x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

23
Abr
2012
Rubalcaba toma posiciones en la Zona Este PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Análisis
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Tres de las cuatro votaciones en ciudades las ha perdido el candidato tomasista

Con el Superdomingo de ayer terminaba el ciclo de congresos locales en el PSM, y eso significa que ya se puede hacer un balance de cómo queda el poder interno dentro del PSOE de Madrid en la Zona Este.

Y el primer titular es muy claro: Tomás Gómez pierde poder debido al empuje de los candidatos rubalcabistas. Tanto es así que en tan sólo una de las votaciones, por cierto, cargada de polémica, ganaba el candidato tomasista: la Agrupación torrejonera, mientras que las dos localidades en las que mantiene el poder la corriente del líder del PSM lo hace porque sólo se presentó una lista en el Congreso, como es el caso de San Fernando y Arganda.

Así, el Secretario General del PSOE recorta distancias con el líder del PSM dejando el balance en tres contra tres, siendo el gran cambio el producido en Alcalá, la agrupación más grande de la zona que a dicho “No” al candidato tomasista.

Así, junto a Alcalá, la corriente más moderada del PSOE mantiene Rivas y Coslada, dos feudos, sobre todo el último, donde Tomás Gómez nunca lo ha tenido fácil. Especialmente significativo es el caso ripense, que, tras votar mayoritariamente a la lista pro Gómez en la elección de delegados para el Congreso Regional, ahora se decanta por la candidatura pro Rubalcaba.

Por municipios, el mayor cambio se produce en Alcalá, donde Javier Rodríguez vuelve, después de muchos años, a aglutinar todo el poder dentro del partido. Rodríguez Palacios, así, sucede a un Eusebio González que decidió no tomar partido en la batalla y enviar a un valido, Juan Manuel Romero, con las desastrosas consecuencias conocidas: menos de un 30% de los votantes apoyaron la candidatura del líder del PSM.

Y es que la empresa de Romero no era fácil: debía descabalgar al hombre que ha conseguido quitar la mayoría absoluta a Bartolomé González, y con una lista mucho menos mediática que la del Portavoz del PSOE complutense. No obstante, el nuevo líder no lo tendrá fácil, pues en la lista de su oponente se encontraba el Secretario General de Juventudes Socialistas, por lo que, de no llegar a un acuerdo, podría haber tensiones entre los mayores y los cachorros del partido.

También la candidatura rubalcabista se alzaba con la victoria en Rivas, donde Carmen Pérez se convierte en la nueva Secretaria General del partido, tras derrotar a la encabezada por Pilar Jiménez, y en la que se encontraba Mónica Carazo. Así, los ripenses optan por la continuidad con las mismas ideas, aunque sin los mismos nombres, y eso a pesar de haber perdido el poder en la localidad tras conseguir IU la mayoría absoluta necesaria para no tener que pactar con nadie.

También por la continuidad optaron los cosladeños, que entregaron, una vez más, el poder a Ángel Viveros, en lugar de a Teresa González Ausín, la líder de la candidatura pro Gómez. Viveros, ex alcalde de la localidad, conseguía un apoyo importante de sus afiliados, a pesar de que las últimas decisiones del socialista hayan sido muy cuestionadas tanto dentro como fuera del partido, y de que la sentencia absolutoria de Raúl López supusiese un fuerte varapalo. Pero Viveros se rehízo y consiguió una victoria que, al menos, hasta ayer, le convertía en la imagen de la oposición a Gómez, y es que la llegada de Rodríguez Palacios, con la Agrupación más grande de la Zona Este, puede dificultar ese liderazgo al ex alcalde de Coslada.

Y en el lado tomasista, tan solo una alegría: Torrejón, que era la primera agrupación en celebrar su Asamblea, era también la única victoria electoral del líder del PSM. Guillermo Fouce, siempre muy cuestionado dentro y fuera de su partido, conseguía, por muy pocos votos hacerse con el control del partido en una noche en que se jugaba un derbi entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid.

Y para terminar, las dos agrupaciones en las que, o bien la guerra ya se libró hace meses, o bien, el consenso y la negociación llevaron a la presentación de una única lista. En el primer caso se encuentra San Fernando, donde Javier Corpa conseguía, de facto, el control del partido tras el abandono de Manuel González Rojo. Corpa, así, solo necesitaba pasar por un Congreso para conseguir la validación de su triunfo en la mesa de negociaciones.

El caso de Arganda, `por el contrario, tiene mucho más que ver con la negociación y la inexistencia real de oposición vertebrada a la figura de Viqui Moreno, la secretaria general del partido desde ayer, y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento. Sólo así se comprende que la candidatura única gane por poco más de un 60% de votos, a pesar de ser la única lista presentada.

Estos resultados confirman y acentúan la tendencia ya demostrada por los militantes socialistas en el pasado Congreso Regional: la oposición a Tomás Gómez crece y se moviliza, por lo que muy pronto el líder del PSM podría tener serios problemas para controlar su partido.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

A Todo Color



































Noticias Relacionadas