x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
Jul
2019
Rivas censura una versión del clásico de Courbet "El Orígen del Mundo" pintado en una valla publicitaria PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Rivas Vaciamadrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Sam3El Consistorio considera que no es adecuado que esté situado frente al colegio La Luna

153 años después de que Courbet viese cómo su obra más icónica, un púbis femenino con el nombre "El Orígen del Mundo" fuese censurada y escondida durante décadas por considerarla "obscena y pornográfica", la historia se repite. Lo curioso es que haya sido, precisamente, la aldea gala de Rivas la encargada de censurar una de las obras más importantes del realismo francés del XIX. Y es que los responsables del colegio La Luna no han entendido el valor de una obra cuyo original está en el Museo de Orsay de París.

La polémica comenzaba cuando el prestigioso graffitero Sam3 decidía, dentro del proyecto municipal "Reversible", pintar su propia versión del cuadro en una valla publicitaria a las afueras de la localidad. La propuesta del artista es, cuando menos interesante, jugando con la perspectiva para desentrañar el cuadro, ya que, sólo desde la distancia se aprecia el cuadro de Courbet, mostrándose al que se acerca un simple paisaje de hormigas y colinas.

Pero los que sí lo vieron desde la distancia fueron los responsables del colegio La Luna, que llamaron al Consistorio indignados por la obra de arte. Rápidamente el Gobierno de Pedro del Cura actuaba, y lo hacía al estilo de los "censores" iltalianos del Renacimiento: colocando una bufanda que tapase el púbis representado. Viendo que la decisión marcaba claramente una censura de la obra, el Consistorio, a última hora de la tarde, decidía cubrir por completo la pintura para estudiar dónde reubicarla.

"Han censurado el "Origen del Mundo" en Rivas Vaciamadrid, ha durado sólo un día antes de que los señores de lo políticamente correcto le colocaran la bufanda a la valla, primero una rafia verde a modo de los paños que Danielle di Volterra "Il Braghettone" pintó por todo el juicio final de Miguel Angel, cubriendo las partes nobles del fresco, allá por 1564 por orden del papa de turno. Hoy la valla está completamente cubierta con una rafia negra, a la espera de ser reubicada. Algo está de luto en Rivas Vaciamadrid. El juego de lectura de esta obra es bien simple. Desde la lejanía se aprecia el lienzo de Courbet por la forma y la composición, pero cuando uno se acerca a contemplarlo con más detenimiento sólo encuentra un inocente paisaje de hormigas, pinos, briznas, arena... Esta pieza es un homenaje al Étant Donnés de Marcel Duchamp. Es un homenaje a la antigua Grecia, a Hera, Démeter y Perséfone, y a todas las antiguas deidades que configuran Gea, la tierra. Lo femenino. La fertilidad. La Naturaleza", explicaba Sam3 a través de redes sociales.

"Con este proyecto me gustaría subrayar la relatividad de la cosa pública, y lo subjetivo que puede llegar a ser lo que uno puede considerar o no obsceno en sus dominios. Obsceno es la censura provocada por el miedo al diálogo. Obsceno es la publicidad que usa herramientas más sutiles y dañinas para sus fines que cualquier forma explícita de pornografía. Obsceno es aquello que no debería presentarse en escena, aquello que no pertenece al escenario. En este caso el escenario es nuestra vida, nuestro paisaje cotidiano, aquello que nos pertenece por estar en el mundo. La Publicidad es la Obscenidad en estado puro, porque ocupa y se impone en nuestros paisajes sin que ni siquiera podamos interpelarlos, juzgarlos o liberarlos. El debate es sencillo. Las autoridades en este caso subestiman nuestras capacidades sensibles e interpretativas para ocultarnos esta obscenidad del siglo XIX que hoy está dentro de la Historia del Arte y de una institución museística. El museo de Orsay en París recibe cientos de miles de visitas cada año, visitas guiadas de colegios y colectivos de todos los colores. ¿Porqué aquello que se presenta en el museo no puede presentarse en el espacio público?", concluye el autor.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas