x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

08
Jul
2017
La madre de Marcello no reconoce a su hijo en el chico aparecido en Torrejón PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sucesos Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Ahora será el ADN el que decida si el joven encontrado es Marcello Volpe

Parecía que el final feliz a una larga historia de separación se iba a firmar en la tarde de ayer en la Comisaría de Policía Nacional de Torrejón, donde Laura Zarcone y su hijo desaparecido hace seis años, Marcello Volpe, se iban a reencontrar fundiéndose en un abrazo. Pero parece que el suspense va a continuar, al menos, unos días más, pues la reacción de Laura al ver al chico no pudo ser más expresiva: tras entrar en shock al verle con barba y desaliñado, negaba que fuera Marcello, para, minutos después, y tras comprobar que tenía la misma cicatriz que el joven desaparecido en Palermo, además de un lunar en la oreja y un remolino en el pelo, comenzar a dudar de su primera impresión.

Así, en medio de un mar de dudas, Laura abandonaba Torrejón, negando la posibilidad de que el aparecido sea Marcello para evitar otra decepción que sumar a la larga lista de “apariciones” del joven. Y es que a Volpe se le ha visto en París, en Trento, y en Forlí antes de dejarse caer por el Corredor del Henares.

De tal forma, y antes de que Marcello apareciese en el barrio de Soto del Henares de Torrejón, ha pasado, según los vecinos de la localidad complutense, al menos cuatro meses viviendo en la indigencia en Alcalá. La Policía Local explicaba que Marcello era bien conocido en la localidad, pues solía apostarse a las puertas de un supermercado, pero nunca dio problemas, por lo que no lo detuvieron.

Anteriormente el periplo del chico le llevó a Guadalajara, donde también fue visto hace unos meses. Pero su viaje terminaba en Torrejón, en concreto en el barrio de Mancha Amarilla, donde la Policía Nacional le encontraba, tras recibir la llamada de un vecino, el miércoles a mediodía. Como era difícil entenderle, y no había cometido ningún delito, los agentes consideraron que no había motivo para detenerlo, si bien a la vuelta a la Comisaría pusieron en marcha una búsqueda por las asociaciones de desaparecidos. Y ahí saltaba la sorpresa, cuando desde Italia reconocían en los rasgos enviados los de Marcello. El jueves los agentes volvían a Soto del Henares, donde encontraban al chico y se lo llevaban para ser identificado. Tras hacerle varias fotos, se las enviaban a la madre, que reconocía la cicatriz en el dorso de su mano, y cogía el primer vuelo desde Italia.

Pero el reconocimiento no se producía como esperaba la Policía, y ahora será el ADN el que determine si el chico aparecido en Torrejón es o no es el Marcello Volpe que lleva buscando Italia desde hace seis años.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Telescopio TV

A Todo Color








Noticias Relacionadas