x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

05
Abr
2021
Más de 62.000 personas pasaron por el Zendal y el Wanda esta Semana Santa PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMEl próximo fin de semana abre el Wizink

La Comunidad de Madrid ha mantenido la campaña de vacunación frente al COVID-19 toda la Semana Santa, y en tan solo los cuatro días festivos, de jueves a domingo, ha administrado 62.261 dosis en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal y el estadio Wanda Metropolitano, los dos puntos habilitados con objeto de acelerar al máximo la inmunización entre la población. Además, el próximo fin de semana se abrirá el WiZink Center como nuevo punto de vacunación masivo. En total, durante toda la Semana Santa, la Comunidad administró 161.560 dosis en los distintos puntos destinados a esta tarea.

De las 62.261 vacunas administradas durante los últimos cuatro días, 17.389 se inocularon a mutualistas mayores en el Hospital Isabel Zendal con las dosis de Moderna, y el resto, 44.872, corresponde a la inmunización con AstraZeneca a población de 60 a 65 años. El Wanda Metropolitano y el Hospital Enfermera Isabel Zendal prosiguen hoy la vacunación de población de 60 y 65 años, con estimaciones de atender a más de 15.000 personas diarias.

Por su parte, las enfermeras de los centros de salud de la Comunidad de Madrid administraron en tres días, de lunes a miércoles de la pasada semana, todas las dosis disponibles de Pfizer y, en concreto, inmunizaron a 57.509 mayores de 80 años.

Asimismo, Atención Primaria comienza hoy a vacunar a las personas de 70 a 79 años, e iniciando las citaciones en las edades más longevas, es decir, a los de 79 años. El proceso en esta franja de edad arranca este lunes en una veintena de centros de salud que ya han culminado la inmunización de los mayores de 80 años, y se irá sumando el resto de centros de Atención Primaria según culmine la vacunación de las personas de dicho grupo de edad, mayores de 80. Los centros de salud de la Comunidad han administrado 344.681 vacunas a mayores de 80 años y 135.335 han recibido dos dosis, es decir, cuentan con la pauta completa.

La Consejería de Sanidad, a través del Centro de Atención Personalizada (CAP), enviará un mensaje SMS para citar a la población de 60 a 65 años en su punto habilitado (Wanda Metropolitano, Hospital Zendal y Wizink Center), que incluye un acceso web para confirmar la cita. Además, se realizará una llamada a modo de recordatorio, en caso de que no confirmen la cita en el acceso web.

En el caso de la población de 77, 78 y 79 años, recibirán una llamada telefónica desde su centro de salud para concertar la cita, al igual que se ha estado realizando, y se continúa, con el tramo de los mayores de 80 años.

A partir de esta semana, los 262 centros de Atención Primaria prevén incrementar el ritmo con unas previsiones de administrar la vacuna a más de 25.000 ciudadanos cada día, a lo que se añade la inmunización en domicilio que realizan las enfermeras a los grandes dependientes, tanto inmovilizados como personas con movilidad, y a sus cuidadores.

Sanidad recuerda que mantiene el teléfono 900 102 112 para cualquier duda relacionada con este proceso y ha incorporado un número de teléfono único para que el usuario que reciba una llamada telefónica procedente de su centro de salud pueda identificar el origen de la llamada entrante como el teléfono institucional de Atención Primaria. Afecta a llamadas a teléfonos fijos y a móviles para su cita de vacunación frente al COVID-19 o bien para consulta telefónica.

Se trata del número de teléfono  91 370 00 01, que identifica así cualquier llamada que un profesional de Atención Primaria realice a un usuario de la Comunidad de Madrid para una cita en su centro de salud, consulta, cualquier  trámite relacionado o asistencia sanitaria.

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas del Ejecutivo regional, Enrique López, ha presidido la reunión semanal del Plan Territorial de Protección Civil de la Comunidad de Madrid (PLATERCAM). El encuentro, que ha tenido lugar en la sede de la Consejería, ha contado por primera vez con la participación de Mercedes González, la nueva delegada del Gobierno en la región. A la reunión han asistido también representantes de las administraciones e instituciones que, como el Ayuntamiento de Madrid, la Guardia Civil o la Consejería de Sanidad, forman parte del dispositivo de seguridad, emergencias y protección civil desplegado en Semana Santa y hasta el próximo jueves tras el cierre perimetral decretado por el Gobierno central.

López ha destacado la “tremenda normalidad” vivida estos días festivos en el conjunto de la región, así como el alto cumplimiento por parte de los ciudadanos de las normas dictadas por la autoridad sanitaria. Tras constatar un descenso importante de las fiestas ilegales y un pequeño repunte de los incumplimientos del toque de queda, López ha agradecido el comportamiento y la responsabilidad de la inmensa mayoría de ciudadanos y del sector comercial, hostelero y de la restauración.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado la puesta en marcha de una estrategia integral de cuidados en el post-COVID “para atender a los pacientes que sufren los efectos prolongados de la enfermedad, a aquellos que requieren de una atención sanitaria específica”.

Durante su intervención en el desayuno informativo de Europa Press, la presidenta madrileña ha detallado que las actuaciones que los expertos han diseñado van dirigidas a la recuperación de complicaciones respiratorias, motoras y psicológicas. “Se trata de que todos los enfermos recuperen su situación física y psíquica anterior a la COVID”, ha indicado.

Para ello, se trabajará desde unidades específicas de seguimiento en Atención Primaria, en las Unidades Clínicas Hospitalarias y una Unidad de rehabilitación Integral post-Covid que ya está en funcionamiento en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal. Es decir, las actuaciones que contemplan la Estrategia se podrán realizar en régimen de hospitalización o de forma ambulatoria.

En el caso de Primaria, es la primera línea de atención de pacientes una vez superados los autocuidados. Estas actuaciones se interrelacionan con el resto de niveles de la estrategia y pasan por el proceso de recuperación funcional del paciente postCOVID-19, el de atención a la salud mental, de atención al que está en situación de vulnerabilidad, de educación para la salud grupal y de atención compartida con la hospitalaria.

Por otro lado, destaca la Unidad de Rehabilitación Integral del Hospital público Enfermera Isabel Zendal, basada en la recuperación funcional multidisciplinar para mejorar, entre otras, las secuelas respiratorias, psicológicas y la movilidad de los pacientes.

Está dirigida a pacientes que hayan superado la fase crítica de la enfermedad y sean dados de alta en UCI planta, UCRI, o unidades generales de cuidados intermedios. En ella se trabajará la recuperación de la discapacidad secundaria a patología motivada por el virus: secuelas respiratorias, motoras, neurológicas, psicológicas, nutricionales, etc; se dará apoyo cognitivo y psicológico que le permita participar en el proceso rehabilitador; y se podrá tramitar un recurso sociosanitario de media estancia para ser derivado en caso necesario.

En las unidades clínicas hospitalarias, la función principal es evaluar a los pacientes complejos que precisen rehabilitación o seguimiento hospitalario, con carácter previo o, una vez que hayan sido dados de alta del proceso agudo COVID-19. Para cada paciente complejo se evaluará su plan terapéutico multidisciplinar y su ruta asistencial específica, con un modelo de atención integrada que permita ajustar los tratamientos a las necesidades y expectativas de cada paciente.

Entre las funciones de estas unidades hospitalarias están la evaluación inicial de pacientes ingresados con persistencia de síntomas a las cuatro semanas, y la decisión de derivación a otros dispositivos de atención; la interpretación de pruebas diagnósticas COVID-19 dudosas y el seguimiento de pacientes incluidos en ensayo clínico.

Por último, la Estrategia recoge el Plan de Respuesta Asistencial Prioritaria en Salud Mental por la crisis generada por el COVID-19, que se ha reforzado con la contratación de 62 profesionales entre psicólogos clínicos y psiquiatras principalmente, así como la apertura de un hospital de día para adolescentes. En el marco de este Plan, las actuaciones están centradas en tres colectivos de vulnerabilidad específica: profesionales sanitarios, pacientes con COVID-19 grave que han requerido de hospitalización y familiares en duelo por COVID-19. Entre las medidas destacan las sesiones de regulación emocional, consultas individuales y colectivas de los profesionales y sesiones de entrenamiento y autocuidado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy la creación de un programa específico destinado a combatir los efectos que ha provocado la pandemia entre las personas mayores dependientes de la región. Como ha explicado durante un desayuno informativo organizado por Europa Press, “este programa tendrá como objetivo reforzar la atención que se presta a los mayores que han visto agravadas sus situaciones de fragilidad, vulnerabilidad y soledad” debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Díaz Ayuso ha señalado que el Gobierno regional va a incrementar “los recursos asistenciales destinados a prestar terapia ocupacional y tratar el deterioro cognitivo de estas personas, agudizado en muchos casos por la falta de contacto social y familiar” que han provocado los sucesivos confinamientos y restricciones de movilidad decretados con motivo de la pandemia.

Precisamente, las familias de estos mayores dependientes van a recibir un apoyo directo desde este programa a través de la implementación de una red de ayuda para abordar la nueva situación de sus allegados. Además, esta red les ofrecerá asesoramiento e información para que puedan identificar y manejar las situaciones que dificulten los apoyos que reciben los mayores dependientes en sus propios domicilios.

Este programa específico prevé aumentar las actuaciones que se llevan a cabo en los centros de atención diurna, incrementar las iniciativas en materia de servicios sociales para mayores que presenten secuelas provocadas por el coronavirus o fomentar el acompañamiento en las actividades de ocio con sus familias a través de programas de voluntariado. En la región hay actualmente más de 1,2 millones de personas mayores de 65 años, de las que más de 121.000 cuentan con una dependencia reconocida.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas