x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

12
Dic
2020
Madrid no abre una residencia pública de mayores desde los años 70 PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridSegún un informe de CCOO

Las 26 residencias públicas de personas mayores madrileñas atienden al 12% de la población de estos centros, aun siendo solamente el 5,5% de los 473 centros de estas características de la región. Estos centros públicos, todos medicalizados, disponen de unas plantillas adecuadas y, actualmente, un número suficiente de efectivos para asegurar la correcta atención y los necesarios cuidados de las personas residentes.

De las 473 residencias de personas mayores que hay en la Comunidad de Madrid solo 26 son de gestión pública. Esta enorme diferencia entre residencias se debe a que la última pública fue inaugurada en los años 70, en tiempos de la extinta Diputación. Desde que existe la autonomía madrileña, se ha potenciado la creación de centros privados y de gestión indirecta (fondos públicos gestionados por empresas privadas).

En las residencias públicas prestan servicios trabajadores y trabajadoras de 26 categorías diferentes, que abarcan tareas de diferente complejidad y grado de responsabilidad de las áreas sanitaria, social, de gestión, mantenimiento, limpieza y cocina. Esta diversidad de categorías y áreas hace que la atención y los cuidados que reciben las personas mayores sean los acordes a las necesidades individuales que precisan.

Todas estas residencias están medicalizadas y disponen del personal sanitario necesario, lo que hace que en estos momentos el conjunto de las residentes (que en su gran mayoría son grandes dependientes) tengan los cuidados de salud adecuados.

En la actualidad las plantillas son más acordes a las necesidades de los centros, pese a que en años anteriores han sufrido de un importante déficit de efectivos. Esta mejora se debe al esfuerzo liderado por CCOO para lograr la dotación y la contratación del personal. Sin embargo, todavía es imprescindible vigilar para que no se pierda empleo público, para que la cobertura de vacantes sea efectiva lo más rápido posible y para seguir mejorando las plantillas. Por ello, se hace necesario que desaparezca la tasa de reposición de efectivos, ya que se trata de un servicio esencial.

Un servicio tan esencial que dispone de 51.182 plazas con una lista de espera de 6.850 aproximadamente, para atender a una población de 1.182.032 personas. De ese total de plazas, 21.599 tienen financiación pública de forma total o parcial, estando 6.250 en residencias públicas y 15.349 en centros concertados. El resto de plazas (29.983) están en centros privados.

Analizando estos datos, se observa que en la Comunidad de Madrid el 5,5% de los centros atienden al 12% de las personas mayores que viven en una residencia. Y gracias al trabajo de las y los profesionales de estos centros, la calidad asistencial de los centros públicos es significativamente mejor que el resto. Por eso, es de agradecer el trabajo a todas las trabajadoras y los trabajadores de las residencias, su compromiso, dedicación e incuestionable profesionalidad, para garantizar que la última etapa de la vida de nuestras personas mayores sea digna y conforme a sus necesidades.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas