x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Jul
2020
Madrid sabrá antes de fin de año si el Prado se convierte en Patrimonio Mundial PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLa capital acogió la presentación de una campaña de la UNESCO

“Ahora es el momento de construir algo mejor que lo normal. Todo empieza con la educación, la ciencia, la cultura y la información”. Con esta frase cierra, a modo de resumen, el video que centra la campaña de la UNESCO ‘Vuelta a la normalidad. Unidos por el Patrimonio´. En él, este organismo internacional presenta datos e información objetiva sobre el mundo antes y después de la pandemia e invita a reflexionar sobre cómo deberían gestionarse y funcionar las sociedades en materias como educación, medio ambiente o salud en la era post COVID-19.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado por la delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, y el embajador de Buena Voluntad de la UNESCO y cónsul honorario de Marruecos en Madrid, Kitín Muñoz, ha presentado hoy la campaña en el Palacio de Cibeles para mostrar el apoyo del Ayuntamiento de Madrid a esta iniciativa.

Almeida ha señalado que “es un orgullo ser la sede de la presentación de esta importante campaña de la UNESCO que nos sensibiliza sobre cómo volver a la normalidad y volver a disfrutar de nuestro patrimonio, que tiene un valor incalculable y emocional que nos vincula con nuestras raíces, con nuestra historia, con lo que fuimos, con lo que somos y con lo que seremos en el futuro”.

El alcalde ha explicado que la campaña de este organismo internacional “se basa en tres pilares básicos en cualquier sociedad: la cultura, la educación y la ciencia, que podríamos resumir en uno, el conocimiento” y ha subrayado que será precisamente el conocimiento “lo que nos ayudará a superar todas las situaciones excepcionales a las que nos vamos a tener que enfrentar cuando hayamos superado la pandemia, que desde luego todavía no lo hemos hecho, y será este conocimiento el que nos ofrezca los recursos para salir incluso reforzados como sociedad y podamos seguir progresando”.

La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha explicado que este acto cobra especial significación en estos momentos para el Ayuntamiento de Madrid porque “compartimos plenamente el mensaje de esta campaña”. Asimismo, ha explicado, que “el gobierno municipal está convencido de que el patrimonio histórico y la labor de su conservación, protección y difusión son cuestiones trascendentales y necesarias para la vuelta a la normalidad, tan deseada por todos”.

Por su parte, el embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, Kitín Muñoz, ha explicado que “en estos tiempos tan difíciles es importante esta campaña que pone en cuestión nuestra percepción de lo que será volver a la normalidad tras la COVID-19. Lo que no es normal es que en el mundo se quemen estatuas, o libros, o se acabe con lenguas indígenas, o se asalten lugares de culto, porque todo ello, aunque nos parezca lejano o insignificante, forma parte del patrimonio de la humanidad, de todos nosotros”.

Madrid tiene actualmente en juego la candidatura a Patrimonio Mundial de la UNESCO de ‘El Paseo del Prado y el Buen Retiro. Un Paisaje de las Artes y de las Ciencias’, que también ha sido presentada hoy. De resultar elegido finalmente, decisión que previsiblemente se conocerá antes de que concluya este año, este bien será el primero de la ciudad de Madrid inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial.

Tal y como ha señalado Andrea Levy, el lugar que conforma esta candidatura “contiene el valor universal excepcional, exigido por la Convención de Paris 1972, para poder inscribirse en la Lista de Patrimonio Mundial”.

Una de los principales valores de la candidatura se basa en la unión de cultura y naturaleza que se produce en este espacio. Enclavado en el corazón de la ciudad, cuenta con una superficie de 190 hectáreas, de las cuales el 75% son espacios verdes. Asimismo, contiene hitos de Arte, Creatividad y Cultura desde el siglo XVIII hasta hoy en día, de primer nivel mundial, como el Museo del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía,  el Museo Thyssen Bornemisza, la Real Academia de la Lengua, sede también de la Asociación de Academias de la Lengua Española, o el Archivo del Real Jardín Botánico, que atesora  documentos y láminas de expediciones botánicas al Nuevo Mundo como las de Mutis o un herbario con más de un millón de plantas secas, entre otros muchos.

El bien que aspira a convertirse en Patrimonio Mundial está también desde hace siglos ligado a la ciencia, la investigación y su divulgación a través de centros como el Real Observatorio Astronómico, el Real Jardín Botánico, el Ilustre Colegio de Médicos o el Museo Nacional de Antropología, entre otros.

Además, el Paseo del Prado fue la primera alameda o  paseo arbolado (1540) en una capital europea, lo que representa una gran innovación en la historia del urbanismo, un modelo de sostenibilidad en el pleno siglo XVI que introducía la naturaleza en la ciudad para el disfrute de sus habitantes, y que pronto se convertiría en un prototipo global inspirador de muchos otros, especialmente en Latino América.

Este ‘paisaje’ cuenta con otro valor añadido, el de ser un lugar para los ciudadanos, un espacio cívico de expresión libre, compartido y plural, donde además están representados sus principales instituciones públicas como el Congreso de los Diputados, el Ayuntamiento, el Ejército, o los poderes económicos, como Banco de España o la Bolsa.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas