x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

17
Jun
2020
La EMT unirá los hospitales 12 de Octubre e Infanta Leonor con un bus a demanda PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ayuntamiento de MadridLos viajeros tendrán que reservar parada para que el bus se detenga

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha visitado, en compañía del delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, y del gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Alfonso Sánchez, el nuevo Centro de Control de la EMT, desde donde se llevará a cabo el seguimiento de las 212 líneas (más de 2.000 autobuses) que componen la flota municipal. Allí, el regidor ha anunciado que, desde la próxima semana, los madrileños contarán con un nuevo servicio municipal: ‘Smart Bus Madrid’ o el bus a demanda de Madrid.

’Smart Bus Madrid’ es un proyecto piloto que el Ayuntamiento y la EMT van a poner en marcha en colaboración con Ferrovial Wondo y ViaVan. Este bus inteligente unirá el recorrido entre el Hospital 12 de Octubre (Usera) y el Hospital Infanta Leonor (Villa de Vallecas) mediante 73 paradas de diferentes líneas de la EMT que discurren próximas a la M-30 y a la A-3, entre los distritos de Puente de Vallecas, Arganzuela (zona de la estación de Méndez Álvaro) y Moratalaz.

Este proyecto nace como experiencia de prueba a consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19, con la idea de acortar distancias y tiempo entre las paradas con origen y/o destino entre estos dos centros hospitalarios. El servicio durará hasta finales de agosto y funcionará de lunes a domingo. Comenzará sus recorridos a las 7:00 h desde ambos hospitales y terminará al filo de la medianoche con la última salida programada a las 23:00 h. La duración del trayecto será variable según el número de reservas, si bien será inferior a una hora en total.

Este innovador servicio funcionará a través de una aplicación disponible para smartphones (iOS y Android) desde la semana que viene y permitirá a los usuarios del autobús reservar su viaje eligiendo la hora y la zona de recogida o llegada dentro de la red establecida. A su vez, los madrileños podrán recibir notificaciones sobre su servicio y comprobar en tiempo real el recorrido del autobús a través de la aplicación. Los pasajeros sólo podrán iniciar o terminar su viaje en cualquiera de las paradas de los dos hospitales, seleccionando el lugar de finalización o inicio. Un ciudadano, por ejemplo, podrá reservar un billete en la salida del Infanta Leonor y solicitar ser trasladado a una zona de Puente Vallecas, pero no comenzar y apearse en paradas intermedias de estas dos ‘cabeceras sanitarias’.

El sistema permitirá, además, otras ventajas adicionales en este contexto de desescalada como controlar el aforo de forma automática, asegurando el distanciamiento de seguridad entre los viajeros que ha impuesto la crisis del coronavirus. También se conocerá la identidad de los viajeros al contar con un registro, una ventaja a la hora de localizar el origen de un nuevo foco de contagio de coronavirus.

En esta primera fase, se dará a conocer la información sobre este servicio a los potenciales usuarios a través de una web que estará en funcionamiento la próxima semana, dándoles la posibilidad de suscribirse al servicio. En una segunda fase, se lanzará la aplicación para smartphones y comenzará su utilización en fase de prueba.

Martínez-Almeida ha definido ‘Smart Bus Madrid’ como una innovadora apuesta que permitirá potenciar el transporte público e intermodal gracias a su tecnología y acercar el concepto de la movilidad como servicio al ciudadano. “Estamos decididos a seguir liderando las iniciativas de movilidad inteligente en la ciudad de Madrid”, ha manifestado el alcalde en su visita a la nueva instalación de la EMT.

Para esta fase piloto se emplearán dos autobuses Mercedes GNC del año 2017 a los que se han incorporado unas tabletas para que el conductor pueda seguir las indicaciones de navegación de las rutas dinámicas.

El regidor madrileño ha sido testigo de la profunda remodelación a la que se ha sometido el Centro de Control de la EMT, con un presupuesto de superior al millón de euros. La tecnología ha sido un objetivo prioritario del proyecto y se ha efectuado una completa renovación de los equipos individuales y recursos de los puestos de trabajo destinados a la gestión del conjunto de líneas de autobuses. Todo ello durante los siete meses que ha durado la obra.

Entre las novedades, además, destaca la ampliación y nueva configuración del videowall del Centro de Control. Dividido en tres áreas, permite la visualización simultánea y en tiempo real de toda la información necesaria para la gestión del servicio de autobús. De esta forma, las pantallas son capaces de mostrar a la vez imágenes de las cámaras de tráfico, el mapa de las líneas con la posición y el estado de cada autobús de la EMT en tiempo real, un cuadro de mando de incidencias abiertas con una representación del tráfico en directo o la demanda en tiempo real  de los viajeros transportados.

Además, las actuaciones de reforma de estas instalaciones han incidido en aspectos como la climatización e iluminación, la mejora del confort acústico, mejoras relativas a la ergonomía y el acceso físico a los diferentes puestos de trabajo.

El Centro de Control está operativo en la sede central de la EMT desde 2004. Consta de 30 puestos y regulación de toda la flota municipal en servicio. Además, incluye una zona de supervisión, integrada por cinco puestos, desde la que se atienden tanto las incidencias sobrevenidas como las planificadas y se coordina la asistencia en ruta cuando se requiere.

Está integrado por una plantilla de 100 personas distribuidas en turnos de trabajo de mañana, tarde y noche para llevar a cabo una labor fundamental: atender, controlar y gestionar el servicio de autobuses durante las 24 horas del día, todos los días de la semana.

El llamado Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) de este Centro de Control es un sistema informático de comunicaciones integradas en los autobuses de Madrid que permite realizar acciones de regulación durante el desarrollo del servicio diario de la flota que está prestando servicio en la calle. Para ello, incluye un sistema de localización de vehículos mediante GPS, sensores de apertura de puertas e instrumentos de medición para calcular la distancia, total o parcial, que recorren los autobuses.

Estos sistemas informáticos permiten conocer la situación de todos y cada uno de los autobuses y su situación con respecto al horario programado, posibilitando la información al usuario en tiempo real a través de los canales propios de la EMT como los paneles de mensajería (PMV) situados en determinadas paradas y puntos estratégicos de la ciudad, los canales de información a través de SMS bajo demanda, la web corporativa de la EMT o la información distribuida en redes sociales y aplicaciones móviles.

Todos los autobuses de la flota madrileña disponen de comunicación directa con el Centro de Control mediante voz y texto, además de sistemas de alarma para casos de emergencia que son gestionados desde un centro receptor de alarmas independiente del Centro de Control.

El programa de Voluntariado denominado #Quedateen Casa,Yovoyporti, impulsado desde la Unidad de Humanización y el servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario de La Princesa para facilitar el acceso a la medicación prescrita de los pacientes externos acaba de concluir con un balance de 780 entregas de medicación en los domicilios por parte de los voluntarios. La necesidad de protección durante la pandemia de los pacientes externos, a menudo afectados por patologías inmunológicas, que recogen periódicamente los fármacos acudiendo en persona a la Farmacia del Hospital, indujo al centro a buscar una solución alternativa para evitar posibles contagios por Coronavisus de estos pacientes.

La buena voluntad y el altruismo de un grupo de jóvenes ligados al hospital por haber sido en su mayoría alumnos de Medicina, y en la actualidad encontrarse esperando la elección de su plaza MIR, conformó un sistema de voluntariado que ha solucionado la entrega de medicación desde el 20 de marzo hasta el pasado 8 de junio. De esta manera 21 Voluntarios: 17  de ellos  médicos, un  veterinario, un  ingeniero industrial, un  farmacéutico y un estudiante de ingeniería aeronáutica se han desplado diariamente a los domicilios de los pacientes y entregado la medicación. Los pacientes por su parte han acogido esta iniciativa con gran satisfacción y gratitud.

El acto de clausura del programa contó con la presencia en el mismo del Director Gerente Fidel Illana quien dirigió unas palabras de agradecimiento a los voluntarios, Tras él, intervinieron el jefe de la Farmacia Hospitalaria, Alberto Morell y el Coordinador de Humanización Jorge Gómez . Ambos resumieron en cifras  la actividad que habían realizado los voluntarios en colaboración con el equipo de Farmacia,  y destacaron el enorme valor y utilidad que ha tenido este programa para prestar la atención a los pacientes,  aún en tiempos de grandes crisis como la que estamos padeciendo.

También hubo  un espacio para dar voz a los voluntarios a través de uno de ellos quien reconoció que el sentir general de todos había sido que la experiencia les había aportado más, de los que ellos habían dado. Finalmente les fue entregado un diploma acreditativo de la labor realizada.

El Hospital La Fuenfría ha realizado un procedimiento para dar comienzo de las visitas a los pacientes que se encuentran ingresados que no padecen la infección por COVID-19. Se realizan ajustándose al Plan para la Transición hacia una nueva normalidad diseñado por la Comunidad de Madrid y siguiendo un estricto protocolo que garantice la seguridad tanto de las personas que se encuentran ingresadas como de los familiares y allegados.

Una iniciativa que en este centro, de media estancia, en el que los pacientes permanecen ingresados largas temporadas en procesos de rehabilitación, reporta una importante mejora en su estado anímico.

Se permite una visita semanal y planificada de dos personas por paciente, y si éste comparte habitación sólo podrá recibirla uno de ellos. Se puede realizar cualquier día de la semana en los horarios de 13:00 a 14:30 horas, de 17:30 a 18:30 horas y de 19:00 a 20:00 horas. En estos tramos sólo podrán coincidir dos visitas en cada una de las plantas

La Unidad de Admisión contactará con la familia vía telefónica para organizar y concretar el día y hora de la visita. En dicha llamada se explicará que las personas que acudan deben cumplir unas determinadas condiciones clínicas y epidemiológicas.

Una vez en el hospital, se realizará una valoración termográfica; se lavarán las manos con gel hidroalcohólico; se les facilitará mascarilla quirúrgica en caso de que no la aporten; y se desinfectará el calzado en la alfombrilla dispuesta en la entrada del Hospital. Asimismo se entregará un documento con recomendaciones que se deben cumplir durante la visita. El personal del centro y de la planta acompañarán a la visita hasta la habitación. Para entrar se les facilitará bata desechable y guantes

Asimismo, se recomienda que no acudan  niños menores de 14 años o mayores de 65 así como quienes padezcan diabetes, enfermedad pulmonar o cardiovascular crónica…entre otras patologías.

El Hospital La Fuenfría, centro de media estancia, en el que los pacientes pasan largas temporadas en distintos procesos de rehabilitación, este tipo de iniciativas cobran un especial valor y suponen, sin duda, un importante apoyo para mejorar el bienestar emocional de las personas que se encuentran allí ingresadas.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas