x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

30
Sep
2019
IFEMA acoge hasta mañana el mayor congreso de medicina respiratoria de Europa PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - Madrid
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Healthy Lungs For LifeEl Congreso comenzó con la campaña "Pulmones Sanos" que llenó espacios de la capital

La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (ERS por sus siglas en inglés) celebra este año en Madrid el mayor congreso de medicina respiratoria y ciencia, un encuentro emblemático que tendrá lugar en el centro de exposiciones IFEMA de Madrid desde el 28 de septiembre hasta el 2 de octubre.

La Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (ERS, por sus siglas en inglés), la Fundación Europea del Pulmón (ELF, por sus siglas en inglés) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) pusieron a disposición de todos los ciudadanos una carpa con actividades gratuitas e información para la promoción de la salud respiratoria, los próximos días 27 y 28 de septiembre desde las 11:00 hasta las 20:30 h., con motivo de la campaña ‘Pulmones Sanos’.

El espacio estuvo ubicado en la explanada entre la estación de metro Nuevos Ministerios y El Corte Inglés de Madrid coincidiendo con la celebración del congreso anual de la ERS en Madrid, en el que se dan cita más de 20.000 expertos, desde el 28 de septiembre hasta el 2 de octubre.

Las sociedades científicas recuerdan que los pulmones son los órganos más vulnerables y expuestos a infecciones y lesiones derivadas del ambiente externo y que cuatro millones de personas mueren prematuramente debido a enfermedades respiratorias crónicas. Por este motivo, el objetivo de la campaña es reducir el número de personas que desarrollan enfermedades pulmonares, como el asma o la EPOC, a través de la concienciación y formación de la salud pulmonar y las vías de prevención para evitar dañarlos.

El Dr. Tobias Welte, presidente de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (ERS), ha indicado durante la presentación de la campaña ‘Pulmones Sanos’ que el objetivo del encuentro científico y de la campaña es concienciar sobre las enfermedades pulmonares crónicas y proporcionar información sobre cómo prevenirlas, absteniéndose de fumar, vacunándose y realizando actividad física, entre otras estrategias. Cualquier persona que se acerque a este espacio obtendrá información sobre enfermedades pulmonares y podrá evaluar su función pulmonar si así lo desea.

El Dr. Welte ha apuntado además que el consumo de tabaco y la polución son los mayores factores de riesgo de todas las enfermedades pulmonares crónicas, fundamentalmente la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Dejar el tabaco y reducir la exposición a la contaminación ambiental son, por tanto, medidas preventivas fundamentales. “Los programas más eficaces para apoyar el abandono del tabaco, como los que se han puesto en marcha en Escandinavia, han logrado también una reducción de la prevalencia de enfermedades pulmonares crónicas”, ha aseverado.

Asimismo, ha añadido que las infecciones “son el principal detonante de las exacerbaciones de enfermedades respiratorias crónicas, y un elemento determinante en la progresión de la enfermedad”. Por ese motivo, los especialistas recomiendan la prevención de infecciones mediante la vacunación: “Incrementar la tasa de vacunaciones es un logro importante para la salud pública”.

Por otro lado, el presidente de la ERS ha alabado el trabajo de los científicos españoles y lo ha situado entre uno de los motivos para celebrar este encuentro en Madrid. En este sentido, el Dr. Carlos A. Jiménez-Ruiz, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), ha recordado que, además de evitar el tabaco y la exposición a ambientes contaminados, las vacunas contra el neumococo y la gripe, y la práctica regular de ejercicio físico son hábitos saludables.

En relación a los cuatro agentes que más influyen en la salud de los pulmones, en palabras de este experto: “Estas recomendaciones son válidas para cualquier individuo, pero además hay que tener en cuenta que para quienes padecen una enfermedad respiratoria, alejarse de esas recomendaciones acarrea un riesgo de peor pronóstico”.

El Dr. Jiménez-Ruiz se ha remitido a los cuatro principios de esta jornada informativa como “líneas maestras” para la promoción de la salud respiratoria, por la vía de la prevención y de la mejoría o curación cuando la enfermedad se ha presentado. Respecto a la vacunación, y ante los mensajes de “algunos grupos minoritarios” en contra de las vacunas, el presidente de SEPAR ha afirmado: “todo el mundo debe saber que la vacunación genera vida”.

Por su parte, Pilar de Lucas, presidenta del congreso anual de la ERS, también ha valorado como algo “crucial” la puesta en marcha de medidas que limiten los niveles de contaminantes como el ozono troposférico, los óxidos de nitrógeno y los óxidos de azufre en nuestras ciudades. Por su parte, Isabel Saraiva, presidenta de la Fundación Europea del Pulmón (ELF) y paciente de EPOC, ha afirmado que, a pesar de ser una de las causas de mortalidad más importantes en el mundo desarrollado, las enfermedades respiratorias no son una prioridad en la agenda: “El público tiende a pensar en cáncer y enfermedad cardiovascular, pero rara vez prestan atención a la salud de sus pulmones, a pesar de que respirar es lo primero y lo último que hacemos en nuestra vida”.

Para Saraiva, es importante que la población sepa que respirar es esencial y es necesario proteger la salud de los pulmones, que el daño a estos órganos no puede revertirse, que basta una sencilla prueba para saber cómo están nuestros pulmones, y que las cuatro recomendaciones pueden ayudarnos a cuidarlos mejor: no fumar, vacunarse, evitar el aire contaminado y mantenerse físicamente activo. Además, ha añadido que desde ELF consideran que los pacientes serán clave en el futuro de la salud respiratoria, participando en las decisiones que les afectan y colaborando con los expertos en beneficio de su bienestar y de la comunidad.

En la misma línea se ha mostrado la representante de SEPAR Pacientes, Carmen Hernández, quien ha añadido que la investigación en este campo necesita financiación que garantice que las enfermedades respiratorias puedan diagnosticarse y tratarse a tiempo, ofreciendo mejores pronósticos.

El tabaquismo es una enfermedad adictiva crónica, y además es considerada como la principal causa de muerte prematura originando en torno a 60.000 fallecimos al año en España. Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), más de 12 millones de españoles se consideran fumadores activos.

Estas cifras explican que el tabaco, junto a la vacunación, el ejercicio físico y la polución, ocupe una posición relevante en la campaña Pulmones Sanos, diseñada por la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (ERS, por sus siglas en inglés), la Fundación Europea de Pulmones (ELF, por sus siglas en inglés) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) para concienciar a la población sobre estas patologías.

Carlos A. Jiménez-Ruiz, co-chair del Congreso de la European Respiratory Society (ERS), que se está llevando a cabo estos días en Madrid, y presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), asegura que el incremento de la compra de cigarrillos electrónicos es un problema importante y se debe a “su presentación a la población general, por parte de las multinacionales tabacaleras, como una forma de consumir tabaco más segura”.

De esta manera, el neumólogo destaca que el humo que se produce en estos dispositivos libera “sustancias nocivas capaces de producir cáncer y facilitar infecciones respiratorias”. Por este motivo, desde SEPAR instan a que el Gobierno cumpla con lo que marca la directiva europea sobre la regulación de consumo de tabaco “al igual que ya se ha hecho de forma estricta en países europeos vecinos”.

“Disponemos de tratamientos eficaces y seguros para ayudar a dejar de fumar y este tipo de iniciativas son las que hay que facilitar”, insiste Carlos A. Jiménez-Ruiz. El co- chair del Congreso de la ERS se refiere de esta manera a los retos de futuro en la Atención Primaria y especializada del sistema sanitario español; a la vez que reconoce los resultados “positivos” observados desde la puesta en marcha en España de la regulación del tabaco en espacios públicos en 2010. Asimismo, apunta que “en los últimos dos años estamos asistiendo a un ligero repunte en el número de fumadores de la población española” y achaca la causa a que “se está relajando la vigilancia en el cumplimiento de la legislación”.

En aras de concientizar a la población, el presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) sostiene que es necesario la creación de un “mayor número de unidades de tabaquismo, incrementar la formación de profesionales sanitarios sobre los tratamientos disponibles, y desarrollar medidas que faciliten el acceso al tratamiento por parte de los pacientes”. Para ello, añade, “es fundamental que en España se financien los tratamientos al igual que se hace con cualquier otra enfermedad crónica”.

Si el tabaco es un acto perjudicial para la salud de los pulmones, existen otros que benefician su buen funcionamiento. Este es el caso la actividad física, destaca Judith García-Aymerich, investigadora del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y jefa del Programa de Enfermedades no transmisibles y medio ambiente, que beneficia de manera “notable” la salud de los pulmones.

Asimismo, recuerda, “siempre se ha observado de manera consistente que a mayor práctica de ejercicio, existe una mayor función pulmonar”, Y, destaca que el deporte “continúa siendo mejor que el sedentarismo” aunque se realice en zonas con alto índice de polución. En este sentido, la recomendación para la población en general y para pacientes que presentan enfermedades respiratorias es optar por “espacios verdes y lejos de los focos contaminantes”, a la vez que “informarse sobre los niveles de polución para escoger el momento más adecuado para la realización de ejercicio al air libre”.

La investigadora del Instituto de ISGlobal recuerda que “estar en movimiento tiene efectos positivos, además, en los músculos y en el sistema cardiovascular” a la vez que “contrarresta los efectos inflamatorios de otras exposiciones”. En esta línea, aconseja a pacientes con enfermedades respiratorias practicar cualquier tipo de actividad física, lo que les ayudará a mejorar el pronóstico de su patología en cuanto a agudización y mortalidad.

“Muchas veces los pacientes limitan sus movimientos porque se ahogan debido a los síntomas”, explica la doctora García-Aymerich, quien insiste en la importancia del papel de los médicos en “informar y explicar que si se esfuerzan cada día un poquito más las molestias y los efectos pueden verse reducidos”.

Los efectos de la contaminación y las medidas para proteger la salud de los pulmones son algunas de las cuestiones que se abordan en el congreso anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (ERS, por sus siglas en inglés), que se celebra en Madrid hasta el próximo 2 de octubre.

La polución afecta a todos, pero las consecuencias son diferentes en sujetos sanos y en personas con una enfermedad pulmonar crónica. Como explica la Dra. Isabel Urrutia Landa, neumólogo y coordinadora del Área EROM (Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales), los pacientes con una enfermedad pulmonar crónica como asma y EPOC, expuestos a la contaminación “sufren un aumento de los síntomas que, normalmente, deberían tener controlados con la medicación habitual” mientras que, en las personas sanas, se produce “una serie de síntomas como aumento de infecciones respiratorias y desarrollo de asma”.

A medio y largo plazo, esta especialista recuerda que existe un aumento de muerte prematura en los niños de madres expuestas a la contaminación durante el embarazo. También es posible que esos bebés nazcan con menor capacidad pulmonar. En niños en general, la contaminación puede acarrear una mayor predisposición a desarrollar patologías que afecten de manera directa la salud de sus pulmones.

“En el caso de personas mayores, estamos ante los más susceptibles a infecciones respiratorias y a perjuicios por la contaminación, debido a que su sistema inmune no reacciona como el de una persona joven y tienen más riesgo de contraer infecciones, entre ellas la neumonía”, explica la Dra Urrutia.

En pacientes con asma, hay una notable proporción de ellos que hacen vida normal, sin limitaciones, pero la experta advierte que este grupo suele ser vulnerable a ciertos factores desencadenantes, entre los cuales cobra cada vez más importancia la contaminación. “podrían tener un mayor número de agudizaciones y de ingresos en el hospital y, sobre todo, verse incrementados los síntomas diarios y la utilización de medicación de rescate”, apunta. En las personas con EPOC, el día a día, ya complicado por la fatiga, se complica con la exposición a la polución, que puede empeorar los síntomas.

Con el objetivo de proteger la salud respiratoria, la especialista recomienda evitar los días de exposición y los lugares más contaminados (buscando, por ejemplo, espacios verdes) y aconseja conocer los niveles de polución. “Se ha visto que en aquellos que viven en el centro de la ciudad los efectos se agudizan mucho más y recurren más al hospital que la gente que no está expuesta a esas zonas”, apostilla.

La Dra. Eva Polverino, miembro de la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS) e investigadora del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, indica que tanto en las enfermedades respiratorias crónicas - EPOC y asma- como en las enfermedades agudas (neumonía) es fundamental intentar aplicar todas las medidas de prevención que existen: “Las vacunas han cambiado drásticamente la historia de la humanidad en los últimos siglos abatiendo enfermedades como la polio”. Según esta especialista, el papel de las infecciones es desafortunadamente dramático en la neumología porque causan agudizaciones de las enfermedades crónicas y están asociadas a enfermedades agudas potencialmente letales a todas las edades como la gripe o la neumonía.

“Cualquier médico, sobre todo si es neumólogo, debe saber que la neumonía neumocócica es la tercera causa prevenible de muerte por infección, que podemos atajar gracias a las vacunas, y que la vacuna antigripal es clave para reducir a nivel poblacional el impacto de las pandemias anuales a pesar de una cobertura a menudo incompleta para el contagio del virus de la gripe”, afirma.

La especialista se muestra contundente afirmando que “las campañas de vacunación son hoy en día una obligación moral, en mi opinión, tanto para los pacientes con enfermedades respiratorias como para sus familiares y cuidadores (incluyendo en estos últimos sus médicos y enfermeros), la vacunación es una herramienta segura y efectiva para reducir el riesgo de infecciones respiratorias y de agudizaciones de enfermedades crónicas”.

A su modo de ver, el riesgo de la influencia del movimiento antivacunas es que difunde mensajes que ponen en riesgo a las personas más frágiles frente al riesgo de infección: los niños y las personas mayores: “El peor enemigo del hombre ha sido siempre la ignorancia y el miedo a lo desconocido”. Por eso considera que el neumólogo tiene un papel clave para aclarar los beneficios de la vacunación y dar ejemplo vacunándose para evitar ser un portador de enfermedades a pacientes y compañeros de trabajo.

Más de 800 personas han acudido al espacio informativo que se ha habilitado en el marco del congreso anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias (ERS, por sus siglas en inglés), con el apoyo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Fundación Europea del Pulmón (ELF), con el fin de que todos los asistentes pudieran recibir consejos sobre cómo cuidar sus pulmones por parte de los expertos y participar en diversas actividades abiertas a toda la familia.

El presidente de la ERS, el Dr. Tobias Welte, ha celebrado el éxito de la convocatoria y ha recordado que precisamente el objetivo de esta iniciativa era concienciar al público sobre el problema de las enfermedades pulmonares crónicas y las cuatro medidas clave para combatirlas: abstenerse de fumar, vacunarse, realizar ejercicio de forma habitual y evitar la exposición a agentes contaminantes.

El experto ha tenido además palabras de elogio a la ciudad de Madrid como marco privilegiado para la celebración del encuentro científico por las iniciativas para reducir los elementos contaminantes en el ambiente y por el prestigio de las investigaciones llevadas a cabo por profesionales españoles en el ámbito de la salud respiratoria.

El Dr. Carlos A. Jiménez-Ruiz, presidente de la SEPAR, ha indicado que las recomendaciones para cuidar la salud de los pulmones son extensivas a todos los ciudadanos, pero particularmente importantes para mejorar la calidad de vida y el pronóstico de quienes padecen alguna patología pulmonar.

Por su parte, la Dra. Isabel Saraiva, presidenta de la ELF, ha declarado que este tipo de iniciativas son importantes porque la salud de los pulmones no suele ser un tema frecuente en los medios de comunicación ni en la mente de la sociedad en general, a pesar de su enorme impacto en la salud pública.

Para la Dra. Isabel Urrutia, neumólogo y coordinadora del Área EROM (Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales) de la SEPAR, es determinante tener presente que la polución envejece los pulmones: “La gente expuesta ve reducida su capacidad pulmonar, y esto implica un mayor número de síntomas respiratorios”.

En este sentido, considera que un refuerzo para facilitar la labor informativa de los médicos de familia y los neumólogos puede hacer mucho por mejorar la situación de todos los pacientes, con consejos sobre la importancia de la contaminación, recomendaciones sobre exposición, empleo de mascarillas…

La vital importancia de las vacunas en el contexto de las enfermedades respiratorias ha sido puesta de manifiesto por la Dra. Eva Polverino, miembro de la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS) e investigadora del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, que ha hecho referencia a los grupos más vulnerables a las infecciones como objetivos prioritarios de la vacunación: “En estos grupos entran los niños porque sus defensas todavía no están completamente desarrolladas y las personas mayores cuyo sistema inmunitario es ‘senescente’ (su funcionamiento es peor porque ha envejecido como el resto del organismo). A ellos se suman personas con ciertas patologías que afectan directamente, como el cáncer o el HIV, o indirectamente, como las patologías crónicas respiratorias, renales etc. a la capacidad de algunos individuos de defenderse de las infecciones. Todos estos individuos se consideran grupos de riesgo alto y necesitan más que otros de las vacunas. Otras estrategias preventivas -ha añadido- incluyen la contención de las infecciones con el lavado de manos, “una medida tan sencilla como eficaz”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas