x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

19
Jul
2020
Paracuellos desvela la historia de su iglesia en una placa instalada en la fachada PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Paracuellos del Jarama
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de ParacuellosSegún la concejala de Turismo, se instalarán placas similares en los principales monumentos

La concejala de Turismo del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama, Mª José Arnaiz, asistió a la instalación de una placa en la fachada de la iglesia de San Vicente Mártir, edificio monumental considerado Bien de Interés Cultural. En ella se puede ver una imagen de la fachada y planta del edificio, y un texto que recoge la historia de la construcción de la iglesia e informa, a vecinos y visitantes, de las principales características arquitectónicas del templo.

El texto íntegro de la placa es el siguiente:

Iglesia de San Vicente Mártir

Comenzada a construir en 1587 por el mariscal de Castilla D. Ares Pardo Tavera. Remodelada en 1985.

En 1587 comienza a construirse esta iglesia dedicada a San Vicente Mártir. Las obras contaron con un patrono especial, D. Ares Pardo Tavera, sobrino del gran cardenal Tavera, responsable de gran parte de las principales obras de la arquitectura española de su tiempo. Un ejemplo cercano lo tenemos en Alcalá de Henares, donde fue decisiva su participación en la construcción del Palacio Arzobispal.

En 1640 finalizaron las obras. El retablo mayor, hoy perdido, fue encargado en 1608 por el primogénito de Ares, Juan Pardo Tavera. Fue grande la vinculación de la casa familiar de Medinaceli con esta iglesia, como las aportaciones de Doña Guiomar, tercera señora de Paracuellos, especialmente en la desaparecida iglesia de Santa Ana, en el recinto de palacio.

El conjunto arquitectónico de la iglesia es una potente construcción exenta, de aparejo mudéjar toledano con pilastras de ladrillo y cajones de mampostería. Su planta es rectangular y está dividida en tres naves longitudinales. La nave central más alta y ancha, se cubre con bóveda de cañón con lunetos. La flanquean las naves de la Epístola y la del Evangelio, cubiertas con bóveda de arista. El crucero no se señala en planta, pero si en su espacio interior, al estar cubierto por cúpula elíptica. Todas estas estructuras abovedadas están realizadas con yeserías barrocas.

La torre se levanta a los pies, en el lado de la Epístola. También a los pies está el coro, sobre el atrio, que da acceso a la capilla del Santísimo, abierta para la oración.

Los accesos, por sencillas puertas, conservan, una de ellas, el escudo de la casa de Medinaceli, y la otra, dentro de una hornacina, la escultura de San Vicente, que ha llegado hasta nuestros días.

Mª José Arnaiz asegura que “esta actuación se enmarca dentro del programa de impulso turístico de Paracuellos de Jarama que estamos realizando. Tras el plano del término municipal, instalado en la plaza de la Constitución, y el ‘skyline’ de Ronda de las Cuestas, aprovechando las maravillosas vistas de las que se puede disfrutar en Paracuellos, comenzamos a realzar ahora, con estas placas, los edificios más emblemáticos de nuestro municipio”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas