x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

28
Nov
2020
Ayuso pide al Gobierno que le autorice a hacer test de antígenos en las farmacias PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSe harán cuando las farmacias cierren sus puertas al público

La Comunidad de Madrid ha elaborado un plan para que las oficinas de farmacia de la región, con carácter voluntario, puedan realizar en sus instalaciones test de detección del virus SARS-CoV-2, los conocidos como test de antígenos, a los ciudadanos interesados en someterse a esta prueba, y siempre que no presenten síntomas, en cuyo caso tendrán que acudir siempre a un centro sanitario.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha presentado el plan de esta iniciativa, que cuenta con dos modelos: realización de pruebas tras el cierre al público del establecimiento o farmacia con circuito de acceso a la zona de test. También servirá de apoyo al Gobierno regional en su estrategia de cribados poblaciones que desde finales de septiembre realiza para el diagnóstico rápido del coronavirus en las zonas básicas de salud (ZBS) con alta incidencia.

El plan se ha diseñado en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) y la Asociación de Empresarios Farmacéuticos de Madrid (ADEFARMA). La Consejería de Sanidad presentará hoy esta iniciativa al Ministerio de Sanidad, tal y como fue solicitado para su revisión; y se pondrá en marcha una vez obtenga el visto bueno del Gobierno central.

Ruiz Escudero, que ha comparecido con el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha explicado que solamente los farmacéuticos (titulares, adjuntos, regentes o sustitutos de una oficina de farmacia) acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid podrán realizar los test de antígenos. Previamente deberán obtener la acreditación tras superar un curso de actualización de conocimientos en coordinación con SEFAC.

Según el municipio donde se encuentre y de su infraestructura, la farmacia se podrá acoger a uno de los dos modelos diseñados para realizar pruebas. Las farmacias que las realicen durante su horario de apertura deberán disponer de un circuito de acceso a la zona acotada donde se realice la prueba. Por otro lado, aquellas que opten por realizar las pruebas tras el cierre al público, facilitarán el horario específico para tal fin.

En todo caso, las oficinas contarán con una zona específica para realizar las pruebas, que se desinfectará después de cada una y deberá disponer de ventilación natural o mecánica. Además, en una zona previa a ese espacio, tendrán que tener un punto de información para la entrega de documentación, información sanitaria y recomendaciones higiénico-sanitarias.

En el caso de que un ciudadano obtenga un resultado positivo, la oficina de la farmacia, como establecimiento sanitario, se lo notificará de manera inmediata (estas pruebas ofrecen resultado entre 15 y 20 minutos). Al mismo tiempo, se pasarán los datos a la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, a través de un sistema centralizado de registro que quedará integrado en los sistemas de información de la Consejería de Sanidad.

En este sentido, la Consejería de Sanidad recuerda que el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y el Colegio de Farmacéuticos ya cuentan con una línea segura de conexión en acceso de información, como ocurre con la receta electrónica. La Comunidad de Madrid tiene previsto que cerca de 500 farmacias se sumen de manera voluntaria a esta iniciativa.

Con este programa, la Consejería de Sanidad incluirá a las farmacias en la estrategia de detección precoz mediante test de antigénicos que se realizan en los cribados poblacionales, de tal forma que se conviertan en puntos en los que la Dirección General de Salud Pública pueda convocar para la realización de pruebas en las zonas con mayor transmisión. La población diana de los estudios poblacionales o cribados será determinada por la Dirección General de Salud Pública y convocada por SMS.

La Consejería de Sanidad considera que la realización de los test en las oficinas de farmacia ofrece, entre otras, la gran ventaja de su disponibilidad horaria (12 a 24 horas abiertas), y la cercanía y confianza en los barrios de ciudades y zonas rurales. También destaca que facilitarán la planificación de las necesidades diagnósticas gracias al refuerzo de la colaboración e información entre los centros sanitarios, las farmacias y los servicios de Salud Pública.

La técnica rápida de detección de antígenos del SARS-CoV-2 Panbio COVID-19 Ag es una técnica fiable en nuestro medio con sensibilidad (capacidad para detectar el antígeno) superior al 93% y especificidad (tipo específico de antígeno, y en este caso de COVID-19) superior al 99%.

Los test antigénicos comenzaron a emplearse a mediados de septiembre en las urgencias de los hospitales, posteriormente en los centros de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud e igualmente, desde finales de ese mes se aplican en los cribados poblaciones que la Comunidad de Madrid realiza en las zonas de mayor transmisión del COVID-19.

Además, la Comunidad de Madrid ampliará su estrategia de test de antígenos (TAg) a zonas básicas de salud (ZBS) que, aunque no estén con restricciones, sí que registran una transmisión mantenida en el tiempo de COVID-19. El objetivo de esta medida es aumentar el seguimiento y control de transmisión del virus, dentro de la Estrategia de Detección Precoz, Vigilancia y Control de COVID-19. Los dispositivos de estas zonas se ubicarán en Boadilla del Monte, Torrelaguna, Ciempozuelos, Las Rozas, Alcobendas, Fuenlabrada y algunos distritos de la capital, entre otros.

La Comunidad de Madrid acerca aún más a los ciudadanos la información relacionada con el COVID-19 con la puesta en marcha de una nueva iniciativa consistente en la colocación de un código QR accesible desde el móvil en cartelería que se podrá instalar en colegios, centros de salud, todo tipo de establecimientos o los portales de las comunidades de vecinos, entre otros.

El objetivo es que, a través de la captura de un código QR que se podrá ver en todo tipo de espacios, los ciudadanos accedan directamente a un web donde introduciendo su dirección, se le informará de la situación de la zona básica de salud en la que se encuentra, si tiene limitaciones por alta incidencia de coronavirus y qué actuaciones puede llevar a cabo.

Todas las consejerías participan en este plan para que el código se pueda colocar en el mayor número de entidades públicas o privadas que contribuyan a incrementar su difusión, como centros de salud, farmacias, hospitales, transporte, comunidades de vecinos, corporaciones locales, bibliotecas, centros culturales, entre otros.

La Comunidad de Madrid ha presentado este mes una campaña de comunicación de la Dirección General de Salud Pública bajo el lema No te saltes la vida, que persigue concienciar a la sociedad para que se cumplan las medidas sanitarias establecidas frente a la pandemia. Entre las diferentes acciones, destaca la difusión de esta nueva cartelería con código para facilitar la información a los madrileños.

El cartel, donde se puede leer Descárgate aquí todas las medidas de prevención frente a la COVID-19, da difusión al código QR con el que los ciudadanos podrán enlazar con la página web sobre el coronavirus en la que se encuentran detalladas todas las restricciones y medidas (www.comunidad.madrid/coronavirus).

Desde que comenzó la pandemia se ha generalizado la utilización de los códigos QR, desde su uso en los restaurantes hasta la utilización por parte de los medios de comunicación para ampliar una información.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado las nuevas medidas de prevención e información que deberán cumplir aquellos establecimientos de restauración y hostelería que opten al sello Garantía Madrid. Se trata de un identificativo que destaca las buenas prácticas de entidades de la región a la hora de aplicar protocolos de seguridad frente al COVID-19, como la ventilación natural cruzada o el control de decibelios en los locales, y que refuerza ahora las recomendaciones relativas a este sector para garantizar la seguridad de clientes y trabajadores.

Así ha recibido el distintivo Casa Botín, el restaurante más antiguo del mundo, ubicado en la capital. Díaz Ayuso lo ha puesto como ejemplo de adaptación a las distintas situaciones adversas y transformaciones que ha tenido que afrontar y ha explicado que, precisamente, ese mismo ánimo de ajustarse a las circunstancias ha motivado la creación de estos certificados que acreditan a los negocios que hacer un esfuerzo por adecuar sus espacios a la realidad sanitaria que vivimos. “Los establecimientos que lo tengan cumplen con la normativa COVID y son lugares seguros”, ha recalcado.

Junto al vicepresidente, consejero de Deportes y Transparencia y portavoz del Ejecutivo, Ignacio Aguado; el consejero de Economía, Empleo y Competitividad, Manuel Giménez, y la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, la presidenta ha explicado que, en concreto, los establecimientos que obtengan el sello Garantía Madrid recibirán un adhesivo para mostrar en un lugar visible de su acceso el límite de aforo del local acreditando su compromiso contra el coronavirus.

Junto a esta, se encuentran otras nuevas medidas de seguridad que se han acordado para establecimientos de hostelería y restauración. Algunas son de obligado cumplimiento, como la ventilación cruzada natural; la reserva telefónica obligatoria y/o necesidad de rellenar un formulario por parte de los clientes para que los locales guarden un registro de los asistentes de cara a posibles rastreos; o evitar, en la medida de lo posible, que los clientes estén de pie.

Además, el horario de cierre del establecimiento debe ser compatible con el confinamiento nocturno establecido por las autoridades pertinentes (actualmente 00:00 horas); y debe existir un control de los decibelios en los establecimientos de manera que los clientes no tengan que forzar la voz para conversar. Además, se tendrán en cuenta otras dos medidas extraordinarias basadas en la instalación de sensores de CO2 y la utilización de filtros purificadores de alta eficiencia.

A través del sello Garantía Madrid, el Gobierno regional acompaña y asesora a cualquier tipo de empresa de la Comunidad de Madrid para el cumplimiento de los estándares de las mejores prácticas. En este sentido, se reconoce a las empresas de la región a través de tres niveles: el de Medidas de Cumplimiento, que certifica el cumplimiento de la normativa y las recomendaciones básicas de prevención establecidas por las administraciones públicas; el de Medidas Extraordinarias, que valida que la organización ha ido más allá de lo exigido, mostrando un interés añadido por la salud de las personas; y el de Acciones Solidarias, que reconoce la realización de actividades de carácter solidario en apoyo a la sociedad durante la pandemia.

Desde su puesta en marcha el pasado mes de junio, se han adherido a Garantía Madrid un total de 285 organizaciones de todos los sectores en 39 municipios de la Comunidad. Entre ellas, destacan grandes compañías como Telefónica, Endesa, Metro de Madrid, Seguros Santa Lucía, Mutua Madrileña, Laboratorios Roche Farma, Heineken España o Tous; o reconocidas organizaciones madrileñas como CEIM, IFEMA y Mercamadrid.

También hay universidades como la San Pablo CEU o la Nebrija; hospitales como la Fundación Jiménez Díaz, el Infanta Elena de Valdemoro o el Hospital Universitario de El Escorial; empresas centenarias madrileñas como Viena Capellanes, así como mercados municipales de abastos de Madrid. Destaca, además, la presencia entre los miembros de Garantía Madrid de organizaciones del tercer sector como Plena Inclusión Madrid o la fundación Banco de Alimentos de Madrid. En total más de 3.000 establecimientos de la región exhiben ya el distintivo.

Este certificado es gratuito y voluntario, y aquellas empresas que quieran obtenerlo deberán acceder a la página web www.garantia.madrid y completar un cuestionario con el que acreditar que se cumplen los estándares.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) recomienda a la ciudadanía descargarse la aplicación para teléfonos móviles RadarCOVID, un mecanismo de gran utilidad en el seguimiento y control de las cadenas de contagios, cuya eficacia será mayor cuanto mayor sea el número de personas que dispongan de ella.

La aplicación RadarCOVID, que puede descargarse para dispositivos móviles en Google Play y App Store, avisa si se ha estado en contacto en los últimos días con alguien diagnosticado de COVID-19, ayudando a atajar las cadenas de contagio.

Si una persona sale de casa y lleva su móvil con la app RadarCOVID instalada y activa, al encontrarse con alguien que también lleva el móvil con su app instalada activa y están durante más de 15 minutos a menos de 2 metros, los móviles de ambos emiten una señal de Bluetooth que incluye un código aleatorio, que no recoge ninguna información personal ni localización. Cada teléfono "recordará" el código identificador anónimo del otro.

Si en unos días una de las personas da positivo a través de una prueba PCR, el personal sanitario le dará un código de diagnóstico anónimo para que, de forma voluntaria, la persona lo introduzca en la app. En ese momento, se enviará una notificación a todos los terminales que tengan ese identificador memorizado. Es decir, se enviará a toda la gente que estuvo en contacto cercano.

La Federación Española de Municipios y Provincias insiste en que desde el pasado mes de marzo administraciones e instituciones comparten un objetivo, que es vencer al coronavirus. Para ello, y siempre atendiendo las directrices de expertos y autoridades sanitarias, se están aplicando y difundiendo recomendaciones y herramientas e instrumentos para, entre todos, acometer la pandemia.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido informado de distintas declaraciones de emergencia para la adquisición de equipamiento para los hospitales y los pacientes de la región como tratamiento y protección frente a la COVID-19 entre los meses de marzo y agosto por un importe total de 12.859.233,27 euros.

Se trata de distintos contratos que van desde la compra de mascarillas o respiradores al traslado de material desde China en vuelos que llegaron a Madrid a finales del mes de junio. Se suman a los distintos gastos que ha ido conociendo el Consejo de Gobierno desde que comenzó la pandemia a inicios de este año.

Por un lado, destacan distintas adquisiciones y contratación de servicios de forma urgente que ha realizado el Hospital Universitario La Paz entre los meses de marzo y julio y que suman, en total, 7.465.489,27 euros: hay respiradores invasivos y no invasivos, mesas de exploración, monitores, mobiliario, camas, ecógrafos, equipos de diagnóstico por imagen, pulsioxímetros, congeladores o estaciones de anestesia.

Además, el Hospital contrató servicios de desinfección automatizada, de adaptación de conducciones para ampliar su capacidad de UCI, recogida de residuos biosaniarios o ampliación del servicio de seguridad.

Por su parte, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón invirtió 2.633.744 euros en junio y agosto para mejorar sus capacidades para la atención de pacientes COVID-19. Así, adquirió, por el procedimiento de emergencia, respiradores, máquinas de anestesia, equipos de imagen portátiles, un TAC y reactivos destinados al Servicio de Microbiología Clínica.

El Consejo de Gobierno ha sido igualmente informado en su reunión de hoy de la adquisición de material frente al COVID-19 y la contratación de medios de transporte para su llegada a Madrid en cuatro vuelos procedentes de China los días 19, 21 y 24 de junio. La compra de calzas, gorros, batas y otro material de protección supuso una inversión de 2.600.00 euros y la contratación de los vuelos y la aduana sumaron 160.000 euros.

La Comunidad de Madrid realizó la primera declaración de emergencia para la compra de elementos de protección contra el COVID-19 en el mercado internacional el 22 de marzo y el 25 del mismo mes se hizo la correspondiente al traslado desde China de ese material sanitario. Desde ese momento, y hasta el mes de junio se han llevado a cabo otras declaraciones de emergencia que permitieron la compra de material sanitario y de protección para los profesionales sanitarios de la Comunidad y su llegada a la región en varios vuelos.

A todos los contratos de las entidades del sector público para atender las necesidades derivadas de la protección de las personas y otras medidas adoptadas para hacer frente al COVID-19 les resulta de aplicación la tramitación de emergencia.

La Comunidad de Madrid continúa su labor habitual en cuanto a la actividad sanitaria se refiere, así como el análisis de la situación sanitaria en la región en diferentes aspectos y campos de estudio e investigación, con el objetivo de mejorar la salud de los madrileños.

Desde la Oficina Regional de Coordinación Oncológica del Servicio Madrileño de Salud –SERMAS- se establecen, en cada ejercicio, evaluaciones de la incidencia y supervivencia en los diferentes tipos de tumores. En esta ocasión, han sido analizadas las neoplasias hematológicas, siendo éstas un grupo heterogéneo de enfermedades malignas que afectan a la sangre, la médula ósea y los ganglios linfáticos. Estas neoplasias son especialmente importantes por su relación con el sistema inmunitario y por aparecer generalmente de forma diseminada por todo el organismo.

El informe de incidencia y supervivencia de las neoplasias hematológicas 2014-2018 RTMAD, es el primero de estas características realizado en la Comunidad de Madrid y permite conocer, por primera vez, indicadores sobre la frecuencia de estas neoplasias y la supervivencia de los pacientes que las padecen en la región.

Principalmente han sido estudiadas las leucemias, linfomas y mielomas a través del Registro de Tumores de Madrid –RTMAD-. Se han analizado 13.179 casos de tumores hematológicos malignos del periodo 2014-2018, recogidos en 29 hospitales de la red regional. Estas neoplasias hematológicas suponen el 8,99% del total de tumores (de diferentes tipos) recogidos en el registro en los cinco años estudiados.

Los resultados analizados muestran que la supervivencia de los pacientes con neoplasias hematológicas registrados en RTMAD, en general, ha sido superior a la estimada por la Red de Registros de Cáncer de España (REDECAN), así como también es superior la supervivencia respecto de los datos publicados por el Sistema de Información de Cáncer de la Unión Europea (ECIS). Los datos ofrecidos por este informe, en cuanto a supervivencia, establecen semejanza con los resultados publicados en el Registro de Cáncer de los Estados Unidos (SEER). Tan sólo en los linfomas de Hodgkin (tipo específico de cáncer hematológico) la supervivencia encontrada en RTMAD no es superior a la publicada en los informes de los registros de España, Unión europea y Estados Unidos.

El Boletín Oficial del Estado ha publicado la Orden del Ministerio de Sanidad por la que se procede a la actualización del sistema de precios de referencia de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud. En total, serán revisados los precios de 16.872 presentaciones de medicamentos, de las que 13.824 son dispensables en farmacia y 3.048 en hospital.

Ello producirá un ahorro estimado de 170,12 millones de euros: 126,20 en medicamentos hospitalarios y 43,92 en medicamentos dispensados en oficinas de farmacia. 5,06 millones de euros repercutirán directamente en el ciudadano.

Dicha Orden crea 452 nuevos conjuntos de presentaciones de medicamentos que se dispensan en oficinas de farmacia y 237 de ámbito hospitalario. Cabe destacar que se ha procedido a la formación de los conjuntos por principio activo, en lugar de por ATC5 como se venía realizando en Ordenes anteriores. De esta manera, se suprimen 660 conjuntos de presentaciones de medicamentos: 437 en farmacia y 223 en hospital.

El precio de referencia de los conjuntos se calcula en base al menor coste por tratamiento y día de las presentaciones incluidas en cada uno. Para garantizar el abastecimiento de determinados medicamentos y su permanencia en la prestación farmacéutica del SNS, se han articulado mecanismos excepcionales a la regla general de cálculo. Así, se articula el precio de referencia ponderado que se aplica a las presentaciones de medicamentos con dosificaciones especiales, para enfermedades graves o cuyos precios han sido revisados por parte de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos en los últimos dos años por falta de rentabilidad.

Además, está el precio de referencia mínimo de cada presentación, fijado en 1,60 euros, y se establece la no revisión de precios de algunos medicamentos considerados esenciales por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto último ha afectado a 15 conjuntos de referencia y, en concreto, a 91 presentaciones.

Plazos de aplicación

Los plazos de aplicación de los precios serán los siguientes:

  1. Los laboratorios suministrarán los medicamentos a su nuevo precio industrial de referencia, a partir del día siguiente de la publicación de la Orden en el BOE.

  2. Los distribuidores mantendrán el precio de venta del distribuidor anterior a esta reducción durante un plazo de veinte días naturales.

  3. Las oficinas de farmacia dispensarán al precio de venta al público anterior a esta reducción hasta el último día del primer mes siguiente a la fecha de aplicación de la Orden, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2020.

  4. Se liquidarán con los nuevos precios las facturaciones de recetas oficiales al Sistema Nacional de Salud, incluidas las correspondientes a las Mutualidades de funcionarios, cerradas a partir del 1 de enero de 2021.

Control del precio de los medicamentos financiados

El Sistema de Precios de Referencia se implantó en España hace dos décadas con el objetivo de controlar los precios de los medicamentos financiados. Con posterioridad, se reguló en la Ley 29/2006, de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos, y fue modificado en virtud de la Reforma Sanitaria, incluida en Real Decreto-Ley 16/2012, de Medidas Urgentes para Garantizar la Sostenibilidad del Sistema Sanitario.

Es, por tanto, una herramienta esencial de control del gasto farmacéutico, necesario para la sostenibilidad del sistema sanitario público, y se regula actualmente mediante el artículo 98 del texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio.

El desarrollo reglamentario para hacer efectivo el mandato legal de establecer anualmente los nuevos conjuntos de referencia de medicamentos, así como revisar los precios de referencia de los conjuntos ya existentes, se encuentra establecido en el Real Decreto 177/2014, de 21 de marzo. Cabe recordar que la última actualización de los conjuntos de referencia de medicamentos y de sus precios de referencia se produjo por medio de la Orden SCB/953/2019, de 13 de septiembre.

El Sistema de Precios de Referencia permite crear nuevos conjuntos cuando se cumplen diez años de la autorización del medicamento en España o en cualquier otro Estado Miembro de la Unión Europea, siempre que exista al menos un medicamento financiado en el Sistema Nacional de Salud distinto del original y sus licencias, así como cuando existe un medicamento genérico o biosimilar.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas