x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

10
Dic
2017
Torrejón y Alcalá, dos formas de entender la Navidad PDF Imprimir E-mail
Lente de Aumento - Análisis
Compartir en MenéameCompartir en TuentiCompartir en Buzz it!Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Foto cedida por Ciudad de la NavidadEl nuevo concepto de Navidad estrenado por Alcalá rivaliza con las Mágicas Navidades torrejoneras

Después de ocho años dejando el camino libre a Torrejón, Alcalá decidía entrar en la batalla por tener unas Navidades que atraigan turismo a su localidad, y lo cierto es que la acogida no ha podido ser mejor. Con una fiesta con dos focos de atracción perfectamente diferenciados, el Ferial y Plaza de Cervantes, la Navidad complutense intenta diferenciarse de una Navidad concentrada en la zona centro como es la de Torrejón.

Y eso que, en esencia, ambas tienen enormes parecidos. Así en ambas hay noria gigante (la de Alcalá mide dos metros de altura más que la de Torrejón), ambas tienen pista de hielo (la de Alcalá al aire libre al estilo de la que se instala cada año en el Rockefeller Center de Nueva York; mientras que la de Torrejón es cerrada) presidida por un Papa Noel gigante (el de Alcalá de diez metros y el de Torrejón, hinchable), y ambas tienen tobogán de hielo (el de Alcalá con una altura mucho mayor), además de muchas atracciones para los niños (en Alcalá, repartidas por el Recinto Ferial y Plaza de Cervantes, y en Torrejón concentradas en la Plaza y calle Hospital).

También las dos navidades tienen mercado (el de Alcalá presume de ser como el mercado cervantino y a imagen y semejanza de los que se montan en las grandes capitales europeas; mientras que el de Torrejón está concentrado en Plaza de España y Calle Enmedio), y elementos de ambientación navideña (en Torrejón, la Ciudad de los Sueños; y en Alcalá, el Poblado Navideño de Plaza de Cervantes, presidido por un árbol de Navidad gigante).

Un circo, (también con diferencias, pues el de Alcalá no tiene animales, mientras que el de Torrejón, si), ocupa el Recinto Ferial de las dos ciudades; mientras que los Belenes (en Alcalá, el Monumental de la Fábrica GAL y el cisneriano; y en Torrejón, los de las Asociaciones, el del Ayuntamiento, y el del Museo de la Ciudad) se distribuyen por toda la ciudad, al igual que la iluminación navideña.

Y entre las diferencias, la más destacada es la presencia de la Puerta Mágica en pleno centro de la Plaza Mayor de Torrejón. Alcalá, por su parte, tiene al mismísimo Ratón Vacilón y La Cárcel en su recinto ferial; y una Feria del Libro navideño en Plaza de Cervantes. Y para terminar, el único dato oficial ofrecido por los Ayuntamientos sobre la cantidad de visitantes recibidos: el Belén Monumental de Alcalá superaba los 16.000 visitantes en menos de una semana.

Eso sí, ambas ya pueden presumir de no ser una Navidad al uso, ya que Torrejón acaba de ser elegida "Capital Europea de la Navidad 2018" además de Fiesta de Interés Turístico Regional; y Alcalá es, desde hace 19 años, Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar







































































Mitula



















A Todo Color



































Noticias Relacionadas