x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

03
May
2020
Los inquilinos de Fidere en Soto del Henares, a punto de ser desahuciados en pleno confinamiento PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sucesos Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Podemos TorrejónEl fondo buitre ha encontrado una triquiñuela para saltarse la prohibición de desahuciar mientras dure el Estado de Alarma

Hasta los políticos reconocían en la Asamblea de Madrid que los fondos buitre que se han hecho con el control de la vivienda en Soto del Henares no actúan de buena fe, y el último ejemplo llegaba el pasado jueves, cuando el Sindicato de Inquilinos denunciaba la maniobra que había puesto en marcha Fidere para deshacerse de sus sesenta inquilinos de los bloques de Francisco Salzillo y Juan Gris.

Según contaba el colectivo, el fondo buitre estaría devolviendo los recibos del verano pasado sin cobrarlos para provocar un impago que les permita saltarse la prohibición de desahuciar durante el Estado de Alarma.

“En Torrejón de ardóz hay mas de medio centenar de familias “mileuristas” que venían negociando con Blackstone para poder quedarse en sus casas, en las que entraron con protección pública, sin tener que extirparse un riñón y venderlo en el mercado negro para pagar el alquiler. Estas familias, como tantas otras, lo están pasando mal a causa de un confinamiento que les impide obtener ingresos ahora y posiblemente en los próximos meses hasta el punto de tener dificultades, en algunos casos, para adquirir productos de primera necesidad, y eso no mola. Pues bien, Blackstone acaba de devolverles a los vecinos de los bloques de Francisco Salzillo y Juan Gris, de golpe, en pleno estado de alarma por la pandemia, todas las mensualidades de la renta de alquiler que han estado ingresando desde el mes de agosto”, resumía el sindicato a través de redes sociales.

“Ese gesto magnánimo y desprendido de renunciar a una parte de las ganancias para aliviar la situación de sus inquilinos en tiempos difíciles, ese ir más allá de la suspensión de alquileres que exigimos o del RD 11/2020, sería un hecho encomiable e inesperado sino fuera porque...no lo es. Y no lo es porque lo que Blackstone pretende con esta maniobra es justificar judicialmente un falso impago de sus inquilinos para poder interponer las demandas de desahucio en cuanto se abran los juzgados; una triquiñuela habitual y muy sucia de los procesos especulativos”, explican.

“Si impides el pago a tu inquilino o se lo devuelves una vez hecho, puedes demandar por impago. Como los jueces no entran a valorar las causas del mismo, el desahucio está asegurado. Para evitarlo, hay que hacer una consignación judicial que en estado de alarma, no puedes hacer”, resumen.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas