x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Jul
2020
Más del 92% de los alumnos aprueba la Selectividad en Madrid PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa UAH, la segunda con menos aprobados

En la Comunidad de Madrid, el 92,16% de los alumnos que se han presentado a las pruebas de la EVAU 2020 ha aprobado, según los datos oficiales que se han conocido este jueves. Finalmente, a la Evaluación de Acceso a la Universidad de este curso se presentaron 36.527 alumnos madrileños, de los cuales han sido aptos 33.665, en tanto que 2.862 no ha logrado superar la prueba. Además, 264 no se presentaron a los exámenes.

Por áreas de conocimiento, Ciencias es la que tiene un mayor número de aprobados este curso, con el 95,40%; le sigue Artes, con el 91,59%; Humanidades, con el 89,24%; y Ciencias Sociales, con el 88%.

Atendiendo al centro universitario en el que se han desarrollado los exámenes, la Universidad Complutense de Madrid es la que tiene ha registrado más aprobados este año, con un 94,10%, seguida de Universidad Autónoma de Madrid, con el 92,93%; Universidad Politécnica de Madrid (90,83%); Universidad Carlos III de Madrid (90,24%); Universidad de Alcalá de Henares, con un 89,95%, y, finalmente, la Universidad Rey Juan Carlos, con un 89,30% de aprobados.

Por primera vez, y dada la situación de crisis sanitaria que vive nuestro país derivada del COVID-19, los exámenes de EVAU se celebraron en cuatro días, en lugar de tres. Así, los exámenes de la EVAU en la Comunidad de Madrid tuvieron lugar los días 6, 7, 8 y 9 de julio en convocatoria ordinaria. Se desarrollaron con absoluta normalidad en nuestra región, gracias al dispositivo organizado por el Gobierno regional.

Así, se evitó que se produjeran aglomeraciones en las entradas y salidas de los exámenes y se cumplieron todas las medias higiénico sanitarias dictaminadas por los expertos para el desarrollo de esta prueba, de acuerdo con la normativa estatal y regional derivada de la pandemia.

La Comunidad de Madrid ha felicitado al alumno que ha obtenido este año la mejor nota en la prueba de la EVAU en la región. Los consejeros de Ciencia, Universidades e Innovación, Eduardo Sicilia, y de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, han estado con Franco Salinas, alumno del colegio El Valle III que ha logrado un 10 en la Evaluación de Acceso a la Universidad.

En el encuentro, el alumno ha señalado que el próximo curso comenzará a estudiar Física y Matemáticas en la Universidad Complutense de Madrid. Sicilia ha remarcado la voluntad del Gobierno regional de detectar y retener el talento en la Comunidad de Madrid. Para ello, ha dicho, se cuenta con un sistema de becas enfocado a que ningún alumno abandone sus estudios por motivos económicos.

La Comunidad de Madrid va a invertir 40 millones de euros en las universidades públicas madrileñas dentro de un nuevo Plan de Transformación Digital, con el que se quiere impulsar una renovación tecnológica en los campus de la región. Con este proyecto se atenderán las necesidades de la comunidad universitaria y de los estudiantes en el próximo curso académico y, fundamentalmente, servirá como impulso de pulsar un auténtico salto de calidad y eficiencia gracias al uso de las tecnologías de la información.

Así lo ha anunciado el vicepresidente del Gobierno madrileño, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz, Ignacio Aguado, tras la reunión que ha mantenido con la Conferencia de Rectores de las Universidades Madrileñas (CRUMA), encuentro en el que también ha participado el consejero de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, Eduardo Sicilia.

Según ha explicado Aguado a los rectores madrileños, “buscamos hacer de la necesidad virtud y de una crisis una oportunidad parar abordar todos esos cambios y necesidad en las universidades que antes por necesidades diversas no podíamos abordar”.

El vicepresidente ha detallado que “dicho Plan de Transformación debe incluir la descripción de una cartera estratégica de proyectos tecnológicos y priorizará aspectos como que las universidades integren la cultura digital en sus metodologías docentes; satisfagan las demandas emergentes de la comunidad universitaria atendiendo a una presencialidad adaptada; destapen nuevos tipos de valor; ofrezcan formación de calidad y competitiva; o mejoren la actividad e impacto de las investigaciones”.

Además, se les pedirá a los rectores que implementen modelos de administración digital; optimicen la seguridad de la información, con especial atención a los problemas de accesibilidad y de protección de los datos de los miembros de la comunidad; alcancen los objetivos estratégicos de la universidad; y profundicen en los vínculos de la universidad con los diferentes agentes económicos y sociales.

La Comunidad de Madrid será la catalizadora del cambio a través de la asignación de los fondos. La transferencia estará vinculada al compromiso de cada universidad con su Plan de Transformación Digital. La administración regional contrastará que estos fondos se dirigen bien a la efectiva transformación de procedimientos administrativos y de las prácticas docentes, bien a la formación del personal y estudiantes, o de manera especial, a soportar los costes de implantación de las nuevas tecnologías y que acrediten la sostenibilidad de cualquier inversión a medio o largo plazo. Este proceso de transformación digital debe venir avalado, además, por los órganos de gobierno de las universidades.

Aguado ha destacado que la aportación de las ayudas quedará condicionada a la realización de ese Plan de Transformación Digital que incluya propuestas orientadas a la transformación emprendidas durante el curso 2020-2021. Estas iniciativas se desarrollarán en tres ámbitos: la docencia, la investigación y la organización universitaria.

La Comunidad de Madrid considera que un modelo de sociedad que pone el conocimiento en el centro de su actividad, impulsa estrategias de innovación que transforman las organizaciones. La crisis generada por el COVID-19  supone una ventana de oportunidad única para que las universidades públicas de la región acometan una Transformación Digital de gran calado que las prepare para gestionar futuras amenazas y para aprovechar las oportunidades que deparará el futuro.

Aguado ha reconocido que el Gobierno regional quiere participar de ese inevitable cambio y convertirse en el elemento catalizador. Para ello, ha explicado que estas ayudas son un apoyo para el arranque de un proceso de transformación de largo alcance y recorrido, liderado e impulsado, como no puede ser de otra manera, desde el seno de las universidades. El objetivo de esta este Plan de Transformación Digital es animar a las universidades a realizar un ejercicio de reflexión, decisión y activación

La Comunidad de Madrid creará más de 7.000 nuevas plazas de Formación Profesional para el próximo curso 2020/2021. Así lo ha señalado el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, en la Conferencia Sectorial de Educación que convoca el Ministerio que se ha celebrado de forma telemática.

El próximo curso, la Comunidad de Madrid contará también con un centro de referencia de Formación Profesional a distancia, con el objeto de impulsar la formación online entre los alumnos y para lo que se destinarán más de 500.000 euros. Las instalaciones estarán ubicadas en el antiguo IES Ignacio Ellacuría, de Alcorcón y será el centro neurálgico de la oferta formativa, recursos metodológicos, diseño y desarrollo de materiales didácticos en línea y multimedia y servicios de apoyo a esta modalidad de FP.

En este sentido, el Ejecutivo regional también va a seguir potenciando las aulas de emprendimiento, programa pionero en España, creando 54 nuevas con el objetivo de que los alumnos puedan adquirir habilidades emprendedoras y desarrollar sus ideas de negocio poniendo en práctica la formación recibida. En este sentido, también realizará la transformación de más de 30 aulas en espacios de tecnología aplicada.
La Comunidad de Madrid ofertará más de 3.500 plazas para continuar formando a profesores de FP en digitalización aplicada a los sectores productivos. En la misma línea, también se van a impulsar los Centros integrados de FP y la acreditación de competencias profesionales y se incrementará el reconocimiento de estudios en el ámbito de la Educación Superior, mediante la potenciación de pasarelas entre la FP y la Universidad.

Otra medida para el próximo curso es la creación del sello Empresa Dual-Madrid con la idea de acreditar la implicación y compromiso de las empresas madrileñas con la Formación Profesional y poner en valor su responsabilidad corporativa. Las empresas son un elemento esencial de la Formación profesional y es una forma de reconocer su papel activo en este ámbito.

Por ello, el Ejecutivo regional creará un premio a la empresa formadora del año en la Comunidad de Madrid, se promoverán beneficios en la contratación pública para estas empresas y se creará un registro de empresas formadoras de FP de la Comunidad de Madrid.
Además, el Gobierno autonómico continúa trabajando en la redacción del Libro Blanco de la FP. El objetivo principal del Gobierno regional es relanzar la Formación Profesional para que sea flexible, moderna, adaptada a las necesidades reales de las empresas, que permita mantener los altos niveles de empleabilidad, la posibilidad de obtener un mejor salario y la generación de nuevos puestos de trabajo vinculados a la transformación digital.

El consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, se ha mostrado satisfecho de “que el Ministerio de Educación y FP haya presentado el Plan de FP para su aprobación, ya que las medidas vienen a coincidir con algunas de  las recogidas en nuestra estrategia de actuación”.

El año 2020 está siendo un año extraordinario para la sociedad debido a la crisis sanitaria y todos los sectores, económicos y sociales, se han visto afectados por la irrupción de la pandemia a nivel mundial. El sector educativo, en concreto, ha tenido que afrontar importantes cambios como consecuencia del cierre de los centros educativos en marzo.

Tanto el profesorado como el alumnado han tenido que adaptarse rápidamente a nuevas fórmulas de enseñanza y aprendizaje caracterizadas por el distanciamiento entre docentes y estudiantes, la incorporación de la familia como agente activo en la formación y acompañamiento de los jóvenes y, por supuesto, la adaptación a entornos online y la fuerte digitalización de contenidos de manera casi inmediata.

En este contexto, la orientación académico-profesional también se ha visto afectada por esta situación en un momento crucial para la toma de decisiones académicas y profesionales para el alumnado como son los meses de marzo a junio. Los centros educativos han hecho grandes esfuerzos para seguir acompañando a los estudiantes a la hora de elegir sus próximos pasos formativos y profesionales.

Para conocer de primera mano la experiencia de los equipos de orientación y docentes, analizar las consecuencias de la crisis y atisbar posibles retos en el futuro cercano para los centros educativos, la Fundación Bertelsmann y D’EP Institut lanzaron en el mes de mayo la encuesta La orientación académica y profesional en tiempos del COVID 19. Los datos del estudio se presentaron el 29 de junio en el webinar y el informe completo se  puede consultar y descargar en la web de la Fundación Bertelsmann.

El cuestionario fue respondido por 230 orientadores/as y docentes de centros educativos de toda España y ha puesto de manifiesto interesantes conclusiones acerca de cómo será la orientación del presente y el futuro. La crisis sanitaria ha forzado la transformación de la orientación académica y profesional y ha propiciado cambios en las prioridades y en la metodología de los orientadores/as. Además, el confinamiento también ha puesto en evidencia la necesaria implicación de las familias en la tarea de orientar a los jóvenes.

En palabras de Juan José Juárez, Senior Project Manager de la Fundación Bertelsmann, “la digitalización ha generado nuevas oportunidades, que han permitido desarrollar estrategias más escalables que seguirán aplicándose cuando regresemos a la normalidad”.

A continuación se presentan algunas de las conclusiones y datos más relevantes extraídos del estudio: un 66% de los educadores ha tenido la necesidad de formación adicional en herramientas, recursos y contenidos de orientación en el escenario digital; un 43,8% de los encuestados también ha manifestado que durante esta pandemia su dedicación a la orientación profesional ha aumentado; los aspectos que más se han abordado durante el confinamiento han sido los referentes a la oferta formativa e itinerarios académicos (70,2%), mientras que el autoconocimiento, que era el aspecto más trabajado por los orientadores/as antes de la COVID-19 (89,5%), se ha visto reducido significativamente (47,5%).

Los centros han identificado el seguimiento personalizado y el acompañamiento del alumnado y de las familias como los principales retos que se deben abordar a raíz de la crisis sanitaria. La actual incertidumbre económica y laboral plantea nuevas preguntas sobre el mercado de trabajo y hace más relevante el acceso a información actualizada sobre el entorno profesional.

La digitalización de la orientación también es uno de los desafíos más significativos para los centros de cara a posibles contextos de distanciamiento social. Durante los meses de confinamiento, los educadores pasaron de una orientación mayoritariamente presencial a una completamente virtual. Todo apunta a que este sistema se mantendrá y adquirirá un peso más relevante en el futuro aportando a la comunidad educativa una mayor accesibilidad a los recursos de pedagógicos y un complemento a los encuentros presenciales con profesionales. Aquí será crítico el poder contar con plataformas digitales de calidad para el acompañamiento del proceso orientador del alumnado a lo largo de las diferentes etapas escolares.

Como conclusión, citamos unas palabras de Sir John Holman, investigador principal del Good Career Guidance para la Gatsby Foundation, “Con el mercado laboral devastado y el futuro para el empleo incierto, los jóvenes más que nunca necesitan ayuda para tomar las decisiones profesionales correctas” recientemente publicadas en este artículo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas