El 85% de los trabajadores de Correos secundó la huelga | eltelescopiodigital
x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

03
Jun
2018
El 85% de los trabajadores de Correos secundó la huelga PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO Madrid

Pararon durante tres horas este jueves para salvar la empresa

CCOO, sindicato mayoritario en Correos, ha calificado como un éxito rotundo los primeros paros en Correos con un seguimiento en la provincia de Madrid del 85% y con más de 30.000 trabajadores y trabajadoras en las calles del país.

El sindicato ha apuntado que éste es el punto de salida para una carrera de fondo que se prolongará e intensificará en los próximos meses con tres huelgas generales a final de año si el nuevo Gobierno no adopta las medidas necesarias para sacar del agujero del déficit presupuestario, económico y de empleo en el que se encuentra la empresa pública. CCOO, sindicato mayoritario en Correos, y el resto de sindicatos convocantes de la unidad de acción, UGT, CSIF y Sindicato Libre, han calificado de “Seguimiento masivo y éxito rotundo” la primera jornada de paros parciales en Correos que ha sido secundado por el 85% de la plantilla en la provincia y un 80% en toda España, con más de 30.000 trabajadores y trabajadoras recorriendo las calles del país.

CCOO, sindicato mayoritario en Correos, ha dado a conocer el calendario de movilizaciones que se va a prolongar durante todo el 2018. Las movilizaciones empezaron el 7 de junio con paros de dos horas en todas las provincias de España (el paro fue de tres horas por turno en la Comunidad de Madrid). Se exige el cese de los recortes presupuestarios y de plantilla que están acabando con la empresa postal pública así como reclamar la apertura de la negociación de una nueva regulación laboral que reconquiste salario, empleo y derechos tras cuatro años de bloqueo. A finales de año habrá tres huelgas generales.

 

El sindicato ha señalado que “este es el inicio de un proceso de movilización ascendente, sostenida y sostenible que se va a prolongar en los próximos meses con la convocatoria de tres huelgas generales a finales de año, paros y concentraciones”.

Los motivos que les llevan a convocar e intensificar este proceso de movilización se fundamentan en el desmantelamiento que el Gobierno está haciendo de Correos reduciendo las partidas presupuestarias para la prestación del Servicio Postal Público recogidas en los Presupuestos Generales del Estado en 180 millones de euros, 120 millones de euros en 2017 y 60, de momento, en los de 2018, pendientes de su aprobación. Esta política de desmantelamiento de Correos se refleja en las cuentas de la compañía pública, que han alcanzado un déficit histórico de 225 millones de euros, según la previsión de los PGE-2018, 103 en 2017 y previsión de 122 para 2018.

Pese a las negativas cifras económicas, el Gobierno sigue señalando que “Correos va muy bien”, afirmación que se contradice con la realidad ante el constante parcheo y el inexistente Plan Estratégico, de modernización, de adaptación al emergente mercado de la paquetería y el e-commerce (crecimiento del 25% anual), cuyo nicho de mercado están copando empresas privadas, nacionales y extranjeras, a las que el Gobierno parece querer proteger.

“El Gobierno quiere convertir a Correos en la empresa campeona de la precariedad en nuestro país”, así de tajante ha sido el sindicato quien ha criticado también la erosión constante de los derechos de los trabajadores/as en una empresa que sigue bloqueando el Convenio Colectivo y el Acuerdo Funcionarial, ha suprimido 15.000 empleos estructurales en la última década y está imponiendo un modelo de empleo basado en la eventualidad (35% de la plantilla), los tiempos parciales (22% de la plantilla), llegando a implantar contratos de días y horas… Un empleo low cost y unas condiciones laborales cada vez más precarias reguladas en un Convenio y Acuerdo congelados desde hace cuatro años.

En Madrid, los efectos de los recortes presupuestarios y de plantilla han supuesto la eliminación de 3.000 puestos de trabajo, que podrían duplicarse en el medio-largo plazo si no se revierten las políticas gubernamentales. La ciudadanía es la otra gran víctima de este sistema de precarización en forma de retrasos periódicos, cierres de oficinas… en los distritos de la capital y los municipios de la región.

Por todos ello, el 7 de junio, CCOO y el resto de organizaciones sindicales de la unidad de acción hacen un llamamiento a toda la plantilla y a la ciudadanía para que participen en la manifestación/concentración que partirá de Cibeles, a las 12 horas, y concluirá en Sol, para reclamar respuestas y actuaciones inmediatas en defensa de un Correos público y de calidad, y la reconquista de salario, empleo y derechos.

CCOO, junto con el resto de sindicatos de la unidad de acción con los que tiene el 85% de la representación de Correos, reclama al nuevo Gobierno situar a Correos en su agenda de prioridades. De lo contrario, se mantendrán las movilizaciones unitarias, con tres huelgas generales más a lo largo del año. En Madrid la plantilla se manifestará a las 13 horas desde Cibeles hasta Sol.

CCOO, sindicato mayoritario en Correos, junto con UGT, CSIF y Sindicato Libre, han convocado mañana jueves, 7 de junio, paros y concentraciones en todo el país para exigir al nuevo Gobierno que sitúe a Correos en su agenda de prioridades, para lo que ha de rectificar la política cicatera y de recortes cometida por el anterior Ejecutivo en las últimas legislaturas que está desmantelando el servicio postal público y desaguando la plantilla. En Madrid, cuya plantilla de Correos está integrada por 8.000 personas, la manifestación partirá a las 13 horas desde Cibeles (concretamente desde la calle Alcalá, 42, esquina con Marqués de Cubas), y concluirá en la Puerta del Sol con la lectura de un manifiesto.

Una manifestación a la que está previsto que acudan representantes de distintos partidos políticos del ámbito parlamentario para apoyar a los trabajadores/as de Correos en esta jornada reivindicativa de paro y concentración por un correo público de calidad y viable, y por sus derechos".

Denuncian una política ha dejado a la empresa pública postal en números rojos por el recorte en las partidas presupuestarias de 180 millones de euros en 2017 y 2018, un déficit de 225 millones de euros y un brutal recorte de plantilla de 15.000 puestos de trabajo en todo el Estado a lo que se suma la imposición de un modelo de empleo más precarizado basado en jornadas parciales (22% de la plantilla) y un aumento de la temporalidad (35% de la plantilla) para cubrir el empleo estructural. Falta de plantilla que están sufriendo los trabajadores y trabajadoras de la empresa pública con una severa desregulación y precarización de sus condiciones laborales en un Convenio y Acuerdo congelado desde hace más de cuatro años.

Por todos estos motivos, CCOO junto con el resto de organizaciones sindicales de la unidad de acción ha hecho un llamamiento a toda la plantilla para que se sumen al paro, que será de tres horas en Madrid y participen en las concentraciones y manifestaciones convocadas.

CCOO ha advertido que el enjuague político no puede seguir lastrando la empresa ni el servicio público que presta, y ha anunciado que el calendario previsto de movilización continuará a la espera de que el nuevo Gobierno adopte las medidas necesarias, algunas de ellas de carácter urgente.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas