x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Ago
2012
Los ambulatorios harán un test a los ancianos para valorar el riesgo de sufrir una caída PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Los mayores pasarán un test para prevenir caídas. Foto cedida por CAMSegún la estadística, el 25% de los mayores de entre 65 y 75 años sufren caídas

El director general de Atención Primaria, Antonio Alemany, presentó en el Centro de Salud Segovia la “Guía de Cuidados de Prevención de Caídas para personas mayores”, que se ha implantado en la red de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de reducir este tipo de accidentes en la población mayor.

Alemany destacó que la guía cuenta con un procedimiento para identificar a las personas con alto riesgo de sufrir una caída, que permitirá que los centros de salud realicen a unos 50.000 ancianos un test para determinar el riesgo que cuentan de sufrir un accidente, incluidas las personas que precisan de atención domiciliaria. El director general comprobó en una consulta de Enfermería la aplicación del test a un paciente con riesgo.

“Se trata de un instrumento de apoyo al profesional que reforzará las acciones que vienen realizando los centros de salud en el cuidado de las personas mayores, y especialmente las que por su estado, precisan de un seguimiento más específico”, indicó Alemany. La guía ha sido elaborada por la Gerencia Adjunta de Planificación y Calidad y revisada por la Comisión de Cuidados de la Gerencia de Atención Primaria, un órgano creado para impulsar el papel de la enfermería en los centros de salud.

La Guía de Cuidados, identifica los principales factores de riesgo que pueden influir en las caídas: ser mayor de 80 años, contar con un accidente previo, vivir en un domicilio con iluminación insuficiente, o con alfombras, así como padecer deterioro visual, estar polimedicado o ingerir determinados fármacos. Además, este documento incluye la propuesta de “plan de cuidados”, para que el personal de enfermería aconseje actuaciones específicas a mayores con riesgo de sufrir un percance, como adopción de medidas de precaución y realización de ejercicios para mejorar la movilidad.

Según los informes de la Dirección General de Atención Primaria, la incidencia en caídas en personas mayores de 65 a 75 años llega a un 25% y se duplica a partir de los 80 años, con mayor incidencia entre las mujeres. Los expertos destacan que en el momento de sufrir la caída, en el 42 % de los casos estaban solos. En el 80% de los casos las caídas se producen en domicilio, y fundamentalmente en el dormitorio y el baño.

Las escaleras fijas albergan también una alta frecuencia de accidentabilidad entre el grupo de edad de 65 a 74 años, quizá por ser menos utilizados por personas de mayor edad. La guía se suma a los tres programas que los centros de salud llevan a cabo para la atención y seguimiento sanitario del mayor, y en función de su grado de movilidad, que en total comprende una prestación sanitaria a 142.701 personas mayores.

Estos programas comprenden el Servicio de Prevención y Detección de Problemas en Personas Mayores (51.714 personas) que incluye valoraciones a personas a partir de los 75 años con enfermedades invalidantes (enfermedades cerebrovasculares, infarto, parkinson, caídas recurrentes, demencia, depresión y enfermedad terminal); o bien con posible riesgo social.

El Programa de Atención a la Persona Mayor Frágil comprende el cuidado de 49.457 pacientes (incluidos en el Servicio de Prevención). Y por último, el Programa de Atención Domiciliaria a Pacientes Inmovilizados presta atención a 41.530 personas que pasan la mayor parte de su tiempo en cama y tienen dificultad importante para desplazarse. Estos tres servicios contemplan en particular que los profesionales valoren el riesgo de caídas, así como actividades de cuidados como el fomento de la actividad física, y la eliminación de factores que propicien las caídas, especialmente en el ámbito doméstico.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas