x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

20
Dic
2012
Ecologistas y vecinos de Morata protestaron por la cementera PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Morata de Tajuña
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Se concentraron ante la oficina de Portland Valderribas

Miembros de Ecologistas en Acción Madrid y de la Asociación de Vecinos de Morata de Tajuña se concentraron ayer ante las oficinas de Portland Valderribas, propietaria de la cementera de Morata de Tajuña, para solicitar la retirada del proyecto de incineración de residuos.

"Esta nueva actividad produciría la emisión de sustancias tóxicas perjudiciales para la salud de las personas y del medio ambiente. Portland Valderribas tramita en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio un proyecto para sustituir el combustible que se utiliza actualmente para producir cemento (coque de petróleo) por diversos residuos (plásticos, neumáticos, lodos, vehículos fuera de uso, envases y rechazos de plantas de tratamientos de residuos urbanos). La incineración de estos residuos con el fin de producir el calor necesario para fabricar cemento, produciría emisiones de sustancias tóxicas en un radio de 20 kilómetros, con consecuencias para la salud de las personas y el medio ambiente. Los vecinos de Morata de Tajuña, además, muestran su preocupación por la repercusión que el proyecto pudiera tener sobre los olivares y viñedos que producen aceite y vino de gran calidad en la Comunidad de Madrid", explican.

En las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción y la Asociación de Vecinos de Morata de Tajuña, se pone de manifiesto que "el proyecto contiene importantes contradicciones con la normativa vigente. No son correctas las afirmaciones que hace el promotor sobre la naturaleza no reutilizable ni reciclable de los residuos a incinerar. Los lodos, plásticos y neumáticos no sólo pueden ser reutilizados o reciclados es que deben serlo, en base a la jerarquía de tratamiento establecida en la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados y el resto de legislación aplicable a los diferentes flujos de residuos. El proyecto no valora si el uso de los residuos propuesto podría dificultar el cumplimiento de los objetivos de reciclaje o reutilización previstos en la normativa de aplicación".

Por otra parte el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente a la Autorización Ambiental Integrada, solicitada por la empresa contiene "graves omisiones. Por ejemplo no se aportan datos sobre las posibles características de peligrosidad de los residuos que se van a incinerar, a pesar de existir componentes tóxicos en los residuos que se utilizarían como combustibles (compuestos aromáticos, dioxinas y furanos en los lodos de depuradora; plásticos y PVC en restos de vehículos en desuso, etc). Tampoco existe información sobre los componentes que se puedan formar durante la combustión al incinerar, por ejemplo neumáticos. Por otra parte, el nuevo combustible exigiría incrementar el transporte en camión un 44%, en concreto 2.000 camiones más sobre los 4.500 actuales, lo que conllevará un aumento de emisiones de CO2. Por todo ello tanto Ecologistas en Acción como la Asociación de Vecinos de Morata de Tajuña solicitan a Portland Valderribas la retirada del proyecto", afirman.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















A Todo Color








Noticias Relacionadas