x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

25
Jun
2020
PP, Cs y VOX evitan la reprobación del Consejero de Sanidad de Ayuso PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por PP MadridEl Presidente de la Asamblea no permitió el voto en urna

Ha sido el gran protagonista, muy a su pesar, de la actualidad política madrileña desde hace tres semanas, y ayer mismo podría haberse puesto fin a su carrera como Consejero de Sanidad. Pero no fue así, los votos de los partidos que dieron la investidura a Ayuso decidieron respaldar también a Ruiz Escudero en una votación no exenta de polémica. Y es que UP, proponente de la reprobación y cese del consejero, había pedido voto secreto para garantizar que la disciplina de voto impidiese que los diputados se expresasen con libertad.

Y Trinidad, Presidente de la Asamblea, lo concedió, aunque con una salvedad que, a la hora de la verdad, le quitaba toda la fuerza a ese voto secreto: sería secreto, pero no en urna. Simplemente, no se haría público en el panel el resultado de la votación, lo que no impide que la mesa conozca, con nombres y apellidos, el nombre de todos los votantes. Así las cosas, ninguno de los diputados se salió del guión, consiguiendo el “no” el mismo número de votos que los que sumaban PP, Cs y VOX. Por cierto, el asunto de las reprobaciones volverá en el próximo Pleno, ya que el PP anunciaba que solicitará la reprobación del Delegado del Gobierno José Manuel Franco.

No fue el único momento de gloria de Juan Trinidad en la sesión del Pleno de la Asamblea de este jueves, ya que, en un momento del debate, abroncó a los diputados por no llevar la mascarilla dentro del hemiciclo, algo, recordaba, que es obligatorio. En concreto, según contaban los presentes, en ese mismo momento tan sólo los diputados de Cs llevaban puesta la mascarilla.

Al margen del Presidente de la Asamblea, el otro foco de interés se lo llevó la Presidenta de la Comunidad. Ayuso cargaba contra el gobierno por la gestión de Barajas, desvelando que, en el mes siguiente al once de mayo, se habían contabilizado 32 positivos en el aeropuerto, una cifra que se convertía en “cero” tras la entrada en vigor del polémico “test” que realiza el Ministerio a los turistas que llegan a España: una observación superficial, un consentimiento firmado y una toma de temperatura.

Y en el plano de las mociones, los diputados aprobaban la creación de la Comisión de Reconstrucción, que no se llevó al pasado Pleno. Al igual que en aquel, VOX decidió votar en contra de la propuesta repitiendo unas palabras que la propia Ayuso ya había pronunciado hace algo más de un mes: “no se puede pactar con un PSOE que es socio de Bildu en el Gobierno de la nación”. Monasterio cargaba contra el PP, al que acusaba de “claudicar” ante el pensamiento único, y de “forzar el retorno del bipartidismo que da la espalda a lo que piden los españoles”. El partido verde concluía pidiendo que se pusiese en marcha ya la comisión de investigación de las residencias, ya que tiene más funciones que una comisión de estudio como la aprobada.

La Comunidad de Madrid estudia la aplicación de las medidas adoptadas por el Gobierno central en todos los centros educativos de cara al próximo curso escolar 2020/21, tales como la distancia de seguridad entre los alumnos en las aulas, los grupos estables o el uso de mascarillas. En este sentido, el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, ha constatado que “el Ejecutivo ha vuelto a rectificar y dice ahora que las comunidades autónomas podrán fijar el número de alumnos de esos grupos estables, en la línea de lo que propuso la Comunidad de Madrid”.

Durante su intervención tras una pregunta parlamentaria en la Asamblea de Madrid, Ossorio ha informado de que el Ejecutivo madrileño estudia “el enésimo cambio de opinión del Gobierno”, y trabaja en cuatro posibles escenarios para el comienzo del curso escolar que se adaptarían a la evolución de la crisis sanitaria. En primer lugar el Ejecutivo estudia, centro por centro, la aplicación de la distancia de seguridad establecida por Gobierno de España y los grupos estables de convivencia.

El segundo escenario implicaría la alternancia de la actividad presencial y online, mientras que en el tercero “nos enfrentaríamos a la peor de las situaciones, que la pandemia nos obligue a la vuelta al confinamiento, con la actividad presencial suspendida”. Por último, la cuarta alternativa -y más favorable- conllevaría la adopción de medidas de seguridad sanitarias básicas (geles, lavado de manos, mascarillas en algunos casos como en la ruta escolar).

Ossorio también se ha referido a la nueva ley educativa que pretende aprobar el Ejecutivo central, la conocida como LOMLOE, que se encuentra en trámite parlamentario. El consejero madrileño la ha calificado como “un proyecto de ley muy negativo, pero me temo que en el periodo de enmiendas, viendo los apoyos que tiene el Gobierno, no puede hacer otra cosa que empeorar, y esto sería la peor noticia para nuestro sistema educativo”.

El titular de Educación ha reiterado su oposición a esta ley y ha explicado la postura del Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso al respecto, que “dentro del ámbito de sus competencias y con respeto a la legalidad, va a hacer todo lo que esté en su mano para evitar que la LOMLOE cumpla sus objetivos”, que no son otros que “recortar la calidad educativa y terminar con la libertad de elección de las familias, en la concertada y en la Educación Especial”.

Entre los pasos a seguir por el Ejecutivo madrileño adelantados por Ossorio, ha apuntado a que “implantaremos pruebas censales para conocer la situación del alumnado y adoptar medidas de mejora; continuaremos extendiendo proyectos de mejora de la calidad educativa, como el programa bilingüe y el STEM; premiaremos el esfuerzo y la capacidad para evitar la mediocridad que tanto gusta a la izquierda; y no limitaremos el crecimiento de las plazas concertadas si las familias las demandan”.

Por último, el consejero ha enfatizado -durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea de Madrid- que “seguiremos apostando por nuestro modelo actual de educación inclusiva, que respeta la voluntad de las familias y saca el máximo potencial de todos nuestros alumnos”.

La Comunidad de Madrid confía en que el Fondo no reembolsable para las comunidades autónomas aprobado por el Gobierno central sea suficiente para afrontar los gastos extraordinarios derivados de la crisis del coronavirus, que según las previsiones del Ejecutivo regional superarán los 3.000 millones de euros hasta final de año. Así lo ha destacado el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, durante su comparecencia en la Asamblea de Madrid, donde ha informado sobre el impacto económico de la pandemia en las arcas autonómicas.

El consejero ha destacado la creación de este Fondo, del que Madrid estima recibir cerca de 3.400 millones de euros, “como la comunidad autónoma más damnificada”, y ha recordado que el gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso fue el primero en reclamar la puesta en marcha de un fondo “adicional al sistema de financiación autonómica, que no computase a efectos de cumplimiento de los objetivos de estabilidad, y sólo condicionado a utilizarse para financiar los gastos ocasionados por la pandemia”.

Hasta el momento, el impacto económico para hacer frente a la emergencia sanitaria derivada de los efectos del COVID-19 ha sido de casi 1.300 millones de euros en la Comunidad de Madrid. De esa cantidad, 712 millones están relacionados con gasto sanitario, que podría alcanzar los 1.261 millones en el conjunto del año. Junto a ello, las distintas medidas de carácter económico, social y en materia de transporte han supuesto un coste de 305 millones, que se elevarían a 1.080 millones en 2020.

En cuanto a los ingresos, desde que comenzó la pandemia se ha registrado una caída estimada en 214 millones, que podrían superar los 1.000 millones al finalizar el ejercicio. “De cara al cierre del ejercicio 2020, las proyecciones realizadas sobre el impacto presupuestario no dejan de adolecer de cierto riesgo, por la situación de incertidumbre que vivimos, tanto en el comportamiento del virus y la evolución de la pandemia, como en las medidas que podrían volver a tomarse, si se produjese un recrudecimiento de la misma”, ha apuntado Fernández-Lasquetty.

Por ello, el consejero ha detallado que las estimaciones de impacto económico del COVID-19 hasta el final de año, que ascienden a 3.400 millones de euros, también contemplan una provisión de fondos para hacer frente a posibles rebrotes.

El consejero ha señalado que desde el comienzo de la crisis “la Comunidad de Madrid ha soportado todo el peso del gasto generado con cargo a los recursos propios de su presupuesto ordinario”. En este sentido, ha recordado que la región está afrontando la emergencia sanitaria con unas cuentas “saneadas”, ya que cerró 2019 cumpliendo con el objetivo de déficit (0,1%) “y con la deuda más baja de las comunidades autónomas de régimen común, con el 14%”.

Además, ha destacado algunas medidas pioneras puestas en marcha por el Gobierno madrileño en materia de financiación como la emisión del primer Bono Social Sanitario de España o el primer Bono Verde de una Administración Pública en nuestro país. Gracias a estos mecanismos de financiación, enmarcados en la autorización de endeudamiento aprobada por el Consejo de Ministros, “hemos podido garantizar la liquidez de nuestra Tesorería, sin generar tensiones ni acumular retrasos en el pago a proveedores”, ha señalado Fernández-Lasquetty.

Durante su comparecencia, el consejero de Hacienda y Función Pública ha explicado el Plan de Reactivación Económica diseñado por el Ejecutivo madrileño, compuesto de 30 medidas “imprescindibles” para trasladar confianza a las empresas y a los ciudadanos, certidumbre a los mercados y compromiso con el equilibrio de las cuentas públicas.

En este sentido, ha subrayado la necesidad de impulsar “medidas de flexibilización” para incentivar y facilitar la inversión, como la reducción de la burocracia y la eliminación de las trabas administrativas, “así como al apoyo a los sectores y trabajadores más perjudicados por la crisis, como la construcción, el turismo y la movilidad”.

El portavoz del GPP, Alfonso Serrano, ha preguntado a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, sobre la valoración que hace de la situación educativa en la comunidad. Durante su intervención, el portavoz popular ha explicado que “los niños, las familias, los docentes y los equipos directivos necesitan certeza, certidumbre, claridad”.

Serrano ha destacado la importancia de la educación en un momento de incertidumbre como el actual y ha explicado que la educación, así como la sanidad o la gestión de las residencias, es competencia autonómica, “pero estamos a lo que marque el Gobierno de España”.

En este sentido, se ha dirigido al resto de la cámara para preguntar quién tiene las competencias en educación, y ha asegurado que “Ossorio el próximo curso no puede hacer lo que le de la real gana”, sino que “estamos a lo que nos diga la Sra. Celaá, incluso ahora fuera del Estado de Alarma”. Eso mismo ocurre con la sanidad, la economía o las residencias en un Estado de Alarma con Mando Único, “y luego vengan a decirnos que Pablo Iglesias, es poco más que un tertuliano de la actualidad madrileña”, ha afirmado.

Serrano ha criticado que el Gobierno cambie de opinión constantemente, “es el Gobierno de donde dije digo, digo diego”. Serrano ha comparado afirmaciones del Gobierno en distintos momentos, sobre posibles rebrotes, el uso de mascarillas o la compra de material sanitario. “Y claro, con la educación, es lo mismo, primero el descontrol de las fases para finalizar este curso y obtener titulación, ¿y el próximo cursos?”, ha cuestionado.

De cara a septiembre, Serrano ha criticado que aun no sabemos “si será la mitad presencial y la mitad online, si presencial en dos turnos, si presencial pero solo con 20 niños con mascarilla o sin mascarilla pero con 1,5 metros de distancia”.

El portavoz ha asegurado que no ayuda para acabar con la incertidumbre “que el Gobierno de PSOE y Podemos pretenda imponernos, a los madrileños, su reforma educativa que ataca pilares fundamentales del éxito de la anterior reforma como son el esfuerzo, el mérito, y algo que aquí seguiremos defendiendo frente a ustedes: la libertad”, ha afirmado.

Por ello, el GPP ha presentado esta semana dos iniciativas parlamentarias, “una para paralizar la Ley Celaá y exigir claridad al Gobierno ante el curso 20/21, y la otra, también tiene que ver con la educación, con conocer nuestra historia y sentirnos orgullosos de nuestra aportación cultural, económica y social en América”, ha detallado.

Serrano ha lamentado que el Gobierno de España “no sea capaz de la voz ante los ataques que estamos viendo en EEUU y algún cafre también aquí en España”. Pero tampoco le ha extrañado viniendo de un PSOE “cuando es incapaz de defender su propia historia y calla ante los ataques de su socio de Gobierno al expresidente González, un nuevo facha a la lista podemita, y tienen que venir PP y Vox en su ayuda”.

“Pero claro hablamos de un socio sin escrúpulos. Que organizó campañas electorales entorno a supuestas cloacas policías y mediáticas, y resulta que la cloaca reside en el seno de Podemos, en una tarjeta de móvil, con vínculos en la Fiscalía y la inestimable ayuda de sus supporters mediáticos”, ha afirmado el popular.

Serrano ha finalizado haciendo alusión a la última encuesta electoral que da la mayoría al Gobierno de Díaz Ayuso. “Si a todo esto le unimos que cada vez que sale una encuesta refuerza el liderazgo de la presidenta y del Gobierno del PP y Ciudadanos, se entienden sus ataques, que solo tienen dos objetivos, tratar de destruir este Gobierno y justificar la incapacidad del Gobierno de España”, ha concluido el popular.

El Grupo Parlamentario Popular ha registrado una Proposición no de Ley para que la Asamblea de Madrid debata la reprobación del delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco Pardo.

Serrano ha explicado que “existen numerosos motivos para solicitar esta reprobación del actual delegado del Gobierno, empezando por la dejación de funciones los días previos al Estado de Alarma permitiendo numerosos eventos y actos multitudinarios sin medidas de prevención ni seguridad, todo ello para garantizar la agenda política con respecto al 8M por parte del Gobierno de España”.

Tal y como explica la propia iniciativa en Madrid, tales actos tuvieron una especial incidencia ya que se concentraron más de 120.000 personas sin medidas de prevención y sin el mantenimiento de la distancia social mínima recomendada.

A pesar de la grave situación que se está viviendo, el Delegado del Gobierno tampoco ha sido especialmente colaborador con las necesidades de la Comunidad de Madrid. No ha accedido a elaborar un protocolo, ni atender las peticiones de la Comunidad de Madrid en relación con la Sierra Norte y pequeños municipios ante el incremento poblacional que están experimentando. No ha acudido a las reuniones del PLATERCAM durante la pandemia. Tampoco ha sido  un agente activo para que el Gobierno de la Nación proporcione recursos para la adecuada atencion de los Menores No Acompañados, o para combatir con determinacion el fenomeno de la “ocupación”.

Durante el desarrollo de la pandemia “la delegación ha estado ausente”, ha afirmado el portavoz. Serrano ha criticado que Franco no haya atendido a las peticiones de ayuda de la Comunidad de Madrid, “salvo para el reparto de alguna mascarilla”. “Franco se ha dedicado, en lugar de a sus funciones como delegado del Gobierno, a ejercer como secretario general del PSOE de Madrid, utilizando para ello la Delegación del Gobierno”, ha criticado Serrano.

En este sentido, el popular ha recordado como el delegado del Gobierno ha utilizado las propias dependencias de la Delegación del Gobierno “se dedicaba a aleccionar y a agitar a cargos públicos socialistas para tratar de retorcer el tema de las residencias, es decir, jugar y hacer política con los familiares de los fallecidos”. Además, Serrano ha criticado como Franco “ha buscado la imputación de la presidenta para tratar de derrocar el Gobierno de la Comunidad de Madrid”. “Es inaudito, no existe ninguna comunidad autónoma en la que el delegad del Gobierno esté más pendiente de derrocar el Gobierno autonómico que de ejercer sus propias funciones”, ha añadido.

Por todo ello, el GPP busca con esta PNL que la Asamblea de Madrid inste al Gobierno de la Comunidad de Madrid a que se dirija al Gobierno de la Nación para solicitar el cese inmediato del delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco Pardo, en relación con la pasividad, inactividad e irresponsabilidad demostradas durante toda la gestión de la pandemia, por la autorización de actos multitudinarios y manifestaciones celebradas el 8 de marzo y días previos, incrementando innecesariamente el riesgo de contagio y el peligro para la salud pública, así como por su intención de buscar la imputación de un rival político, con la finalidad de cambiar la titularidad de la presidencia de la Comunidad de Madrid.

“El señor Franco Pardo tiene que decidir si es el secretario general del Psoe de Madrid o es delegado del Gobierno, si se va a dedicar a sus funciones, que es la de proteger a los madrileños, o para ayudar a su partido”, ha señalado. Para Serrano Pardo ha demostrado que para él “priman los intereses de su partido y la agenda política del Gobierno de España a la defensa de los intereses de Madrid, motivos suficientes para que la Asamblea de Madrid pida su reprobación y el cese al Gobierno de España”.

El diputado del GPP, Carlos Díaz-Pache, ha intervenido en la Asamblea de Madrid durante el debate de la Proposición No de Ley para que la Asamblea inste al Consejo de Gobierno a trabajar de forma proactiva a favor de la aprobación de las propuestas de MPF y Fondo de Recuperación de la Comisión Europea y apoye al Gobierno de España en la negociación de las mismas, especialmente desde el Comité de las Regiones de la UE y en cooperación leal con el Estado.

El popular ha afirmado que es necesario que “trabajemos juntos para conseguir la recuperación económica y social en 2021, para salir de la excepcionalidad y recuperar cuanto antes la normalidad normal”.

Díaz-Pache ha destacado que, en el ámbito madrileño, “el gobierno regional ya ha presentado el Plan para la Reactivación de la Comunidad de Madrid, con 30 medidas para activar la economía y el empleo, para ayudar a los más afectados por el COVID y en situación de vulnerabilidad, y para normalizar la prestación de servicios públicos”.

En el ámbito nacional, “desde el Partido Popular hemos ofrecido un pacto Cajal por la sanidad, un acuerdo social en el Senado, una oficina para las víctimas del COVID, un plan de activación económica y un plan jurídico de alternativa al Estado de Alarma”.

En tercer lugar, en el ámbito europeo, “el Partido Popular junto con el Partido Socialista, Ciudadanos y Podemos, hemos enviado una carta conjunta al Consejo de Europa en defensa del plan de recuperación En esa carta nos oponemos a cualquier reducción de ese plan, que es tan necesario para España, pero también indicamos que la solidaridad tiene que ir de la mano de la responsabilidad, y que un buen test de credibilidad para un país es detallar un plan de devolución del dinero prestado”, ha señalado.

Por ello, Díaz-Pache ha recalcado que desde Partido Popular “hemos tendido una y otra vez la mano al PSOE, y una y otra vez la han despreciado”, porque cada vez que el Gobierno regional hacía alguna petición o ruego a Pedro Sánchez, “solo recibía un silencio que los madrileños no merecían”.

Además, el diputado ha recordado como Pedro Sánchez tuvo tiempo para recibir en Moncloa al líder de la oposición en esta Asamblea, “pero no ha tenido la misma deferencia con la presidenta que estaba al frente del Gobierno de la región más golpeada por el virus”. Y ahora que el Gobierno insiste en pedir que trabajemos juntos en un plan para Barajas que evite el rebrote, “sigue el silencio del Gobierno y sigue el deprecio”, ha lamentado.

En definitiva, “queremos que el Gobierno de España trabaje para conseguir la aprobación de las propuestas de Marco Financiero Plurianual y el Fondo de Recuperación de la Comisión Europea que se enmarca en el programa Next Generation EU, nos piden que trabajemos con el resto de administraciones, agentes sociales, y entidades de la sociedad civil, para que Madrid siga teniendo un papel destacado entre las regiones europeas, y que la Comunidad siga participando en los foros europeos en los que se decide el futuro”, ha afirmado Díaz-Pache.

Para finalizar, el popular ha celebrado que haya acuerdo para aprobar esta PNL, y se ha dirigido al PSOE para que “recuerden nuestra posición en la PNL de hoy para conseguir lo mejor para España, nuestro voto sobre el Ingreso Mínimo Vital, sobre las prórrogas al estado de alarma o la posición sobre el decreto de normalidad. Recuerden nuestra posición favorable a la candidatura de Nadia Calviño al Eurogrupo; recuérdenlo antes de volver a despreciarnos o insultarnos, y recuerden que sus socios de Gobierno dicen en Europa que Calviño es el enemigo, que es una mujer de negro y que prefieren un candidato de otro país”, ha concluido.

El diputado del GPP, Eduardo Raboso, ha intervenido en la Asamblea de Madrid para defender la labor del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante la reprobación presentada por Podemos.

El popular ha iniciado su intervención preguntando porqué España sigue siendo el país con mayor porcentaje de mujeres infectadas, “sigo sin tener respuesta y los españoles todavía no han oído del Gobierno Central ninguna justificación al respecto”. Además, ha criticado que aun no se conozcan las cifras oficiales de fallecidos por Covid-19 en España, “siguen sin reconocer a la inmensa mayoría que ha muerto por el virus en las residencias, y sin embargo ustedes están aquí intentando reprobar al consejero por muertos que no reconocen y tardaron meses en decretar el luto”.

“Los protocolos los hacemos y validamos los sanitarios, pero todos esos protocolos siempre dicen al final una breve coletilla: queda a criterio de la personas que está al lado del paciente la aplicación o no del mismo”, ha explicado. Por tanto, los protocolos “tienen un valor orientativo, no un valor absoluto como se ha explicado aquí”, ha añadido. Además, Raboso ha detallado que los protocolos han sido validados por profesionales de gran relevancia en la cuestión, “los protocolos no vienen del consejero, están ustedes intentando reprobar a una persona que no ha escrito ni una coma de un solo protocolo”.

Raboso ha lamentado los calificativos que ha utilizado durante todo el día la izquierda para referirse a su grupo, “nos han llamado negligentes, psicópatas y yo creo que para valorar si el consejero ha sido algo así, conviene analizar la actividad de unos y de otros”. En este sentido, ha desvelado como trabajadores de la propia Consejería de Sanidad “han cargado con sus propios brazos camiones de material y atendieron a pacientes en las residencias mientras ustedes no hacían nada”, ha criticado. En este sentido, ha recriminado a la izquierda que, “mientras estaban muriendo miles de ancianos en la Comunidad ustedes lo que veían era una oportunidad, y eso es algo indecente”.

Raboso ha “eso sí, el señor Franco Pardo dijo en una reunión con miembros de su partido que había que aprovechar el dolor de los familiares de los fallecidos en las residencias de ancianos, eso me parece intolerable”. Por ello, ha recordado Raboso, “hemos presentado una PNL para su reprobación”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas