliados, voluntarios y simpatizantes de este partido, que se estrena en una elecciones regionales en España.

La gestión sanitaria de la pandemia, la crisis económica que se avecina, el desarrollo de la inteligencia artificial y la digitalización, la defensa de los derechos LGTBIQ+, la protección de la vida de los animales o la educación son temas que acaparan la agenda de Volt. No obstante, para esta campaña se va a centrar en el medioambiente, cuyas propuestas son las siguientes:

● Impuesto sobre el carbono. Volt apuesta por un impuesto sobre el carbono que favorezca las energías renovables en lugar de los combustibles fósiles, incentivando el transporte sostenible. Así se podrían proporcionar incentivos para soluciones respetuosas con el clima desalentando la producción y el consumo de productos intensivos en carbono.

● Suspensión de los subsidios a los combustibles fósiles. El queroseno, el diésel, el carbón y otros combustibles, que actualmente ascienden a 200.000 millones de euros al año, deben eliminarse de la forma más eficaz y rápida posible.

● Reforzar los objetivos de la Directiva de eficiencia energética y ampliar su alcance. Aumentar el objetivo al 40% de ahorro de energía, ya que el objetivo actual del 30% para 2030 no es suficientemente eficaz para conseguir la eficiencia energética.

● Redes electrónicas inteligentes. Apoyar investigaciones sobre el desarrollo de redes eléctricas inteligentes que permitan impulsar las energías limpias y renovables. Desde Volt abogamos por la necesidad de integrar sistemas de almacenamiento eléctrico más eficientes (véase baterías, depósitos de aire comprimido o sistemas de alimentación a gas, P2G).

● Financiamiento público y privado responsable. Incentivar a las instituciones públicas y al sector privado para que cambien sus recursos que van desde los combustibles fósiles hacia soluciones respetuosas con el clima. Asimismo, apoyar programas de investigación, capacitación y desarrollo de inversiones, fomentando la responsabilidad social corporativa (RSC) junto con una financiación eficaz y eficientes para la crisis climática. Apoyar la creación de este tipo de programas de formación para una financiación pública y privada responsable.

● Transporte sostenible y viajes respetuosos con el medio ambiente. Extender la prohibición de los coches diésel para 2040 siempre que sean tóxicos las emisiones que no puedan reducirse drásticamente mediante nuevas tecnologías. Modernización de los sistemas de transporte y promoción de soluciones innovadoras de tarificación vial y desarrollo de redes coherentes de estaciones de recarga de vehículos eléctricos. Potenciar el transporte público para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel local. Promoción de zonas y carriles para bicicletas o establecimientos públicos gratuitos de coches electrónicos.

● Tecnologías disruptivas y con bajas emisiones de carbono. Incentivar soluciones basadas en la biotecnología e impulsar estándares de contratación pública ecológica de tecnologías bajas en carbono.

● Modernización de edificios. Promover normas para apoyar la integración de las energías renovables en el diseño de nuevos edificios. De este modo se apoya la construcción sostenible y eficiente haciendo cumplir la legislación europea sobre ‘Energía limpia para todos los europeos’, mediante la restauración y modernización de edificios antiguos y el diseño de nuevos edificios para ahorrar energía y agua.

Por otra parte, Volt se compromete a impulsar medidas que fomenten un “Estado Inteligente” en las instituciones públicas de la Comunidad. Esto significa reformarlas con tecnología de vanguardia y nuevas ideas para hacer frente a la crisis económica que los madrileños ya comienzan a afrontar, a lo que se suma años de políticas con enfoque por parte de las instituciones que deberían ser mucho más eficaces. “En tiempo de transformación, el Gobierno de la Comunidad de Madrid debe adoptar nuevas herramientas que le permita ganarse la confianza de los vecinos, apostando por una gobernanza responsable, transparente y eficiente”, abogó César Vera Prieto, cabeza de lista de Volt. Además, asegura que si se consigue llegar a la Asamblea de Madrid: “Volt defenderá el desarrollo de medidas educativas innovadoras, una atención sanitaria de calidad y una justicia efectiva para combatir la corrupción”.

Volt es el partido que tiene como objetivo articular una respuesta a los complejos problemas del mundo actual desde una perspectiva europea y con un programa común en toda Europa. Queremos una Europa unida, federal y basada en una auténtica democracia común. Tenemos ya estructura de partido en 15 países y contamos con base ciudadana en más de 30. Nuestra propuesta se basa en los valores de solidaridad, igualdad de oportunidades, equidad —intergeneracional, de género y transnacional. Ponemos la ciudadanía al centro de la innovación social y el renacimiento económico en el marco de una Europa unida y verdaderamente democrática.

Volt quiere dejar claro en esta campaña electoral que sus propuestas siempre implican escuchar y prestar especial atención a las reivindicaciones vecinales defendiendo por tanto el empoderamiento ciudadano. Desde que está en España ha puesto énfasis en este tipo de iniciativas, principalmente de carácter medioambiental. En este aspecto, Volt quiere implementar en la Comunidad de Madrid las mejores prácticas de gestión pública de Europa, políticas de urbanismo sostenible para conseguir ciudades neutras en emisiones de carbono, como Copenhague donde el alumbrado público usarán un 50% menos de energía y todo el consumo eléctrico procederá de fuentes renovables para 2025. O una ciudad como Munich donde la compañía de suministros Stadwerke München (SWM), propiedad municipal, ha puesto el foco en proyectos de eficiencia y en ser autosuficientes. Esta es la esencia de Volt, un trabajo conjunto entre ciudadanos europeos unidos para mejorar la gestión pública en todo el continente y fortalecer la democracia.

En el caso del sur de nuestra región nos preocupa especialmente el vertedero de la localidad de Pinto y el proyecto de ampliación que quiere implantar la Mancomunidad del Sur. Esta nueva planta se estima que recibirá más de 400.000 toneladas/año de residuos alargando la vida del vertedero probablemente durante décadas, sin contar con el elevado coste estimado en 200 millones de euros. Está situada a menos de 4 km del casco urbano de Pinto y dentro del espacio natural protegido Parque Regional del Sureste. Además la planta actual ha demostrado tener una escasa efectividad en la recuperación de los residuos, lo que demuestra la necesidad de desarrollar otros modelos.

Desde Volt apoyamos las propuestas de gestión alternativa como las lanzadas desde la Plataforma por el Cierre del Vertedero de Pinto, abogando por la gestión de residuos más eficientes. Para nosotros este tipo de iniciativas aunando el esfuerzo de diversos colectivos y entidades políticas debería ser un modelo habitual, priorizando las necesidades de los ciudadanos sobre otro tipo de intereses particulares o ideológicos.

Con respecto a las posiciones y contenidos políticos concretos, Volt siempre se describe a sí mismo como “paneuropeo, pragmático y de progreso”. Además, el partido enfatiza que no se ha adherido a ninguna ideología y que quiere actuar abiertamente libre de etiquetas que únicamente ayudan a simplificar algo tan complejo como la gestión de políticas públicas. El mayor deseo que tiene Volt es de reformar Europa empezando por la Comunidad de Madrid y poder devolver a los madrileños la igualdad, la ilusión y la fortaleza perdida por año de crisis, ajustes, recortes y presiones constantes. Queremos que nadie se quede atrás.

Esta formación quiere un Madrid en el que de verdad se tenga en cuenta a las personas y las iniciativas que estas generan, tanto sociales como privadas, enfocado a poder crear progreso y riqueza de forma sostenible con el medio ambiente así como crecer de forma equitativa. Con una justa fiscalidad que facilite que los ciudadanos de la Comunidad de Madrid puedan llegar a fin de mes y el desarrollo económico se traduzca en Bienestar para todos.

Igualmente una administración pública bien dotada y eficaz resulta indispensable para apoyar todo esto, la denominada Administración Inteligente debe ser una prioridad si queremos un Madrid innovador y con una sociedad cohesionada. Con esta visión de futuro Volt quiere “electrizar” la Asamblea de Madrid y erigirse como una opción real para los ciudadanos de la región de Madrid.

Tras las últimas elecciones europeas donde obtuvieron representación en el Parlamento Europeo, convirtiendo a Damian Boeselager en el primer Eurodiputado de la formación, han obtenido de nuevo un sorprendente resultado en las generales de Países Bajos el pasado mes de marzo. Volt consiguió acceder con 3 escaños por primera vez a un parlamento nacional en la Unión Europea. Además la formación paneuropea ya cuenta con varios concejales y diputados locales en otros países como Bulgaria e Italia y se ha presentado a elecciones en varios estados más como Portugal y Francia. Tres amigos, un italiano, una francesa y un alemán, ejemplos en sí mismos de la generación Erasmus, preocupados por la quiebra del proyecto europeo decidieron implicarse. Hoy Volt ya tiene 30.000 miembros en toda Europa presentándose a las elecciones nacionales, locales y europeas en todos los países del continente donde ya está constituido como partido (Holanda, Alemania, España, Portugal, Bulgaria, Bélgica, Reino Unido, Suecia y Luxemburgo) con un programa similar en todos ellos. Los pilares fundamentales de Volt Europa son la igualdad real de oportunidades; la digitalización total y eficaz de la Administración; el impulso económico, ético y competitivo; y el empoderamiento del ciudadano, poniéndolo como eje central de la vida pública.

Desde Volt rechazamos cualquier tipo de acto que incite al odio con datos falsos y reclamamos que se celebre una campaña electoral justa y limpia, respetando las normas que dicta la Junta Electoral, entre las que se encuentran el no uso de símbolos nacionales para el beneficio propio. El dato falso que se está propagando por los municipios de la Comunidad de Madrid hace referencia a los menores extranjeros no acompañados (MENA) con fin de crear miedo y odio entre la ciudadanía. No es cierto que reciban 4.700 € al mes. Un menor de edad, dependiendo de la comunidad autónoma donde esté tutelado, puede recibir una ayuda para el ocio que rondaría los 10 euros. Por otra parte, las familias que tutelan o adoptan a estos menores pueden reciben algún tipo de prestación económica dependiendo del acogimiento del menor, ya sea por salud, si se encuentra en una familia numerosa o que adopta a varios de ellos o, también, por un acogimiento especializado; este tipo de casos no se otorgan al menor de edad. Queremos recordar que los menores extranjeros no acompañados reciben estas cuantías de ocio y tiempo libre (10€/semana) en función de su edad y de su comportamiento y la finalidad que tiene este tipo de prestación semanal no es suplir la paga que una familia pueda dar a sus hijos e hijas.

Es evidente que no es forma de tratar correctamente un problema tan importante como es la inmigración, además, que esquiva tratar, con pensamiento crítico, las medidas que se tiene que tomar para regularizar la entrada de personas extracomunitarias. En este sentido, Volt sí trae una solución, y que la defendemos, que es la siguiente: crear un sistema de corredores humanitarios. Se trataría de establecer centros supervisados por organizaciones internacionales, incluida la UE, en las fronteras de los Estados vecinos que sean inestables o conflictivos, a fin de garantizar un viaje corto y seguro a las personas extranjeras que quieran emigrar.

Esta fórmula promovería el cese de la trata de personas y la muertes de personas que se producen en las largas travesías por el mar Mediterráneo. Por otro lado, constituir una mayor interceptación de los flujos migratorios, permitiendo blindar seguridad, estabilidad y legalidad a un gran número de personas. Estos centros se caracterizarían en, por un lado, gestionar de manera temporal los conflictos que puedan ver en las fronteras y, por otro, diseñar y determinar las acciones migratorias que realizarían los ciudadanos emigrantes. Desde Volt entendemos que en estos centros se podrían expedir las peticiones de asilo. Nos parece necesario que estos centros deben estar supervisados por organizaciones internacionales y no por el gobierno del país donde se encuentre. Esta preferencia a las organizaciones viene dictada por el deseo de evitar casos de explotación y represión de las libertades que se dan, por ejemplo, en los campamentos libios. El factor importante en la gestión de estos centros debe ser la atención prestada a posibles fenómenos de radicalización.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas