x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

21
Nov
2018
Tolerancia Cero y el Leganés, premios contra la Violencia de Género de la Comunidad PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAM CCOO y SATSE también reivindican este día

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha entregado la I edición de los Reconocimientos contra la Violencia de Género, galardones creados por el Gobierno regional como homenaje público a instituciones, personas y entidades que contribuyen desde el compromiso y diariamente a luchar contra esta lacra.

Garrido ha subrayado durante el acto de entrega que “la Comunidad de Madrid ha estado y estará siempre” al lado de “todas las mujeres que sufren este tipo de violencia”. “No están solas”, ha recalcado durante el acto desarrollado en la Real Casa de Correos para conmemorar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género que se celebra este domingo.

Los galardones instituidos por la Comunidad de Madrid tienen seis categorías. En esta I edición, y en la categoría institucional, se ha distinguido a los delegados de Gobierno para la Violencia de Género –Encarnación Orozco, Miguel Llorente, Blanca Hernández, María José Ordóñez y Pilar Llop-, por haber asumido desde 2004 la máxima responsabilidad institucional de poner todos los recursos a su alcance para su prevención, sensibilización y erradicación.

En la categoría de medio de comunicación se ha premiado la campaña Tolerancia Cero de Antena 3 Noticias y Fundación Mutua Madrileña, creada para destacar la importancia de denunciar, no solo por parte de la víctima sino también de su entorno familiar y de amistades. Además, el reconocimiento en el ámbito deportivo ha sido para el Club Deportivo Leganés, por haber incorporado en su equipación un mensaje de apoyo a las víctimas de violencia de género.

Asimismo, el reconocimiento en el ámbito educativo ha sido para el IES Joaquín Rodrigo –Madrid-, por la labor que realiza para concienciar sobre la violencia de género entre los jóvenes. En el ámbito del Tercer Sector se ha galardonado a la organización ‘Save a Girl, Save a Generation’, por el trabajo que realizan para contribuir a un mundo donde las mujeres y las niñas sean libres de la mutilación genital femenina, los matrimonios forzados y toda forma de violencia de género.

Por último, el reconocimiento a la trayectoria profesional contra la violencia de género ha sido para María Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial.

La Comunidad de Madrid ha sido pionera en la lucha contra la violencia de género. Así, fue la primera comunidad autónoma en elaborar una ley específica contra la violencia de género en 2005, superando la visión restrictiva que identifica la violencia de género con la violencia circunscrita a las relaciones afectivas, para contemplar otros supuestos como la mutilación genital femenina, el acoso sexual o la trata, por ejemplo.

“Hemos sido pioneros”, ha destacado el presidente Ángel Garrido, “y lo seguiremos siendo para construir, entre todos, esas sociedad libre, igualitaria y acorde con el siglo XXI en la que mujeres y hombres nos merecemos vivir”. “Cuando una mujer es golpeada –ha añadido-, se maltrata y se golpea también a todo nuestro sistema de valores”.

Además, en el año 2007 se establecieron los primeros servicios específicos de atención a víctimas de trata, que culminaron con la puesta en marcha de la Estrategia Madrileña contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, para ofrecer a las mujeres víctimas de trata una atención integral, especializada y centrada en lograr su autonomía personal y económica, en un proceso que va desde la detección hasta su total recuperación y reinserción en la sociedad.

Igualmente, la Comunidad de Madrid cuenta actualmente con 54 puntos que integran el Observatorio Regional para la Violencia de Género gestionados en colaboración con los ayuntamientos y mancomunidades. Una red que se va ampliando, fortaleciendo y adaptando a las nuevas realidades, con el objetivo de llegar a los 179 municipios que conforman nuestra Comunidad.

Estos puntos son la puerta de entrada a la atención integral y profesionalizada, que ofrecemos en la Red de Atención Integral para la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid. Una red que es referente en España y que cuenta con 24 centros residenciales y 5 no residenciales, cuya finalidad es conseguir la recuperación de las víctimas atendiendo cada circunstancia de manera individualizada.

La Estrategia Madrileña contra la Violencia de Género (2016-2021), dotada con 272 millones de euros y 160 medidas concretas, consolida este modelo de actuación integral a las víctimas, incrementa los mecanismos de coordinación institucional y mejora los recursos para las víctimas especialmente vulnerables: menores, adolescentes, mujeres con discapacidad, mujeres de edad avanzada, inmigrantes o minorías étnicas.

La Consejería de Justicia, dentro de su ámbito de actuación y competencias, garantiza el apoyo y asistencia a las víctimas de violencia de género desde el momento en el que interponen denuncia en comisaría y durante todo el proceso judicial. Así, la Comunidad de Madrid ha sido pionera en la puesta en marcha, en 2017, de un Servicio de Representación Procesal que permite a las víctimas contar con los servicios de un procurador de forma gratuita desde que se interpone la denuncia, lo que permite agilizar el proceso judicial desde el inicio y sin tener que esperar a la fase en la que la representación por un procurador es obligatoria.

Del mismo modo, las víctimas de violencia de género cuentan con un Servicio de Orientación Jurídica, gratuito y universal, con el que tienen acceso a un abogado que les ofrece orientación en aquellas consultas jurídicas que se les pueden plantear.

Asimismo, la Consejería de Justicia cuenta con una red de Oficinas de Asistencia a Víctimas de Delitos que ofrecen un servicio público y gratuito a las víctimas de cualquier delito violento, incluida violencia de género, con apoyo jurídico (información a las víctimas sobre sus derechos, medidas de protección, procedimientos para interponer denuncias, medios de prueba, etc.); psicológico (apoyo emocional a la víctima, preparación para afrontar el procedimiento judicial, y, llegado el caso, derivación a recursos psicológicos especializados); y social (asistencia y acompañamiento a juicios, coordinación con otras instituciones para las medidas de protección y apoyo, etc.).

Por último, el nuevo edificio judicial que concentra todos los juzgados de Violencia sobre la Mujer en Madrid capital, en el núcleo penal de San Blas, está diseñado para garantizar la libertad y la integridad física y psíquica de las víctimas y de sus familiares, proteger su intimidad y dignidad y neutralizar cualquier tipo de represalia o intimidación, con accesos y recorridos diferenciados y con la primera cámara Gesell de la región, para tomar declaración a menores en un entorno amigable y evitar que tengan que volver a hacerlo en la vista oral.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompañada por la portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre; el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente; la delegada del Área de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer; la portavoz del grupo municipal socialista, Purificación Causapié; la portavoz del grupo municipal ciudadanos, Begoña Villacís; la edil del grupo municipal popular, Beatriz Elorriaga, y la presidenta del Consejo de Mujeres del Ayuntamiento de Madrid, Lourdes Hernández, ha presidido hoy, viernes 23 de noviembre, el acto institucional organizado por el Ayuntamiento de Madrid para conmemorar el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, que se celebra el 25 de noviembre.

Durante el acto Mauricio Valiente ha leído la declaración institucional sobre el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, aprobada por unanimidad en sesión plenaria.

Posteriormente, Rita Maestre ha dado paso al homenaje que se ha realizado a las mujeres que durante el presente año han sido asesinadas víctimas de violencia de género en Madrid. Un homenaje en el que han intervenido la presidenta de la Red Artemisa, Carla Santiago, para recordar a Dolores Vargas, asesinada el 24 de marzo; la ministra del Consulado de Paraguay, Soledad Saldivar Romero, rememorando a Martha Josefina Arzamendia, cuyo homicidio tuvo lugar el 6 de julio, y la activista dominicana y empleada del hogar, Rafaela Pimentel, quien se encargará de que no se olvide a Jhoester López Rosario, cuyo crimen en manos de su expareja fue el pasado 10 de septiembre.

En este acto la alcaldesa ha agradecido el recuerdo que se ha tenido hacia las vecinas de Madrid asesinadas este año: “Las hemos sentido aquí”. Y ha reivindicado que “las mujeres debemos ser protagonistas de una nueva manera de querer. No existen medias naranjas, todas somos naranjas completas, y queremos relaciones en respeto y libertad”.

La delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, ha destacado la importancia de dar a conocer los recursos públicos a todas las mujeres para que no haya barreras culturales, lingüísticas o administrativas que les impidan salir de la violencia. Un esfuerzo que el Área está realizando conjuntamente con la embajada de Paraguay, la Mesa de Gitanas y colectivos de activistas latinoamericanas gracias a los Comités de Crisis por las tres mujeres asesinadas este año. Asimismo, ha incidido en que el testimonio de las mujeres tiene que tener valor y la justicia debe incorporar la perspectiva de género para no fallar a las mujeres que denuncian, y se debe también mejorar la protección de los y las menores víctimas de la violencia machista.

CCOO de Madrid ha advertido de que “actuar contra la violencia machista es también una prioridad sindical”. Así lo ha señalado en una rueda de prensa celebrada en la sede del sindicato la secretaria de las Mujeres de CCOO Madrid, Pilar Morales, junto con el secretario general, Jaime Cedrún, durante la presentación de su informe anual sobre la situación de la violencia de género en la región.

El informe entregado a los medios recoge un completo repaso por el estado de la cuestión sobre el año 2017 y el actual. Para la responsable de las Mujeres de CCOO Madrid, es necesario “cambiar el foco” y “empezar a dejar de hablar de que las mujeres se defiendan, de que tengan orden de protección o no”, y “hablar más de por qué no se enseña más a los hombres a no matar, a no violar, a no pensar que pueden hacer cualquier actuación violenta sobre una mujer” por el hecho de serlo o “por cómo van vestidas”. “Toda esta cultura de patriarcado consentidor de estas cosas –continuó Morales- lo que hace es culpabilizar a la víctima doblemente”.

En su intervención, la dirigente sindical destacó cómo sólo en 2017 29.008 hombres cometieron otras tantas acciones violentas contra mujeres. Como consecuencia en el registro de víctimas –con y sin orden de protección- hay inscritas más de 36.134 mujeres. Explicó, además, cómo a lo largo del pasado año en la Comunidad de Madrid la violencia de género “se ha disparado la cifra de muertes”, llegando a cotas que no se alcanzaban desde 2003, con “nueve mujeres asesinadas, dos niñas y un niño”.

Morales puso el acento en el alarmante aumento del número de mujeres de 18 años víctimas de esta violencia, con un incremento en 2017 del 14,8%. Además, advirtió de cómo en el segundo semestre de 2018 ya hay formuladas más de 13.000 denuncias, lo que “disparará” el número de casos del año actual con respecto al anterior. Asimismo, también resaltó los doce casos de menores juzgados por violencia de género en 2017 y cómo los principales tipos de delitos cometidos en este ámbito se corresponden con lesiones de todo tipo (49,8%), torturas (20%) y amenazas (17%).

Pilar Morales enfatizó la preocupación que suscita el hecho de que las generaciones más jóvenes aún se vean especialmente afectadas por este tipo de violencia –el 25% de las chicas entre 16 y 24 años decían haber sufrido algún tipo de violencia verbal o psicológica-. Por ello, reiteró la necesidad de que las administraciones inviertan más recursos en “prevención, educación, sensibilización y en atención psicológica” para las víctimas y en revisar el alto número de denegaciones de protección que se producen tras las denuncias. Al mismo tiempo, criticó al Gobierno regional por haber reducido el presupuesto en la Comunidad desde los 45 millones de euros en 2007 a los 23 millones de 2017 sin que hayan bajado el número de agresiones y las víctimas.

Por su parte, el secretario general de CCOO Madrid, Jaime Cedrún, advirtió de que los datos arrojados por el informe “no son buenos”, y más concretamente en la Comunidad. A su juicio, “están creciendo” todos los indicadores de violencia machista en la región con una evolución “especialmente mala” que “exige actuar”, más aún cuando desde el pasado 8 de marzo todas las instituciones y partidos parecieron estar de acuerdo en la necesidad de combatir la violencia pero a día de hoy “no se ve”.

Para el máximo responsable sindical, mientras que “sí se ve” el cambio operado en la sociedad, “con más mujeres y hombres movilizándose y más sensibilizados”, la violencia de género “está creciendo entre la juventud, entre las nuevas generaciones”. Tanto Morales como Cedrún pusieron el acento en la urgencia de sensibilizar y promover la educación en valores y derechos, incluso con un “cambio curricular” para luchar contra esta lacra desde la juventud.

Jaime Cedrún exigió aumentar la inversión en esta materia y llamó la atención sobre las diferencias existentes entre algunas administraciones, en referencia al Ayuntamiento de Madrid que presentó un presupuesto con un gasto mayor que el de la Comunidad para luchar contra la violencia de género. Cedrún exigió “que se pongan de acuerdo, se sienten y se coordinen” para que todos los recursos del Pacto de Estado contra la violencia machista se pongan a disposición de la ciudadanía.

Por último, también realizaron un llamada al empresariado, porque “es una vergüenza” que no se estén invirtiendo los recursos pactados en la Estrategia para el Empleo para luchar contra la violencia de género. Para Cedrún, los empresarios “también tienen responsabilidades sociales, no están solo para ganar dinero”.

El próximo domingo 25 de noviembre a las 11:30 h, CCOO se sumará a la manifestación convocada con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, desde Cibeles hasta la Puerta del Sol.

Más de 20.000 chapas, 5.000 carteles y una campaña cercana a la ciudadanía son los elementos con los que SATSE Madrid va a iniciar la semana contra la Violencia de Género, que tendrá su culmen el 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

“Es una llamada al activismo de los profesionales de Enfermería como principales actores de la lucha contra la lacra social que es la violencia de género”, explica Verónica Díaz Sánchez, enfermera y responsable de Salud Laboral de SATSE Madrid, que considera que el papel que deben desempeñar los profesionales de Enfermería, Enfermería especialista y fisioterapeutas “es el de promoción, prevención y detección de la violencia de género, haciendo especial hincapié en los dos primeros aspectos”.

Verónica Díaz afirma que la intención de esta campaña es transformar a los profesionales sanitarios “en activistas” promoviendo un cambio en la sociedad a través de la promoción de actitudes igualitarias, a través de la enfermera escolar, la prevención de la violencia de género, en las consultas de Enfermería y Fisioterapia en Atención Primaria, o la detección de ésta a través, por ejemplo, de los servicios de Urgencias, tanto de hospitales como del SUMMA 112.

Para la responsable de Salud Laboral de SATSE Madrid es hora de relanzar la normativa vigente, como la Ley Orgánica de medidas de protección de Violencia de Género, la Ley de Igualdad o el Pacto contra la Violencia de Género, que, en opinión de ésta, no se ha trasladado como debiera a todos los escenarios de la sociedad.

“En el Pacto contra la Violencia de Género un punto esencial es la asistencia sanitaria y lo que hay que buscar es un cambio en la sociedad a través de la promoción de educación en igualdad, que rompa con la violencia de género estructural que existe en nuestra sociedad. Hay que tender a la prevención de la violencia contra la mujer más que la simple atención sanitaria cuando ya se ha producido la agresión. Es necesario ir más allá y esa es la pretensión de la campaña que SATSE Madrid inicia esta semana y que quiere mantener en el tiempo”.

En este sentido, destacar la necesidad de implementar y desarrollar el papel que deben desempeñar los Comités de Igualdad que ya se están creando en el ámbito de la sanidad pública y en la que la enfermera escolar debe jugar un papel muy importante. “Desde SATSE Madrid creemos esencial potenciar la figura de la enfermera escolar, creando una Cartera de Servicios donde se recoja, por ejemplo, la formación en igualdad para evitar actitudes futuras que puedan desembocar en violencia de género”.

De igual forma, la responsable de Salud Laboral de SATSE Madrid considera esencial empoderar a Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapia como agentes claves en la lucha contra la violencia de género, para visualizarlos como el profesional sanitario que les va a ayudar. “Queremos, afirma, que sea un agente de cambio por lo que los Planes de Igualdad deben promover su formación para que sea capaces de trasladar esa información, mediante la educación, al resto de la sociedad”.

Verónica Díaz cree esencial el papel del delegado de Prevención a dos niveles fundamentales, siendo el primero de ellos el reto de la promoción de la salud en materia de igualdad, cambiando el enfoque de salud laboral desde protección frente al riesgo relacionado con la actividad, al horizonte del contexto socioeconómico de referencia.

En segundo lugar, como interlocutor válido para favorecer información, asesoramiento y acompañamiento de las víctimas en el ejercicio de sus derechos. El delegado de Prevención garantiza que la mujer que sufre violencia de género tenga cubiertos derechos en materia de adaptación de su puesto de trabajo (reorganización y reducción de jornada, el cambio de centro, movilidad geográfica, suspensión de contrato con reserva de puesto, tratamiento de las faltas de asistencia al trabajo y consideración de despido nulo, por ejemplo).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas