x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Feb
2019
Dedican una placa a los muertos del atentado de ETA en la calle San Francisco de Sales PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridUna furgoneta bomba estalló hace treinta años

El 22 de noviembre de 1988, la banda terrorista ETA hizo explotar un coche bomba junto al edificio de la Guardia Civil en la calle San Francisco de Sales. En el atentado murieron dos personas, Jaime Bilbao Iglesias, y el niño de 2 años, Luis Delgado Villalonga. El Ayuntamiento de Madrid, de acuerdo con lo aprobado en Pleno, rinde este homenaje a las víctimas para que su memoria esté presente en el lugar que perdieron la vida.

En homenaje a víctimas del terrorismo, se ha descubierto esta mañana una placa en su recuerdo. Es la primera que se coloca en el distrito de Chamberí, exactamente en la calle San Francisco de Sales esquina a General Ibáñez Ibero, donde fueron asesinadas por la banda terrorista ETA dos personas, el directivo de RTVE, Jaime Bilbao Iglesias, y el niño de 2 años, Luis Delgado Villalonga.

El atentado sucedió hace 30 años. El 22 de noviembre de 1988, explotó una furgoneta-bomba estacionada junto al muro exterior del edificio de la Dirección General de la Guardia Civil. Además de los dos fallecidos, resultaron heridas decenas de personas.

La concejala de Chamberí, Esther Gómez, ha presidido hoy este acto en compañía de otros miembros de la corporación del Ayuntamiento madrileño. También han estado presentes el padre del niño asesinado, Luis Delgado, así como un hermano de Jaime Bilbao.

Eran casi las doce de la noche, del 22 de noviembre de 1988, cuando la banda terrorista ETA hizo explotar una furgoneta-bomba estacionada junto al muro exterior del edificio de la Dirección General de la Guardia Civil.

En ese momento pasaban dos vehículos que se vieron afectados. La explosión dejó numerosos heridos de diversa consideración, entre ellos a cuarenta y seis guardias civiles. Y provocó la muerte de dos personas.

Luis Delgado Villalonga tenía dos años y medio y viajaba con sus padres en uno de los coches afectados. Era hijo del médico Luis Delgado Cabezas y de la enfermera Mercedes Villalonga que estaba embarazada de cuatro meses. Ellos dos fueron de los heridos más graves.

Jaime Bilbao Iglesias viajaba en el otro coche alcanzado. Tenía 38 años, era natural de Madrid y estaba soltero. Residía con sus padres y una hermana en la calle de Romero Robledo, en el madrileño barrio de Argüelles y trabajaba como responsable de la sección de largometrajes de Radio Televisión Española.

La instalación de la placa da cumplimiento al acuerdo adoptado por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, celebrado el 28 de mayo de 2014, en el que todos los grupos municipales decidieron por unanimidad colocar placas conmemorativas en lugares de la ciudad de Madrid en los que se hubieran producido atentados terroristas con resultado de muerte.

La colocación de esta placa es la primera que recuerda a víctimas mortales que se produjeron en Chamberí a la que seguirán otras en memoria de personas fallecidas en atentados acaecidos en el distrito

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas