x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

04
Ago
2017
Detienen en Soria a dos mujeres que utilizaban un sello robado del Hospital de Torrejón para falsificar recetas PDF Imprimir E-mail
TorreNews - Sociedad Torrejón
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Policía NacionalLas utilizaban, con una tarjeta sanitaria robada en Coslada, para conseguir un medicamento usado para fabricar droga

La Policía Nacional detuvo a T.N.M., de 36 años, y a M.S.M.S., de 28, ambas vecinas de una localidad del sur de la comunidad de Madrid, como presuntas autoras de un delito de falsedad documental y otro contra la salud pública, al usar recetas médicas falsificadas para obtener en farmacias el medicamento denominado Rivotril, que por su composición es obligatorio expenderlos con prescripción facultativa, tal y como desvelaba la Subdelegación de Gobierno en Soria.

Los agentes policiales ya tenían conocimiento de que a nivel nacional se estaban realizando compras masivas de ese medicamento, utilizando para ello recetas falsas con datos de médicos y pacientes que desconocían estos hechos. La Policía Nacional fue alertada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Soria, en el sentido de que varias personas estaban intentando comprar ese medicamento en varias farmacias de esta ciudad usando, probablemente, recetas falsas.

Funcionarios de la Comisaria montaron un dispositivo policial destinado a la localización de dichas personas. Fruto de dicha actuación se detectó a las presuntas autoras de los hechos en el interior de un vehículo estacionado en el aparcamiento del Centro Comercial Las Camaretas. Los agentes les intervinieron entre otros objetos 600 comprimidos de Rivotril, así como 27 recetas médicas falsificadas, dos tarjetas sanitarias de la Comunidad de Madrid y 70 euros.

El 'modus operandi' de la actuación delictiva consistía en falsificar recetas médicas mediante la obtención ilícita de los datos del médico que expide la receta, (su nombre, apellidos y número de colegiado), y los datos de identidad de la persona beneficiaria de la receta, acompañada de una tarjeta médica.

Según los investigadores, esos datos se obtuvieron también de forma fraudulenta. Los datos de los facultativos se obtuvieron de la sustracción de un sello médico para recetas del Hospital de Torrejón de Ardoz (Madrid), los datos de la paciente los podrían haber obtenido de la sustracción de una de las tarjetas médicas en la localidad de Coslada (Madrid), cuando su propietaria estaba ingresada en el hospital de dicha localidad, y la receta física podrían haberla obtenido de la sustracción de recetas de un centro médico denunciadas en la localidad madrileña de Tres Cantos.

El Rivotril es un medicamento considerado psicotrópico perteneciente al grupo de las benzodiacepinas, que tiene, entre otros, efectos sedantes e hipnóticos; y que puede provocar graves daños a la salud por lo cual es obligatoria para su consumo, la prescripción médica a través de la correspondiente receta. El uso de este tipo de sustancias se puede desviar al tráfico o mercado ilícito, para uso lúdico o incluso a drogodependientes de sustancias estimulantes que las pueden utilizar como calmantes. El valor de los comprimidos intervenidos y de los que pudieran haberse conseguido con las recetas también intervenidas pudieran ascender en el mercado ilícito a 7.300 euros.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar















Telescopio TV

A Todo Color








Noticias Relacionadas