x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

02
Jul
2018
La Finca de Vista Alegre abrirá el año que viene PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Comunidad de Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMComienzan las obras de remodelación del parque

La Comunidad de Madrid ha iniciado ya las obras de remodelación de la Finca de Vista Alegre, uno de los nueve parques históricos de Madrid, situado en el distrito madrileño de Carabanchel, con el objetivo de poder abrirlo a vecinos y visitantes a lo largo de 2019. El presidente regional, Ángel Garrido, ha visitado parte de las instalaciones sobre las que se va a intervenir, y que reúnen los jardines y edificaciones de mayor protección. La Comunidad de Madrid destinará un total de 15 millones de euros para recuperar y abrir al público este parque histórico histórico.

El presidente regional ha subrayado que “el Gobierno regional ha asumido el compromiso de devolver a todos los madrileños y visitantes un patrimonio histórico, artístico y natural al que hasta ahora no han tenido acceso”. “De este modo –ha señalado Garrido- conseguiremos satisfacer una justa y antigua reivindicación de los cerca de 250.000 vecinos de Carabanchel. Al mismo tiempo, que incrementamos las zonas verdes del distrito, y recuperamos un atractivo turístico y cultural de la región”.

El proyecto de remodelación se va a llevar a cabo en dos fases. Para la primera, que ya está en marcha y cuenta con una dotación de cinco millones de euros, se centrará en la limpieza y la eliminación de impactos negativos en el jardín, talas y podas; la recuperación de trazados históricos, caminos, amenidades e iluminación; y la recuperación de sus elementos singulares, como la Puerta Real, fuentes históricas y parcialmente la ría.

Además, en esta primera fase, se va a actuar también sobre algunas edificaciones del complejo, como la Galería, la Estufa y el Baño de la Reina, así como el vestíbulo del Palacio Nuevo que se incorporarán a la visita. En cuanto a la segunda fase del programa de actuación, y para la que se asignará una partida de diez millones de euros, hay que reseñar que incluirá, entre otras acciones, la restauración de edificaciones y la continuación de la remodelación integral de los jardines históricos, así como la planificación de la Finca a través de la redacción de un Plan Especial. En total, y aunque el espacio se abrirá al público el año que viene, la duración de las obras e intervenciones se prolongarán hasta el próximo 2021.

Al margen de este proyecto –aprobado en Consejo de Gobierno el pasado 17 de abril- ya se habían realizado otra serie de actuaciones dentro del complejo, como la consolidación estructural del Palacio del Marqués de Salamanca e intervenciones sobre el arbolado. A su vez, se está trabajando en la integración de los jardines adscritos a la Consejería de Educación, Juventud y Deportes con los que dependen de la Consejería de Economía Empleo y Hacienda, lo que posibilitará la unión de las parcelas demoliendo el cerramiento no histórico que las separa.

Y es que, actualmente la finca está dividida en 13 recintos que la fragmentan, impidiendo la comunicación entre ellos. Del total de edificios, 11 corresponden a la Comunidad de Madrid y el resto al Estado, que cuentan allí con distintas instituciones asistenciales y educativas. La superficie de la finca alcanza las 45 hectáreas, algo menos de la mitad de la extensión del parque de El Retiro.

Para el presidente regional, Ángel Garrido, la recuperación de este espacio tan singular “ha sido una demanda histórica de los vecinos que, desde hace tiempo, han solicitado la apertura del recinto para poder contar así con espacios verdes y dotacionales”.

En sus orígenes, la Finca fue una quinta de recreo que contaba con varios palacios y edificios principalmente de estilo Neoclásico. A ellos se unía una gran ría navegable de aproximadamente 700 metros de longitud rodeada de extensos jardines y elementos ornamentales. Además, la Reina María Cristina, cuarta esposa de Fernando VII, decoró las estancias del palacio principal con obras pictóricas de los artistas del momento que se sumaron a las que ya poseía de anteriores épocas.

Años después, la quinta fue donada a Isabel II y a su hermana la infanta Luisa Fernanda y, posteriormente, vendida a José de Salamanca y Mayol, marqués de Salamanca, que completó la construcción del Palacio Nuevo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas