x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

09
Dic
2019
Marta Rivera visitó Morata, Villarejo y Campo Real en su gira por los 179 municipios de Madrid PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Sureste
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMLa Consejera de Turismo degustó palmeritas y aceitunas

La Comunidad de Madrid promueve la gastronomía y el patrimonio histórico-artístico de los pueblos de la región, tal y como ha manifestado la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, en su visita a Campo Real, Villarejo de Salvanés y Morata de Tajuña, tres nuevos destinos dentro del #compromiso179.

Rivera de la Cruz, acompañada por el alcalde de Campo Real, Felipe Moreno, ha visitado una fábrica de aderezos de las famosas aceitunas de esta localidad “a las que ya hizo referencia Cervantes hace unos siglos y que eran consideradas manjar de reyes en la corte de Felipe II, prueba de su consolidada calidad”, ha enfatizado la titular de Cultura.

La consejera ha recorrido también la Iglesia de Santa María del Castillo,   “declarada monumento histórico artístico en 1981, ejemplo de la riqueza patrimonial de Campo Real y uno de sus atractivos turísticos”, ha señalado. Esta iglesia fue en sus orígenes un castillo-hospital de la Orden Hospitalaria y presenta una mezcla de los estilos gótico, renacentista y barroco.

Finalmente, Rivera de la Cruz ha visitado la Ermita del Santo Cristo de la Peña, de estilo barroco. Fue construida en el año 1717 por iniciativa de D. Diego Isidro de Guzmán y de la Cerda, tras la aparición de un Cristo crucificado a un pastor. Desde entonces el Santísimo Cristo de la Peña es el patrón de Campo Real. La talla se salvó de la destrucción de la Guerra Civil escondida en las cámaras del Ayuntamiento y, desde hace tres siglos, sale en procesión cada 14 de septiembre.

Posteriormente, la consejera se ha transladado a Villarejo de Salvanés, “una de las once Villas de Madrid, y municipio que atesora un rico y variado patrimonio artístico y cultural”. Su castillo, de finales del siglo XIII, tenía un marcado carácter defensivo y entre sus principales elementos se encontraban la fortaleza, el palacio, el foso y la Torre del Homenaje, que junto con algunos restos de la muralla son las únicas partes que se conservan actualmente.

La Casa de Tercia –del siglo XVI- tiene dos plantas y un patio de columnas construido con grandes muros. En 1974, el edificio de la Casa de la Tercia, junto con la Iglesia de San Andrés Apóstol y la Fortaleza de la Orden Militar de Santiago, fueron declarados Conjunto Histórico-Artístico y, posteriormente, en 1992 el recinto amurallado y la Tercia fueron declarados Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica.

Otro edificio religioso del municipio, del siglo XVI, es el Convento de Nuestra Señora de la Victoria de Lepanto, construido como agradecimiento a los resultados logrados en esa batalla. Por su parte, el Museo del Cine de Villarejo está instalado en el antiguo Cine París. Se trata del primer museo del cine profesional y tecnológico, no sólo en la Comunidad de Madrid, sino en toda España.

La consejera de Cultura ha finalizado su recorrido en Morata de Tajuña, municipio referente turístico de la Comarca de las Vegas que, además, jugó un papel estratégico durante la Batalla del Jarama en la Guerra Civil Española. Así, en el Cerro de la Iglesia, en homenaje a los brigadistas internacionales por su lucha en la batalla del Jarama, se encuentra una escultura de Martín Chirino que representa dos grandes manos de acero unidas  en un abrazo. A sus pies, hay un complejo entramado de trincheras y un nido de ametralladoras que el Ayuntamiento pretende convertir en un yacimiento arqueológico visitable.

Per si por algo es conocida esta localidad madrileña es por sus palmeritas. En los 6 obradores morateños se producen anualmente más de 60.000 kilos de estos hojaldres. Y es que las palmeras de Morata, como ha recordado la consejera,  “tienen su propia Feria de la Palmerita, que este año celebra su tercera edición, los días 14 y 15 de diciembre”. El año pasado, este evento atrajo a miles de personas, en el que se vendieron 5.000 kilos de palmeritas.

La consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, visitó, este miércoles, Campo Real. Una visita en la que, junto con el alcalde, Felipe Moreno, comprobó el deficiente estado de conservación de la iglesia parroquial de Santa María del Castillo, solicitándosele la ayuda de la Comunidad para que se proceda a su rehabilitación.

Durante su visita, Ribera de la Cruz puedo conocer más de cerca la problemática situación estructural de este Monumento Histórico Artístico. Unas obras de consolidación que, como explicó el alcalde, llevan reclamando al Arzobispado de Alcalá de Henares desde hace más de seis años y que de no efectuarse podrían suponer un “verdadero peligro para el templo, pero también y más importante para los propios feligreses”.

Por su parte, los responsables del arzobispado sostuvieron que ya trabajan en un proyecto de rehabilitación que podría presentarse el próximo año. Moreno urgió a que, a la mayor brevedad, comiencen unas obras ante el “peligro que supone el estado de la iglesia”.

La consejera visitó también la ermita del Santísimo Cristo de la Peña, un edificio de estilo barroco, del que destacó su buen estado de conservación. Pero además del patrimonio campeño, Rivera de la Cruz acudió a una de las empresas aceituneras del municipio, Aceitunas González SL. Allí comprobó el proceso artesano de elaboración de un aliño conocido en toda España y que es un símbolo de la localidad.

Una visita a Campo Real que la consejera de Cultura y Turismo finalizó en el obrador de Joaquín González, uno de los principales de la comarca, en el que degustó las pastas y productos de panadería, otro de los alicientes gastronómicos del municipio.

La consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, visitó Morata de Tajuña para conocer de primera mano la apuesta turística y gastronómica del municipio, así como los proyectos de conservación del patrimonio iniciados por el Ayuntamiento.

Durante su visita, el alcalde, Ángel Sánchez, explicó a Rivera de la Cruz el estado en el que se encuentran los dos proyectos de conservación del patrimonio más importantes del municipio: la rehabilitación de las Caballerizas y los trabajos de consolidación de los restos arqueológicos de la Batalla del Jarama en el cerro de la Iglesia.

Sánchez comentó a Rivera de la Cruz cómo el proyecto de rehabilitación de las Caballerizas “está ahora en manos de la dirección general de Administración Local de la Comunidad de Madrid a la espera de que den el visto bueno” y puedan comenzar unas obras que calificó de “necesarias” ante el evidente deterioro del inmueble. Un edificio del siglo XVIII abandonado desde hace décadas y que tras las obras albergará el futuro Centro de Interpretación de la Batalla del Jarama, ubicado ahora en el Mesón El Cid.

Un plan global enfocado en el turismo bélico y los numerosos restos que la contienda civil dejó en el municipio que tiene un segundo polo de atracción en el cerro de la Iglesia. En este sentido, Sánchez quiso trasladar a la consejera la “urgente” situación del entramado de fortificaciones, nidos de ametralladoras y otras construcciones de las líneas defensivas republicanas que están en riesgo si no se procede a su consolidación. Un yacimiento arqueológico excavado gracias a la inversión del Consistorio morateño, pero que ahora requiere nuevas intervenciones. Además, se planteó a Rivera de la Cruz, cómo se podría ubicar allí un centro de acogida de visitantes.

Sobre la mesa también se pusieron otras actuaciones en materia de patrimonio histórico, como la conservación de la maquinaria de la antigua almazara o la zona no restaurada del Molino de la Huerta de Angulo, en la que, como aseguró el primer edil, “el Ayuntamiento tuvo que actuar ante el miedo a que se derrumbase mientras no llegaban los fondos regionales para su reparación”.

Además de la reunión de trabajo, la consejera de Cultura y Turismo visitó las Bodegas Licinia para descubrir el proceso de elaboración de sus vinos, entre ellos Licinia, uno de los más cotizados de la región y premiado en numerosas ocasiones.

Un paseo por la gastronomía de Morata en el que no faltaron las famosas palmeritas. En la pastelería de la Torre, Rivera de la Cruz, puedo conversar con su creador, destacando cómo este dulce es ahora uno de los motores económicos de la localidad, que genera un turismo gastronómico y que “incluso tiene su feria”, cuya tercera edición se celebrará el 14 y 15 de diciembre.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas