x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

21
May
2020
Muere un médico del Gregorio Marañón PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSus compañeros le despidieron con una concentración a las puertas del Hospital

El Hospital Gregorio Marañón ha despedido al doctor Alberto Tejedor, fallecido por Covid 19, con un emotivo minuto de silencio en la entrada principal del centro, que finalizó con un largo aplauso. Tejedor, especialista en Nefrología, investigador y catedrático de Medicina, ha dejado en el Marañón, al que se incorporó en el año 1989, una huella imborrable como clínico, profesor e investigador.

Alberto Tejedor Jorge ha sido jefe de sección de Interconsultas del servicio de Nefrología y director del Laboratorio de Nefrología Experimental del Hospital Gregorio Marañón. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, en la que también obtuvo el título de doctor, con Premio Extraordinario. Especialista en Nefrología por la Fundación Jiménez Díaz y, posteriormente, Fellow en Nefrología por la Southwestern University of Texas. Realizó estudios postodoctorales en París, Montreal y Dallas.

Incorporado al Hospital General Gregorio Marañón desde 1989, era catedrático de la Universidad Complutense de Madrid. Dirigió 20 tesis doctorales y fue vicedecano para el Hospital General Universitario Gregorio Marañón y para el Hospital Infanta Leonor. Desarrolló una amplia labor en investigación, con 16 proyectos FIS, 2 proyectos MINECO y 7 proyectos de la Comunidad de Madrid. También es autor de más 150 artículos y capítulos de libros. Además, descubrió la cilastatina como protector del riñón.

El Hospital Gregorio Marañón quiere destacar su gran entrega a los pacientes, volcado siempre en el tratamiento y cuidado de los enfermos desde la humanización y cercanía, y con una implicación y dedicación encomiable, que siempre despertó la admiración de su compañeros y el cariño de sus pacientes.

Su labor como docente ha contado con el reconocimiento de sus alumnos y colegas, en la que se implicó siempre en su afán por trasmitir el amor por la medicina y la necesidad imperiosa de sanar, cuidar y acompañar a los enfermos. Como investigador lideró varios grupos de científicos con los que siempre fue generoso, didáctico e insaciable en su lucha por avanzar en el conocimiento.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas