x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Feb
2021
Ocho fallecidos en accidente laboral durante el mes de enero en Madrid PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridLos accidentes in itinere se multiplican durante los días de Filomena

Según los datos provisionales facilitados por el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, durante este mes de enero se han producido en la Comunidad de Madrid un total de 9.279 accidentes de trabajo, de los cuales 5.511 han sido en jornada de trabajo y 3.768 in- itínere. 51 se han declarado como graves y 8 personas han fallecido (7 hombres y 1 mujer).

Estos primeros datos reflejan claramente el impacto que la borrasca Filomena ha tenido en la siniestralidad, que ha supuesto un aumento del 160,04% de los accidentes in-itínere respecto al mismo mes del año anterior, dándose la circunstancia de que entre los días 11 y 14 se han acumulado 2.569 accidentes in-itínere, teniendo especial incidencia el día 11 de enero, en el que tuvieron lugar 1.316 accidentes in-itínere leves y 5 graves. La distribución de este tipo de accidentes ha sido muy desigual respecto al sexo. Así el 65,3% corresponden a mujeres frente al 34,7% de hombres, siendo también diferente respecto a otros meses donde las diferencias entre sexo eran menores, lo que puede estar indicando cómo la precariedad que afecta a las mujeres ha estado detrás de la necesidad de desplazarse al trabajo en los días que duró la borrasca.

En el análisis de los accidentes en jornada laboral se observa una disminución generalizada de los accidentes en todos los sectores de actividad excepto en la agricultura que, al ser un sector con poco peso en la Comunidad, apenas tiene relevancia, siendo importante la disminución del 13,16% de accidentes en jornada, que ha supuesto pasar de 6.361 accidentes en 2020 a 5.511 en 2021, aunque hay que recordar que en este mes aún no se había declarado la pandemia y por tanto la actividad económica era mayor.

Como sigue ocurriendo desde hace meses, el peor dato sigue estando en la mortalidad asociada a la jornada laboral. Así y a pesar de que la economía sigue ralentizada, durante este mes de enero han perdido la vida 6 personas en jornada laboral frente a 4 del mismo mes del año anterior (1 en el sector de la industria, 1 en el sector de la construcción y 4 en el sector de servicios).

Otro dato a tener en cuenta son los accidentes de trabajo por COVID-19, reconocidos como contingencia profesional solo para algunos colectivos de los sectores sanitarios y sociosanitarios. Durante este mes se han registrado 480 accidentes por covid-19, 479 han sido leves y 1 grave, que sumados a los 1.883 declarados durante el año 2020 supone que se han comunicado como accidentes de trabajo 2.363 contagios por COVID 19 en la región madrileña, de los que 2 son graves y 3 mortales, cifras que siguen estando subestimadas.

Para CCOO de Madrid cada víctima y cada muerte en el trabajo es un fracaso de la sociedad y en ese sentido exige no relajar ninguna de las medidas preventivas, algo que en esta situación de pandemia puede estar detrás de muchos de los accidentes.

La secretaria de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, apuesta por fortalecer el trabajo colectivo. “Los agentes sociales debemos seguir con el trabajo en primera línea, acercando la prevención a las puertas de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas, impulsando la cultura preventiva y los derechos en prevención. Pero también vamos a exigir a los empresarios que cumplan con sus obligaciones legales y a todos los organismos que tienen responsabilidades en prevención su compromiso en la defensa de la salud de la población trabajadora y su contundencia en la sanción frente a los incumplimientos de la norma y en la vulneración de los derechos en prevención de los trabajadores y trabajadoras”, señala Mancheño.

Por otro lado, quiere recordar la necesidad de mantener los centros de trabajo como lugares seguros frente al coronavirus, y en este sentido, insta a todas las empresas madrileñas a seguir las recomendaciones y obligaciones recogidas tanto en la normativa de prevención de riesgos laborales como en la sanitaria.

La Comunidad de Madrid se consolida como la región de España con el índice de incidencia de siniestralidad laboral más bajo de todas las comunidades autónomas, casi un 23% (22,8%) por debajo de la media nacional. Este registro refleja el número de accidentes de trabajo en jornada laboral por cada 100.000 trabajadores afiliados. Así lo reflejan los datos publicados hoy por el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSTT) correspondientes al pasado mes de enero.

Los accidentes totales registrados en centros de trabajo situados en la Comunidad de Madrid a lo largo de los últimos doce meses han descendido un 1,1% respecto al año anterior. Así, en el periodo comprendido entre febrero de 2020 y enero de 2021 se contabilizaron 75.910 accidentes en jornada laboral, frente a los 76.777 en el mismo periodo un año antes. Por sectores, la siniestralidad descendió en la agricultura (-17,3%), la industria (-22,5%), la construcción (-19,9%) y en el sector servicios (-26,9%).

Respecto a los datos del pasado mes de enero, se registraron ocho accidentes mortales en centro de trabajo, dos de ellos in itinere, dos más que en el mismo mes de 2020. Tres de ellos se debieron a patologías no traumáticas (PNT), otros tres fueron consecuencia de un accidente de tráfico y uno más como resultado de una caída. Atendiendo al sector productivo, cuatro ocurrieron en el sector servicios, uno en el sector de la construcción y otro en el de la industria.

Por áreas, la siniestralidad registró en enero un aumento en agricultura (19 accidentes, +11,8% respecto al mismo mes de 2020), y se produjeron descensos en la industria (514 accidentes, -20,8%), construcción (638 accidentes, -22,5%), y en el sector servicios (4.340 accidentes, -10,9%).

El secretario general de la Federación de Industria de CCOO Madrid, Julián Teso, ha comparecido este miércoles en la Asamblea de Madrid para explicar la situación de la industria en la región. Teso ha comparado la situación actual del sector con la de «un enfermo crónico», y ha afirmado que «es la hora de la toma de decisiones valientes para potenciar la industria en Madrid».

Comisiones Obreras ha trasladado a la Asamblea de Madrid la grave situación por la que atraviesa la industria madrileña. El secretario general de la Federación de Industria de CCOO Madrid, Julián Teso, ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Economía, Empleo y Competitividad para explicar la situación de la industria en la región. Teso comparó la situación actual del sector con la de «un enfermo crónico, abandonado a su suerte durante mucho años y al que ahora se tiene que decidir si dejarlo fallecer o salvarlo», y ha afirmado que «es la hora de la toma de decisiones valientes para potenciar la industria en Madrid».

En su comparecencia, a petición del Grupo Parlamentario Unidas Podemos-Izquierda Unida-Madrid en Pie, Teso destacó que la industria madrileña es un sector que ha sido abandonado durante muchos años debido a las políticas neoliberales que han gobernado la región, y que han considerado que «la mejor política industrial para la Comunidad de Madrid, es aquella que no existe».

Julián Teso centró su intervención en la urgencia en la toma de medidas que ayuden a recuperar la industria, cuya receta parece clara: «decisiones políticas y recursos económicos», y recalcó que para Comisiones Obreras lo más importante «es el establecimiento de la industria como prioridad absoluta de las políticas públicas. Unas políticas públicas que coordinen las políticas industriales con la política energética, con la política ambiental y con la política social».

Teso insistió en la importancia de tener una Ley de Industria que establezca políticas públicas con equilibrio entre territorio, empleo y población. Además de potenciar a nuestras pymes, potenciar la digitalización y una corrección del actual sistema de contratación que penalice el uso del contrato temporal como medida para abaratar costes. Una Ley Industrial que nos permita transformar el tejido industrial para ser más competitivos, a la vez que establezca una responsabilidad corporativa por parte de la empresa, no solo con los trabajadores y trabajadoras, sino también con su entorno.

En su intervención, Julián Teso también recordó que hace más de un año CCOO entregó a la Comunidad de Madrid y a la Dirección General de Industria un estudio sobre aquellas empresas que, por su modelo de fabricación, se iban a quedar obsoletas y aquellas que tenían un gran potencial. A día de hoy, ni la Comunidad de Madrid, ni la Dirección General de Industria han mostrado ningún interés por este estudio. También aludió a que hace dos años firmaron el Plan Industrial que, pese a no ser el mejor posible y a la utilización partidista que se realizó del mismo, está posibilitando que se hable de Industria en la Asamblea de Madrid.

Por último, el secretario general de Industria de CCOO Madrid mencionó a los diputados y diputadas que la situación de la industria madrileña no puede seguir así y que todo depende de la voluntad política. Pidió a todos los grupos políticos «que sean valientes, ahora que tienen que decidir qué hacer con los fondos europeos de recuperación porque, literalmente, el futuro está en sus manos».

«La industria es el pilar básico de la estabilidad, la riqueza y la independencia de un país. Sin industria no hay sanidad pública, si industria no va a haber educación pública. Sin industria no vamos a tener un estado del bienestar, sin industria no va a haber futuro», sentenció Teso.

CCOO y UGT de Madrid se han concentrado este viernes en la capital para denunciar los últimos accidentes de trabajo ocurridos en la región y mostrar su preocupación por el repunte de la siniestralidad laboral, pese a la ralentización de la actividad económica como consecuencia de la pandemia. En el año 2020, 59 personas perdieron la vida en accidentes laborales en la Comunidad de Madrid y en lo que va de 2021 ya son 10 las víctimas mortales, una cifra que es “inasumible”.

Al término de la concentración, el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha expresado un mensaje de “pésame, cariño y afecto” a los y las familiares de las víctimas y también a las personas trabajadoras que han logrado sobrevivir a los siniestros.

Los sindicatos quieren hacer visible una realidad, la de la siniestralidad laboral, que a veces parece quedar “en un plan secundario”, por lo que quieren hacer de la defensa de la salud laboral un “acto de reivindicación permanente” que incluye al conjunto de la sociedad para que se sume a esta demanda.

Cedrún ha valorado la labor de los delegados y delegadas de prevención de los sindicatos en las empresas y los resultados del Plan Director en Prevención de Riesgos Laborales, que es fruto del diálogo social, pero ha vuelto a denunciar los efectos perniciosos de la Reforma Laboral y la actitud de un sector empresarial que no cumple las normas de prevención. Y ha constatado que el abuso de la contratación parcial repercute en el incremento de los accidentes laborales in itinere, es decir los que se producen en los desplazamientos al o desde el trabajo, que afectan sobre todo a las mujeres. Cedrún ha reclamado asimismo medidas frente a los accidentes que se producen en la carretera, que han golpeado sobremanera en el último mes en la Comunidad de Madrid.

Por su parte, la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, ha incidido en el “relajamiento” de las medidas preventivas en las empresas, por lo que ha exigido al empresariado que cumpla la Ley y a los organismos competentes que controlen y sancionen de manera “contundente” los incumplimientos. Durante la concentración se ha leído un manifiesto que recuerda que no es posible tener una sociedad decente si el trabajo no es digno, y el trabajo no puede ser digno si lleva a la muerte.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas