x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

06
May
2020
Cs y PNV le aprueban a Pedro Sánchez la cuarta prórroga del Estado de Alarma PDF Imprimir E-mail
Otras Noticias - España
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Congreso de los DiputadosEl confinamiento durará, al menos, hasta el 24 de mayo

El Pleno del Congreso ha autorizado este miércoles, 6 de mayo, en sesión plenaria una cuarta prórroga del estado de alarma hasta las 00,00 horas del 24 de mayo, tras la solicitud aprobada por el Consejo de Ministros, que declaró dicho estado mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y modificado por el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo. Posteriormente, ha sido prorrogado en tres ocasiones con la autorización de la Cámara Baja, por los Reales Decretos 476/2020, de 27 de marzo, 487/2020, de 10 de abril y 492/2020, de 24 de abril. Tras someterse a una nueva votación, la solicitud de prórroga ha quedado aprobada con 178 votos a favor, 75 votos en contra y 97 abstenciones.

El debate ha comenzado con la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para defender dicha solicitud. A continuación, han tomado la palabra los representantes de los Grupos Parlamentarios: Pablo Casado, por el G.P. Popular; Santiago Abascal, por el G.P. VOX; Jaume Asens, por el G.P. Confederal de Unidas Podemos-En Comù Podem-Galicia en Común; Gabriel Rufián, por el G.P. Republicano; Laura Borrás (JxCat), Íñigo Errejón (Más País), Joan Baldoví (Compromís) y Nestor Rego (BNG), por el G.P. Plural; Inés Arrimadas, por el G.P. Ciudadanos; Aitor Esteban, por el G.P. Vasco EAJ-PNV; Mertxe Aizpurua, por el G.P. Euskal Herria Bildu; Mireia Vehí (CUP), Ana Oramas (CC), Carlos García Adanero (UPN), Isidro M. Oblanca (Foro Asturias), José María Mazón (PRC), Pedro Quevedo (NC) y Tomás Guitarte (Teruel Existe) por el G.P. Mixto; y Adriana Lastra por el G.P. Socialista. Tras ellos, ha vuelto a intervenir el presidente del Gobierno y a continuación han tomado nuevamente la palabra, en el turno de réplica, los representantes de los Grupos Parlamentarios, cerrando el debate el presidente del Gobierno.

Concluido el debate se han votado las propuestas de resolución que, de acuerdo con la previsión constitucional, habían presentado los Grupos Parlamentarios Mixto (Foro Asturias), de Euskal Herria Bildu, Vasco (EAJ-PNV), Ciudadanos y Plural (BNG, Compromís, Más País y Junts per Catalunya) para modificar el alcance o las condiciones vigentes durante la prórroga.

Las resoluciones del Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV han quedado aprobadas con 181 votos a favor, 150 en contra y 18 abstenciones, y las modificaciones propuestas quedan, por tanto, incorporadas a las condiciones en las que se produce esta prórroga del estado de alarma.

Se trata de cuatro adiciones que entre otras cuestiones, permite la celebración de elecciones a Parlamentos de Comunidades Autónomas aunque esté vigente el estado de alarma; asegura que los municipios que constituyen enclaves reciban el tratamiento propio de la provincia que les circunda, sin que sea obstáculo que ésta pertenezca a una Comunidad Autónoma distinta; y contempla que durante el proceso de desescalada el Gobierno podrá acordar conjuntamente con cada Comunidad Autónoma la modificación, ampliación o restricción de las unidades de actuación y las limitaciones respecto a la libertad de circulación de las personas, de las medidas de contención y de las de aseguramiento de bienes, servicios, transportes y abastecimientos.

Tras la votación, en la que se ha rechazado el resto de las propuestas, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha suspendido durante una hora y media la sesión para que los diputados que no se encuentren de forma presencial puedan emitir telemáticamente sus votos sobre la solicitud de autorización de prórroga del estado de alarma con las nuevas condiciones. El Pleno se reanudó a las 18:15h para completar la votación con el voto presencial y anunciar el resultado.

En la solicitud de autorización para la prórroga remitida al Congreso, el Gobierno argumenta que, "a la luz de los principales indicadores disponibles, de la experiencia adquirida a nivel nacional, de la experiencia en otros países y del conocimiento aportado por los expertos en el ámbito sanitario y epidemiológico, se considera oportuno avanzar en la desescalada gradual de las medidas extraordinarias de restricción de la movilidad y del contacto social y facilitar una recuperación, lo más rápida posible, de la actividad social y económica".

"La progresión de las medidas, o su eventual regresión, se determinará en función de la evolución de diversos indicadores, tanto sanitarios como epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad. Además, estas medidas podrán aplicarse en ámbitos territoriales concretos, ya sea la provincia, la isla o la unidad territorial de referencia en el proceso de desescalada", continúa.

En este nuevo escrito de solicitud de autorización para la prórroga, el Ejecutivo contempla la posibilidad de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, "a la vista de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad", acuerde "la progresión de las medidas de desescalada" para un territorio concreto, de acuerdo con las comunidades autónomas y de las ciudades de Ceuta y Melilla. En el marco de estas decisiones, las personas podrán desplazarse por un territorio concreto (provincia, isla o unidad territorial de referencia), sin perjuicio de las excepciones justificadas para los desplazamientos entre territorios. En todo caso, en estos "desplazamientos deberán respetarse las instrucciones de las autoridades sanitarias".

La declaración del Estado de alarma, de acuerdo con lo establecido en el artículo 116 de la Constitución, corresponde al Gobierno, mediante decreto acordado en Consejo de Ministros y por un plazo máximo de quince días. La Constitución determina que el Ejecutivo dará cuenta al Congreso de los Diputados, reunido inmediatamente al efecto y sin cuya autorización no podrá ser prorrogado dicho plazo.

El Reglamento del Congreso, en su artículo 162, desarrolla este precepto constitucional y añade que "cuando el Gobierno declarase el estado de alarma, remitirá inmediatamente al presidente del Congreso una comunicación a la Cámara, que el jefe del Ejecutivo expuso ante el Pleno el pasado día 22 de abril. El Gobierno necesita la autorización del Congreso para prorrogar el estado de alarma más allá de los primeros días de vigencia, y tendrá que producirse antes de que expire este plazo de quince días, de acuerdo con lo establecido por el artículo 116. 2 de la Constitución.

La sesión puede seguirse íntegra  por los canales habituales, tanto a través de la página web del Congreso como en YouTube (Canal Parlamento) y los perfiles institucionales en medios sociales. La emisión es accesible para personas con discapacidad auditiva, en lengua de signos y con subtítulos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado, durante su intervención en el Pleno del Congreso que ha autorizado la prórroga del estado de alarma hasta las 00:00 horas del día 24 de mayo, que la desescalada se abordará con prudencia y desde la unidad. Además, ha destacado que ese proceso será cogobernado por el Ejecutivo y las comunidades autónomas.

Durante su comparecencia ante el Pleno de la Cámara Baja, el jefe del Ejecutivo ha defendido la importancia de extender el estado de alarma, decretado el 14 de marzo para gestionar la crisis del COVID-19 y prorrogado en tres ocasiones con la autorización del Congreso de los Diputados, por razones sanitarias, económicas y sociales.

Pedro Sánchez ha recordado que si hace siete semanas y media la propagación del virus crecía diariamente un 35%, esa tasa es ahora del 0,31%, y ha asegurado que el resto de indicadores también demuestra, "con toda la prudencia", que la enfermedad está siendo controlada y el sistema sanitario ya no está colapsado.

Esa mejora -ha manifestado- se ha conseguido con muchos sacrificios y "avanzando juntos" y también gracias al estado de alarma. Tras esa "victoria parcial", España puede plantearse la fase de desescalada, que requiere de ese mismo instrumento legal porque es el único "que permite cegar las vías de contagio del virus cuando todavía conserva buena parte de su potencial letal", según ha argumentado.

Frenar la propagación del virus -ha añadido- exige limitar durante unas semanas más el derecho a la libre circulación y el derecho de reunión, con el objetivo último de salvar vidas y garantizar la salud pública. Sánchez ha señalado que, aunque cada vez sean menos severas, esas restricciones solo son posibles con el estado de alarma, la herramienta constitucional pensada para luchar contra pandemias y emergencias sanitarias, como establece expresamente la Ley Orgánica que desarrolla el estado de alarma.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que el fin del estado de alarma no es la recentralización, sino evitar que el virus se desplace sin control entre provincias. También ha negado que busque limitar las libertades: "Todos los derechos de la Constitución están intactos".

La única meta del Gobierno -ha recalcado- es culminar el "gran logro colectivo alcanzado" para seguir protegiendo a todos los ciudadanos y recuperar la actividad social y económica. "Lo que hay que votar es si descendemos gradualmente o rompemos filas, si impera la unidad o se impone el sálvese quien pueda", ha expuesto para pedir el voto a favor del "arma jurídica imprescindible para completar la victoria frente al virus".

Pedro Sánchez ha sostenido que "no hay aciertos absolutos en la gestión de la pandemia" por parte de ningún gobierno o partido de la oposición, "pero sí puede haber errores absolutos". Levantar ahora el estado de alarma -ha defendido- sería un error total e imperdonable que el Ejecutivo no va a cometer. El presidente ha exhortado a evitarlo en nombre de todos los fallecidos y los enfermos por la pandemia y de los miles de profesionales sanitarios que a diario luchan contra ella.

En memoria de las víctimas -ha anunciado Sánchez-, el Gobierno decretará luto oficial cuando la mayor parte del país esté en la fase 1 de la desescalada, y se celebrará un homenaje público cuando se den las necesarias condiciones de salud pública.

En relación con la desescalada, el jefe del Ejecutivo ha abogado por la cautela en cada una de sus cuatro fases de aplicación y ha pedido a la ciudadanía que extreme su responsabilidad. Este regreso a la normalidad -ha explicado- será asimétrico y cogobernado por el Gobierno y los ejecutivos autonómicos. Aunque las validaciones últimas dependen del Ministerio de Sanidad y de la evolución del virus, el proceso es adaptable y participativo y las comunidades autónomas tendrán un "papel protagonista", ha apuntado.

Sánchez ha detallado que las comunidades remitirán a Sanidad sus propuestas, indicando los territorios que cambian de fase, las medidas que van a adoptar, un análisis de las capacidades estratégicas del sistema sanitario y de la evolución epidemiológica y cualquier aspecto económico, social o de movilidad relevante.

Entre los requisitos que deberán cumplir, figuran la capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días entre 1,5 y dos camas de Cuidados Intensivos por cada 10.000 habitantes y la actualización del panel de indicadores sobre su situación. Sanidad estudiará con cada comunidad la propuesta planteada y se adoptará una decisión, preferentemente de manera consensuada. Además, las comunidades tendrán capacidad interpretativa de las órdenes que se dicten.

Europa -ha reiterado Pedro Sánchez- es una pieza clave en la salida de la crisis. "Necesitamos un Pacto en la Unión Europea ambicioso, que esté a la altura de las circunstancias", ha indicado el presidente, que ha rechazado el uso de "fórmulas fáciles que suponen endeudarnos de forma perversa y engañosa".

El camino de la solidaridad y la unión -ha agregado- es el único posible en Europa y también en España: "Necesitamos apoyar un Pacto de Reconstrucción Social y Económica, trabajarlo unidos, de forma proactiva, confiando en que tenemos lo que necesitamos". Sánchez se ha comprometido a atender las propuestas que los partidos presenten en la comisión parlamentaria creada para abordar ese Pacto.

A lo largo de su intervención, el presidente ha repasado las principales iniciativas adoptadas por el Ejecutivo frente al coronavirus desde que se decretó el estado de alarma. El coste total de las actuaciones es de 139.000 millones de euros, incluyendo 4.300 para medidas sanitarias, 107.000 para las de carácter económico, 27.000 para las del ámbito laboral y 816 millones para sostén social.

Sánchez se ha referido al reparto de material de protección por parte del Ministerio de Sanidad, las labores de presencia y desinfección realizadas por el de Defensa y las 770.000 propuestas de sanción a ciudadanos formuladas por Interior por incumplir el estado de alarma. "El noventa y nueve por ciento de la población española ha tenido un comportamiento modélico", ha precisado.

También ha mencionado la puesta en marcha del fondo de reconstrucción no reembolsable dotado con hasta 16.000 millones para financiar a las comunidades autónomas, las líneas de avales ICO -que se concentran en pymes y autónomos-, el impulso de la investigación y la ciencia, la prohibición del corte de suministros para colectivos vulnerables, la moratoria en el pago de las cuotas de los préstamos universitarios y la lucha contra la violencia machista, entre otras actuaciones.

El jefe del Ejecutivo ha informado de que 570.000 trabajadores se han beneficiado ya de la consideración de incapacidad temporal, asimilada a baja laboral por accidente de trabajo, a causa de la enfermedad. Y más de cuatro millones de trabajadores cuentan con las medidas de protección por desempleo debidas a suspensiones o reducción de jornada.

Por otra parte, casi 50.000 empresas y autónomos han solicitado el aplazamiento hasta el 30 de junio del pago de sus deudas con la Seguridad Social, y 1.125.000 autónomos han podido acogerse a la moratoria de seis meses de las cotizaciones a la Seguridad Social. Además, un total de 1.233.000 autónomos han solicitado la prestación extraordinaria por cese de actividad; hasta el 1 de mayo se le ha concedido al 93%.

"Queremos que exista una red para que nadie caiga, queremos un escudo social para que nadie resulte herido. No dejar a nadie atrás ha sido nuestra guía y lo seguirá siendo", ha manifestado.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas