x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

24
Mar
2020
Los militares encuentran ancianos muertos y abandonados en las residencias PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ministerio de DefensaLo han descubierto tras entrar a deinfectarlas

Desde el pasado jueves, que comenzaron por las de Torrejón y Alcalá, los efectivos de la UME han desinfectado residencias de ancianos de toda España, y, según desvelaba la Ministra de Defensa, dentro de algunas se han encontrado escenas absolutamente dantescas: ancianos fallecidos y abandonados en sus camas mientras la actividad continuaba en el centro.

Tras conocer lo encontrado, la Fiscalía General del Estado anunciaba la apertura inmediata de una investigación, y los sindicatos pedían explicaciones: " Tras tener constancia por el Ministerio de Defensa de que, en algunas residencias de ancianos, por miembros del Ejército y/o de la Unidad Militar de Emergencias, se habría detectado la existencia de personas ancianas, algunas de ellas enfermas, residiendo en situaciones extremas y malas condiciones de salubridad, así como residentes fallecidos. Ante esa situación alarmante, la Fiscalía General ha acordado abrir diligencias de investigación a fin de determinar la gravedad de los hechos y su posible relevancia penal", resumía la Fiscalía en un breve comunicado.

Para CCOO las residencias de personas mayores de la Comunidad de Madrid se deben convertir en prioridad sanitaria, con el fin de contener urgentemente la expansión del COVID-19 en un colectivo especialmente vulnerable, como el de las personas mayores y dependientes.

Cientos de personas mayores infectadas, residentes fallecidos, aumento diario de trabajadoras contagiadas o en aislamiento, plantillas completas expuestas a situaciones extremas de inseguridad, al no contar con las medidas de protección básicas, son suficientes motivos para intervenir inmediatamente y sin más excusas, ante uno de los principales y dramáticos focos de contagio en la región más afectada por la propagación del virus.

CCOO ha advertido insistentemente a las Autoridades Autonómicas de la precaria situación de las residencias de personas mayores y de sus grandes limitaciones para afrontar esta crisis sanitaria. Estas residencias parten de una situación de precariedad estructural que se manifiesta especialmente en las plantillas. Sobrecarga laboral, incumplimientos de ratios, pobreza salarial, son el común denominador en una red pública que se gestiona de forma privada en más de un 70% de las plazas. En opinión del secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, el modelo de atención residencial “no se ha adaptado al perfil actual de las personas usuarias que son, en su mayoría, grandes dependientes que requieren de cuidados de atención intensiva. Ni se han adaptado los protocolos, ni la organización, ni el funcionamiento, ni mucho menos reforzado las plantillas y ahora pagamos las consecuencias”, recalca Cedrún.

La falta de medidas de seguridad es ya un hecho “insostenible” que “sitúa a las plantillas de estos centros en riesgo grave y en vehículo transmisor del virus”, critica Cedrún. Las bajas de trabajadoras contagiadas no son repuestas, no hay gente disponible, el agotamiento físico y mental es extremo junto a la imposibilidad de cubrir mínimamente las necesidades de los residentes, y los centros que se medicalizan carecen de los refuerzos sanitarios y asistenciales. Por otra parte, la incapacidad de las empresas para dar respuestas firmes, viables y eficaces alimentan este escenario crítico.

Para CCOO, estamos ante una situación excepcional y es imprescindible desarrollar medidas extraordinarias. “Ya no valen soluciones discrecionales y dispersas en manos privadas cuando, además, las posibilidades de gobierno, control e inspección por parte de la Consejería de Políticas Sociales se han demostrado claramente limitadas y mermadas, tras años de recortes y desatención en esta materia”, señalan. Para Cedrún, “hay que pasar a otra fase más directa, de un único mando y de articulación de medidas definitivas que frenen esta sangría que pone en peligro la vida de los residentes y de las personas trabajadoras en estos centros de trabajo”, concluye.

CCOO Sanidad Madrid denuncia la dolorosa y cruel situación en la que se encuentran las residencias de mayores privadas y concertadas en la Comunidad de Madrid y que requiere actuación rápida ante los datos “escalofriantes” de contagios, fallecimientos, abandono y falta de medios para los profesionales. Por ello ha hecho un llamamiento a través de la CCOO Madrid para que el Estado intervenga urgentemente para parar la sangría en la que se están convirtiendo estos centros en Madrid.

La secretaria general de CCOO Sanidad Madrid, Rosa Cuadrado, ha dicho que aunque solo sea por “compasión” y por “humanidad” hay que dar apoyo y medios de protección a esos mayores y al personal que en estos momentos de tan extraordinaria dureza les acompañan. “La falta de equipos de protección y de medidas de seguridad sitúa a estos centros en un riesgo grave y en un vehículo de riesgo y transmisión del virus”.

El personal aislado y contagiado no está siendosustituido, no hay gente disponible y el agotamiento físico y mental de los trabajadores y trabajadoras es “extremo”, y todo esto está impidiendo que se cubran mínimamente las necesidades de atención y manutención de los residentes, señala Cuadrado.

A juicio de CCOO Sanidad Madrid se ha constatado la incapacidad de las empresas privadas para dar respuestas firmes, viables y eficaces en este “escenario crítico” por ello necesitamos de la intervención urgente del Estado “en nuestras residencias de Madrid”, para que se puedan articular medidas definitivas que frenen estos focos de contagio.

“Porque nos consta que con este abandono se está poniendo en peligro la vida de los residentes, de las personas trabajadoras de estos centros y, en definitiva, de la contención del virus para toda la sociedad”, ha proclamado.

Los mayores son la franja de población civil más sensible en esta pandemia de Coronavirus y también los más olvidados ya que tras el fallecimiento de un número preocupante de residentes en Madrid es cuando el Gobierno ha decidido enviar a la Unidad de Emergencias (UME) para empezar a desinfectar. Una tarea que, en opinión de SATSE, debería de haberse hecho con antelación.

SATSE Madrid lleva años insistiendo en la falta de personal en estas residencias, tanto públicas como privadas, sin que se haya dado respuesta a la misma, no solo ante la falta de enfermeras sino también de médicos, auxiliares de enfermería, cuidadores, etc. Esta situación histórica toma especial relevancia y gravedad ante la pandemia de Coronavirus que estamos sufriendo.

Ahora, después de que los medios de comunicación se han hecho eco, algunos responsables políticos empiezan a ser conscientes de que la mayoría de las Residencias de Mayores, tanto públicas como privadas, carecen de los más esencial, que es personal sanitario para atender las necesidades de los mayores.

SATSE Madrid ha reclamado un Plan Especial de ayuda a estas residencias, que sean dotadas del personal imprescindible para evitar que se conviertan en foco de transmisión del Covid-19, que se dote al personal de las mínimas herramientas de prevención (EPIs) y que, en caso de necesidad, la gestión de las residencias privadas sea asumida por el Gobierno al igual que se ha hecho con la sanidad privada.

Por otro lado, desde SATSE Madrid se insiste en la necesidad de una mayor colaboración entre Sanidad Pública y Privada “especialmente en estos momentos donde comprobamos como el sistema sanitario público está al borde del colapso”. Se podría empezar, indican desde el Sindicato, por gestionar más correctamente las camas existentes (sin distinguir su titularidad) ya que hay hospitales privados con una alta capacidad tecnológica y humana para atender patologías que ahora no pueden ser tratadas en el Sermas. Además, sus enfermeras, tienen una alta capacitación.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas