x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

21
Abr
2020
Los profesionales de la Unidad Central de Radiodiagnóstico no tienen EPIs PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CCOO MadridSegún CCOO, la respuesta que se les ha dado es que “gastan mucho”

CCOO Sanidad Madrid ha denunciado que la plantilla de la de la Unidad Central de Radiodiagnóstico (UCR) del SERMAS, no tiene equipos de protección individual (EPI) porque se les niega la entrega desde el almacén central que suministra a todos los centros sanitarios de la Comunidad de Madrid. El sindicato asegura que la respuesta a sus necesidades de material de protección fue denegada alegando que “gastan mucho” por lo que se les comunicó que “de momento no les iban a servir”.

La UCR es una empresa pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que da Servicio de Radiodiagnóstico a más de un millón de ciudadanos. Esta empresa centraliza el servicio de seis hospitales del Servicio Madrileño de Salud: Hospital Universitario Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, Hospital del Tajo de Aranjuez, Hospital del Henares de Coslada, Hospital del Sureste de Arganda, Hospital Infanta Cristina de Parla y el Hospital Infanta Leonor de Vallecas.

Los facultativos especialistas en Radiodiagnóstico y los técnicos de RX están jugando un papel fundamental en la atención clínica a los enfermos de COVID19, ya que alguna de las pruebas diagnósticas indispensables para el tratamiento clínico de este virus son las radiografías de tórax y los TAC, casi al mismo nivel que las PCR. Los sanitarios de esta especialidad están en contacto directo con el paciente, ocupan la primera línea de la lucha contra la pandemia y, por lo tanto, los EPI son indispensables para evitar contagios y la expansión de la enfermedad.

CCOO Sanidad Madrid ha puesto en conocimiento de la Consejería de Sanidad estos hechos advirtiendo “de la inobservancia de los procedimientos vigentes en materia de EPI, con la situación de emergencia que estamos viviendo”. Y ha insistido en que no es aceptable que “no se realice entrega de estos equipos a los profesionales de la UCR y que se les recrimine el gasto que están haciendo los profesionales de una especialidad en la que están en permanentemente contacto directo con pacientes contagiados y no contagiados por coronavirus”.

Además, CCOO recuerda que ya se está iniciando la reapertura para la actividad asistencial ordinaria de estos hospitales y parece “temerario” que desde la Dirección de la empresa pública UCR no se cuente con las medidas preventivas necesarias para salvaguardar la salud de sus pacientes y usuarios porque “ello supone una grave trasgresión de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y un problema de Salud Pública que pudiera trascender dicha normativa”. En estos momentos, con la vista puesta en la distribución de equipos que pudieran no ser adecuados para el nivel de riesgo, hablar de infradotar a un colectivo es “inexcusable”.

CCOO Sanidad Madrid celebra que la Consejería de Hacienda decida no limitar los presupuestos para renovaciones de contratos en el ámbito sanitario del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), tal y como había comunicado, en la Mesa Sectorial del pasado viernes 17 de abril, la Consejería de Sanidad a los sindicatos.

CCOO espera que esta decisión afecte también a los contratos de los profesionales que fueron reclutados por el SERMAS para reforzar la asistencia sanitaria en la lucha contra el COVID19, desde que comenzó la pandemia, y a algunos de los cuales ya se les terminó su contrato y no les han renovado.

Desde que se inició la crisis sanitaria, la Consejería de Sanidad –que ha desconvocado la Mesa Sectorial prevista para mañana- ha contratado a más de 10.000 profesionales (8.537 sin contar a jubilados y a estudiantes) para trabajar en hospitales, SUMMA 112 y Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, debido a la falta de personal para afrontar el colapso por la presión asistencial, provocado por la virulencia de la pandemia.

Ante la unánime petición de todos los sindicatos de que se prorrogaran todos los contratos que se hicieron, desde el inicio de la emergencia sanitaria, la Consejería de Sanidad se escudó en la prórroga de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid 2019 y dijo que, por ello, “no hay posibilidad presupuestaria para mantener esos contratos más allá de la fecha estipulada en cada uno de ellos”, algunos de esos contratos vencieron el pasado 9 de abril.

CCOO reclamó el mantenimiento de estos refuerzos en las plantillas porque “sin ellos” se hacía imposible afrontar los retrasos de consultas, cirugías o pruebas diagnósticas que debían comenzar a afrontar desde el SERMAS, tras el parón de la actividad asistencial en pacientes con otras patologías distintas al COVID19.

Además, trasladó al Gobierno regional la situación personal que viven los profesionales de la sanidad que están exhaustos, tienen que descansar y retomar sus días libres y los excesos de jornada que han mantenido durante más de un mes, sin contar con que aún más de 5000 están aún de baja por contagio o por contacto de riesgo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas