x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

25
Abr
2012
La Policía desalojó una discoteca que quintuplicaba el aforo PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Dentro del recinto se aglutinaron más de novecientas personas

La Policía Municipal de la Ciudad de Madrid desalojó el pasado fin de semana, por motivos de seguridad, una discoteca ubicada en la calle Arce, en el distrito de Chamartín, por quintuplicar el aforo permitido. La discoteca se publicitó mediante las redes sociales y en su interior se congregaron 900 personas entre público y trabajadores, cuando el aforo máximo autorizado es de 192 personas.

 

Esta actuación se enmarca dentro del servicio habitual de inspección de locales y actividades recreativas que desarrolla la Policía Municipal de Madrid para garantizar el cumplimiento de la normativa en esta materia, en prevención de la seguridad y derechos de los consumidores.


Los agentes de la Unidad Integral del distrito de Chamartín al inspeccionar el local comprobaron a simple vista que la congregación de asistentes era de tal magnitud que la movilidad en el interior de las distintas salas era prácticamente nula. Esta situación supone riesgo para la integridad física de los asistentes en caso de producirse una situación de emergencia en la que fuera preciso efectuar un desalojo urgente.


A la falta de movilidad se sumaba que las salidas de emergencias no eran suficientes para absorber de manera eficaz el flujo de personas que quisieran abandonar el local de manera apresurada sin que se produjeran avalanchas y aplastamientos. Los agentes solicitaron un refuerzo de efectivos policiales y se desalojó el recinto, en presencia de la responsable de la actividad, con absoluta normalidad y tranquilidad por parte del público, al que previamente se le había dado instrucciones por megafonía deteniendo la música y encendiendo las luces del local.

 

La Policía Municipal comprobó que la discoteca carecía de la autorización especial de la Comunidad de Madrid necesaria para la realización de actividades recreativas extraordinarias, distintas de las realizadas de manera habitual en el establecimiento. Tampoco presentaba la ampliación del seguro obligatorio de responsabilidad civil para dar cobertura a la totalidad de las personas que se encontraban en el local en caso de que se produjera cualquier tipo de incidencia y, además, el personal de seguridad contratado para cubrir  este espectáculo era únicamente de cinco personas.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas