x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
Jul
2021
Sánchez aparca la ideología y se rodea de fieles en su nuevo Gobierno PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por MoncloaSalen Carmen Calvo, José Luis Ábalos e Iván Redondo; y entran las alcaldesas de Gandía, Gavá y Puertollano, el Presidente de Paradores y la Delegada del Gobierno en Aragón

Sorprendente giro a la derecha el que anunciaba Pedro Sánchez este sábado, y es que, tan sólo 24 horas después de reunirse con Ayuso, el Presidente del Gobierno anunciaba cambios de enorme calado en la que ha sido la primera Crisis de Gobierno de la Legislatura. Unos cambios con los que intentar congratularse con los votantes perdidos tras los dos años de coalición con UP. Eso sí, cumpliendo el acuerdo de Gobierno, Sánchez sólo toca a los Ministros del PSOE, dejando exactamente igual las carteras de su socio.

Y entre esos cambios, el Presidente no ha dejado títere con cabeza, acabando con las caras más ideológicas de su Gobierno, para cambiarlas por perfiles técnicos y, sobre todo, municipalistas. De tal forma salen del ejecutivo Carmen Calvo, José Luis Ábalos y el mismísimo Iván Redondo, dejando sus puestos a las alcaldesas de Gandía, Gavá y Puertollano, el Presidente de Paradores, la Delegada del Gobierno en Aragón y el embajador español en París.

Por ministerios, el Gobierno recorta las Vicepresidencias de cuatro a tres tras deshacerse de Carmen Calvo, y elevando la categoría de una Nadia Calviño que se convierte en Vicepresidenta Primera para cumplir con los recortes prometidos a Bruselas. El cargo de Calvo de Ministra de Presidencia se lo queda Félix Bolaños, hasta ahora Secretario General de Presidencia, y responsable directo de la exhumación de Franco y los indultos del procés, y hombre de absoluta confianza del Presidente.

Montero seguirá al frente de Hacienda, además de sumar la cartera de Administraciones Públicas, aunque pierde el cargo de Portavoz del Gobierno, que ejercerá una Raquel Sánchez, que, hasta ahora, ha sido alcaldesa de Gavá. Así el PSC gana aún más poder en el nuevo ejecutivo, pues el hasta ahora Ministro de Función Pública, Miquel Iceta, se convierte en Ministro de Cultura y Deportes. En Exteriores también hay cambios tras la crisis con Marruecos, pues González Laya abandona el puesto para entregárselo a otro hombre de la absoluta confianza de Pedro Sánchez, el hasta ahora embajador español en París José Manuel Albares.

Otro “hombre del Presidente” que entra en el ejecutivo es Oscar López, Presidente de Paradores desde hace tres años y antes Secretario General del PSOE de Castilla y León y número tres de Rubalcaba. López entra como Jefe de Gabinete en lugar de Iván Redondo, que, tras ser el muñidor de sombras del Gobierno, abandona el Ejecutivo. En el “haber” de Redondo el haber convertido a Sánchez en Presidente después de ser defenestrado de su partido y perdido dos elecciones; y en el “debe”, la desastrosa campaña del 4-M, que parece haber sido el detonante de su salida.

El “sanchismo” también copará los Ministerios de Ciencia (Diana Morant, alcaldesa de Gandía, sustituye a Pedro Duque); Justicia (la recién nombrada Senadora por Madrid Pilar Llop abandona el Senado para sustituir a Juan Carlos Campo); Educación (Pilar Alegría, la Delegada del Gobierno en Aragón se convierte en Ministra sustituyendo a Celaá); Transportes (Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavá sustituye a José Luis Ábalos, muy quemado tras el escándalo Delcy y los peajes); y Administraciones Públicas (Isabel Rodríguez, alcaldesa de Puertollano en lugar de Miquel Iceta).

Los que no cambian son José Luis Escrivá, Ministro de Seguridad Social; Grande-Marlaska, a pesar de ser muy cuestionado durante los dos últimos años por su gestión de las concentraciones del 8-M, o, la semana pasada, las cargas contra la manifestación por la muerte de Samuel Luiz, se mantiene como Ministro del Interior; Teresa Ribera, que seguirá al frente de Medio Ambiente; Margarita Robles, una de las mejor valoradas del Gobierno, seguirá en el Ministerio de Defensa; Luis Planas, que se queda con Agricultura para seguir negociando la PAC; Reyes Maroto seguirá al frente de Turismo; y Carolina Darias, que, a pesar de la errática gestión de su Consejería, y las broncas con las Comunidades Autónomas, seguirá al frente de Sanidad.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas