x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

07
May
2019
La Semana Santa provoca el mejor abril para el paro desde el principio de la crisis PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO Madrid91.518 parados menos que hace un mes

En abril el paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se ha reducido en 172.302 personas respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un ritmo de descenso interanual del 5,17%. En términos desestacionalizados, el paro disminuyó en abril en 19.136 personas respecto al mes anterior.El número de parados registrados en el mes de abril de este año ha bajado en 91.518 trabajadores en relación con el mes anterior. En valores relativos, este descenso del paro es de un -2,81%. Así, la cifra total de desempleados se sitúa en 3.163.566.

El desempleo masculino se sitúa en 1.298.708 personas, al disminuir en 40.189 (-3,00%). El número de trabajadoras en paro se reduce en 51.329 personas respecto al mes anterior (-2,68%) quedando el registro de desempleo femenino en 1.864.858 personas. Las trabajadoras en paro son el 58,95% del total de parados y el ritmo de disminución interanual de paro femenino (3,72%) es inferior al de disminución del desempleo de hombres (7,17%). Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años también se reduce en 15.192 personas (-5,70%) en relación al mes anterior, mientras el paro de 25 y más años baja en 76.326 (-2,55%).

Por sectores económicos de procedencia, el paro registrado baja en Servicios en 81.074 (-3,56%); en Agricultura y Pesca en 5.396 (-3,47%); en Industria en 3.472 (-1,24%), y en el Colectivo de Sin Empleo Anterior en 1.605 (-0,57%). El incremento se produjo entre las personas que habían desempeñado su última ocupación en la Construcción, con 29 personas (0,01%). El paro registrado baja en todas las comunidades autónomas, principalmente en Andalucía (-26.225), Catalunya (-14.142) e Illes Balears (-10.031).

El número total de contratos registrados durante el mes de abril ha sido de 1.765.185, lo que supone una reducción de 7.372 (-0,42%) con respecto al mismo mes de 2018. De ellos, 174.980 fueron contrataciones indefinidas, 1.581.361 contratos temporales y 8.844 de carácter formativo. Los contratos indefinidos de abril se dividen, en cuanto a la duración de la jornada, en 102.864 a tiempo completo y 72.116 a tiempo parcial.

La tasa de cobertura del sistema de protección por desempleo del mes de marzo ha sido del 59,6%, lo que supone un aumento de 3,08 puntos porcentuales más respecto al mismo mes del año anterior. Las altas tramitadas han sido 550.532, un 8,2% más que en el mismo mes de 2018. Los beneficiarios de prestaciones por desempleo en el mes de marzo de 2019 han sido 1.830.772, lo que representa un ligero aumento respecto al mismo mes del año anterior del 0,3%.

El coste de las prestaciones de marzo de 2019 ha sido de 1.522,2 millones de euros, lo que supone un aumento 3,6% respecto al mismo mes del ejercicio anterior. El coste medio mensual por beneficiario de prestaciones, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de marzo de 2019 ha sido de 853,0 euros, un 3,2% más que en marzo de 2018 (26,7 euros).

La afiliación media a la Seguridad Social se ha situado en los 19.230.362 ocupados en el mes de abril, la cifra más alta desde julio del año 2008 (19.382.223). La ocupación en el mes creció en 186.785 personas (0,98%), un dato que supera en 10.412 afiliados el registrado en 2018 (176.373) y que sitúa este mes de abril como el segundo mejor de toda la serie histórica.

En los últimos 12 meses, el Sistema sumó 551.901 trabajadores inscritos en la Seguridad Social (un 2,95% más), que se distribuyen entre todas las comunidades autónomas. El número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social sigue aumentando y marca un nuevo récord en toda la serie histórica con 8.939.333 trabajadoras, que representan el 46,49% del total. En cuanto a los hombres, la cifra de trabajadores alcanza los 10.291.029 ocupados (53,51%).

En relación al año pasado, el Sistema ganó 551.901 ocupados, el 2,95%. Destaca el buen comportamiento del Régimen General, que incorpora 532.561 trabajadores (3,47%). Dentro del Régimen General, el Sistema Especial Agrario sube en el último año un 0,13%, 996 trabajadores más, mientras que el Sistema Especial del Hogar registra 12.283 afiliados menos (-2,92%).

El número de afiliados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos experimentó un incremento interanual de 19.887 ocupados (0,61%). El Régimen del Mar aumentó en 0,24% (158)  y el Carbón registró un descenso de 706 trabajadores (-31,19%). En el último año, la afiliación a la Seguridad Social ha crecido en todas las comunidades autónomas, encabezadas por Castilla-La Mancha (3,85%), Madrid (3,73%) y la Comunidad Valenciana (3,53%).

El sistema de la Seguridad Social registró un incremento de 186.785 afiliados medios en abril. El Régimen General protagonizó esta subida con 173.542 afiliados más (1,1%), hasta situarse en 15.897.052 trabajadores. En este régimen, la afiliación creció en términos absolutos en la mayoría de los sectores de actividad, principalmente en Hostelería, que suma 85.493 ocupados en este mes (6,82%). También sube el Comercio (12.781), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (11.557) y el sector del Transporte y Almacenamiento (11.272). Desciende ligeramente en Actividades Financieras y de Seguros (-50) y Actividades de los Hogares (-19).

El Sistema Especial de Empleados del  Hogar disminuyó en 338 trabajadores (-0,08%) y ahora alcanza los 408.004. En cuanto al Sistema Especial Agrario, ganó 7.548 afiliados de media (0,97%), hasta situarse en 782.361. El Régimen de Autónomos cuenta con 3.266.741 personas, tras aumentar en 12.663 (0,39%) en el último mes. El Régimen Especial del Mar, por su parte, sumó 586 ocupados (0,91%) hasta situarse en 65.012 ocupados. Finalmente, el Carbón se sitúa en 1.557 afiliados medios (-5).

En abril, la afiliación ha subido en todas las comunidades autónomas, y  con especial intensidad en Islas Baleares, que suma 46.922 ocupados (10,24%). El dato desestacionalizado, que sirve para hacer un seguimiento de la tendencia de fondo que subyace en la evolución de la afiliación, muestra un crecimiento de 52.192 trabajadores respecto al mes de marzo.

La Comunidad de Madrid ha registrado 22.865 parados menos que hace un año (-6,2 %) situándose el número total de parados en 347.725 personas, la cifra más baja de un mes de abril desde 2008. Así lo reflejan los últimos datos sobre el paro y la afiliación facilitados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones Sociales y Seguridad Social conocidos hoy y referidos al mes de abril. En el resto de España, el paro ha descendido en el mismo período en 22.865 personas, con un 5,2 %, un punto menos que en la Comunidad de Madrid.

Con respecto al mes anterior, los datos también destacan un descenso del paro registrado del 1,7 % o, lo que es lo mismo, de 6.012 personas. En abril, el paro ha bajado en el resto de España en 93.400 personas, un 2,68 %, situándose el número de personas sin empleo en 3.392.643.

Por sectores, se ha producido un descenso en todos los sectores productivos durante el último año: sector Servicios (-5,6 %; descenso de 16.074 personas), en el sector de la Construcción (-11,8 %; descenso de 3.734 personas) y en la Industria (-8,4 %; descenso de 1.995 personas). El paro también disminuye en 423 personas en el sector de la Agricultura (-12,6 %).

Además, el paro ha descendido interanualmente en casi todos los niveles de estudio, principalmente en las personas con Educación Secundaria (17.026 personas, un 9,4 % menos) y Educación Universitaria y tercer ciclo (4.383 personas, un 8,8 % menos). El desempleo en Primaria, por el contrario, ha aumentado en 610 personas, un 0,5 %.

También se produce una reducción de 14.763 parados de larga duración           (-9,9 %), así como en el número de personas que lleva en el paro menos de un año, que ha descendido en 8.102 personas (-3,7 %). A su vez, el paro juvenil (menores de 30 años) desciende en 3.702 personas (-6,3 %) y el de los menores de 25 un 5,1 %, 1.440 personas menos. Entre las personas de 45 y más años se ha reducido en 7.216 personas (-3,9 %). El mayor descenso absoluto del paro se ha producido en el grupo de edad de entre 30 y 44 años con 11.947 personas, un -9,6 %.

En abril, en la Comunidad se han firmado 38.462 contratos indefinidos, situándose la región como la segunda con mayor tasa de estabilidad de España, con un 17,7 % frente al 9,9 % de la media nacional.

La Comunidad de Madrid lidera la afiliación a la Seguridad Social en el último año en términos absolutos, sumando 115.880 nuevos trabajadores (un 3,7 % más y casi un punto por encima de la afiliación en el conjunto de España, que ha sido del 2,95 %). Además, la región ha sumado 12.774 afiliados más a la Seguridad Social durante el mes de abril, con un incremento del 0,4 %. Hay que destacar que la Comunidad de Madrid ha alcanzado los 3.221.998 trabajadores, la cifra más alta de la serie histórica.

En cuanto a la afiliación de los autónomos en la Comunidad, hay que destacar que se ha incrementado un 2,42 % en el último año (9.533 personas más) y ha aumentado en abril en 901 personas (un 0,22 % más). Así, el número de autónomos en la región se sitúa en 402.997, récord de la serie histórica. A nivel nacional, el aumento de autónomos ha sido de 12.663 trabajadores durante el último mes (un 0,39 %), mientras que se ha incrementado en 19.887 en el último año, con un 0,61 %.

Abril ha supuesto una reducción del desempleo de 6.012 personas y un cambio de signo respecto a los meses anteriores de 2019. Las contrataciones de Semana Santa han contribuido a la reducción del desempleo y el incremento de la contratación y, por otro lado, al aumento de la temporalidad, repitiendo el mismo comportamiento que en años anteriores.

Más allá de la situación coyuntural de abril, conviene fijar la atención en los elementos estructurales que persisten: altas cifras de paro que se cronifican y crecimiento de la precariedad en un contexto de crecimiento económico.

El último dato de esta legislatura ofrece 347.725 personas paradas. Esto supone que en los últimos cuatro años y en un ciclo de crecimiento económico se ha reducido el número de personas paradas en torno a 130.000 personas. Dato positivo pero insuficiente teniendo en cuenta el volumen de personas en desempleo que generó la crisis de los años anteriores y que además se va haciendo más lento. Abril de 2019 ha sido el peor de esta legislatura, ya que la reducción del paro en 6.000 personas está muy por detrás del dato de cualquiera de los cuatro años anteriores (en abril de 2015, al iniciarse el mandato, se redujo el paro el doble, en más de 12.000 personas). En cuanto a la variación interanual del paro la reducción hay sido de 22.865 personas menos (un 6,17% menos). Este dato es también el peor del último periodo.

Teniendo en cuenta que esto se produce en un momento de crecimiento económico y en el que los beneficios empresariales han aumentado y recuperado la situación precrisis, los datos de paro no han remontando ni siquiera a esa situación anterior a la crisis. Por ello CCOO cree que es necesario un giro social en la Comunidad de Madrid para que la recuperación llegue a todos los madrileños y madrileñas y generar más empleo y de mejor calidad. Lo contrario sería profundizar en la fractura social y apostar por un crecimiento vulnerable.

De las 6.000 personas que abandonaron el paro en abril casi 3.700 fueron mujeres y 2.300 hombres. Se da por tanto una reducción mayor en el paro femenino, pero al ser estas mayoritarias en el desempleo, siguen siendo mujeres el 58% de las personas inscritas. (202.157 frente a 145.568 hombres) Al comenzar el mandato las mujeres paradas suponían el 53%. Se ha producido, por tanto, una feminización del paro.

El mejor dato del paro femenino este mes tiene que ver con el comportamiento de los sectores. En el mes de abril casi toda la reducción del paro se produjo en servicios (5.800 de los 6.000 parados menos se encuadran en este sector, mientras que el resto de los sectores se mantiene prácticamente sin variación) y esto suele afectar al paro femenino dado el menor peso de las mujeres en el resto de sectores. Por edad, el paro se reduce tanto entre los mayores de 25 como entre los jóvenes.

De las personas desempleadas en Madrid cobraron prestación (en el mes de marzo) 172.306 personas, de los cuales 102.000 percibían una prestación contributiva. Teniendo en cuenta el número de demandantes no ocupados (personas que quieren trabajar y no tienen un empleo) en ese mes, en torno a 200.000 madrileños y madrileñas que quieren trabajar no tienen ni ocupación ni prestación.

Junto con la reducción del desempleo, el mes de abril ha venido marcado por la temporalidad, un problema que es estructural y que se acentúa con las contrataciones estaciones. En abril, de los 217.619 contratos firmados fueros temporales el 82,3%, 179.157 contratos. La mayor parte de estos contratos son contratos de muy escasa duración (no llegan a la semana).

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, en abril creció en casi 13.000 personas, lo que supone en el año un incremento de casi 116.000. Esto deja la cifra de afiliados en 3,2 millones y este es el dato más positivo del periodo de gobierno que empezó con 2,8 millones.

CCOO denuncia que miles de personas trabajadoras en Madrid siguen atrapadas entre el paro y la precariedad, que se ven obligadas a alternar contratos de muy poca duración y periodos de desempleo, con niveles de protección bajos y amenazadas por la irrupción y normalización de formas de trabajo irregulares. Las medidas acordadas con los agentes sociales en el ámbito de la Estrategia para el Empleo en este mandato son positivas pero insuficientes y por sí solas no pueden dar a la Comunidad el cambio de rumbo que necesitamos (en materia fiscal, de protección social, de impulso al cambio de modelo productivo y de igualdad) para que los trabajadores y trabajadoras, que pagaron con pérdida de empleos y crecimiento de la pobreza y la desigualdad el coste de la crisis, no sigan soportando ahora con precariedad e inestabilidad laboral el precio de la recuperación y el crecimiento de los márgenes empresariales.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas