x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

27
Jul
2018
Los trabajos en la Laguna del Aceite de Arganda se prolongarán tres años mas PDF Imprimir E-mail
Zona Este - Arganda del Rey
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por CAMYa se han extraído 39.500 toneladas

La Comunidad de Madrid ha aprobado un presupuesto anual de 3,5 millones de euros para continuar la extracción de residuos en la laguna de los aceites de Arganda del Rey en su siguiente fase, cumpliendo así su compromiso de lograr la completa restauración medioambiental del entorno.

Para conocer los avances logrados durante la primera fase de extracción y valoración energética de los recursos, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, ha visitado hoy esta zona del Parque Regional del Sureste. Desde que en julio de 2015 comenzó el bombeo regular de los residuos se han extraído 39.500 toneladas de aceites industriales.

Por su carácter altamente contaminante, los aceites son analizados en el momento de su extracción y trasladados a centros de gestión, para su recuperación como combustible alternativo para la producción de cemento, contribuyendo de este modo al mantenimiento de la economía circular en la región. Las 39.500 toneladas extraídas han permitido preparar un combustible que ha generado la energía equivalente a la electricidad consumida durante un año por más de 105.000 hogares de cuatro miembros.

Los trabajos de limpieza y recuperación medioambiental suponen una de las mayores actuaciones ejecutadas en Europa en un espacio natural protegido, contaminado por residuos de aceites industriales cuyo origen se remonta a más de 20 años. Como ha señalado Izquierdo, “pronto dará comienzo la siguiente fase, que consiste en la extracción mecánica y valorización energética de los residuos de la parte más profunda de la laguna principal, y de la laguna Sureste, donde estimamos que hay unas 20.000 toneladas de aceite”.

La duración de esta fase será de tres años y comenzará con la construcción de una pantalla impermeabilizante de cemento-bentonita para rodear el perímetro de la laguna principal, lo que permitirá bombear el agua subterránea y trabajar en seco, evitando el riesgo de afección a las aguas del acuífero.

Esta segunda fase (1B del proyecto) tendrá una mayor complejidad técnica, dado que el residuo de las partes más profundas de la laguna principal es más denso y viscoso. Una vez que esté evacuado, la laguna se irá rellenando con tierras y materiales limpios.

Otra dificultad en la limpieza es la extrema acidez de los residuos, especialmente en los materiales semisólidos que rellenan la laguna del Sureste, así como la dificultad de extracción por debajo del acuífero en la laguna principal, para evitar el riesgo de afección al agua. Por ello, durante la ejecución de los trabajos se ha llevado a cabo un exhaustivo seguimiento y control ambiental, fundamentalmente del agua, por medio de la red perimetral de sondeos de control que se ha ido construyendo desde que se inició la investigación de este emplazamiento.

Izquierdo ha señalado que la Comunidad está trabajando para hacer posible la completa desaparición los residuos de aceites industriales contaminantes y ha recalcado que el objetivo es alcanzar la completa restauración ambiental del entorno, incluida su biodiversidad, ya que el Parque Regional del Sureste resulta especialmente atractivo para las aves. Con ello, ha afirmado, “mantenemos una firme apuesta por el cuidado de nuestro entorno que supondrá, sin duda, una mejora en la calidad de vida de los madrileños”.

El proyecto está liderado por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y cuenta para su desarrollo con la colaboración de la Empresa Pública de Transformación Agraria, TRAGSA. Además, se ha contado con el asesoramiento científico de la Universidad Politécnica de Madrid y su unidad especializada en remediación de suelos contaminados, un campo en el que también se han tenido en cuenta los avances realizados por el IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario).

Según las explicaciones facilitadas a ambos responsables políticos, la complejidad del proceso viene determinada por la existencia de acuíferos subterráneos que obligan a que todos los pasos deban hacerse con el máximo control para que no se produzca la contaminación de esos acuíferos. Según los datos ofrecidos por el técnico responsable, quedan unas 20.000 toneladas de residuo sólido por extraer. Extracción que comenzará una vez finalice la del residuo líquido del que quedan alrededor de 4.000 toneladas por sacar. En resumen, y según sus palabras, quedan  tres años para extraer todos los residuos, para después proceder a la descontaminación de los suelos.

Tras recibir estas explicaciones y a preguntas de los periodistas, el alcalde Guillermo Hita ha señalado que: “estamos medianamente satisfechos en la medida que vemos que esto progresa, pero descontentos porque hubiéramos querido que fuera a mayor ritmo. Satisfechos estaremos el día que podamos disfrutar de esta zona sin problemas ambientales”.

Por último, Guillermo Hita ha agradecido al Consejero el que haya venido a Arganda para ver el problema de primera mano, y cuál es la repercusión sobre el entorno natural del Parque del Sureste. Por su parte, el consejero Carlos Izquierdo, ha señalado que su Consejería seguirá pendiente de que no decaiga el ritmo de descontaminación del entorno.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas