x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

04
Jun
2018
La Custodia visitó 13 altares en su viaje por las calles de Torrejón PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

El Mercado Barroco obligó a que el montaje de la carroza se hiciese en la calle

Parece que la tradición tiene más fuerza que las previsiones meteorológicas, pues, si se esperaba llovizna y cielos nublados en plena celebración del Corpus, fue el Sol el gran protagonista de una larga mañana en las calles del centro de Torrejón.

Eso sí, el otro gran protagonista fue el Mercado Barroco que ocupa la Plaza y las calles adyacentes, y que obligó a cambios muy importantes en el viaje de la Custodia. Así, la proliferación de puestos por toda la Calle Hospital y la Plaza provocó que la carroza no pudiese salir por la Puerta del Sol de la parroquia de San Juan Evangelista, por lo que la Forma salió por la puerta principal haciendo el montaje de la carroza en plena calle.

Además la ocupación total de la calle Enmedio recortó en más de media hora el viaje de la Custodia, que en lugar de enfilar hacia Avda de la Constitución tras cruzar la calle Cristo, recortó el viaje por San Isidro en su vuelta a la iglesia.

Pero al margen de estos imprevistos, el dia del Corpus se celebró con toda la solemnidad que requiere la fecha: los niños que acaban de recibir la primera Comunión, las Hijas de María, la Banda de Música, las Hermandades y las Autoridades civiles y militares acompañaban a la Custodia en su viaje por los altares, bastante “recortados” con respecto a otras ediciones, al ser sólo 13, en lugar de los casi veinte habituales.

La mañana comenzaba a eso de las once, cuando los niños vestidos de Comunión ocupaban los primeros bancos de la parroquia para participar en la Solemne Misa del Corpus Christi. Casi hora y media después comenzaba la Procesión, y lo hacía con el montaje de la Custodia a las puertas de la iglesia.

Tras cruzar una plaza invadida por el Mercado, comenzaba el paso por los altares, entre los que destacaron los organizados por las Hermandades de la Vera Cruz, el Rosario y el Rocío. Tras hora y media de viaje, la Custodia regresaba a la Plaza, y lo hacía para, una vez desmontada de la carroza, volver al templo para recibir la bendición final del sacerdote, una bendición que no era ajena a la situación política del país, pues terminaba con una oración por el futuro de España y de Torrejón.



 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Telescopio TV

A Todo Color



































Noticias Relacionadas