x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

15
Ene
2020
2019 terminó con 45 muertos en accidentes laborales PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMSon 22 menos que en 2018

Los accidentes mortales registrados en centros de trabajo situados en la Comunidad de Madrid a lo largo de 2019 han descendido un 21,1% respecto al año anterior, según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST). Así, en el año recién terminado se registraron 45 fallecidos en accidente laboral, frente a los 57 fallecidos en 2018. La cifra de siniestros mortales alcanza los 66 si se incluyen los accidentes in itinere –en trayectos a o desde el lugar de trabajo–, también por debajo de los 71 ocurridos a lo largo de 2018 (-7,1%).

En cuanto al número total de accidentes –leves, graves y mortales– en jornada laboral, la Comunidad de Madrid cerró el año 2019 con 76.655 siniestros, una cifra menor aunque muy similar a la del conjunto de 2018 (76.745, -0,1%). Por sectores, la siniestralidad subió tanto en la agricultura (288 accidentes, +11,6% más que en 2018) como en la construcción (12.040, +11,9%), y se redujo en la industria (8.707, -0,4%) y el sector servicios (55.620, -2,4%).

Respecto a los datos del pasado mes de diciembre, se registraron dos accidentes mortales en el centro de trabajo, frente a los cuatro del mismo mes de 2018. Uno de ellos sucedió en el sector de la construcción por una patología no traumática (derrames cerebrales, infartos…) y el otro ocurrió en el sector servicios a consecuencia de un golpe con un objeto. Además, el sector servicios registró otro fallecido en accidente in itinere.

Con los datos anteriores, al cierre de 2019 la siniestralidad laboral, expresada en términos de índice de incidencia de los accidentes de trabajo registrados en jornada laboral, se ha reducido un 15,6% en la Comunidad de Madrid. Atendiendo a la gravedad de los accidentes, el índice de los mortales registrados se ha reducido un 33,3%, el de los accidentes graves un 10,6% y en el caso de los leves un 15,6%. Además, la región tiene el índice de incidencia más bajo de todas las comunidades autónomas y se sitúa un 19,1% por debajo de la media nacional. Este índice de incidencia refleja el número de accidentes de trabajo en jornada laboral por cada 100.000 trabajadores afiliados.

A lo largo de este año, el Gobierno regional va a intensificar las actuaciones de asesoramiento y control de las condiciones de trabajo en aquellos sectores productivos y colectivos de personas trabajadoras con mayores riesgos de siniestralidad laboral, especialmente en el sector de la construcción. Además, se realizarán campañas específicas incidiendo en las situaciones que han derivado en un mayor número de accidentes a lo largo de 2019.

Otro de los objetivos para el año recién estrenado es reforzar la formación en materia preventiva, un elemento esencial en el objetivo de implicar a empresarios, trabajadores y al conjunto de la sociedad, para contribuir a reducir al máximo los daños derivados de las condiciones de trabajo y a mejorar las condiciones de seguridad, salud y bienestar en los centros de trabajo. Así, el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST) publicará próximamente el Catálogo de Formación para el año 2020, con acciones formativas adaptadas a la realidad preventiva de la Comunidad de Madrid, caracterizadas por su carácter práctico y por el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la formación.

Desde el IRSST también se realizarán diferentes actos y campañas de divulgación y difusión para sensibilizar sobre la importancia de la prevención de riesgos laborales, con el objetivo final de implantar una verdadera cultura preventiva en la región. Entre los objetivos del Instituto para 2020, además, está realizar la primera encuesta regional de condiciones de trabajo, un estudio que permitirá obtener datos de la situación de seguridad, salud y bienestar de los trabajadores de la región y contribuirá al diseño, implementación y ejecución de las políticas públicas en esta materia.

Durante el año 2019 se han producido en la Comunidad de Madrid un total de 93.541 accidentes de trabajo, 42 menos que en 2018, de los que 76.655 son en jornada de trabajo y 16.886 in itinere. Estos datos muestran una contención de la siniestralidad en nuestra Comunidad, con una disminución de apenas un 0,04% en el total de accidentes y de 0,12 en los accidentes en jornada laboral.

En términos de gravedad se han producido 438 accidentes graves y 66 mortales, frente a 416 y 71 respectivamente del año anterior, lo que supone una disminución del 7,04% en las muertes en el trabajo y un aumento del 5,29% en los accidentes graves. Es destacable el hecho que de los 66 trabajadores/as que han perdido la vida en el trabajo, 45 se han producido en jornada de trabajo y 21 han sido in itinere, lo que evidencia una disminución significativa del 21,05% en las muertes en jornada de trabajo y un aumento del 50% en los in itinere. Los accidentes graves se han incrementado en todas sus formas y sectores.

El análisis por sectores nos muestra un comportamiento muy preocupante del sector de construcción que en términos de muertes por accidentes de trabajo, se puede calificar de alarmante. Así, los accidentes en construcción aumentan en todos los grados pero es especialmente preocupante el aumento de la mortalidad ya que durante este año acumula 16 trabajadores fallecidos en jornada de trabajo frente a los 10 del anterior, lo que supone un incremento del 60%. Es decir, un sector que en nuestra comunidad ocupa al 6,1% de la población trabajadora sufre el 35,6% de los accidentes mortales en jornada de trabajo.

Respecto a la forma de producción de los accidentes graves y mortales podemos observar como en este año han disminuido las patologías no traumáticas y los accidentes de tráfico y han aumentado los accidentes in itinere y las formas traumáticas especialmente las caídas de altura, contactos eléctricos y golpes con objeto que cae.

Por sexo, las mujeres continúan teniendo un mayor protagonismo en los accidentes in itinere, de tal forma que de 16.886 accidentes in itinere, 9.878 (58,5%) fueron en mujeres y 7.008 (41,5%) en hombres. Esta diferencia está directamente ligada a la mayor precarización del trabajo femenino, ya que a las mujeres les afecta en mayor medida las jornadas irregulares, los trabajos parciales no deseados y la necesidad de simultanear varios empleos, lo que les obliga a un mayor número de desplazamientos y, además, habitualmente con tiempos muy marcados también por la doble presencia y las necesidades en torno a la conciliación de la vida laboral, familiar y social.

CCOO de Madrid valora de forma positiva la contención de la siniestralidad y especialmente la disminución de la mortalidad en jornada de trabajo que ha supuesto pasar de 57 muertes en 2018 a 45 en 2019, pero muestra su preocupación por la evolución del sector de construcción. En este sentido, y constatando la necesidad de poner el foco en este sector, CCOO ha participado de forma activa en el documento de consenso aprobado en el seno de la Mesa Sectorial de Seguridad y Salud en el Trabajo dependiente del Consejo para el Dialogo Social de la Comunidad de Madrid y que tiene como objetivo desarrollar actuaciones para reforzar la prevención de riesgos laborales en este sector.

CCOO de Madrid denuncia que la degradación de la prevención en las obras asociada a la precariedad en el empleo son las responsables del aumento de la siniestralidad en la construcción. Se está creando empleo de mala calidad, con condiciones de trabajo muy precarias que hacen que sea más inseguro. Destacan la exigencia de ritmos de trabajo excesivos y la primacía de los plazos de entrega sobre la seguridad, pero también la irresponsabilidad empresarial en la aplicación de las normas y los abusos de la patronal en este sector, unido a la cadena de subcontratas que impiden una verdadera coordinación de actividades empresariales en materia preventiva. En este sentido, es urgente que además de la derogación de la reforma laboral se destinen los recursos necesarios para realizar un mayor seguimiento y control a las obras, velando por un eficaz cumplimiento de la prevención de riesgos laborales por parte de los promotores, las empresas contratistas, subcontratistas y autónomos.

Para la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, cada accidente laboral es un fracaso de la sociedad y 66 personas que no vuelven a casa del trabajo es una cifra inasumible para nuestra sociedad. En este sentido apuesta por fortalecer el trabajo colectivo, los agentes sociales debemos seguir con el trabajo en primera línea, acercando la prevención a las puertas de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas, impulsando la cultura preventiva y los derechos en prevención. Pero también vamos a exigir a los empresarios que cumplan con sus obligaciones legales y a todos los organismos que tienen responsabilidades en prevención su compromiso en la defensa de la salud de la población trabajadora y su contundencia en la sanción frente a los incumplimientos de la norma y en la vulneración de los derechos en prevención de los trabajadores y trabajadoras.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas