x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Jul
2018
Detienen en Torrejón a miembros de una banda que estafaba a traves de phising PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sucesos Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Guardia CivilTreinta detenidos en una operación internacional

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal a nivel nacional e internacional dedicada a estafas masivas y blanqueo de capitales tras detener a 30 personas e investigar a otras dos, todas ellas supuestas integrantes de la red, con sede en Castelló, tal y como explicaba el Cuerpo en un comunicado.

Se estima que lo defraudado por los supuestos autores podría superar la cantidad de 1.400.000 euros. La investigación de la denominada Operación Gravelinas se inició a principios de 2015 y los arrestos realizados tras ella se han llevado a cabo en Castelló, La Jonquera (Girona), Torrejón de Ardoz (Madrid), Lleida, Tarragona y Barcelona.

Fue a raíz de la denuncia interpuesta por un representante de una cadena de supermercados ante la Guardia Civil de Castellón, en la que alertaba que dicha cadena estaba siendo víctima de múltiples estafas por el método del "phising" bancario. Este sistema consiste en la utilización de técnicas de ingeniería social para obtener información confidencial sobre nombres de usuario, contraseñas y otros detalles de tarjetas de crédito, haciéndose pasar por comunicaciones confiables y legítimas.

Tras realizarse las primeras indagatorias se pudo constatar la existencia de un grupo organizado de personas, cuyo principal centro de operaciones se asentaba en Castellón y cuyos cabecillas contaban con una alta cualificación en el campo de la tecnología financiera y movimiento electrónico de capitales. Procedimientos de investigación patrimonial y societaria llevaron a la Guardia Civil a localizar los principales elementos de la organización criminal así como a la identificación de las empresas societarias de las que se servían para realizar las estafas.

Los investigadores se dieron cuenta de que los presuntos autores estaban evolucionando sus formas de actuar hacia actividades ilícitas que les reportaban cada vez más beneficios, y que al mismo tiempo eran más difíciles de detectar. La evolución culminó cuando los componentes de la organización abandonaron los métodos tradicionales de captación de información personal para la utilización de tarjetas, y comenzaron a realizar cargos masivos de compras a tarjetas de crédito.

Estas últimas tarjetas las conseguían a través de remesas de tarjetas clonadas procedentes de trece países, como Suecia, Corea del Sur, Colombia, Japón o Luxemburgo y adquiridas a través del llamado "Internet profundo" ("deep web"). Con ellas, y gracias a un entramado societario de empresas pantalla, procedían a realizar compras de bienes que no existían y transacciones a través de terminales punto de venta (TPV).

El flujo de dinero comenzaba su viaje por el entramado financiero, hasta que terminaba en poder de los miembros de la organización. Se han bloqueado además 64 cuentas bancarias utilizadas por la red criminal, estimándose que el montante del dinero defraudado supera los 1.400.000 euros.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas