x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Sep
2020
SanSe y Rivas, entre las ciudades de España con menos mortalidad en carretera PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Rivas Vaciamadrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de RivasSegún un informe elaborado por MAPFRE

Sanse es, después de Móstoles y Santiago de Compostela, la ciudad española con la tasa de mortalidad más baja para conductores, peatones y ciclistas, según concluye el informe "Horizonte C3: Ciudades Casi Cero", elaborado por la Fundación Mapfre.

Según este amplio estudio, San Sebastián de los Reyes es el tercer municipio español de más de 80.000 habitantes más seguro para conductores, peatones y ciclistas, al registrar una tasa de mortalidad de 0,23 fallecidos por cada 100.000 residentes entre los años 2014 y 2018. Este informe, que resume una amplia investigación realizada para conocer y difundir las mejores prácticas de seguridad vial y movilidad sostenible urbana, analiza cómo los esfuerzos en las últimas décadas de algunas ciudades españolas en estos ámbitos afectan de manera significativa a la seguridad vial.

Móstoles (0,10) encabeza la clasificación seguido de Santiago de Compostela (0,21) y San Sebastián de los Reyes (0,23). Detrás de estas localidades se hallarían en puestos destacados Rivas-Vaciamadrid y Talavera de la Reina (0,24); Fuenlabrada, Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz (0,31); Elche (0,35), y Alcorcón (0,36).

El estudio realizado por la Fundación Mapfre concluye que lo que caracteriza el éxito de estas ciudades en cuanto a seguridad vial no se debe tanto a variables sociodemográficas como la renta o la densidad de población, sino, más bien, a la existencia de zonas peatonales, carriles bici, el calmado del tráfico y los planes de movilidad urbana sostenible. Estos últimos factores y medidas contribuyen significativamente a que circulen menos vehículos a motor y a que lo hagan a menor velocidad, así como a impulsar modos de desplazamiento más seguros, como caminar o ir en bicicleta.

El concejal delegado de Movilidad, Andrés García-Caro (PSOE), afirma que "este estudio nos indica que las medidas interdisciplinares que han venido siendo adoptadas están ofreciendo resultados positivos ya, lo que nos anima para perseverar, incrementando las actuaciones para la mayor seguridad de nuestros conductores, peatones y ciclistas".

El vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs) ha declarado que "una política de movilidad sostenible adecuada y mantenida a lo largo del tiempo contribuye asimismo a la lucha contra el cambio climático y a la protección de la calidad del aire, objetivos a los que ningún gobierno responsable debería renunciar".

El alcalde, Narciso Romero (PSOE), afirma que "hemos pasado de aceptar la fatalidad de los accidentes como algo inevitable en una gran ciudad a tener pleno convencimiento de que la seguridad vial es un elemento fundamental de las políticas públicas. De ahí, todas las medidas y planes adoptados, y los que seguiremos impulsando en fechas futuras", concluye.

El estudio se realizó en todo el país para el periodo de 2014 a 2018. Los resultados reflejan una tasa de mortalidad por accidentes de tráfico en Rivas Vaciamadrid de 0,24 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lo que supone la cuarta posición a nivel nacional (el cuarto índice más bajo). Asimismo, la tasa de heridos graves en el mismo periodo se reduce a 3,8 por cada 100.000 habitantes, lo que sitúa al municipio en sexta posición de toda España.

El informe, que analiza la seguridad vial en todas las localidades españolas de más de 80.000 habitantes, destaca que las ciudades más seguras no se caracterizan por unas determinadas condiciones territoriales, económicas o demográficas, sino por sus buenas prácticas en favor de la movilidad sostenible.

En el caso concreto de Rivas Vaciamadrid, una actuación prioritaria ha sido el calmado del tráfico, encaminado a reducir la velocidad en las vías y calles de la ciudad, que es el factor más decisivo en seguridad vial. Durante la última década se han implantado en casi la totalidad del viario municipal los denominados ‘pasos de peatones resaltados’, los ‘lomos de asno’ y los ‘cojines berlineses’, que han contribuido de forma decisiva a reducir la velocidad del tráfico, sobre todo en las zonas más sensibles o utilizadas por colectivos de mayor riesgo (mayores, escolares, etc.). También, en este sentido, se han instalado varios sistemas semafóricos denominados CVT para el control del tráfico: “a una velocidad inadecuada, semáforo en rojo”. Además el informe concluye que es fundamental la implantación y el mantenimiento de una correcta señalización.

Siguiendo las recomendaciones más actuales, la ampliación de la red ciclista urbana apuesta por nuevos carriles bici segregados y protegidos, separados del tráfico motorizado y también de las aceras, para favorecer un desplazamiento rápido, cómodo y seguro de bicicletas y patinetes. De igual modo, ha existido una estrategia para la mejora de la seguridad vial en Rivas con la iluminación específica de los pasos de peatones más utilizados, buscando que éstos sean más visibles para personas conductoras cuando alguien cruza la calzada. Por ello, se siguen ejecutando obras de mejora de la iluminación y el diseño de los pasos de cebra en numerosos viales (barrio de Covibar y Casco Antiguo, por ejemplo).

Además, para garantizar la seguridad en el acceso al transporte público, se atiende con especial cuidado el entorno de las paradas de autobús y las estaciones de metro, bien mediante acciones municipales o requiriendo al Consorcio de Transportes la ejecución de las medidas de su competencia.

De igual forma, se están incorporando a los proyectos urbanísticos de remodelación de zonas y barrios de la ciudad, el concepto de “zona 30”. Esta opción se ha integrado en las tres fases de remodelación de los viales de Covibar para la mejora de la seguridad vial consiguiendo calles y vías más amables para peatones.

Desde hace más de quince años se desarrollan en el municipio programas de educación ambiental y vial en centros educativos y otros ámbitos, con el fin de dar a conocer las distintas opciones para nuestros desplazamientos, incidiendo en las mejoras de pautas para garantizar el cuidado del medio ambiente y la adecuada convivencia de todos los modos en los espacios públicos. Como en tantos otros aspectos cotidianos, las buenas prácticas se adquieren con más naturalidad y eficacia en los primeros años de vida. Por ello, el gran reto de nuestra ciudad es la mejora de la movilidad escolar para asegurar los desplazamientos seguros y sostenibles entre el hogar y el colegio o el instituto.

Un año más, nuestra ciudad se sumó a la celebración de la Semana Europea de la Movilidad 2020, evento internacional de promoción de la sostenibilidad en la movilidad cotidiana. Teniendo en cuenta la situación actual, se optó por un programa adaptado, en el que la ciudadanía disfrutó de actividades libres sostenibles y seguras en las calles peatonalizadas distribuidas por todos los barrios ripenses. Además, se habilitó un abono especial del servicio de Bicinrivas (el Abono SEM) a un precio reducido de solo 50 céntimos para préstamos ilimitados durante toda la semana de actividades. Eso animó a la población a conocer las mejoras introducidas en el servicio Bicinrivas, hasta el punto de que el pasado 22 de septiembre, Día Mundial Sin Coches, se alcanzó la cifra de 52 usos del servicio en un único día.

Además de Rivas, también aparecen en el informe el resto de ciudades de la Zona Este de más de ochenta mil habitantes, y lo hacen en posiciones muy distintas. Así, de las 25 ciudades con tasas de mortalidad inferiores a 0,7 muertos por cien mil habitantes, San Sebastián de los Reyes ocupa el puesto número tres, sólo superada por Móstoles y Santiago de Compostela. Tras Rivas se sitúan Talavera de la Reina y Fuenlabrada, dejando la séptima posición a Alcalá y la octava a Torrejón.

En el ránking de ciudades con menos heridos graves también es una ciudad madrileña la que ocupa la primera posición, pues Parla sólo ha tenido catorce heridos en los cinco años del estudio. Getafe, Torrejón, Telde, Fuenlabrada y Rivas son las siguientes de la lista, en la que Alcalá ocupa el puesto número siete. Alcobendas, en el doce; y SanSe, en el 18 son el resto de ciudades de la Zona Este que aparecen en el ránking.

Documento: Informe Ciudades Casi Cero de MAPFRE

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas